EuropaHolandaLa Haya

¿Cuántas de estas cosas no sabes de La Haya?

  
Hay muchísimas cosas que ver en La Haya y de la mayoría no teníamos ni idea antes de visitar la ciudad holandesa… ¿cuántas conoces tú?

Cual Sócrates delante del Oráculo de Delfos, pero con mucha menos sabiduría sobre mis hombros, voy a admitir mi ignorancia. No sé si el filósofo pronunció nunca una de las frases más famosas y “memeadas” –vaya neologismo que acabo de sacarme de la manga, no sé qué podría hacerme el pobre Sócrates si me leyera– de la historia, ni si le hubiera hecho mucha gracia el uso que se le daría durante siglos, pero, una vez más, su “sólo sé que no sé nada” me viene al pelo.

Con lo que me gustan los viajes y conocer lugares nuevos, sus culturas, su legado o, simplemente, su geografía, no dejo de sorprenderme de mi ignorancia sobre lugares, incluso muy cercanos. Tan cercanos como las cárcavas en Guadalajara, aquí al lado de Madrid, que me descubrieron unos amigos blogueros, o, en este caso, una ciudad de Países Bajos: La Haya.

paises bajos holanda la haya scheveningen kurhaus salto

Tres veces en Amsterdam, dos de ellas con JAAC y una en mis tiempos universitarios con dos amigas, alguna excursión sin mucho éxito fuera de la capital en ese primer viaje y no, nunca me había planteado ir a La Haya. ¿Por qué? Porque no tenía ni idea de qué había ahí y sólo me sonaba por su famoso Tribunal Internacional, lo cual no parecía muy divertido… Una vez más, al volver de un viaje ahí, me sorprendo: ¿cómo podía no saber nada de la tercera ciudad de Países Bajos? ¿Y cómo puedo sorprenderme yo cuando la gente me dice que no conoce mi región italiana, Las Marcas?

En este caso la ocasión de visitar la ciudad nos la dio la oficina de promoción de Turismo de La Haya, que este año la está dando a conocer a blogueros de todo el mundo, invitados a una “blogger beach house”, una casita en la playa. Sí, primera sorpresa, en La Haya hay playa y sí, ¡rima y todo!

paises bajos holanda la haya kijkduin haagse strandhuisjes playa casitas interior

Bueno, aquí van algunas cosas de las que no tenía idea sobre La Haya, ¿tú las conocías?

Sí, tiene mar y uno de los balnearios más famosos del norte de Europa

11 km de playa, que se dice pronto, son los que tiene La Haya, la única gran ciudad holandesa con mar. OK, cuando nos dijeron que nos invitaban a una casa en la playa pensamos: “¿playa, perdón? ¡venimos de España!”. Y, efectivamente, para un español no lo aconsejaríamos como destino playero en sí, si lo que busca no es hacer kitesurf, por lo menos. Más que nada porque hace mucho más “fresco” que en España –cosa que nosotros agradecemos, ya que no somos muy playeros–, aunque la temperatura del agua es parecida a la del Cantábrico. Pero, ya que vas a ver la ciudad, no deberías dejar de acercarte a su preciosa costa, a unos veinte minutos en tranvía del centro, y pasar ahí por lo menos una tarde.

paises bajos holanda la haya pier scheveningen noria puesta sol

Desde el este, con el animadísimo barrio de Scheveningen, balneario de moda desde principios del siglo XX –la Kurhaus, ex centro balneario ahora hotel de 5 estrellas, estaba ahí para recordárnoslo–, con su Pier y su nueva noria panorámica; hasta el oeste con la más salvaje playa de Kijkduin, donde dormimos nosotros. En las Haagse Strandhuisjes –literalmente casitas de playa de la Haya, más descriptivo imposible–, justo encima de la playa, con el mar enfrente, las dunas detrás y ningún edificio a la vista, aparte un par de chiringuitos. Suena bien, ¿no? Pues despertarse ahí viendo el mar, escuchando el sonido de las olas y oliendo a salitre es aún mejor. Eso sí, cuando se levanta el viento, te das cuenta de que estás en el Norte de Europa.

paises bajos holanda la haya kijkduin haagse strandhuisjes playa casitas

La Haya es la sede del Parlamento de Países Bajos

Sí, la capital de los Países Bajos es Ámsterdam, hasta ahí llegábamos. Pero no teníamos ni idea de que el centro administrativo del país estuviera en otro sitio. Pues sí, está en La Haya. Y más precisamente en el Binnenhof, un complejo de edificios que acoge, entre otras instituciones, las dos cámaras del Parlamento y la oficina del Primer ministro, esta última en una pequeña torre muy curiosa, al lado del edificio del museo Maurithuis.

paises bajos holanda la haya binnenhof lago exterior

Y ahora dirás, ¿a mí qué? Eso, ¿a un turista qué le aporta este dato? Pues, además de la curiosidad en sí, el Binnenhof en espectacular arquitectónicamente hablando. Sobre todo su edificio principal, la Ridderzaal –sala de los caballeros–, el mayor edificio gótico no religioso de Europa. Se puede visitar sólo con los tours de la asociación Prodemos, pero el patio está siempre abierto. Ah, el segundo fin de semana de septiembre, junto a otros edificios de todo el país, abre sus puertas gratuitamente al público.

paises bajos holanda la haya binnenhof ridderzaal sala caballeros

También están aquí las embajadas y… ¡los reyes de los Países Bajos!

No sólo el Parlamento, sino también las embajadas y la residencia de los mismísimos reyes de los Países Bajos –por cierto, ¿sabías que Holanda es sólo una parte de Países Bajos?– están en La Haya.

El Palacio Noordeinde, antigua residencia real que casi no se reconoce entre tiendas de diseño, es ahora la oficina del rey Guillermo Alejandro. Si la bandera está izada es que el rey se encuentra en el palacio.

paises bajos holanda la haya palacio noordeinde

Desde aquí el día 20 de septiembre, Día del príncipe, sale la carroza de oro –sí, lo has escuchado bien, ¡de oro!– que lleva a los reyes hasta la Ridderzaal, donde el rey da su “discurso del trono” –Troonrede– anual.

Los reyes holandeses comen croquetas y albóndigas

OK, van en un carro de oro pero los reyes holandeses comen croquetas y albóndigas. Vale, esto no sabemos si es verdad, perdón. Pero sí que podemos decir, para nuestra sorpresa, que las albóndigas –mega albóndigas, por cierto– y las croquetas de carne son muy típicas de La Haya, tanto que una chica ahí nos preguntó si había algo parecido a las croquetas en España… Y nosotros probamos ambas en la charcutería-carnicería real, la proveedora de la casa real holandesa: Dungelmann. Fue una de las etapas de un food tour muy recomendable por la ciudad, de la empresa Bites & Stories, del que pronto hablaremos más.

paises bajos holanda la haya croquetas

Es la tercera ciudad del país pero es una ciudad-no ciudad

La Haya es la tercera ciudad de los Países Bajos, tras Amsterdam y Rotterdam, por supuesto, y eso se nota en algunas cosas… pero en muchas otras no.

Lo que sí tiene de las grandes ciudades es la vida y la oferta cultural: nos comentaron que tiene 45 museos –no, no los vimos todos– y justo pasamos en la ciudad el primer fin de semana de septiembre, cuando todos los teatros –una treintena– presentaban sus espectáculos de la temporada en un gran evento en la calle llenísimo de gente.

paises bajos holanda la haya calles

Pero, por otro lado, casi no se nota que estás en una ciudad: cada barrio tiene su personalidad y parece un pequeño pueblo, la gente no se nota estresada y… es la ciudad más verde de Europa. Hicimos un tour y el guía nos comentó que hay 111.500 hectáreas de espacio “verde” entre jardines y dunas salvajes… no sé cuántos de campos de fútbol son, ni tampoco cuánto mide uno, pero ¡tiene pinta de ser mucho!

La Haya no es ciudad: es villa y corte, ¡como Madrid!

A pesar de ser la tercera ciudad de Países Bajos, La Haya no tiene privilegios de ciudad. Bueno, se los dio brevemente Napoleón durante su estancia de un día en la ciudad pero en eso se quedó… en un día. Sí, es villa y corte, ¡como Madrid!

Tiene un museo entero dedicado a Escher… ¡en un palacio!

¡Nos encanta Escher! Sus ilusiones ópticas, sus mundos fantasmagóricos, sus juegos mágicos con la perspectiva que te hacen creer por un momento que lo irreal es real… Pues, este increíble artista gráfico era holandés y en La Haya hay un museo dedicado solo a él en el que se recogen sus principales obras: Escher in het paleis. Si te gusta Escher, éste es tu sitio. Y no puedes perderte la “joya de la corona” –nunca mejor dicho, la Metamorphosis III, con sus siete metros de largo.

paises bajos holanda la haya palacio escher

Además, está ubicado en un antiguo palacio de invierno de la familia real y te encontrarás con unas lámparas de cristal… muy pero que muy sorprendentes.

La joven de la Perla de Vermeer está aquí, pero hay mucho más…

Si no sabías que el cuadro La joven de la perla de Vermeer estaba en La Haya, en cuanto llegues a la ciudad no podrás evitar enterarte. La “Mona Lisa del norte”, como la apodan ahí, es uno de los símbolos de la ciudad y te “encontrarás” con su imagen en folletos, tiendas de recuerdos y en los sitios más inesperados. Y, por supuesto, tendrás que ir a presentarle tus respetos en el museo en el que se conserva: el Maurithuis. Te encontrarás, como en el caso de su “prima italo-francesa”, con un cuadro más pequeño pero tan increíble como lo esperabas. Esos juegos de luz de Veermer…

paises bajos holanda la haya maurithuis joven perla vermeer

También se conserva en el Maurithuis, un museo pequeño con una ambientación palaciega increíble, la Lección de anatomía de Rembrandt –que nos pareció aún más espectacular que la más famosa obra de Veermer–, la Vieja y niño con candela de Rubens –está claro que los juegos de luz triunfaban por aquí– y unas cuantas sorpresas más…

Ah, en otro museo, el Gemeentemuseum se conserva el Victory Boogie-Woogie, la famosa última e inacabada obra de Mondrian.

paises bajos holanda la haya gemeentemuseum mondrian victory boogie-woogie

El cuadro más grande de Holanda y uno de los más grandes del mundo está La Haya

Por sorpresas con obras de arte que no quede. Y es que en La Haya hay un cuadro de… 120 x 14 metros, que, haciendo la cuenta hacen ¡1.680 m2! Sí, no puede evitar hacerla… Se trata de un panorama de 1881 de la zona de playa de La Haya, entonces pueblo pesquero, Scheveningen.

Es obra del pintor holandés Hendrik Willem Mesdag, de ahí el nombre del museo donde se visita, Panorama Mesdag.

paises bajos holanda la haya panorama mesdag

Te encontrarás en un mirador, rodeado de arena y escuchando los ruidos del mar –literalmente, porque el cuadro está ambientado– mientras contemplas cómo era La Haya hace más de 130 años. Es el cuadro más grande de Holanda y el mayor del mundo que sigue en el lugar en el que fue pintado.

El edificio del Tribunal Internacional de La Haya no es como te lo esperas

La Haya es la segunda ciudad de las Naciones Unidas, tras Nueva York, y es la “ciudad internacional de la paz y la justicia”. Nos enteramos de que hay más de 160 organizaciones internacionales con sede en la ciudad, aunque la más famosa, por supuesto, es el Tribunal Internacional de Justicia, el celebérrimo Tribunal de La Haya.

paises bajos holanda la haya tribunal internacional

OK, el tribunal es muy conocido pero… ¿y su edificio? Pues en nuestro caso no sólo no lo conocíamos, sino que nos lo esperábamos muy diferente. El “Palacio de la Paz” Vredespaleis en holandés, así se llama, es un edificio neorenacentista de principios del siglo XX… nada de cristal y acero como los edificios de Naciones Unidas de Nueva York. ¡El edificio más fotografiado de La Haya te sorprenderá!

Lo de las cuatro estaciones en un día… ¡lo clava!

Vale, esto puede que, aunque no lo supieras con certeza, no te sorprenda, al tratarse del Norte de Europa: lo de las cuatro estaciones en un día… ¡es literal!.

Justo antes y después de que fuéramos, por lo visto, hizo un tiempo estupendo, pero para los días en los que fuimos nosotros las previsiones eran bastante malas: cielo cubierto, viento, lluvia y tormentas. Pues hubo casi todo de eso, pero también sol, calor y un precioso cielo azul con nubecitas blancas, de fondo de pantalla de Windows. Así que no te fíes de las previsiones, ¡el tiempo es imprevisible!

paises bajos holanda la haya kijkduin playa

Y hay unas cuantas curiosidades más…

En La Haya casi no hay canales, a diferencia que en otras ciudades holandesas; tiene un restaurante en un tranvía –lo vimos pasar y la verdad es que no nos dieron mucha envidia sus pasajeros-comensales–, el restaurante más alto de Holanda –en el que estuvimos y que está genial, es el Penthouse–, la galería comercial más antigua del país… Nada como ir con un guía para enterarte de todas estas curiosidades.

paises bajos holanda la haya galeria comercial

Y seguro que hay alguna más… ¡te animamos a descubrirla en La Haya!

¿Te quieres de ir de viaje a La Haya por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Amsterdam aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en La Haya aquí o en Scheveningen aquí.
  • Alquila el coche en La Haya al mejor precio con Sixt aquí.
  • Las mejores guías de Holanda aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

5 comentarios

  1. Abel
    31 enero, 2017 en 01:37 — Responder

    Wow, pues tiene una pinta buenisima La Haya! Vere que tal Utrecht.
    gracias y saludos

    • 3 febrero, 2017 en 21:03 — Responder

      ¡Hola Abel! Sí, La Haya nos encantó, ¡difícil elegir!

  2. Abel
    5 febrero, 2017 en 14:53 — Responder

    Creo que La Haya será y en visita muy resumida claro, ¡unas 3 horas nada más muy comprimidas! La escogemos sobre todo porque suena una visita totalmente distinta a Amsterdam porque el canal de Utrecht creo que algún dia lo visitará también, junto con Delft, ¡que lindo se ve!
    Sí… La Haya, ¡gracias por toda esta información tan buena!
    Saludos

    • 5 febrero, 2017 en 22:14 — Responder

      Buena elección, verás que te gustará, ¡buen viaje!

  3. Abel
    5 febrero, 2017 en 23:39 — Responder

    gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *