5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

La liga Hanséatica y Lübeck, la reina de la Hansa

Hubo un tiempo en que los países no eran las auténticas potencias. Hubo un tiempo en que las organizaciones comerciales decidían el futuro del mundo. Hubo un tiempo en que el dinero estaba por encima de los sentimientos patrióticos y de las naciones… ¿Hubo un tiempo? Ni eso hemos inventado. Ese –otro– tiempo del que hablo es la Edad Media –no es precisamente ayer– y la más importante de esas organizaciones comerciales, la liga Hanseática o, simplemente, la Hansa. Estaba claro que teníamos que el Museo europeo de la Hansa tenía que estar en la lista de cosas que ver en Lübeck.

Alemania Lübeck Europaische Hansemuseum Sara

Ya demostramos que los minipisos no son un invento actual y que, en Lübeck, ya los construían en la Edad Media en los patios de las grandes casas –te lo contamos en Lübeck: «minipisos» medievales, patios y pasajes–. Ahora toca confirmar que los grandes lobbies que controlan el mundo tampoco son invento moderno. De nuevo en Lübeck, nos encontramos con una organización, la liga Hanseática, que controló todo el norte de Europa –incluso tomando decisiones sobre las declaraciones de guerra y los periodos de paz– durante casi cinco siglos.

Lübeck nos volvió a demostrar que todo está inventado.

La Liga Hanseática, la potencia del norte de Europa

La unión hace la fuerza. Eso debieron pensar las ciudades alemanas que decidieron unirse para para asegurar el comercio, mejorar las condiciones de las relaciones económicas con los diferentes países –exenciones de impuestos o condiciones de comercio preferentes– y defenderse unas a otras en caso de guerra. Fue a mediados del siglo XIII y, desde ese momento, la liga Hanseática no hizo más que crecer. Ciudades de todo el norte de Europa, desde las originales alemanas hasta el mismísimo Londres o Nóvgorod, se unieron a la Hansa. Unas 200 ciudades formaron parte de esta liga, la más poderosa y extensa de la historia.

Alemania Lubeck Museo Europeo Hansa Comercio Telas

¿Por qué Hansa? Si se hubiera fundado en nuestros días seguro que Hansa sería H.A.N.S.A., un acrónimo que se extendería como una tela de araña y que explicaría cada detalle de su función o nombraría a cada uno de sus socios fundadores… eso sí que es un poco invento “nuevo”. Pero como la liga Hanseática se fundó en la Edad Media, su nombre tenía un significado mucho más simple. La palabra hansa en alemán antiguo significa gremio y era la que usaban los comerciantes alemanes que trabajaban en Inglaterra para referirse a sus uniones.

A pesar de que la liga Hanséatica no tenía ejército, sí que contrataba barcos de guerra para proteger sus flotas. Sólo la flota holandesa era más grande que la de Lübeck hasta el siglo XVII. Era tal el poder de la unión de ciudades que si un gobierno se oponía a sus privilegios o trataba de complicar sus negocios se arriesgaba a sufrir las consecuencias. ¿Qué consecuencias? A finales del siglo XIV, la Hansa lanzó una guerra de diez años de duración contra Waldemar IV de Dinamarca. Hasta ahí llegaban las consecuencias de oponerse a la Hansa en su momento de máximo esplendor.

Alemania Lubeck Museo Europeo Hansa Comerciantes

El descubrimiento de América llevó las rutas comerciales del Báltico al Atlántico y el poder de la Hansa cayó. Pero lo hizo poco a poco. De hecho, hasta bien entrado el siglo XVII siguieron celebrándose reuniones de las ciudades miembros donde se decidía el futuro económico del norte de Europa.

Lübeck y la liga Hanseática

En algún sitio tenía que estar el cuartel general de esta “organización” multinacional. Ese sitio era Lübeck, una de las ciudades fundadoras de la liga. Ser la sede de la mayor potencia comercial, económica y, casi, política del norte de Europa durante cinco siglos hizo que la ciudad de Lübeck recibiera el sobrenombre de Reina de la Hansa y la cantidad de dinero que se manejaba por parte de sus comerciantes ayudó a construirle una corona en forma de torres de iglesia –echa un vistazo a nuestro artículo las iglesias medievales de Lübeck, la corona de la ciudad–.

Alemania Lubeck Museo Europeo Hansa Sala

Además de ser uno de los socios fundadores, junto con Hamburgo y Bremen, Lübeck tenía una salida al mar Báltico bien defendida –al comienzo de su poderío compró la ciudad costera de Travemünde– y se encontraba en una posición céntrica respecto a las ciudades que formaban parte de la Hansa, con lo que era el mejor sitio para celebrar las reuniones.

Casa de ricos mercaderes, iglesias majestuosas, ladrillos negros –que mostraban el poder de los dueños de los edificios–… la prosperidad económica de Lübeck fue de la mano a la prosperidad comercial de la liga Hanseática.

El Museo europeo de la Hansa de Lübeck

Si te estás preguntando en qué curso de historia he aprendido todo esto, te respondo: en ninguno. La “fuente de mi conocimiento” es el Museo europeo de la Hansa de Lübeck. Un museo moderno, se abrió en 2015, y distinto.

Alemania Lubeck Museo Europeo Hansa Pantallas

Bergen, una de las ciudades hanseáticas en Noruega, ya tenía su museo de la Hansa. Pero la Reina de la Hansa tenía que demostrar que nadie podía hablar de la liga Hanseática mejor que ella, y vaya que lo ha hecho.

El museo europeo de la Hansa reúne, en el antiguo monasterio castillo de Lübeck, historia en paneles, historia en escenarios e historia en piedras. La organización del museo es tal que a cada sala de paneles y piezas le precede una con una representación a tamaño real de la vida en aquellos años: desde un barco de la liga hasta una ciudad, desde un comercio en el que se vendían los productos al público hasta una reunión del consejo, pasando por la gran plaga de peste y muchos más dioramas a tamaño real. Y también hay historia en piedras: excavaciones arqueológicas en la colina del castillo han sacado a la luz las primeras murallas de la ciudad que se pueden ver dentro del museo.

Alemania Lubeck Museo Europeo Hansa Cimientos

Si recorrer una ciudad hanseática, vestirte con las ropas de la época o temer por tu vida en plena epidemia de peste no te parece suficiente, el museo europeo de la Hansa tiene un as tecnológico más escondido en la manga. La entrada del museo es algo más que un papel que abre la puerta de acceso, es tu billete al pasado… y al mismo tiempo al futuro. Antes de entrar en el museo, se activa en una pantalla táctil eligiendo tu idioma, una ciudad de la liga hanseática y un tema que te interese entre los propuestos. Después, dentro de las salas, al acercar la entrada a las pantallas, la información se mostrará en el idioma que has elegido y, en algunos casos, con datos relativos a la ciudad y al tema que elegiste. Es una buena manera de filtrar porque, si no, necesitarías un par de vidas para leer toda la información que la Reina de la Hansa tiene guardada sobre su liga.

Alemania Lubeck Museo Europeo Hansa Disfrazados

El monasterio castillo, Burgkloster

La entrada al museo europeo de la Hansa incluye la visita al monasterio castillo dominico de María Madakena, considerado como uno de los monasterios medievales más importantes de Alemania. Cuando pasamos por allí, las salas vacías –hasta la apertura del museo europeo de la Hansa era la sede del museo arqueológico de Lübeck– mostraban la belleza de la construcción con techos y paredes llenos de frescos y bóvedas de nervadura. La construcción del Burgkloster se remonta también a la época de la Hansa, al siglo XIII.

Alemania Lubeck Museo Europeo Hansa Monasterio Castillo Burgkloster

Tu visita al museo europeo de la Hansa de Lübeck
Dónde: El museo europeo de la Hansa se encuentra al norte de la ciudad de Lübeck, en el antiguo barrio de Bucu, origen de la ciudad, en An der Untertrave 1
Horario: De abril a octubre de 10.00 a 18.00; de noviembre a marzo de 10.00 a 17.00.
Precio: La entrada de adulto tiene un precio de 12 €, hay entradas reducidas y un pase anual de 40 €.
Más información en la web oficial del museo.

Visitar el museo europeo de la Hansa de Lübeck es el viaje perfecto al –otro– momento en que los lobbies comerciales tenían el poder sobre los países y sus ciudadanos… la Edad Media.

¿Te quieres ir de viaje a Lübeck por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Hamburgo aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Lübeck aquí.
  • Alquila el coche en Hamburgo al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Alemania aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios