5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

¡Salga el Sol por Antequera!

Lo admito: había estado muchas veces en Málaga pero nunca había ido a Antequera, a pesar de que sea una de las excursiones clásicas desde la malagueña costa del sol. ¡Perdone Andalucía porque he pecado! Bueno, había pecado, porque esta última vez, y de la mano de la diputación de Málaga, ya he expiado mis culpas, aunque sólo en parte. Sí, porque sólo pasamos un día en el “corazón de Andalucía” y he podido captar apenas una ínfima parte de su esencia. Y es que si ya los romanos la llamaron Antikaria, algo así como “ciudad antigua”, y sigue en pie hasta hoy, ¿creéis que Antequera se puede visitar en un solo día?

Malaga Antequera Puesta Sol Desde Alcazaba

Turismo en Antequera es… sus dólmenes

Antequera fue apodada “ciudad antigua” por sus dólmenes. Los romanos quedaron impresionados con los vestigios prehistóricos de la ciudad, que se remontan desde el neolítico hasta la edad del bronce. Tres monumentos megalíticos que, miles de años después, no sólo siguen de pie sino que lo hacen con un envidiable estado de conservación. El más antiguo es el dolmen de Menga, datado nada menos que alrededor de 3.500/3.700 a.C. A su lado está el dolmen de Viera, del 2.500 a.C. Entrar en las galerías de estos sepulcros milenarios te hace sentir insignificante, a la vez que te deja cierta sensación de frustración por no conocer más sobre ellos y los hombres que lo construyeron, ¿os pasa también a vosotros?

Malaga Antequera Dolmen

Entre los enormes monolitos destaca uno del dolmen de Menga de unas 180 toneladas, ¿cómo conseguirían moverlo hace más de 6.000 años? Para quedaros con la menor cantidad de dudas posible, os sugiero contratar los servicios de un buen guía: sí, el que tiene el poder de transformar piedras en historia.

La primera razón para volver a Antequera es que no pude ver el tercero de estos dólmenes, el más “nuevo”: claro, ¡no tiene ni 4.000 años! Se trata del tholos de el Romeral, un pipiolo datado en torno al 1.800 a.C. Y cuando vuelva, a lo mejor habrá sido declarado, junto con sus dos «hermanos mayores», patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Más información
Horarios y precios: la entrada al conjunto arqueológico dólmenes de Antequera es gratuita, información detallada sobre los horarios en la página oficial de turismo de la diputación de Málaga, costa del sol.

Dirección: dólmenes de Menga y Viera Avda. de Málaga, 1; dolmen el Romeral: Cerro Romeral, s/n.

Turismo en Antequera es… su alcazaba

Los pueblos prehistóricos dejaron los dólmenes, los romanos los restos de sus termas y el magnífico efebo de bronce conservado en el museo municipal, pero sólo era el principio. Los árabes, como no, también llegaron aquí, de hecho éste fue el corazón del califato de Córdoba. La ciudadela fortificada de la Medina Antaqira ha llegado hasta nuestros días y pudimos pasear por sus calles en la puesta de sol.

Malaga Antequera Calles Alcazaba

Desde su altura se puede admirar el centro de la ciudad tiñéndose de rojo. La segunda razón para volver a Antequera: disfrutar de nuevo de esta puesta de sol, visitar el conjunto monumental de la alcazaba de día y recorrer tranquilamente sus callejuelas hasta bajar a la puerta de Málaga.

Malaga Antequera Centro Historico Puesta de Sol

Más información
Horarios y precios: la entrada general es de 6 euros, más información sobre precios y horarios en la página oficial de la diputación de Málaga, costa del sol.

Turismo en Antequera es… las mil y una iglesias

Parece mentira, pero aún estaba por llegar el periodo del mayor auge urbano, arquitectónico y cultural de Antequera: el siglo de Oro –en la ciudad llegó a haber 17.000 habitantes, la quinta ciudad de España en aquel momento–. Su posición estratégica, en el cruce de caminos entre Sevilla, Granada, Málaga y Córdoba, la convirtió, y lo sigue siendo, en “el corazón de Andalucía”.

¿Sabíais que Antequera es una de las ciudades con más concentración de iglesias per capita de España? Y si hablamos de España es un gran mérito, ¡casi tan grande como el de tener la mayor densidad de bares por habitante! Sí, después de los árabes llegaron los Reyes Católicos, ¡y se nota! Hay nada menos que veintiséis iglesias y diecisiete conventos, pero se llegó a superar el medio centenar de edificios religiosos. De hecho, el actual ayuntamiento era un convento franciscano y otros edificios ahora civiles, como la biblioteca de San Zoilo, están ubicados en construcciones que fueron religiosas.

Malaga Antequera Real Colegiata Santa Maria Mayor

¿Cómo elegir entre tantas iglesias? Las más interesantes son la renacentista colegiata de Santa María la Mayor, con su artesonado mudéjar; la colegiata de San Sebastián, con su gran torre mudéjar; el templo de la Encarnación, también con un bonito artesonado mudéjar; la iglesia de San Agustín y la iglesia de San Juan de Dios. Y, como me han sugerido aquí en los comentarios y en las redes sociales –¡muchas gracias, aquí estoy para enmendar mi error de omisión!–, la iglesia del Carmen, con su espectacular retablo barroco, el museo conventual de las descalzas y la iglesia de Belén. Tercera razón para volver: disfrutar de cada detalle de éstas y de las otras iglesias de la ciudad. Aunque no sólo hay iglesias: también palacios históricos y la plaza de toros de Antequera entre las visitas obligadas.

Malaga Antequera Casa Conde Colchal Patio

Turismo en Antquera es… el Torcal y sus caprichos

La gran razón para volver a Antequera es poder admirar el paraje natural de el Torcal, con sus curiosas formaciones geológicas. Es uno de los símbolos de Antequera y una de las dos formaciones geográficas con personalidad propia que hay en los alrededores de la ciudad.

Malaga Antequera Peña Enamorados

La otra, que sí pudimos admirar, es la Peña de los enamorados. Os aconsejo escuchar la leyenda de la historia de amor entre una princesa árabe y un caballero cristiano que está detrás de su nombre, contada por los habitantes de Antequera.

Turismo en Antequera es… sus restaurantes: ¡viva la porra!

La última razón para volver a Antequera es una de las mejores: volver a disfrutar de su gastronomía. Y es que tuve la suerte de probar la cocina de uno de los mejores restaurantes de Antequera: Arte de Cozina. Cuando la dueña del restaurante te da la bienvenida diciéndote “lo que vais a comer es lo que se ha comido aquí toda la vida”, la cosa empieza bien. Y siguió aún mejor.

Malaga Antequera Arte de Cozina Porra Antequerana

Porque aquí Charo Carmona lo de “cocina tradicional” se lo ha tomado en serio: al pie de la letra, vamos. Su objetivo: que el recetario olvidado de la comarca de Antequera vuelva a cobrar vida. Para ello ha recuperado antiguas recetas como las del libro “La cocina popular de Málaga” de Fernando Rueda García, viejo conocido de la cocinera, y usa sólo productos de temporada, en su gran mayoría de la comarca.

Malaga Antequera Arte de Cozina Ensalada Escabeche Gallina

Aquí cada receta tiene nombre, apellidos y una razón de ser. Y Charo, como no, te lo cuenta. Por ejemplo, no sólo hay porra de tomate, la más tradicional y el plato más famoso de Antequera –parecida al gazpacho pero con atún–, también su versión blanca, más antigua, o la naranja, que se hacía en las temporadas en las que no había tomates y se sustituían con estos cítricos. Probamos la ensalada de escabeche de gallina, con aceite rigurosamente orgánico, y Charo nos explicó que el escabeche se usaba mucho para conservas y para reutilzar comidas. La olla de castañas: las castañas eran las reinas de la mesa hasta la llegada de las patatas. El cabrito lechal, la receta original de los pastores. Los calamares rellenos, receta de Lola, la madre de Fernando Rueda García. Siempre hubo pescado en Antequera, traído en burro por los pescaderos locales desde el puerto de Málaga. La comida acabó, como no, con un bienmesabe antequerano, el postre más tradicional de la zona. ¡Otro viaje en el tiempo a través de los sentidos!

Malaga Antequera Vendedor Castanas

Charo Carmona es miembro de Gastroarte, un colectivo gastronómico de Málaga que tiene el objetivo de difundir y promocionar la gastronomía tradicional de la zona.

Está claro que merece la pena ir pero dedicándole más de un día y, así, ver que salga el sol por Antequera. ¡Aunque un día es un buen comienzo!

La visita a Antequera fue parte del #costadelsoltrip, muchas gracias a la diputación de Málaga por la organización. Más información sobre Antequera en la web oficial de turismo de Antequera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10  Comentarios

  • María
    11 enero, 2015 a las 10:34

    Como antequerana, Sara, quiero darte las gracias, no sólo por visitar nuestra ciudad y contárselo al mundo, sino por haberte preocupado tanto en informarte y conocer nuestra historia para así, captar nuestra esencia. Entre todo lo que te ha quedado por ver para la siguiente visita, echo en falta una de nuestras grandes joyas, la iglesia del Carmen. No te digo por qué, prefiero que vuelvas y lo descubras tú misma, sólo te digo que cuando entres te vas a quedar sin respiración.

    • 12 enero, 2015 a las 11:33

      ¡Buenos días María y bienvenida al blog! Muchísimas gracias por tu comentario, es un honor leer estas palabras viniendo de una antequerana. Añado la iglesia del Carmen como visita obligada en mi próximo paso por Antequera, que espero que sea muy pronto y que dure más tiempo. ¡Gracias de nuevo y enhorabuena por tu espléndida ciudad!

  • Pablo
    12 enero, 2015 a las 17:08

    gran artículo sobre la ciudad que me vio crecer, solamente añadir como obligada la visita a la iglesia del Carmen, monumento nacional y obra cumbre del barroco andaluz. También añadiría el museo conventual de las descalzas y la iglesia de Belén con sus increíbles yeseras. Sin duda Antequera no se ve en un día.

    • 13 enero, 2015 a las 09:33

      ¡Hola Pablo y bienvenido al blog! Muchas gracias por tu comentario, ya están añadidas tus sugerencias al artículo. Me ha quedado claro que un día no da para conocer la ciudad, espero que en este 2015 pueda volver 🙂

  • 13 enero, 2015 a las 00:00

    Gran artículo! Como malagueña me enorgullece que alguien de fuera hable tan bien de mi tierra. Sin duda Antequera es una ciudad con mucho que ver y visitar, lástima que la mayoría de los turistas se queden sólo con las playas… 🙁
    Saludos! 🙂

    • 13 enero, 2015 a las 09:36

      ¡Hola Ali, bienvenida al blog y gracias por el comentario y el piropo 😉 ! Sí, la verdad es que tener la costa cerca es bueno por algunas cosas pero malo por otras, muchos se quedan ahí, esperamos poner nuestra miguita para que cada vez más gente se anime a moverse hacia Antequera, y quedarse ahí, desde las playas de Málaga 🙂 ¡Un abrazo!

  • Justine
    25 febrero, 2015 a las 15:37

    Hola Sara,
    Acabo de leer tu artículo sobre Antequera, y me encanta, no soy Antequerana, pero llevo 4 años viviendo aquí y está ciudad me encanta, tiene mucha cultura y mucha naturaleza !
    Ya que estamos con las sugerencias, te propongo que hagas la siguiente visita en verano, y que vivas la experiencia «Luz de Luna», un programa veraniego realmente interesante.
    Se proponen distintas actividades al anochecer, desde visitas teatralizadas a la Alcazaba, hasta senderismo, cena y Astronomía en El Torcal. Además se organizan visitas guiadas por la noche. Lo recomiendo !

    • 25 febrero, 2015 a las 17:05

      ¡Hola Justine y bienvenida al blog! Me alegro de que te guste el artículo y me apunto tu sugerencia para nuestra próxima visita, ¡muchas gracias!

  • David
    10 octubre, 2019 a las 15:32

    Buen artículo de mi vieja y querida Antequera! Para la próxima vez que visitéis la provincia, no os podéis perder el área de los embalses de Guadalhorce y Guadalteba, Ardales y Álora, y sobre todo, del Caminito del Rey!

    • 11 octubre, 2019 a las 13:10

      ¡Hola, David y bienvenido al blog! Apuntado está, muchas gracias. ¡Un saludo!