EuropaIrlanda

El monasterio de Clonmacnoise, Irlanda: historia, visita e impresiones

  
El monasterio de Clonmacnoise es una de esas visitas casi imprescindibles en Irlanda, así que no pudimos dejar de incluirlo en nuestra ruta en coche de 6 días por Irlanda. Te contamos nuestra experiencia, algo de su historia, qué te encontrarás ahí y datos prácticos sobre la visita.

Era una tarde de septiembre extrañamente soleada para ser Irlanda. Dejábamos atrás las pequeñas carreteras de la península de Connemara, fascinantes pero algo traicioneras –una rueda destrozada en nuestro maletero era testigo de ello– para entrar por Galway en la autopista M6, la que nos habría permitido cruzar el país de oeste a este en menos de dos horas y media. Así de rápido habríamos llegado a la capital Dublín donde, el día siguiente, nos esperaba nuestro avión de vuelta. Pero no, todavía queríamos algo más de “rock and roll” por las carreteras secundarias irlandesas, el que nos esperaba tras coger el desvío hacia el monasterio de Clonmacnoise. En realidad, las carreteras que nos llevaron ahí eran pequeñas pero buenas. Eso sí, estaban prácticamente vacías, a lo mejor la final de hurling, el deporte nacional irlandés, al día siguiente tenía algo que ver.

Irlanda Monasterio Clonmacnoise Ruinas Salto

Llegamos al monasterio de Clonmacnoise pasadas las cuatro de la tarde, después de poco más de una hora de coche desde Galway –está casi a mitad camino entre Galway y Dublín, en pleno centro de Irlanda–. El tiempo seguía acompañándonos y los turistas seguían sin hacerlo: no había casi nadie visitando una de las maravillas de Irlanda que, según habíamos leído en la web de Heritage Ireland, “es muy concurrida” y donde “los visitantes pueden tener largas esperas en los meses de verano”. Nada de eso, entramos solos. A lo mejor que fueran las cuatro de la tarde pasadas también tenía algo que ver: los grupos debían de haberse ido ya.

Tras pasar por el centro de interpretación –el visitor centre– y ver un video muy interesante sobre la historia del sitio, por fin llegamos a las ruinas del monasterio de Clonmacnoise, por las que vagamos hasta que, prácticamente, nos echaron, a la hora de cierre. La sensación de caminar entre las ruinas del que un tiempo fue uno de los centros religiosos más importantes de Europa, un lugar habitado por hasta 2.000 personas entre religiosos y seglares, fue extraña. Te encuentras en medio de la más pura tranquilidad made in Ireland, en un prado de un verde “intensidad Irlanda” a la orilla del río Shannon, con el plus de las últimas luces cálidas del día, rodeada de lo que queda de una catedral, siete iglesias, una torre irlandesa y las famosas cruces celtas moteadas de liquen… y no, no consigues imaginar ahí a unos monjes elaborando sus manuscritos o a un herrero golpeando el metal. Pero sí, lo acabas de ver en el video, así que te esfuerzas un poco más… y casi lo consigues.

Irlanda Monasterio Clonmacnoise Ruinas Cruces Celtas Torre Puesta Sol

Historia del monasterio de Clonmacnoise, Irlanda

Hay mucha información en Internet sobre la historia de Clonmacnoise, así que no daré muchos detalles, sólo una pincelada para ponernos un poco en situación.

El monasterio de Clonmacnoise fue fundado a mediados del siglo IV por San Ciarán, quien, según la leyenda, encontró el emplazamiento de la abadía tras tener una visión. La primera construcción era una simple iglesia de madera, que pudo construir también gracias a la ayuda de Diarmait Uí Cerbaill, el que se convertiría en el el primer High King of Ireland –gran rey de Irlanda o rey supremo de Irlanda, según la traducción– cristiano. Su historia ya empezaba “fuerte”, con uno de los doce apóstoles de Irlanda –doce santos de la primera época cristiana del país, en el siglo VI– y un rey.

Irlanda Monasterio Clonmacnoise Ruinas Temple Melaghlin Kings Church Interior

Pero era sólo el principio. Poco después de la fundación del monasterio, San Ciarán murió, pero la fama de su monasterio no hizo más que crecer –también gracias a que se convirtió un centro de peregrinación a la tumba del propio santo–. Por aquí pasaron otros santos y monjes que hicieron historia en Irlanda –como San Columba o Ernéne mac Craséni, que a nosotros nos suenan tan a chino como San Ciarán y Diarmait Uí Cerbaill– y el monasterio estuvo bajo la influencia de muchos reyes, tanto del condado de Connacht como del de Meath y de Tara, algunos de los cuales están enterrados aquí, incluido el último de los reyes supremos de Irlanda, Rory O’Connor. Todo esto porque su posición estratégica, en el centro de la isla y en la intersección de caminos fluviales, había hecho que cobrara cada vez más importancia. En el siglo IX se había convertido ya en uno de los centros religiosos más destacados de Europa, frecuentado por estudiantes de todos los rincones del continente y sus edificios de maderas habían sido sustituidos por construcciones de piedra. A finales del siglo XI tenía una población estimada entre 1.500 y 2.000 personas, entre monjes y la gran comunidad de artesanos, herreros y granjeros que vivían en el que se había convertido en un pequeño pueblo construido en madera alrededor del monasterio.

Irlanda Monasterio Clonmacnoise Ruinas Cruces Celtas Catedral Temple Doolin

Ya en el siglo VII había sufrido una epidemia de peste y en su época de máximo esplendor, entre los siglos VIII y XII, fue atacado más de cuarenta veces por irlandeses, vikingos y normandos, pero los monjes volvían a levantarlo una y otra vez. Eso sí, no pudieron hacer nada cuando a mediados del siglo XVI, después de un par de siglos de decadencia, fue destruido definitivamente por los ingleses, como muchos otros monasterios de la isla.

La visita: el visitor centre y las ruinas del monasterio de Clonmacnoise, Irlanda

La visita empieza en el visitor centre, un centro de interpretación donde, además de ver el video sobre la historia del lugar, de unos veinte minutos –pero muy recomendable si tienes tiempo– y unas reconstrucciones del sitio, se pueden admirar de cerca las tres high crosses, las altas cruces celtas, originales de Clonmacnoise, conservadas aquí al abrigo de la intemperie –las que hay en el monasterio son copias–.

Irlanda Monasterio Clonmacnoise Visitor Centre Cruz Escrituras Celta Cross Scriptures

Una vez pasado el visitor centre, se sale al aire libre para entrar en el sitio de las ruinas de Clonmacnoise. El complejo de la abadía y centro monástico de Clonmacnoise incluye unos cuantos edificios y construcciones: una catedral, siete iglesias –los templos Finghín, Connor, Kelly, Ciarán, Melaghlin, Dowling y Hurpan–, dos torres redondas irlandesas –mezcla entre campanarios y torres defensivas– y tres altas cruces irlandesas o celtas. Sí, ¡todo muy irlandés!

En el templo de Cirián, la iglesia más pequeña del complejo, se dice que estaba enterrado San Cirián –aunque nunca se encontraron sus restos– y en la catedral, la más grande, está enterrado el rey Rory O’Connor. Las puertas de la catedral, como algunas otras partes del complejo han sido restauradas de forma algo controvertida… pero no se puede decir que hayan quedado mal, a primera vista.

Irlanda Monasterio Clonmacnoise Ruinas Temple Melaghlin Kings Church Exterior Cruces Celtas

Las cruces del monasterio de Clonmacnoise: la cruz del sur, la cruz del norte y la cruz de las escrituras

Quizás lo más reconocible y famoso del monasterio de Clonmacnoise sean sus tres high crosses, las altas cruces celtas de Clonmacnoise.

Entre ellas, la más conocida es la cruz de las escriturascross of the Scriptures–, esculpida alrededor del año 900 en piedra arenisca. Tiene nada menos que cuatro metros de altura y está considerada como una de las mejores cruces irlandesas que se han conservado, por la calidad de sus relieves, incluyendo una Cruxifición o el Juicio Final.

Irlanda Monasterio Clonmacnoise Ruinas Cruz Escrituras Celta Cross Scriptures Replica

Las otras dos son la cruz del surSouth cross– y la cruz del norte North cross–, la más antigua de las tres, con relieves de temas paganos.

Monasterio de Clonmacnoise, Irlanda: horario, cómo llegar y otra información práctica

Aquí tienes algo de información práctica para la visita del monasterio de Clonmacnoise:

  • Cómo llegar al monasterio de Clonmacnoise: está a 21 km de Atholone por la N62 o a 20 km de Ballinasloe desde la R357, si llegas desde Dublín o desde Galway, hay indicaciones para el desvío en la autopista M6.
  • Horarios del monasterio de Clonmacnoise: abierto todos los días menos el 25 y el 26 de diciembre, de noviembre a mitad de marzo de 10h a 17.30h, de mitad de marzo a mayo, en septiembre y octubre de 10h a 18h y de junio a agosto de 09h a 18.30h (la taquilla cierra 45 minutos antes y hay que prever un mínimo de una hora y media para la visita)
  • Precios del monasterio de Clonmacnoise: adultos 7€ (descuentos para niños, mayores, estudiantes y familias, más detalles en la web de Heritage Ireland)

Irlanda Monasterio Clonmacnoise Ruinas Cruz Liquen

Si quieres vivir esa tranquilidad y descubrir si eres capaz de abstraerte y viajar en el tiempo, ¡tienes que ir a Clonmacnoise!

Aquí puedes ver nuestra ruta completa por Irlanda

¿Quieres visitar el monasterio de Clonmacnoise, Irlanda, por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo a Dublín aquí.
  • Alquila el coche en Irlanda al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías de Irlanda aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *