BizkaiaEspañaEuropaPaís Vasco

La espectacular cesta punta en Gernika

  

Para muchos de los de mi generación, el primer contacto con la cesta punta llegó de la mano de Don Johnson. Sí, Don Johnson. Fue en la cabecera de la mítica Corrupción en Miami donde vimos aquella extraña cesta que recogía la pelota y la lanzaba contra la pared. Era un frontón, así que tenía toda la pinta de ser un juego de origen español… pero en España no se conocía. Visitar uno de los frontones míticos de este deporte, el de Gernika, fue la excusa perfecta para conocerlo, saber el porqué de su poca popularidad siendo tan espectacular y hasta practicarlo. ¿Quién se iba a resistir a semejante oferta?

Bizkaia Costa Vasca Gernika Jai Alai Fronton Salto

La pelota vasca y los frontones

Que en Euskadi se construye primero el frontón, después la iglesia aprovechando el frontis, y luego el resto del pueblo es algo que podría pasar por real. Cada pueblo, por pequeño que sea, tiene un frontón y eso es porque hay hasta ¡catorce modalidades de pelota vasca! Desde las que no utilizan más que las manos hasta las que se ayudan de palas y de cesta. Con lo poco que sabía de la cesta punta, no voy a dármelas ahora de entendido explicando las catorce modalidades porque, aunque nos las contaron en la visita al frontón de Gernika, fue imposible quedarse con todas.

Bizkaia Costa Vasca Gernika Jai Alai Fachada Fronton

Lo que sí quedó claro es que los frontones de cesta punta son distintos a los demás. La velocidad que alcanza la pelota –la cesta punta se promocionó durante mucho tiempo como el deporte más rápido del mundo, hasta que una pelota de golf superó los 302 km/h que consiguiera José Ramón Areitio–, hace que sean necesarias otras medidas. De frontones distintos, surgieron nombres distintos. Si alguna vez has oído las palabras Jai Alai puede que hayas pensado que era el nombre de un frontón. En realidad fue así al principio. Jai Alai fue el nombre que Serafín Baroja dió al frontón de San Sebastián en 1887.

Bizkaia Costa Vasca Gernika Jai Alai Cestas

Ese frontón fue el principio de todo. Hasta ese momento no había gradas, el público tenía que llevar sus asientos, no era cómodo. El Jai Alai, “fiesta alegre” en euskera, tenía 2.500 localidades en varias gradas y palcos. El deporte había dado paso a la profesionalización. Y el Jai Alai pasó a dar nombre a todos los frontones de cesta punta del mundo.

Cesta punta en el Jai Alai de Gernika

Con lo poco que se conoce de la cesta punta, uno se espera encontrar un frontón vacío cuando llega al Jai Alai de Gernika a las diez de la mañana de un sábado… Pues no, la afición se está recuperando y eran muchos los chavales que entrenaban a esas horas. Niños de menos de diez años que llevan sus pequeñas cestas pero capaces de romper la pelota contra el frontis y ponerte los pelos de punta con el sonido.

Bizkaia Costa Vasca Gernika Jai Alai Nino Jugando

Mientras Edorta Basterretxa nos iba contando la historia de la cesta punta y del frontón, no podíamos dejar de mirar detrás de la red que separa a los jugadores de los espectadores. El ruido de la pelota golpeando la piedra y el silbido al recorrer la cesta nos atraían inevitablemente.

Aún así nos enteramos del motivo por el que sabíamos tan poco de la cesta puntaademás de por no ser vascos, claro–. Gracias a su espectacularidad, la cesta punta se hizo internacional. Frontones en Buenos Aires, dieron paso a otros en México, Cuba, Estados Unidos, Indonesia –de Indonesia sabe mucho Gildo–… En Miami era casi una religión a mediados del siglo pasado, con más de 15.000 personas en las gradas en cada partido. Los pelotaris llegaban a cobrar lo que ahora serían más de 6.000 euros por partido, las estrellas de cine les buscaban, la fama estaba a sus pies. ¿Qué pasó para que fueran incluidos en la cabecera de Miami Vice y después poco se supiera de ellos? Una huelga. Sí, una huelga, pero piensa que casi todos eran vascos, así que la huelga fue también así: vasca. Nada más y nada menos que ¡tres años! estuvieron de huelga. La afición se desplazó a otros deportes y la fama, poco dada a la nostalgia, se marchó con otros. Todas esas historias de pelotaris estrellas y del declive del deporte han llegado a la sección Zinemira del Zinemaldia con el documental Jai Alai Blues.

Bizkaia Costa Vasca Gernika Jai Alai Profesional Frontis

También aprendimos que el Jai Alai de Gernika es más que un frontón por su especial arquitectura –ha sido incluido en el listado de edificios singulares por la fundación Docomomo–. La obra de Secundino Zuazu, construida entre 1961 y 1963, es enigmática. Te deja con la duda de cómo es posible que se sostengan las gradas sin un apoyo al suelo, sólo con su pared trasera y encajando unas sobre otras como una torre de naipes. Lo especial de este estilo de construcción hace que no sea posible ofrecer conciertos de muchos decibelios en el lugar para evitar que las vibraciones lleven a las gradas a una situación de resonancia que acabaría por derrumbarlas. Pero tranquilos, soportan sin problemas los golpes de las pelotas, los gritos del público y la música de los DJ’s. Sí, DJ’s para animar al público a asistir a los partidos. Se ofrece un sesión antes de empezar, al colocarse la gente en sus asientos, y otra, una vez finalizado. Otra curiosidad es que el frontis es de piedra natural.

Bizkaia Costa Vasca Gernika Jai Alai Gradas

Colocarse la cesta y lanzar unas pelotas en Gernika

No buscábamos convertirnos en estrellas, ni tampoco esperábamos ser capaces de lanzar la pelota contra la pared –ni pensar siquiera en llegar al frontis–, pero estábamos deseando intentarlo. La cesta se coloca como un guante y se mantiene firme con una cuerda que la ata a la muñeca. Están hechas a mano a partir de madera de castaño y mimbre: trece costillas forman el esqueleto de la cesta y el mimbre el cuerpo. Fue un chaval del sur de Francia el que, en 1857, añadió al guante de cuero del juego de pelota el canasto que usaba para recoger piñones. A la vista de la velocidad con la que lanzaba la pelota, el invento se popularizó y el deporte se profesionalizó con torneos entre pueblos, provincias, países…

Bizkaia Costa Vasca Gernika Jai Alai Cesta Punta Cuerda

Que me distraigo. ¿Conseguimos que la pelota llegara a la pared? Pues sí. Aunque costó un poco, pero así nos reímos todavía más. Hubo veces en que la pelota salió a toda velocidad, pero vertical, botando a nuestros pies. En otras ocasiones salía de la cesta antes de que acabáramos el movimiento y se quedaba muerta a nuestra espalda mientras nos emocionábamos pensando en lo rápido que la habíamos lanzado que ni la veíamos.

Bizkaia Costa Vasca Gernika Jai Alai Pelotas

Los críos, mientras tanto, sí que sabían lo que hacían. Ellos lanzaban al frontis y fallaban poco. Pero lo mejor estaba por llegar. Dos jugadores profesionales tenían hora para entrenar en el Jai Alai de Gernika y allá que nos quedamos todos con cara de tontos viendo lo que de verdad se puede hacer con una cesta y una pelota de caucho maciza. Y sí, alguna que otra vez se subieron por las paredes.

Bizkaia Costa Vasca Gernika Jai Alai Profesionales

Nos quedamos con las ganas de ver un partido y, en mi caso, de que rehabiliten de una vez el Beti Jai de Madrid y pueda volver a oír cómo rompen las pelotas contra el frontis.

Si tú también quieres disfrutar de una visita al Jai Alai de Gernika con clase de cesta punta ponte en contacto con ellos.

Aquí tienes nuestra ruta de fin de semana por la Costa de Bizkaia

¿Te quieres ir de viaje a la costa vasca? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Bilbao aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Gernika aquí.
  • Alquila el coche en Bilbao al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías del País Vasco aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

5 comentarios

  1. 10 noviembre, 2015 en 21:50 — Responder

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Para muchos de los de mi generación, el primer contacto con la cesta punta llegó de la mano de Don Johnson. Sí, Don Johnson. Fue en la cabecera de la mítica Corrupción en Miami donde vimos aquella extraña cesta que reco…

  2. 12 noviembre, 2015 en 23:14 — Responder

    Decir que luego de los mejores de España están en el pueblo de mi madre, Cabanillas (Navarra), donde se han ganado hasta 7 campeonatos de España. Mi abuelo me llevo alguna vez a algún partido de cesta punta y es realmente espectacular, e incluso igual que vosotros pude llegar a probarme una vez una cesta

    • 27 noviembre, 2015 en 12:15 — Responder

      Hola Javier y bienvenido al blog 🙂
      La cantidad de Cabanillas que hay en España 🙂 Habrá que pasar por la de Navarra a ver también un partido de cesta punta entre los campeones de España. ¿Son habituales allí, o sólo en momentos puntuales del año como campeonatos o similares?

  3. […] Del éxito mundial al desconocimiento: Cesta punta […]

  4. 27 diciembre, 2015 en 02:03 — Responder

    […] En todo el Pais Vasco y Navarra el deporte tradicional vasco es muy importante. Las carreras de traineras, el levantamiento de piedras y el cortado de troncos son de los más populares, pero lo más popular suele ser la pelota vasca con retransmisiones en las cadenas autonómicas casi todas las semanas. La modalidad más popular es la de mano pero otras como pala, remonte o cesta punta también son bastante practicadas. En Gernika nos encontramos con el frontón Jai-Alai, el frontón más importante de cesta punta donde podremos disfrutar de una exhibición o incluso calzarnos la cesta para lanzar unas pelotas, como ya hizo JAAC de Salta conmigo […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *