AméricaArgentina

El Norte argentino: Jujuy y Salta

  

Sólo una vez en mi vida no había pasado la Navidad en Italia con mi familia. Nunca volví a repetirlo… hasta el 2013. En el año en el que realizamos nuestro sueño de viajar sin billete de vuelta, no podría volver a mi pueblo para pasar las fiestas. La verdad es que no me gustaba la idea y no estaba del mejor de los humores. Gran parte del 24, además, la pasaríamos metidos en un autobús. Nos esperaba un viaje que, desde San Pedro de Atacama, en Chile, nos llevaría de vuelta, ocho meses después, al país en el que empezó la aventura de nuestro #LatTrip: Argentina. Nos habíamos despedido de él en Puerto Iguazú y aquí encontramos un nuevo mundo. Del verde de la selva y la asombrosa potencia del agua en las cataratas de Iguazú, a un desierto en altura, con cardones y montañas de colores. El norte argentino nos daba la bienvenida desde las ventanillas de nuestro autobús, que se balanceaba entre las asombrosas curvas y más aún asombrosa inclinación de la carretera que nos llevaría hasta Purmamarca. Ése era el destino elegido para pasar la Navidad. Y no nos acogió muy bien: tiendas cerradas, ningún sitio donde cambiar dólares a pesos argentinos y pocos restaurantes abiertos. Así que… no hubo cena de Nochebuena. Un día un poco triste. Pero al día siguiente todo cambiaría, al admirar el cerro de los siete colores…

Purmamarca Cerro Siete Colores Salto

Jujuy: Purmamarca y la Quebrada de Humahuaca

Purmamarca es un pueblo encantador, no lo puedo negar. Eso sí, como decía los días de Nochebuena y Navidad no son los mejores para visitarlos y no nos dio una muy cálida bienvenida, pero recomiendo a todo el mundo pasar un par de días ahí. La iglesia del siglo XVII, con sus techos de cardón, es muy cuca pero lo mejor, sin duda, es recorrer el Paseo de los Colorados. Es un pequeño trekking circular de unos cuatro kilómetros –una hora aproximadamente– que empieza y acaba en el pueblo y que deja boquiabierto. Describir las caprichosas formas y colores de las montañas es difícil así que voy a dejar a las imágenes que hablen, aunque las fotos no le hagan tampoco toda la justicia que merecen a los paisajes…

Purmamarca Paseo de los Colorados

Purmamarca Cerros Colores Panorama

Purmamarca Paseo de los Colorados

Desde Purmamarca se puede visitar el resto de la Quebrada de Humahuaca, con sus cerros que cambian de color según el día y sus cardones que parecen caídos del cielo. Se extiende por 170 km de sur a norte empezando a unos 40 km de Salvador de Jujuy, a lo largo de la Ruta Nacional Nº 9. Nosotros fuimos a Tilcara, base para visitar su Pucará, una fortaleza precolmbina, y la Garganta del Diablo, pero, de nuevo, los transportes no nos ayudaron en el día de Navidad. No pudimos recorrer mucho los alrededores, sólo dar una vuelta por la ciudad y volver, como habíamos llegado, “a dedo” –haciendo auto-stop–. En cualquier caso, sólo con recorrer la carretera hasta Tilcara y después a Salta fue más que suficiente para impregnarnos con la magia del lugar.

Purmamarca Cerros Colores

Desde Purmamarca se puede llegar también a las Salinas Grandes: nosotros las cruzamos llegando desde San Pedro de Atacama pero, viniendo del Salar de Uyuni, ya no nos impresionaron tanto.

Purmamarca Salinas Grandes

Dormir en Purmamarca: Hotel Killari

No se puede decir que Purmamarca sea muy grande, lo que permite que el Hotel Killari, “Luz de Luna” en quechua, esté a sólo dos cuadras –manzanas– de la Plaza 9 de Julio, la plaza principal de la ciudad, y justo debajo del Cerro de los Siete Colores. Sus pequeñas construcciones en adobe y techos de caña se integran perfectamente con el estupendo paisaje que las rodea. Además tiene un muy pintoresco jardín botánico en diferentes niveles que llega hasta casi la base del cerro.

Purmamarca Hotel Killary Mosaico

La ciudad de Salta

Después de tantos pequeños pueblos –desde Uyuni en Bolivia a Purmamarca en Argentina, pasando por San Pedro de Atacama en Chile–, teníamos ganas de un poco de animación. Salta no nos desilusionó. Gente caminando por sus calles a todas horas, una oferta de restaurantes de todo tipos –no dejéis de acercaros al mercado y comer una mega-milanesa napolitana o de probar un asado en alguno de los restaurantes de la ciudad– y… hasta ¡supermercados! Sí, todo nos hacía ilusión al volver a una ciudad. Eso sí, aquí también el 1 de enero estaba todo cerrado, ese día la animación volvió a desvanecer, pero sólo temporalmente.

Salta Centro Plaza Nocturna

Salta, además, es una bonita ciudad colonial y es el centro turístico más importante del norte argentino desde donde parten los tours a todos los lugares turísticos de la región. En la oficina de turismo os darán un mapa detallado de los alrededores e información sobre las rutas turísticas y los precios de los tours.

MAAM, Museo de Arqueología de Alta Montaña de Salta

La visita más interesante en la ciudad es el MAAM Salta: el Museo de Arqueología de Alta Montaña. Después de la visita al Museo Santuarios Andinos de Arequipa y a su “momia” Juanita, no podíamos dejar de presentar nuestros respetos a los niños del Lluillaillaco. Niños que los incas ofrecieron para apaciguar a sus dioses que, como Juanita, fueron enterrados en la cima de un volcán, en este caso el Lluillaillaco. En el museo se expone de forma alternada sólo uno de los tres niños –la Niña del Rayo, el Niño y la Doncella– junto con los objetos que acompañaron a los tres en su entierro. Creíamos que Juanita estaba bien conservada, pero la Niña del Rayo nos dejó boquiabiertos. Esperábamos que nos saludara en cualquier momento.

Dormir en Salta: Hotel Colonial Salta

En una ciudad con historia lo mejor es dormir en un sitio con historia. Así que escogimos el Hotel Colonial, emplazado en un edificio histórico del siglo XIX y hotel desde hace nada menos que 70 años, cuando el abuelo de su actual dueño empezó a dar vida al negocio. Su ubicación, además, no podría ser mejor: en la misma plaza 9 de julio, la plaza central donde se encuentra la catedral y centro de la vida de la capital salteña. En un sitio con tanta actividad y tanto que hacer, el centro es donde hay que estar y desde luego que estuvimos ahí. Ah, ¡no os perdáis las ricas tartas del desayuno!.

Salta Hotel Colonial Mosaico

Incluso tuvimos la suerte de disfrutar de un ensayo de tango en el Hotel Colonial. El piano que veis en la foto y la voz femenina de una cantante nos deleitaron poco antes de despedirnos de Salta.

Cachi y el Parque Nacional los Cardones

De la mano de Turismo la Posada, hicimos nuestra primera excursión en los alrededores de Salta hasta llegar al pequeño pueblo de Cachi. Dos de las atracciones del camino son la Quebrada de Escoipe y la Cuesta del Obispo que nos llevó a 3.348 msnm hasta la Piedra del Molino. El pueblo de Cachi en sí, con su iglesia con decoraciones y techo de cardones, también es bastante bonito, pero el rey de la excursión es, sin duda, el Parque Nacional los Cardones. Una inmensa extensión –la segunda reserva de cardones del mundo por detrás del Saguaro National Park de Arizona– con más de 300 especies de esta planta. Tienen hasta 15 metros de altura y, dependiendo de la especie, crecen entre 1 y 7 centímetros al año: ¡echad cuentas de cuanto llevan ahí!

Salta Cachi Parque Nacional los Cardones Turismo La Posada

Salta Parque Nacional de los Cardones Salto

La puna salteña: San Antonio de los Cobres en el Recorrido del Tren de las Nubes

El tren de las Nubes es uno de los recorridos turísticos más espectaculares de las reestructuradas vías férreas argentinas… o eso nos han comentado. Nosotros no nos pudimos subir a él porque cierra todos los años debido al clima en la temporada de lluvias –funciona desde finales de marzo hasta principios de diciembre–. La alternativa, para disfrutar de los mismos paisajes, es ir hasta San Antonio de los Cobres en carretera y nosotros lo hicimos en tour, de nuevo, con Turismo La Posada. Se recorren los largos 390 km hasta llegar a San Antonio de los Cobres, divisando en muchos sitios las vías del tren, y se pasa por la Quebrada del Toro, con sus bonitos cerros de colores y cardones, y por el interesante sitio arqueológico preincáico de Santa Rosa de Tastil, con su museo. Fue la excursión que menos nos impresionó, pero tuvimos un guía tan bueno, Pierre, que hizo que mereciera la pena el viaje. Gran conocedor de la historia y de la morfología del territorio, nos fascinó con su guiado. Un franco-salteño que se nota que está enamorado de su nueva tierra, ¡aunque eche de menos el queso francés!

Salta Santa Rosa de Tastil Arqueologia Turismo La Posada

La Quebrada de las Conchas, Cafayate y su vino y los Valles Calchaquíes

El tour a Cafayate fue el último que hicimos en la zona de Salta y esta vez nos decantamos por la Agencia del Peregrino que, a pesar de su nombre, no trabaja sólo con turismo religioso sino también cultural. Con ellos llegamos hasta Cafayate, tierra del Torrontés, uno de los vinos blancos más famosos de Argentina. Tuvimos ocasión de visitar una de las bodegas con más historia de la ciudad y, en el camino, de volver a sorprendernos con las formaciones rocosas salteñas, que rivalizan en belleza con las de la Quebrada de Humahuaca en Jujuy. La Reserva Natural Quebrada de las Conchas –con la Garganta del Diablo, el Anfiteatro, el Sapo, el Obelisco, los Castillos…– es algo que no hay que perderse. Y lo mejor es ir en coche o en tour, porque en el autobús no se puede parar para admirar todas las diferentes formaciones rocosas.

Salta Cafayate Quebrada de las Conchas Anfiteatro Entrada Agencia del Peregrino

Salta Cafayate Quebrada de las Conchas Garganta Diablo Agencia del Peregrino

Vimos mucho y aún así dejamos mucho que ver en el Norte argentino, uno de esos destinos que te atrapan y te llaman para que vuelvas.

  

11 comentarios

  1. 25 febrero, 2014 en 16:50 — Responder

    Espectaculares los paisajes de las quebradas. No dejo de llevarme sorpresas con vuestro viaje, realmente genial lo que estoy descubriendo gracias a vosotros.
    Tomo nota, aviso! 😉

    • 10 marzo, 2014 en 20:41 — Responder

      Sí, la verdad es que los paisajes del Norte de Argentina nos dejaron sin aliento, una de las zonas más espectaculares de Sudamérica…
      Gracias por seguirnos como siempre 😀

  2. […] Vértigo a 4.220 metros de altura de Vagamundos Quebrada de Humahuaca en Callejeando por el planeta El Norte argentino: Jujuy y Salta de Salta conmigo Jujuy, Cafayate y los Valles Calchaquíes de Vagamundos Pucará de Tilcara en […]

  3. Matías Ullés
    17 marzo, 2016 en 00:34 — Responder

    Hola, ante todo felicitarte por tan magnífico blog, lo acabo de descubrir y me encanta. Mi novia y yo nos vamos un mes a Argentina (ojalá pudiéramos más..!!!) y nos gustaría poder llegar a hacer: Buenos Aires, Rosario, un poquito del norte, Mendoza y si puede ser Córdoba. Por eso te quiero preguntar, cuánto tiempo estuvieron en el Norte? para poderme dar una idea de lo que vieron en cuanto tiempo.

    Muchas gracias!!

    • 19 marzo, 2016 en 11:13 — Responder

      ¡Hola Matías! Muchas gracias, nos vamos a poner colorados 🙂 Nosotros estuvimos unas cuatro semanas por el norte (Purmamarca, Salta, Córdoba, Mendoza y alrededores de todas), pero considera que íbamos sin prisa, estuvimos un año de viaje 😉 Seguro que lo podéis hacer en mucho menos. ¡Un abrazo y buen viaje! P.D. Si reserváis algún vuelo/hotel/coche/seguro con Skyscanner, Booking, Rentalcars o IATI pinchando desde aquí en el blog nos haréis un favor 🙂

  4. María
    9 agosto, 2016 en 13:33 — Responder

    Hola y enhorabuena por el blog!
    Muy buenos consejillos. Si viérais esto… os quería preguntar en cuánto tiempo se podría ver Purmamarca, Tilcara, Humahuaca, hacia Tupiza. No me quedaré tanto tiempo, y esto es el trayecto desde San Pedro de Atacama hasta Tupiza en Bolivia (para empezar un tour de Uyuni allí). En fin, pensaba dejarlo en visitilla breve, pero siendo realista sobre tiempos de transporte y eso… no sé yo si hay transporte público o si el autostop sería buena opción (vosotros lo hicisteis, no?)

    La verdad es que pensaba 2-3 días como tiempo como paradita desde San Pedro y antes de Tupiza. mmmmm…

    Gracias!

    • 9 agosto, 2016 en 22:46 — Responder

      ¡Hola María y bienvenida al blog! Purmamarca, Tilcara y Humauaca puedes verlos en unos 2-3 días con transporte público y algo de autostop si quieres (nosotros hicimos de Purmamarca a Tilcara). De Tupiza no tenemos ni idea ya que nosotros no pasamos por ahí: fuimos desde Uyuni a San Pedro de Atacama y luego a Purmamarca y alrededores y luego hacia el sur. En cualquier caso, creemos que corriendo un poco podrás hacerlo. ¡Buen viaje!

      • Maria
        10 agosto, 2016 en 23:52 — Responder

        ¡Gracias! jejejej, no me gusta mucho eso de ir corriendo así que igual al final cambio un pelín el plan. Mmmmmm veremos veremos. Calcularé bien distancias y frecuencias de buses.

        • 12 agosto, 2016 en 20:52 — Responder

          jeje, en nuestro caso el recorrido fue parte de un viaje de un año por Sudamérica, así que imagina si nos lo tomamos con calma 😉 ¡Buen viaje!

  5. GONZALO
    25 septiembre, 2017 en 14:59 — Responder

    Hola, excelente el blog. Voy a hacer una consulta: tenemos idea de ir con mi familia en enero a Tucumán, Salta y Jujuy en auto, el tema es que sufrimos de vértigo y estamos con la duda de si hay alguna ruta para llegar que no sea de tantas curvas, precipicio y si no para poder conocer tranquilos qué lugares nos recomiendan que no tengamos que pasar por cornisas etc. Gracias.

    • 25 septiembre, 2017 en 21:15 — Responder

      ¡Hola Gonzalo y bienvenido al blog! La verdad es que las carreteras principales son amplias y no hay precipicios, no creemos que haya ningún problema para personas con vértigo. Hay muchos paisajes bonitos sin tener que asomarse a las alturas, así que no nos preocuparíamos. ¡Buen viaje!
      Por cierto, si el blog te ha sido útil, en este viaje al Norte o en cualquier otro nos harías un gran favor si reservaras tus hoteles en Booking a través de este enlace; tus alquileres de coche/auto en Rentalcars a través de este enlace; los seguros de viaje con IATI a través de este enlace (además con un 5% de descuento); los tours en español con Civitatis a través de este enlace, y guías de viaje o cualquier cosa en Amazon a través de este enlace. A ti te costará lo mismo (de hecho con IATI hay descuento) y nos ayudarías a mantener el blog. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *