5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

El santuario y los lagos de Covadonga en los Picos de Europa

La naturaleza premió a Covadonga con unos paisajes de escándalo en los que los lagos, las montañas y las vacas parecen haber sido colocados por un decorador. El ser humano colaboró con la construcción de un santuario en los Picos de Europa, convertido en lugar de peregrinación. Y la historia –y también el ser humano, que es quien la escribe– le añadió un halo de gloria, coraje y valentía.

Real Sitio Covadonda Basilica Salto
Saltando frente a la Basílica de Santa María la Real de Covandonga

Más allá de la batalla, de Don Pelayo y de si fue tan importante como nos han enseñado en las clases de historia toda la vida, la visita a Covadonga con sus lagos y su santuario es una obligación en Asturias.

Te contamos cómo llegar al Santuario de Covadonga, sus horarios y lo que encontrarás en su interior. Y también cómo subir a los lagos –que están cerca, pero no tanto–, dónde están los miradores y las rutas de senderismo. Solo te queda cargar la batería y prepararte para hacer muchas fotos, seas o no creyente, tanto de la religión como de la importancia de la batalla.

Dónde están y cómo llegar al santuario y los lagos de Covadonga

Empezamos por el principio. Sabes que tienes que visitar los lagos de Covadonga y el santuario, pero ¿dónde están? Ya hemos dicho antes que están en Asturias, en los Picos de Europa. Más concretamente, en el concejo de Cangas de Onís. Y, específicamente, en la parroquia de Covadonga. Sí, Covadonga es un lugar y de ahí el nombre de Basílica de Santa María la Real de Covadonga.

Si vas en coche, puedes llegar hasta el santuario en cualquier momento del año –aunque en temporada alta puedes tener problemas para encontrar un lugar donde aparcar–. Solo tienes que seguir las indicaciones de Google Maps.

Lagos de Covadonda Cardo Azul
El cardo azul, típico de los Picos de Europa

En temporada alta, solo podrás llegar en tu propio vehículo hasta ahí. Para subir a los lagos de Covadonga tendrás que usar el autobús de ALSA: se prohíbe la circulación a vehículos privados para evitar atascos y accidentes. Hablamos de casi 12 kilómetros –la distancia entre la basílica y los lagos– de carretera estrecha, con giros muy cerrados y una pendiente muy pronunciada.

La mejor opción, para evitar problemas de aparcamiento y de acceso, es llegar a Covadonga en autobús. Puedes ir tanto a la basílica como a los lagos en autobús desde Cangas de Onís. Otra posibilidad, también sin conducir y, además, con guía, es contratar una excursión a Covadonga desde Oviedo, Gijón o Cangas de Onís. Si quieres aprovechar el día y visitar más lugares, reserva la excursión a Covadonga, Cangas de Onís y Lastres desde Oviedo o Gijón.

El santuario de Covadonga en la cueva de la Virgen y la basílica

Comenzamos nuestra visita a Covadonga por la parte creada por el ser humano: el santuario en la Santa Cueva y la Basílica de Santa María la Real de Covadonga. Es el Real Sitio de Covadonga.

Un poco de historia: Don Pelayo y la batalla de Covadonga

La historia cuenta que Don Pelayo y sus tropas se refugiaron en la cueva de la Virgen en la batalla de Covadonga, a principios del siglo VIII. La intercesión de la Virgen habría consistido en alimento para los hombres en forma de miel entre las rocas y suponemos que alimento espiritual para levantar la moral de los que tuvieron que refugiarse del ataque musulmán.

Real Sitio Covadonda Basilica Don Pelayo
La estatua de Don Pelayo en la esplanada frente a la basílica

El caso es que, tras ese “descanso” y según las crónicas cristianas –escritas muchos años después–, la batalla giró de lado y acabó por ser la primera victoria de las tropas cristianas. Según los musulmanes, solo eran 30 los refugiados en la cueva y decidieron retirarse porque tampoco ellos estaban cómodos en el asedio.

Siglos después, la batalla de Covadonga se convirtió en el origen de la Reconquista. Sí, antes de la televisión, la prensa y las redes sociales ya había campañas de marketing. Incluso hay historiadores que, hoy en día, dudan de que se produjera la batalla o la escaramuza y hasta de la existencia del propio Don Pelayo…

La Santa Cueva: la cueva de la Virgen de Covadonga, La Santina

De lo que nadie duda es de la existencia de la cueva de la Virgen. Básicamente, porque es una hendidura en la roca y está ahí. Y dentro de la cueva está el santuario de Covadonga. El primero lo mandó construir Alfonso I, pero no será el que verás tú hoy. Es cierto que tiene un aspecto de la época, por el estilo, pero es neorrománico, del siglo XX.

Real Sitio Covadonda Santa Cueva Talla Santina
La talla de la Santina en la Santa Cueva

Dentro del santuario está la talla de La Santina. Hay dos versiones sobre la talla original: que la encontraron las tropas de Don Pelayo en la Santa Cueva al refugiarse o que fueron ellos mismos los que la llevaban en la batalla. La actual es del siglo XVI y la donó la Catedral de Oviedo en 1778 después de que un incendio destruyera la original en 1777.

¿Sabías que…?


El nombre de Covadonga parece que proviene del latín cova Dominica, cueva de la Señora. Eso sí, también hay quien dice que hace referencia al salto de agua conocido como el Chorrón que mana bajo la cueva. Según esta versión, sería Cova de onnica, fuente de la cueva, a través del onnika, fuente, del celta onna, río.

No dejes de buscar la tumba de Don Pelayo en la Santa Cueva. Fuera o no un personaje real, fuera o no la batalla de Covadonga un hito en la historia, el caso es que toda la fama del lugar se debe a él.

Real Sitio Covadonda Santa Cueva Tumba Don Pelayo
La tumba de Don Pelayo

La Basílica de Santa María la Real de Covadonga

Todo comenzó con la Santa Cueva y allí estaba el único edificio de culto hasta el incendio de 1777. El incendió que destruyó la talla de la Virgen original también acabó con todo el santuario. A pesar de que los canónigos querían reconstruir el templo, se decidió levantar un edificio mucho más grande: la Basílica de Santa María la Real de Covadonga.

Real Sitio Covadonda Basilica Santa Maria Real Interior
El interior de la basílica

¿Sabías que…?


Para costear las obras de construcción de la Basílica de Santa María la Real de Covadonga se pidió limosna por toda España.

La primera piedra se colocó un siglo después del incendio, en 1877. Tampoco el aspecto de la iglesia hace pensar en el último cuarto del siglo XIX, pero es que se decidió construir en estilo neorrománico. Las obras no se dieron por terminadas hasta ¡1901!

Real Sitio Covadonda Basilica Santa Maria Real Cripta
La talla de marfil de la cripta

Bajo la basílica se encuentra la cripta –con entrada exterior por el lateral–. En su interior, en un altar de mármol, hay una talla de la Virgen con el Niño en marfil, por eso su inclinación siguiendo la forma del colmillo del elefante.

La Colegiata de San Fernando, la Fuente de los Siete Caños y la Campanona

El edificio de paredes de color amarillo ocre que se “cuela” en muchas de las fotos de Covadonga es la Colegiata de San Fernando. Y, además de “colarse”, es el edificio más antiguo del Real Sitio de Covadonga: se levantó a finales del siglo XVI. Puedes entrar y asomarte a su patio interior.

Real Sitio Covadonda Colegiata San Fernando Patio
El patio de la Colegiata de San Fernando

Bajo la Santa Cueva, además del Chorrón y del pequeño estanque, hay una fuente con una leyenda muy especial. Se trata de la Fuente de los Siete Caños, o Fuente del Matrimonio, y la leyenda dice que toda mujer que beba su agua se casará en menos de un año. Ahí queda eso.

Real Sitio Covadonda Santa Cueva Fuente Matrimonio Siete Canos
El estanque del Chorrón y la Fuente de los Siete Caños

Acabamos con la Campanona, que no se llama así simplemente por ser asturiana. El aumentativo es por sus 5.000 kilos de peso y sus tres metros de alto.

La visita al Real Sitio de Covadonga: horarios y precios

La basílica y el santuario de Covadonga abren todos los días del año de 8 h a 20 h, aunque durante las misas se pide no hacer turismo por su interior. Puedes ver los horarios de las misas en su página oficial y también los del museo –3 €– y de la tienda.

Real Sitio Covadonda Santa Cueva Velas
Velas en la entrada de la Santa Cueva

La entrada a la basílica y al santuario de Covadonga es gratuita.

Dónde aparcar

Si has decidido llegar con tu coche hasta el Real Sitio de Covadonga, puedes buscar aparcamiento delante de la tienda y del museo, o en los laterales habilitados de la carretera que llega hasta allí. Te los marcamos en el mapa más abajo.

Los lagos de Covadonga

Los lagos de Covadonga son uno de los lugares más fotografiados y visitados de los Picos de Europa en Asturias y no nos extraña en absoluto. Las cimas de las montañas, los colores de la vegetación, el espejo del agua de los lagos y alguna que otra vaca por el mismo precio, los convierten en el resumen perfecto del principado. Por no hablar de la fama que la Vuelta Ciclista a España les ha dado a lo largo de los años.

¿Sabías que…?


Seguro que has oído mencionar cientos veces “los lagos de Covadonga”, pero ¿sabrías decir cuántos y cuáles son esos lagos? Para que no te quedes con la duda, te diremos que son tres lagos: el Enol y el Ercina –con agua todo el año– y el Bricial –con agua solo durante el deshielo–.

El acceso en coche y el autobús a los lagos de Covadonga

Como decíamos antes, el acceso a los lagos de Covadonga con vehículo propio está prohibido en temporada alta. El “problema” es que la prohibición se extiende a los momentos de máxima afluencia: cuando los aparcamientos cerca de los lagos se llenan. Así que te recomendamos no “jugártela” y subir siempre a los lagos en autobús –el precio del billete ida y vuelta es de 9 €–.

Lagos de Covadonda Caballos
Caballos a los lados de la carretera de subida a los lagos de Covadonga

No solo porque puede que llegues y te encuentres con la barrera cerrada, sino también porque los 12 km que separan el Real Sitio de Covadonga de los lagos pueden ser una prueba para los nervios y la habilidad de cualquiera. Nosotros, yendo en autobús, también hubo momentos en que casi preferimos no mirar por las ventanillas en las curvas cerradas sobre el precipicio. Es más, incluso quienes hacen el recorrido a diario pueden tener problemas –ha habido accidentes de autobuses–, no dejes de abrocharte el cinturón de seguridad por si acaso.

Los miradores: el del Príncipe, el de Entrelagos y más

Casi cualquier sitio desde el que mires será un mirador en los lagos de Covadonga. Por eso, para evitar atascos y problemas en la carretera, se han limitado los lugares en los que se puede parar. De hecho, solo hay un par de aparcamientos habilitados para dejar el coche, te los marcamos en el mapa.

El primero, donde para el autobús, es el aparcamiento de Buferrera, junto al Centro de Visitantes Pedro Vidal. Podrás llegar fácilmente al mirador del Príncipe. Hasta allí fuimos nosotros metidos en una niebla densa que no dejaba ver a dos metros con la esperanza de encontrar un hueco que nos permitiera ver los Picos de Europa. Llegamos, pero no hubo apenas hueco…

Lagos de Covadonda Picos Europa Mirador Principe
Un momento de Picos de Europa desde el mirador del Príncipe

Hay otro aparcamiento cerca del mirador de Entrelagos, el más famoso, desde donde puedes ver el lago Enol y el Ercina. Confesamos que ahí ni lo intentamos, es poco más de un kilómetro desde la parada del autobús, pero con esa niebla no merecía la pena.

Hay más miradores en los lagos de Covadonga más alejados de los aparcamientos, a los que hay que llegar a través de senderos. Siguiendo con la familia real, hay un mirador de la Reina –poco más de una hora de caminata aproximadamente–, otro del Rey –una hora– y uno más de la Princesa. Además del mirador de Camba.

La ruta de los lagos

Más allá de los senderos para llegar a los miradores más alejados que comentamos en el punto anterior, hay una ruta circular conocida como ruta de los lagos que pasa junto al Enol y al Ercina. Es una ruta circular de 5,7 km –6,2 km si te acercas al mirador del Príncipe– y poca dificultad que comienza y termina en el aparcamiento de Buferrera.

Lagos de Covadonda Lago Enol Orilla
El lago Enol desde la orilla

También puedes combinar la ruta de los lagos con los miradores. Aquí tienes una ruta que pasa por los miradores del Príncipe, del Rey y de la Princesa, además de acercarse a las minas de Buferrera.

Mapa de Covadonga con el santuario, los lagos y los miradores

La Santa Cueva, la basílica, los aparcamientos, los lagos, los miradores… todo el turismo en Covadonga en un mapa.

Dónde dormir y comer: hoteles y restaurantes

Es posible dormir a pocos metros de la Santa Cueva, en pleno Real Sitio de Covadonga. Hablamos del Arcea Gran Hotel Pelayo de cuatro estrellas. Es ese edificio de paredes azuladas que también se “cuela” en muchas de las fotos. Nosotros visitamos Covadonga como parte del recorrido del tren turístico Costa Verde Express y dormimos en el tren, así que no te podemos dar muchos detalles del hotel. En las inmediaciones también hay hoteles y casas rurales más económicos.

Respecto a dónde comer, también tenemos que decir que no comimos en el real sitio. Lo hicimos en la cercana Arriondas –unos 20 minutos en coche– y disfrutamos muchísimo. Fuimos a El Corral del Indianu, con su estrella Michelin y sus dos soles Repsol, para chuparnos los dedos con el bombón de queso cabrales, chocolate blanco y manzana asada, con la fabada tradicional, con el meloso de ternera y con el arroz con leche.

Tren Costa Verde Express El Corral Del Indianu Fabada
La fabada del estrellado El Corral del Indianu

El Real Sitio de Covadonga y los lagos de Covadonga te esperan. Comenzara o no la Reconquista aquí, la naturaleza hizo un trabajo fabuloso.

¿Quieres ir de viaje a Gijón? Te ayudamos:

  • Busca tu vuelo más barato a Asturias aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Covadonga aquí.
  • Alquila el coche al mejor precio en Asturias aquí.
  • La mejor guía de Asturias aquí
  • Contrata tu tour guiado en Asturias aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • Marta Bosch Vicente
    19 abril, 2024 a las 23:16

    ¡Qué preciosidad, de verdad, Covadonga y los Picos de Europa! Volvería una y mil veces. Un abrazo.

    Responder
    • 22 abril, 2024 a las 09:56

      Hola, Marta. ¡Bienvenida al blog! 🙂
      Es una auténtica maravilla todo el entorno. Estamos seguros de que volverás, nosotros también lo haremos 😉
      ¡Un abrazo viajero!

      Responder