5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Sørvágsvatn: el increíble lago asomado a unos acantilados en las Islas Feroe

Pocos paisajes te parecerán más desconcertantes que el que rodea al lago Sørvágsvatn, un lugar que no te puedes perder si vas a viajar a las Islas Feroe. Imagina un lago por encima del nivel del mar que se asoma a éste por unos acantilados y que, al otro lado, acaba en una cascada sobre ese mismo mar, el océano Atlántico. Dicho así parece imposible, el fruto de una imaginación desbordante. Cuando lo ves en persona, sigues creyendo que es imposible y piensas que estás ante uno de los dibujos fantasmagóricos de Escher. Esos dibujos en los que arriba y abajo e izquierda y derecha se confunden, como por arte de magia, gracias a ilusiones ópticas.

Islas Feroe Sorvagsvatn Lago Acantilado Salto

El juego de colores –verdes, azules, turquesas, grises, blancos…– se complementa con el de formas –montes, acantilados, casas de madera…–. Todo encaja, nada desentona en la imagen… excepto la propia imagen. Llegará un momento en que te tengas que pellizcar para confirmar que es real, que existe y que, lo mejor, de verdad estás allí delante.

Los tres nombres del lago más grande de las Islas Feroe

El primer “problema” que te encontrarás a la hora de visitar este lugar de fantasía es cómo preguntar por él. Es evidente que el lago más grande de las Islas Feroe –3,56 km2– no se puede esconder, pero puede recibir tres nombres distintos.

Dos son sus nombres principales: SørvágsvatnLeitisvatn, pero gran parte de los habitantes de las Islas Feroe lo llama simplemente Vatnið, que significa literalmente lago en feroés. Para qué más, ¿no?

Islas Feroe Sorvagsvatn Lago Acantilado

Dónde se encuentra el lago Sørvágsvatn dentro de las Islas Feroe

Ya sabemos cómo llamarlo, ahora lo colocaremos en el mapa de las Islas Feroe. Vatnið está en la isla de Vágar. ¿Cuál es Vágar? Es la isla en la que también se encuentra el aeropuerto y que será tu punto de entrada al archipiélago. Fácil.

Rodear el lago es una misión demasiado ambiciosa para unas vacaciones, con lo que la idea es dirigirse hacia la zona más espectacular y mágica. Para eso llegamos hasta Miðvágur, a menos de 10 minutos en coche del aeropuerto. Las indicaciones para la ruta de senderismo que aparecen en la guía de senderos de las Islas Feroe se dan desde el sentido contrario de la carretera, desde Sandavágur. Hay que girar a la izquierda en la primera calle después de la iglesia del pueblo –justo en el cruce hay un aparcamiento donde dejar el coche– y continuar derecho unos 250 metros. Desde ahí ya te encontrarás con las señalizaciones: hay que girar a la derecha y pasar la puerta que da inicio al camino.

Islas Feroe Sorvagsvatn Sendero Oveja

Nosotros preguntamos a un simpático feroés que estaba en su jardín –y que resulta que trabajaba arreglando los caminos hacia el Sørvágsvatn– para estar seguros y, siguiendo sus indicaciones –las mismas que en la guía–, llegamos hasta la puerta que separa la realidad de la fantasía.

Por cierto, no dejes de mirar a la izquierda antes de pasar la puerta, ahí está el Trøllkonufingur, el dedo de la mujer troll.

Islas Feroe Sorvagsvatn Sendero Trollkonufingur

La ruta de senderismo para llegar hasta la vista más conocida del lago asomado a los acantilados de las islas Feroe

Llegar a un lugar mágico requiere de una preparación. Tus sentidos deben ir acostumbrándose. Sólo tus sentidos, porque los 10 kilómetros de ruta son muy sencillos y cualquiera puede recorrerlos en unas tres horas.

Islas Feroe Sorvagsvatn Lago Vista

La ruta de senderismo por el lago Sørvágsvatn es una ruta “circular”. Circular entre comillas porque hay unos 3 km de distancia por la carretera entre el punto de origen y el de final, vayas en el sentido que vayas . Por supuesto, puedes ir y volver por el mismo sitio… pero pierdes una parte de las vistas.

Nada más atravesar la puerta, desaparece la “civilización”. Sólo una pequeña casa de madera se ve al otro lado del lago. El asfalto deja paso a la tierra, el ruido de coches y humanos deja paso al de los pájaros y ovejas y la realidad deja paso a la ficción.

Islas Feroe Sorvagsvatn Sendero Puerta

El camino superior, con sus vistas sobre el lago y la pequeña población de Miðvágur en uno de sus recodos, nos dejó extasiados. Las aves, con sus cantos, parecían querer explicarnos lo que estábamos a punto de descubrir mientras saltaban y se escondían a nuestro paso. Las Islas Feroe no están masificadas y las aves todavía no tienen problemas con los cuatro “locos” que se asoman al camino.

Trælanípa: la “terraza panorámica” del lago Sørvágsvatn

El sendero lleva hasta Trælanípa, un muro de roca que se eleva 142 metros sobre el nivel del mar. El nombre Trælanípa significa literalmente montaña de esclavos. Su nombre data de la época de los vikingos, cuando éstos tiraban a los esclavos desde allí… o eso se cree.

Islas Feroe Sorvagsvatn Acantilados

Antes de comenzar la subida, nos encontramos por primera vez con los acantilados. Ya estábamos preparados para cualquier cosa que llegara… o eso creíamos. La vista de los acantilados nos dio energía para subir la pared con la idea de que la que habría desde arriba sería todavía más épica.

Sin duda lo fue. ¿Cómo puede uno imaginar un lago por encima del mar, separado de éste por unos acantilados rocosos? Es demasiado bonito para llegar a pensarlo sin haberlo visto y demasiado surrealista como para ser capaz de imaginarlo. ¿Estaría Escher jugando con nosotros y sería uno de sus dibujos?

Islas Feroe Sorvagsvatn Panoramica

Seguimos subiendo, con la respiración entrecortada por la vista y por el esfuerzo de esa cuesta arriba sobre el césped. Cada paso nos llevaba a descubrir una imagen más “loca”…

Islas Feroe Sorvagsvatn Sendero Vista Traelanipa

Las pequeñas colinas sirven de límite al lago contrastando el verde de su césped con el azul del agua y del cielo –si tienes un día claro–. A la izquierda se ve el final del lago y, de nuevo, el océano. A la derecha las casas de madera de Miðvágur. ¿Podría haber algo más bonito? Sí, a espaldas del lago se abre el paisaje y se divisan las islas de Koltur, Hestur y Stremoy –en días claros también se pueden ver las islas del Sur: Sandoy, Skúvoy y Suðuroy–.

Islas Feroe Sorvagsvatn Lago Cascada Acantilado Ojo Pez

Aunque fue a lo menos a lo que le hicimos caso, en lo alto de Trælanípa encontramos también los restos de unos edificios construidos por el ejército británico durante la Segunda Guerra Mundial –también construyeron el aeropuerto en el que aterrizamos–.

Hicimos centenares de fotos y luego nos sentamos, al lado de unas ovejas, a admirar un paisaje que sabíamos que sería difícil superar… o eso creíamos.

Islas Feroe Sorvagsvatn Lago Ovejas

La cascada Bøsdalafossur, donde el lago y el mar se encuentran

La magia no termina con esa vista. El final del lago que divisábamos a la izquierda desde lo alto de Trælanípa sí que se encuentra con el mar, a pesar de la diferencia de alturas. El salto lo salva con la cascada Bøsdalafossur. ¿Te sabía a poco la imagen del lago asomado sobre el mar rodeado de acantilados? ¿No te había convencido? Pues la cascada luchando contra las olas sobre los acantilados del otro lado del lago acabarán por convencerte. Incluso es posible cruzar el lago por un camino de rocas y asomarse a la cascada desde el otro ángulo.

Islas Feroe Sorvagsvatn Lago Cascada

La vuelta por la orilla del Sørvágsvatn

La vuelta a Miðvágur se puede hacer por el mismo camino o por la orilla del lago. Así lo hicimos nosotros, es desde la orilla desde donde se aprecia más su tamaño. Por si sientes curiosidad, su profundidad media es de 2,5 metros aunque la máxima supera los 59 metros… y… está muy frío.

Islas Feroe Sorvagsvatn Lago Orilla

Un modo alternativo para llegar a la vista del lago sobre los acantilados de las Islas Feroe: en barco

Desde el “puerto” lacustre de Vatnsoyrar zarpa un pequeño barco turístico que hace el recorrido por el lago hasta llegar a su extremo sur, junto a la cascada Bøsdalafossur. Una vez en tierra, además de asomarse al acantilado, se puede subir hasta Trælanípa para disfrutar de la vista.

Islas Feroe Sorvagsvatn Lago Barco

Si ésta es la opción que eliges, lo mejor es preguntar en la oficina de turismo para tener la información actualizada de precios y horarios –las condiciones meteorológicas pueden impedir que zarpe el barco–.

Las leyendas feroesas sobre el lago Sørvágsvatn

En un lugar tan especial no podían dejar de surgir leyendas. Piensa, además, que el clima invernal hace que las olas del mar trepen por los acantilados, que la niebla cubra los montes y que la luz casi desaparezca –en invierno hay entre cuatro y cinco horas de luz en el archipiélago–.

Islas Feroe Sorvagsvatn Lago Acantilado Sara

Una de la leyendas es protagonizada por la gente oculta, los Huldufólk, elfos que viven dentro de montículos de piedras. No pienses en los de Rivendell, éstos visten de gris y tienen el pelo negro. Se cree que muchas de las rocas alrededor del Vatnið son su hogar, así que trata de no molestarles. De hecho, cuentan que uno de sus montículos-casa fue sellado por un cura y todavía se oyen en su interior los llantos y lamentos. Algunas de las primeras carreteras del archipiélago fueron construidas con curvas para evitar rocas en las que se creía que vivían estos Huldufólk, una prueba de la importancia que le daban los faroeses a sus leyendas.

La segunda leyenda, protagonizada por una horrible criatura que vive en el lago, es más trágica. Visto así, teniendo el cuenta la temperatura del agua, podría parecer poco peligrosa… pero el Nykur o Nix, que así se llama, a menudo toma la forma de un hermoso caballo. Se acerca a la gente y, cuando consigue que lo monten, corre hacia el lago ahogando a su jinete. Si ves que se acerca un caballo mientras recorres el sendero, no olvides que si lo llamas por su nombre, pierde todo su poder y desaparece.

Islas Feroe Sorvagsvatn Lago Casa

¿Cómo se sabe? La leyenda cuenta que una pareja de hermanos que jugaba junto al lago vio acercarse un caballo. El hermano mayor subió a su grupa mientras que el pequeño no podía. Asustado, el niño llamó a su hermano: “Hermano Niklas”. El niño pequeño todavía no sabía hablar bien, además de que el feroés es un poco complicado como idioma y pronunciación, y el Nykur creyó que lo llamaba por su nombre y desapareció.

Islas Feroe Sorvagsvatn Lago Acantilado Monte Ojo Pez

Aseguramos que el lago Sørvágsvatn es real, que este paisaje existe y que te espera en las Islas Feroe.

¿Te quieres ir de viaje a las Islas Feroe? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Tórshavn aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Tórshavn aquí.
  • Alquila el coche en Islas Feroe al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios