5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

El muro de Berlín, historia y caída

No puedo decir que visitara nunca el Berlín oriental o, ya puestos, cualquier otra ciudad de la antigua República Democrática Alemana. Cuando empecé a viajar ese muro ya era historia, y Alemania un único país. Sí recuerdo, sin embargo, aquel día de hace 25 años en que vi por televisión que la gente se acercaba a los bloques de hormigón y se subía en ellos. Aparecían los picos y, más tarde, las máquinas de construcción que, destruyendo el muro de Berlín, construían un futuro nuevo para el mundo.

Alemania Muro de Berlin East Side Gallery Marea Gente

Estaba en casa. Viendo el telediario de la nocheel muro de Berlín cayó entre el 9 y el 10 de noviembre de 1989, pero a las 21.12 ya estaban pasando cosas– seguramente solo. También recuerdo haber visto el 12 a 1 de Malta yo solo frente al televisor. En aquella época internet no era la manera de enterarse de las cosas, ni existía la wikipedia. Tenía una enciclopedia y, como no tenía ni idea de la revolución digital que nos esperaba, me empeñaba en mantenerla actualizada a base de incluir notas entre sus páginas. Ese día incluí una: Caída del muro de Berlín, un eufemismo, porque caer, lo que se dice caer, no cayó, lo tiraron, lo destruyeron.

La historia del muro de Berlín

Tras la segunda guerra mundial Alemania quedó divida entre los aliados–Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia– y la URSS en la conferencia de Yalta. Las diferencias en la forma de vida de los dos lados provocaron que, desde la RDA, muchos ciudadanos cruzaran la frontera para no volver. Durante los primeros doce años no había restricciones para cruzar pero la situación llevaba a la quiebra a la RDA al quedarse sin habitantes. Llegados a este punto, la RDA decidió cerrar las fronteras y construir un muro alrededor del Berlín occidental el 12 de agosto de 1961.

Espías, operaciones de camuflaje, contrabando, fugas… como siempre a lo largo de la historia las separaciones creadas por los hombres no son tan limpias como se pretende. No se conocen las cifras exactas, pero entre 125 y 250 personas fallecieron tratando de cruzar el telón de acero. Durante 28 años, desde 1961, dividió Berlín en dos y, durante esos 28 años, el deseo de destruirlo creció en todos los alemanes.

Alemania Muro de Berlin East Side Gallery

El muro de Berlín no era una separación entre la Alemania Occidental y la Oriental, no se trataba de un muro de Adriano que dividía en dos el territorio de Alemania. El muro de Berlín era una manera de aislar esa mancha occidental y capitalista que era la zona de Berlín controlada por franceses, ingleses y norteamericanos del resto de la zona comunista. El muro de Berlín se cerraba. 160 kilómetros de vergüenza que, por un lado dividían la ciudad en dos partes y, por otro, la aislaban del resto del país. Supongo que muchos lo tendrían claro, pero no todos sabíamos que la parte occidental de Berlín estaba dentro de la República Democrática Alemana como un isla capitalista en un mar comunista. Para nosotros, el muro era una idea, un concepto que separaba una ciudad pero no lo materializábamos en algo que se cerraba, que no tenía ni principio ni fin.

El telón de acero fue uno de los primeros muros que sirvió más como separación que como defensa. Aunque desde Alemania Oriental se “vendiera” como defensa de los ataques capitalistas que querían impedir la construcción de una Alemania comunista fuerte.

El checkpoint Charlie

El punto fronterizo más famoso del muro, y el que se ha convertido en uno de los lugares más turísticos de Berlín, estuvo a punto de ser testigo del comienzo de la tercera guerra mundial. Fue el 25 de octubre de 1961 –poco más de dos meses después de que comenzara a construirse el muro de Berlín– cuando tanques americanos y rusos se colocaron frente a frente durante 16 horas separados por pocos metros de distancia junto al checkpoint Charlie. Todo podía haber cambiado, seguramente acabado para la especie humana, aquel día.

Alemania Check Point

Hoy es la foto más buscada, siempre podrás encontrar un soldado ruso y uno americano –actores, por supuesto– dispuestos a hacerse una foto contigo por unas monedas. Si no puedes ir a Berlín, hay varias reconstrucciones del lugar por el mundo, una de las más curiosas, por el lugar en el que se encuentra, está en Burgos, en Belorado.

La caída del telón de acero

Un despiste, un error, una improvisación… Destruir un muro no es algo que suceda de forma premeditada y organizada. Años y años de espera dieron como resultado una marea humana que se agolpó en los puestos de control en cuanto escucharon que se podía pasar de un sitio a otro. En realidad, el paso se iba a abrir a las 10 de la mañana del 10 de noviembre, pero ¿quién podía esperar? y ¿a quién le importaba exactamente la hora? Eso debió pensar Günter Schabowski, el portavoz alemán, cuando Riccardo Ehrman, un periodista italiano, le preguntó por el momento exacto en que se podría pasar de un lado a otro del muro y respondió «desde este mismo momento«.

Alemania Muro de Berlin East Side Gallery Coche

28 años de espera tocaban a su fin. Se acababan los check points, los salvoconductos, los operaciones de huída, las notas en el expediente por ver la televisión occidental… El muro de Berlín desaparecía delante de nuestros ojos y muchos se llevaban trozos del hormigón de la vergüenza a su casa.

East Side Gallery

Pero no todo el muro acabó en el suelo o en las estanterías de casas particulares y museos. Un kilómetro y medio de muro se “salvó”, gracias a la intervención de Bodo Sperlingpara que sirviera como recuerdo en la Mühlenstraße. De nuevo, como sucedía con la forma y disposición del muro original, tampoco sabía que todas aquellas pintadas en el muro de Berlín se hicieron después de su caída. Creía que eran un símbolo más de la separación de las dos alemanias: el lado oriental que vigilaba su muro con ametralladoras, minas y el ejército, frente al lado occidental que no sólo no lo vigilaba sino que lo pintaba.

Alemania Muro de Berlin East Side Gallery Caras

Cien artistas de todo el mundo que, en ese momento, vivían en Berlín, fueron los elegidos para pintar el casi kilómetro y medio salvado. Su obra dio lugar a la galería de arte al aire libre de mayor longitud y duración del mundo. Un motivo más para visitar la capital alemana.

El muro de Berlín hoy en día

Además de las líneas en el suelo, o los paneles de Berlin Wall History Mile, que recuerdan el lugar en el que se encontraba el muro en Berlín, también hay otros lugares que recuerdan tanto su historia como la de de los ciudadanos de Berlín en aquellos días de separación. Uno de los más importantes es el memorial del muro de Berlín, en la Bernauer Straße, con la exposición “1961|1989: El muro de Berlín” en el centro de documentación.

Podrás encontrar más información en museos como el aliado y el germano-ruso –los dos actores principales de la guerra fría–, el terrible museo de la Stasi–el servicio secreto de la RDA– o el Museum in der Kulturbrauerei –con la exposición «Vida diaria en la RDA– o en el memorial de Günter Litfin –el primer abatido a tiros por la policía oriental al tratar de cruzar el muro, que todavía no era más que alambre de espino–.

También es posible recorrer los casi 160 kilómetros completos del muro de Berlín en bicicleta o caminando, es el Berlin Wall Trail.

Donde encontrar el muro de Berlín fuera de Berlín

Los días siguientes a la caída del muro de Berlín, en medio del caos y de la fiebre destructora, se sacaron varios bloques del país. Hoy en día es posible ver el muro es Estados Unidos, en el parque Paley de Nueva York y en la sede del FBI en Langley, Virginia; en los jardines del Vaticano; o en la plaza de Luxemburgo de Bruselas.

Alemania Muro de Berlin East Side Gallery

 

La caída del muro de Berlín en Madrid, 25 años después

Con motivo del aniversario, se presentó un espectáculo de luz en Madrid que, con el telón de fondo de la Puerta de Alcalá nos trasladaba a Alemania y llevándonos desde la segunda guerra mundial hasta la caída del muro. Aquí lo podéis ver.

La caída del muro de Berlín supuso el fin de la lucha, a gran escala, del comunismo frente al capitalismo. Los muros que levantamos hoy, lamentablemente se siguen levantando incluso en nuestro propio país, dividen según la riqueza: a ricos –aunque sería más correcto decir habitantes del mal llamado primer mundo– de pobres; y según la religión.

 

Todavía no hemos aprendido lo suficiente.

Si quieres ver más Berlín, echa un vistazo a Berlín, mucho más que monumentos.

¿Te quieres ir de viaje a Berlín? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Berlín aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Berlín aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • Hazte con las mejores guías de Berlín aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Berlín aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • Borja
    12 noviembre, 2014 a las 11:22

    Increíble el post y muy completo. Expresáis a la perfección todo lo que el Muro significa para Berlín y para Alemania. Cuando visité la capital alemana pude notar la emotividad en cada centímetro de muro, tanto en la East Side Gallery como en los distinto trozos que se mantienen por la ciudad. Repito, muy buena la publicación.

    Un abrazo y muchas gracias! Y no dejéis de viajar para que disfrutemos de vuestras historias 😉

    • 17 noviembre, 2014 a las 20:44

      Hola Borja y bienvenido al blog 🙂
      El muro fue mucho muro para la gente, muchos sentimientos, muchas sensaciones y muchos recuerdos a su alrededor.
      Muchas gracias por tus comentarios, seguiremos viajando para haceros disfrutar 🙂

  • 22 noviembre, 2014 a las 13:20

    Preciosa entrada.
    Viendo esta, la mía es una piltrafilla, pero yo también creía que es algo que hay que recordar para que nunca se repita.
    http://anden-27.blogspot.com.es/2014/11/berlin-25-anos-sin-muro.html

    • 24 noviembre, 2014 a las 16:47

      Muchas gracias por el piropo y ¿qué es eso de que la tuya es una piltrafilla? Es muy interesante, cada uno tiene su visión y es lo bonito de Internet, todos podemos escribirla 🙂
      Soy muy aficionado a los datos y no sabía lo de las 300 torres y 30 bunkeres. ¡Gracias!