5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Qué ver en Mons: de minas prehistóricas a arte urbano

Puede que Mons no sea de las ciudades más conocidas de Bélgica, pero, desde luego, no es por falta de atractivos. Damos fe de ello. Fuimos a visitarla para conocer su fiesta grande, el Doudou, y nos encontramos con una ciudad llena de monumentos, museos y rincones con encanto. Además de tener un circuito de arte urbano espectacular. No es casualidad que se la conozca como la capital cultural de Valonia: ¡hay muchísimo que ver en Mons!

Que Ver En Mons Colegiata Salto
Saltando junto a la Colegiata de Santa Valdetrudis en Mons

Para convencerte, te llevamos “de paseo” por todos los lugares que tienes que visitar en Mons. En la ciudad, en el “Grand Mons” –con los pueblos que la rodean– y en la región de Mons, que incluye la zona minera del Borinage. No te preocupes, está todo muy cerca, podrás llegar en bici, si sabes.

Del arte urbano del siglo XXI a unas minas neolíticas, ¡hay para todos los gustos! Y también Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Sigue nuestros consejos y no te perderás nada.

Nuestros lugares que ver en Mons ciudad

Empezamos con los lugares que ver en Mons ciudad. El casco histórico es pequeñito, así que podrás recorrerlo todo a pie: las distancias son muy cortas.

La Grand-Place, el ayuntamiento y el mono de Mons

Como pasa en toda buena ciudad de Bélgica, lo primero que tienes que ver en Mons es la plaza mayor: la Grand-Place. Es el corazón del casco histórico y donde tiene lugar el combate del Lumeçon entre San Jorge y el dragón, el culmen de la fiesta del Doudou de Mons a la que tuvimos la suerte de asistir.

Doudou de Mons Combate Grand-Place
La Grand-Place con la arena y miles de personas esperando al Doudou

La Grand-Place de Mons, además, es un compendio de estilos arquitectónicos con edificios desde el siglo XV hasta contemporáneos. Góticos, renacentistas, barrocos, neoclásicos… ¡no falta de nada! Aunque el que más llama la atención es el ayuntamiento, que también tiene un mix de estilos: es gótico pero con añadidos posteriores. Puedes visitar algunas de sus salas, cuando nosotros fuimos estaba en obras y no pudimos entrar –pregunta en la oficina de turismo en la misma Grand-Place–.

Que Ver En Mons Ayuntamiento Cerradura
La cerradura de la puerta del ayuntamiento

Las obras tampoco nos permitieron saludar a uno de los símbolos de la ciudad: el mono de Mons. Está en la fachada del ayuntamiento. No se sabe bien si es mono o mona, cuál es su origen y se dice que, si lo tocas con la mano izquierda, tendrás un año de suerte. ¡Nosotros la tendremos gracias al pelo del Doudou!

Rincón Salta Conmigo


No dejes de cruzar el patio del ayuntamiento hasta el jardín del burgomaestre –el alcalde– con la escultura Le Ropieur –el pícaro–.

El castillo de los condes y el beffroi

En lo alto del casco histórico se alza el castillo de los condes, o lo que queda de él. Fue la residencia de los condes de Hainant entre los siglos IX-XV y lo de “lo que queda de él” es porque después se fue desmantelando. Resisten algunos tramos de la muralla del siglo XI y, en el jardín en lo alto del castillo, la Conciergerie y la capilla románica de San Calixto.

Que Ver En Mons Castillo Capilla San Calixto
La capilla de San Calixto

En el mismo Parc du Château se alza el beffroi, la torre-campanario del castillo que, con sus 87 metros de altura, nos vigiló mientras paseábamos por el casco histórico de Mons. Grande es un rato. Victor Hugo la describió como «una enorme cafetera, flanqueada […] por cuatro teteras más pequeñas”. Que no sabemos si es bueno… Junto a otras torres-campanarios municipales de Bélgica y Francia, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es la única barroca de Bélgica. Las vistas desde lo alto, a pesar de los cristales, son muy bonitas. En su web tienes la información práctica sobre la visita.

Que Ver En Mons Beffroi Vista
La vista de Mons desde lo alto del beffroi

Rincón Salta Conmigo


Para llegar al castillo, pasa por el jardín Fernand Dumont, el patio donde encontrarás una iglesia transformada en casa y la Ruelle César.

La colegiata de Santa Valdetrudis de Mons

Hay otro sitio que no puedes dejar de visitar en Mons, el edificio con más valor histórico y patrimonial de la ciudad. Hablamos de la colegiata de Santa Valdetrudis de Mons, la santa patrona y fundadora de la ciudad cuyas reliquias se conservan aquí –y también son protagonistas de uno de los momentos más emotivos de la fiesta del Doudou–. Se construyó entre 1450 y 1621 como iglesia privada de las canónigas de Santa Valdetrudis.

Que Ver En Mons Colegiata Interior
Interior de la colegiata de Mons

En su interior no puedes perderte las reliquias de la santa, por un lado el cofre con el cuerpo y por otro la cabeza; las estatuas y relieves de alabastro de Jacques du Broeucq en el coro y en el transepto; las vidrieras del ábside; las esculturas de San Miguel matando al diablo y de Santa Valdetrudis, y el carro de oro, usado en la procesión de Santa Valdetrudis durante el Doudou. Pero no dejes de fijarte en todo.

Doudou de Mons Carro Oro Colegiata
El Carro de Oro

El arte urbano: la ruta de murales y esculturas

En Mons el arte vive en la ciudad. “L’art habite la ville” es el nombre de la iniciativa que ha llenado las calles de Mons de murales de grandes artistas urbanos de todo el mundo. La capital cultural de Valonia no solo tiene patrimonio con siglos de historia, sigue renovándose cada día. El circuito nació en 2015, cuando Mons fue capital europea de la cultura, y siguen llegando artistas para crear nuevas obras cada año. Echa un vistazo a nuestro artículo La ruta de murales de Mons: el arte urbano que vive en la ciudad, con todas las obras y un mapa. En la oficina de turismo también puedes hacerte con un mapa en papel para encontrar todos los murales y esculturas que hay en el casco histórico.

Que Ver En Mons Murales
Don’t sleep on your dream, de Noir-artist

El Quartier du Fripiers, el más animado de la ciudad

Otra obra de arte urbano es la que le ha dado color a los adoquines de la rue des Fripiers. El barrio en el que se encuentra, el Quartier du Fripiers, es el más animado de Mons: lleno de bares, restaurantes y pequeñas tiendas de diseño. Además, en su entrada, al principio de la rue de la Coupe, junto a la Grand-Place, nos encontramos con una estatua de Botero, Mujer a caballo. Se colocó con motivo de una exposición sobre el artista en el BAM –Museo de Bellas Artes de Mons–, pero se ha mantenido una vez acabada, así que puede que se quede.

Que Ver En Mons Rue des Fripiers
Los adoquines de colores de la Rue des Fripiers

El tribunal de justicia, el Teatro Le Manège y la Tour Valenciennoise

En el casco histórico de Mons nos llamaron la atención tres edificios muy cercanos entre sí. Dos son contemporáneos: el gran complejo del tribunal de justicia –Cours de Justice– y el curioso Teatro Le Manège –curioso porque se pueden ver los espectadores desde la calle–. Y otro es la Tour Valenciennoise, del siglo XIV, la única torre que queda de la muralla medieval de Mons.

Que Ver En Mons Teatro Le Manege
El Teatro Le Manège

¿Sabías que…?


El Teatro Le Manège es parte del “kilómetro cultural de Mons”, un circuito que incluye seis edificios contemporáneos nacidos con la capitalidad de la cultura europea de Mons en 2015. Además del teatro, la que fue sede de la Fundación Mons 2015; el Arsonic, un centro de música emergente que tiene hasta una “capilla del silencio”; un complejo de apartamentos llamados “I love Mons”; otro teatro, la Maison Folie, y la Manège de Sury, una incubadora y espacio de coworking. Si te gusta la arquitectura contemporánea, este es tu barrio.

Otros edificios que tendrías que visitar en Mons

Por supuesto, hay más edificios en el casco histórico de Mons que merecen una parada. Dos son iglesias: la de San Nicolás en Havré y la de Santa Isabel. Cerca de esta última están el neoclásico Palacio de Justicia y la modernista Maison Losseau, que se puede visitar por dentro, eso sí, no durante el fin de semana del Doudou.

Junto a la rampa del castillo, donde se encuentra el albergue de Mons –también en un edificio peculiar– está la Maison Espagnole, casa española. No tiene nada de española y mucho de flamenca… de cuando Flandes era español. En los límites del casco histórico está la Tour du Val des Ecoliers, lo único que queda de la abadía del mismo nombre.

Que Ver En Mons Maison Espagnole
La Maison Espagnole con el beffroi detrás

Ah, y la gran estación de trenes diseñada por Santiago Calatrava, que representaría un dragón, en homenaje al Doudou. Bueno, para cuando se acabe, que todavía no se sabe cuándo será. Y eso que el proyecto es de 2004…

El Museo del Doudou

Si no tienes ocasión de vivir la fiesta del Doudou en Mons, o aunque la tengas, te aconsejamos visitar el Museo del Doudou. Allí aprendimos más sobre la historia de Santa Valdetrudis, sobre el origen de la leyenda de San Jorge y el dragón y sobre todos los personajes de esta fiesta declarada Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO. Un museo interactivo en el que al final puedes poner a prueba lo aprendido con juegos. A nosotros no nos fue muy mal… En su web tienes información de precios y horarios.

Que Ver En Mons Museo Doudou
Dibujos en el Museo del Doudou

El Mundaneum: “Google en papel”

Mons también aparece en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO con el “Google en papel”. Que ¿qué es el “Google en papel”? Pues es el Mundaneum: un archivo ideado entre finales del siglo XIX y principios del XX por dos abogados belgas, Paul Otlet y Henri La Fontaine –premio Nobel de la paz en 1913–.

Su objetivo era catalogar todo el saber del mundo, todos los libros escritos hasta la fecha. Inventaron un sistema especial de clasificación, con códigos que indicaban la disciplina, la fecha, el lugar de publicación, el idioma, etc. de los libros que todavía se utiliza en muchas bibliotecas. Todo esto recopilado en fichas escritas a mano, claro. ¡Llegó a haber 18 millones de fichas que suponen 6 km de documentos!

Que Ver En Mons Mundaneum Fichas
Fichas del Mundaneum, el Google en papel

Fue el mismo Google “quien” lo apodó el “Google de papel”, el nombre de una exposición organizada por el buscador en el Mundaneum. Sí, porque Mundaneum es el nombre del archivo, pero también del espacio expositivo de Mons donde se guardan las fichas y los muebles originales en los que se conservan. Hay que decir que este museo es un poco friki, pero a nosotros nos fascinó. En su web tienes información sobre la visita.

El Museo François Duesberg

Hay muchos más museos que visitar en Mons si tienes tiempo, desde el BAM –el Museo de Bellas Artes de Mons– que suele tener exposiciones de grandes artistas hasta el Mons Memorial Museum, dedicado a reflexionar sobre las atrocidades de las guerras. Pero a nosotros nos suscitaba curiosidad el Museo François Duesberg, sobr​​e todo por su colección de relojes de estilo imperio francés, que habíamos leído que era una de las más importantes del mundo.

Que Ver En Mons Museo Francois Duesberg
Unos cuantos relojes del museo

La visita fue toda una experiencia. No solo por ver los relojes en sí, unas obras llenas de detalles que son pura virguería. Es que, por casualidad, nos encontramos con el mismísimo barón François Duesberg que nos dio una vuelta por su museo, que en teoría estaba cerrado. Le encontramos charlando en la entrada con un coleccionista de relojes de Bruselas que también nos acompañó. Lo dicho, ¡toda una experiencia! Aquí tienes la información práctica del museo. Nosotros nos enteramos después de que el barón nos había cobrado el doble del precio del museo pero, oye, lo teníamos para nosotros solos…

Qué visitar en los alrededores de Mons y su región

Si tienes un poco más de tiempo, no deberías quedarte solo en la ciudad: hay muchos sitios que visitar en los alrededores de Mons y en su región. ¿Cómo llegar? Hay transporte público a la mayoría de ellos, pero lo más cómodo es alquilar una bici eléctrica. Puedes hacerlo directamente en la oficina de turismo, aquí tienes la información.

Algunas visitas también puedes hacerlas con guía. A nosotros nos acompañó Montserrat Soler, una montesa de origen español. La puedes encontrar en la página de Facebook Les Terri-bles –por los escoriales de las antiguas minas, terrils en francés–. Será quien te contestará si escribes en castellano. También hace visitas guiadas al viñedo Domaine du Chant d’Eole, cerca de Mons.

SILEX’S: bajar a una mina prehistórica

¿Qué te parece la idea de bajar a uno de los sitios mineros más antiguos del mundo abiertos al público? Puedes hacerlo en SILEX’S, el museo construido sobre una mina de silex datada entre el año 4.000 y el 2.500 a.C. Se encuentra en Spiennes, a unos 6 km de Mons. Las minas neolíticas de sílex de Spiennes también fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aquí tienes la información práctica del museo. Infórmate con antelación sobre la bajada a las minas porque se hace en grupos en ciertos horarios y, a veces, hay que reservar.

Que Ver En Mons SILEXS Mina
La mina de SILEX’S

El cementerio militar de Saint-Symphorien

A menos de 4 km del SILEX’S, se encuentra otro lugar único: el cementerio militar de Saint-Symphorien, dedicado a los caídos en la batalla de Mons y en la liberación de la ciudad en la Primera Guerra Mundial. ¿Por qué decimos que es único con la cantidad de cementerios militares que hay? Pues porque aquí, a diferencia, por ejemplo, de los cementerios de las playas del Desembarco de Normandía, hay caídos de ambos bandos: de la Commonwealth y de Alemania. Esa fue la condición que puso el propietario del terreno cuando permitió a los alemanes enterrar allí a sus muertos. Enemigos en el campo de batalla, unidos tras la muerte…

Que Ver En Mons Cementerio Militar Saint-Symphorien
Tumbas del cementerio militar de Saint-Symphorie

Es un lugar donde se respira una paz única y que, por qué no decirlo, es precioso, con sus “islas verdes”, sus árboles y sus tumbas tan sencillas. Por cierto, aquí están enterrados los primeros y los últimos soldados británicos que murieron durante la Primera Guerra Mundial. Puedes buscar la tumba de Maurice James Dease, el primer soldado de la Gran Guerra al que se concedió la Victoria Cross.

El Grand Hornu: historia minera y arte contemporáneo

Todavía nos falta un lugar que visitar en Mons reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en este caso entre los “Sitios mineros importantes de Valonia”: el Grand Hornu. Es una joya de la arquitectura industrial del siglo XIX. Un enorme complejo dedicado a la explotación del carbón que se ha recuperado y en el que, además, se ha construido un edificio contemporáneo que alberga el MACS, el Museo de Artes Contemporáneas del Grand-Hornu. Si te gustan la historia o el arte contemporáneo, es tu sitio. Echa un vistazo a nuestro artículo sobre la visita al Grand Hornu para saber lo que te espera.

Que Ver En Mons Grand-Hornu
La plaza principal del Grand-Hornu

Las huellas de Van Gogh en el Borinage

El Grand-Hornu se encuentra en el Borinage, una zona que se convirtió en la primera región industrial de la Europa continental en el siglo XIX gracias a sus minas de carbón. Fue para evangelizar a esos mineros que llegó aquí en diciembre de 1878 un joven Van Gogh. Solo se quedaría un par de años, hasta diciembre de 1880, pero fue en esta zona donde se convirtió en artista o, al menos, donde tomó la decisión de hacerlo, como le contó a su hermano Theo en una carta.

Casi no quedan obras suyas de esa época, él mismo las destruyó casi todas, y en Mons solo se conserva un dibujo en la Artothèque. Lo que sí se pueden visitar son dos pequeñas casas museos, una en Cuesmes y una en Wasmes. Ambas estaban cerradas por el Doudou cuando fuimos. Pero nos acercamos a Cuesmes, de camino al Grand-Hornu, para ver el mural que le ha dedicado a Van Gogh el artista urbano Spear, parte del proyecto “L’art habite la ville”.

Que Ver En Mons Mural Spear Van Gogh
Mural de Spear

Mapa con los lugares que ver en Mons

Aquí tienes un mapa con todos los lugares que ver en Mons para organizar como mejor te venga tu itinerario por la ciudad y la región.

Dónde dormir en Mons

En Mons dormimos en dos sitios diferentes. El primero es un aparthotel, el Saint-Georges, en el centro de Mons, a cinco minutos andando de la Grand-Place. Tiene apartamentos muy bonitos y totalmente equipados, con vistas a un jardín comunitario. Incluso puedes pedir que te lleven el desayuno si quieres. Aquí puedes ver disponibilidad y precios.

Dormir En Mons Aparthotel Saint-Georges Habitacion
Nuestro apartamento en Saint-Georges

El otro es el Van der Valk Hotel Mons Congrès, un bonito cuatro estrellas con habitaciones muy cómodas y muy buen desayuno, al lado de la estación de trenes. Está muy bien si tienes un tren pronto por la mañana para volver –como era nuestro caso el último día–. Aquí puedes ver disponibilidad y precios y aquí los de todos los hoteles de Mons si ninguno de los dos te convence.

Dormir En Mons Van der Valk Hotel Mons Congres Habitacion
La habitación del Van der Valk Hotel Mons Congrès

Cómo llegar a Mons desde España

Es muy fácil llegar a Mons tanto desde el Aeropuerto de Charleroi Bruselas Sur –CRL–, donde vuela Ryanair, como desde el Aeropuerto de Bruselas-Zaventem –BRU–.

Desde Charleroi hay un bus lanzadera de Flibco que llega en tres cuartos de hora y pasa cada hora y media –es el que va a Lille–. Eso sí, deja en las afueras de la ciudad, allí hay que coger otro bus. Desde Zavantem hay trenes hasta la estación de Mons –alguno para en Bruselas central, pero también los hay directos–. Es más caro y tarda más –una hora y cuarto–, pero es más cómodo.

Que Ver En Mons Batiment Warocque Atardecer
El atardecer sobre el Bâtiment Warocqué

Puedes ver horarios y precios de ambos trayectos, en tren desde Zavantem y autobús desde Charleroi, aquí.

Llegues como llegues, la capital cultural de Valonia te está esperando.

¿Quieres viajar a Mons? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Bruselas aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Mons aquí.
  • Alquila el coche en Bélgica al mejor precio aquí.
  • Las mejores guías de Bélgica aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Bélgica aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No hay comentarios