AméricaCanaimaVenezuela

Salto Ángel, la catarata más alta del mundo

  

Puede que se trate del lugar más conocido de Venezuela, tanto es así que hasta es la “l” de su logotipo turístico. Si Argentina y Brasil tienen Iguazú, Estado Unidos y Canadá las del Niagara y Zambia y Zimbabue las Victoria, Venezuela tiene el Salto Ángel. Hablamos de la catarata más alta del mundo con casi mil metros de cada de agua –979 exactamente divididos en dos saltos, el más largo de 807–.

Salto Angel Venezuela Cascada Desde Rio Salto Nube

Por qué Salto Ángel

No hay criaturas celestiales en el origen de su nombre, pero sí alas. Las de Jimmie Angel que, con su avioneta, sobrevoló y localizó la caída de agua, posándose luego sobre la cima del Auyantepuy –otro famoso tepuy como el Roraima–. Todo esto sucedió en 1937, pero los indígenas ya sabían de su existencia. Para ellos era, en pemón, Kerepakupai Vená o salto del lugar más profundo.

Cómo llegar a Salto Ángel

El Auyantepuy se encuentra en el Parque Nacional Canaima, cerca del poblado de Canaima. Llegar hasta allí es “sencillo”, el requisito es contratar una excursión desde Ciudad Bolívar que incluya el vuelo hasta Canaima y la estancia en uno de los muchos campamentos –diferentes categorías– que forman el poblado, Canaima está creado por y para el turismo. Esta opción ronda los 6.000 BsF, en los campamentos más básicos, llegando a los 15.000 BsF en los de lujo.

Salto Angel Venezuela Laguna Canaima Salto

También es posible comprar el vuelo por tu cuenta en el aeropuerto y contratar directamente con el campamento. No hay mucha diferencia de precio y resulta más engorroso. Atentos, nos comentario que lo que no hay que hacer nunca es llegar hasta Canaima sin campamento contratado. Una vez allí, con el dinero del avión gastado, no hay margen para regatear.

Excursión a Salto Ángel

En todas las agencias y campamentos os dirán que es igual, y lo es porque está bien pensada y porque tiene que ser así. El viaje estándar es de tres días y dos noches.

Primer día: Llegada a Canaima

Se llega a Canaima en un vuelo de unos noventa minutos. Esa tarde se recorre la laguna de Canaima con sus cinco saltos y se visitan los saltos del Sapo y, pasando por detrás de la cascada –mucho más tranquilo que en la Gran Sabana–, el del Sapito. Se duerme en el campamento.

Salto Angel Venezuela Vuelo Canaima

Segundo día: Salto Ángel

Se sale temprano en barca remontando el río durante casi cinco horas hasta los campamentos al pie del salto. Allí se almuerza y se va, de nuevo en barca, hasta el camino del mirador –un camino de una hora de duración con fuerte pendiente–. Se duerme en las hamacas.

Salto Angel Venezuela Mirador Roca

Tercer día: Vuelta a Canaima

Tras ver amanecer sobre Salto Ángel, se vuelve a Canaima y desde allí a Ciudad Bolívar. Algunas agencias incluyen una noche gratis en sus posadas.

Salto Ange lVenezuela Tepuy Desde Avion Cima

Nuestra experiencia

Esto que parece tan bien pensando no fue lo que nosotros hicimos. El campamento WeyTepuy –con el que trabaja la agencia a la que compramos el tour– decidió que sacar la barca para remontar el río con sólo nueve personas no era rentable, así que juntó dos grupos. Los que llegaron el día anterior esperaron a que llegásemos los seis del siguiente día para salir al Salto Ángel. Y nosotros vimos como todo el programa cambiaba por completo nada más aterrizar: salíamos a Salto Ángel directamente.

Salto Angel Venezuela  Tepuys Selva Rio

Con todo esto, la salida del aeropuerto y los vuelos –dos avionetas–, acabamos saliendo al mediodía. Comimos un triste sandwich en la barca poco antes de que se desatara el diluvio universal –siempre llueve alrededor de las 13.30, por eso hay que salir pronto–. Llegamos al camino del mirador, sin pasar por el campamento, a las cinco. Las cinco no es un buen momento para llegar porque a las seis, en esa época del año, se pone el Sol. El guía nos dijo que cogiéramos linternas para la vuelta. Antes de ver el camino no parecía mala idea la aventura de bajar a la luz de las linternas. Pero nada más comenzar, entre el barro y sorteando raíces y charcos, nos preocupó bajar a oscuras.

Tiempo en el mirador: 10-15 minutos. Cinco horas en una barca y una hora de caminata para ver Salto Ángel durante ¡un cuarto de hora! Sin contar el peligro que supuso bajar con los frontales por ese camino.

Salto Angel Venezuela Cascada Cima Tepuy Caida Nube

El campamento Wey Tepuy no sólo no admitió el error de cambiar el programa y la responsabilidad por poner en peligro nuestra integridad física, sino que, cuando nos quejamos por ello, dijeron que éramos conflictivos y que no habíamos hecho más que criticarlos a ellos y al país desde nuestra llegada… El resto del grupo tampoco estaba contento pero, suponemos que por estar de vacaciones y querer relajarse, no le dijeron nada al guía –aunque sí a nosotros–. Obviamente pusimos una denuncia en la comandancia del parque, aunque dudamos de que sirva para nada. Luego nos enteramos de que no es la primera vez, ni será la última, que hacían eso, ni el único campamento que busca ahorrar costes de cualquier manera.

Salto Angel Venezuela Salto Sapo

Recomendaciones para Salto Ángel

  • Aseguraos de que no se cambia el programa y de que el segundo día se sale antes de las diez de la mañana. Si a esa hora no habéis salido estáis esperando que llegue gente de Ciudad Bolívar y os están liando.
  • Cuando vayáis en la barca dejad las zapatillas en la mochila a cubierto de la lluvia. Hay que bajar para andar mientras la barca sortea unos rápidos, pero se puede hacer perfectamente en sandalias y es mejor tener los zapatos secos.
  • En el mirador hay mucha agua en suspensión, se está cerca de la caída del Salto Ángel. Subid con poncho de lluvia y cuidado con las cámaras.
  • Llevad ropa seca para cambiaros por la noche en el campamento de hamacas, no hay nada peor que tratar de dormir con ropa mojada.
Salto Angel Venezuela Canaima Desde Avion Arco Iris

Sensaciones en Salto Ángel

Por poco tiempo que pases en el mirador o viéndolo desde el río, el Salto Ángel sobrecoge. Tuvimos la suerte de verlo casi al máximo de agua y, ver esa mole –porque parece un bloque– de agua caer y sentir más que oír el ruido vibrando en las costillas es inolvidable.

Salto Angel Venezuela Tepuy Desde Rio

¿Te quieres de ir de viaje a Salto Ángel por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Venezuela aquí.
  • Las mejores guías de Venezuela aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Sigue nuestra aventura latinoamericana, #LatTrip

  

22 comentarios

  1. 28 agosto, 2013 en 11:27 — Responder

    Imagino que la imagen y sensaciones de ver la catarata merecen el viaje, aunque os fuera tan mal con esa agencia.
    Por lo menos que vuestra experiencia sirva para que a otros viajeros no les pase lo mismo. Que poca seriedad y que mal trato.
    Un saludo chicos y a seguir disfrutando 😉

    • 1 septiembre, 2013 en 04:51 — Responder

      Totalmente cierto Helena, verlo y sentirlo hacen que todo lo demás no importe -bueno, que no importe porque no pasó nada…-
      Conseguimos que unos cuantos grupos lo hicieran bien, encontramos a dos chicas en Venezuela que tuvieron que “luchar” por salir pronto hacia Salto Ángel porque les avisaron, otros a los que habíamos avisado nosotros antes.
      Seguimos pasándolo bien 🙂

  2. kristy carias
    28 agosto, 2013 en 15:11 — Responder

    Hola! He leído el artículo y personalmente, me pasó exactamente lo mismo, con el mismo wey tepuy pero sin los sandwiches. Nuestro “capitán de curiara” estaba tan borracho que no coordinaba y dañó la propela. Alguien tuvo que bajarse y empezar a martillar, desatornillar y medio arreglar para continuar el viaje. Nuestros panes, estaban en la otra curiara del que no estaba borracho así que terminamos desayunando, almorzando a las 5pm cuando después de una larga y tormentosa travesía llegamos al refugio del que se parte a la caminata hacia el salto.
    Sin embargo, otras amigas fueron después con otro campamento y fue todo un viaje de ensueño. Así que creo que ese campamento está muy mal organizado!
    En cuanto al bus… tampoco se lo deseo a nadie (siendo venezolana, reconozco que hay que reeducar y reestructurar todo lo relacionado con tránsito terrestre público)
    Al menos, podemos decir que llegamos a la caída más alta del mundo y podremos contar las “aventuras” a los nietos.
    Saludos desde Venezuela.
    Kriss

    • 1 septiembre, 2013 en 04:56 — Responder

      Hola Kriss
      No se puede decir que sean un campamento muy fiable, lo malo es que parece que nadie dice nada, nadie se queja y entonces ellos siguen haciendo lo que les da la gana. Entiendo que ver el Salto Ángel es tan impactante que todo lo demás no importe… pero no hay que dejar pasar el hecho de que se hagan las cosas mal sólo por “disfrutar” de las vacaciones sin líos. Las quejas están para mejorar… los del campamento nos decían cuando nos quejábamos que teníamos que dejar de quejarnos y ayudarles a mejorar, pues quejarse es lo mejor que podemos hacer para ayudarles: ¡ayudarles a mejorar!
      De todas formas leímos que gente que había estado en otros campamentos también han tenido problemas… aunque estoy seguro de que hay campamentos que lo hacen bien. No siempre lo barato es una opción, tal vez sea mejor pagar algo más para que no tengan “necesidad” de hacer cambios para ganar dinero (tampoco creemos que necesiten hacer nada con lo que cuesta)
      Lo del autobús en Venezuela es infernal, en Ciudad Bolívar casi ni lo notamos en Mérida lo sufrimos.
      Saludos a esa Venezuela que tanto nos gustó 🙂

  3. Miguel
    28 agosto, 2013 en 17:31 — Responder

    ¡Impresionante! si ya en las fotos impresiona, estar allí en Salto Ángel tiene que ser sobrecogedor…
    ¡Un saludo!

    • 1 septiembre, 2013 en 04:57 — Responder

      Hola Miguel, estar allí es abrumador: notas la vibración del ruido en las costillas y no puedes ni oírte pensar por el estruendo del agua.
      MARAVILLOSO 🙂

  4. 29 agosto, 2013 en 13:31 — Responder

    Desde luego que menuda experiencia conocer esta cascada y que pena que la elección del tour no fuera el adecuado, por nuestra parte tomamos nota y cuando nos toque ir por allí desde luego que ni de coña probaremos con ellos… Un día fatigoso para estar allí apenas unos minutos, que poca vergüenza y que manera de crearse mala fama, menos mal que estamos los bloguers para alertarnos entre nosotros.

    Saludos y espero que andéis mejor de salud 😉

    • 1 septiembre, 2013 en 05:01 — Responder

      Tú lo has dicho José Carlos, merece la pena cualquier cosa por llegar al Salto y verlo. Lo malo es que es difícil hacer una elección adecuada 🙁 se contrata con una agencia y es la agencia la que te “envía” a un campamento que tú desconoces. Lo peor es que luego se desentienden porque te cuentan que ellos lo único que hacen es subcontratar el servicio al campamento y que ahí ya no tienen nada que ver… vamos, que lo único que hacen es comprar el billete de avión y pagar a un campamento: evitar que lo hagas tú y llevarse su parte 🙁
      Los blogers estamos para alertarnos, entre nosotros y a todos los demás, no sólo escribiendo aquí, también diciéndolo en el campamento, en la agencia y poniendo la denuncia en el parque, cosas que deberían hacer todos pero que parece que nadie quiere hacer para no “estropearse” sus vacaciones 🙁 Si nadie exige que se cumpla lo que contratan y pagan las cosas no cambiarán nunca
      Gracias, ya estamos a tope después de descansar un par de días 🙂

  5. 30 agosto, 2013 en 10:48 — Responder

    Qué bonito! Cómo me gustaría estar ahÍ!

    • 1 septiembre, 2013 en 05:02 — Responder

      Hola María, todo el mundo que sabe de su existencia quiere estar allí y disfrutarlo 🙂

      • celhi rod
        4 agosto, 2014 en 22:46 — Responder

        es una lastima porque solo en la gran sabana hay muchas cosas hermosas el roraima el sarisariñama la cueva de cuarcita mas grande del mundo en el aprada tepui, la cueva de los espejos, el salto el sapo que es una emocionante caida de agua….sin mencionar que tambien tenemos la segunda caida de agua mas alta el venezuela en el cerro yutaje y asi muchas mas …claro lo malo es que los planes incluyen muchas cosas y que si bien para uds de turistas resulta costoso para nosotros estando en el mismo pais tambien fijate q vivimos en caracas pero para ir a la gran sabana cuesta actualmente entre 14000 a 17000 bs:(

        • 7 agosto, 2014 en 17:45 — Responder

          Hola Celhi,
          La Gran Sabana es increíble, llena de lugares fantásticos y con unos paisajes (aunque no subas al Roraima 😉 ) te dejan sin aliento.
          Lo de los precios es otro mundo… Las agencias se olvidan (lógico, por otra parte) del cambio oficial y ofrecen sus precios en dólares o en bolivares pero al cambio negro. Con eso ganan más dinero -aunque nos contaron que sus gastos son muchas veces en dólares también- pero dejan fuera de la ecuación “turismo” a gran parte de la población del país 🙁 Una lástima, porque cuanto más conoce uno su propio país, más orgulloso e identificado se siente.

  6. 4 septiembre, 2013 en 08:53 — Responder

    Desde luego… hay mucho caradura suelto!! Una anécdota más a la mochila y al menos visteis semejante espectáculo!! Tiene que ser precioso!
    Un abrazo!

    • 6 septiembre, 2013 en 14:42 — Responder

      Eso es Marta: a la mochila 😉
      Una de las cosas impresionantes, aunque ya van muchas y muchas más quedan, de este viaje 🙂
      Otro abrazo!

  7. Marielvis
    4 septiembre, 2013 en 13:50 — Responder

    Hola!! he estado siguiendo su viaje..y muchas veces les escribo por Twiter!! cuando fui a Canaima también quisieron hacer lo mismo, eso de cambiar planes pero NO aceptamos!! creo que si pagas un viaje con una ruta, no es respetuoso que te lo cambien solo por su beneficio “Económico”, pero como dicen Eso no cambiará!!
    Y lástima que en su pase por mi País (Venezuela), con tantas bellezas naturales (Como pudieron observar) tuvieron dificultades, pero ahora las cosas no van bien!!
    Les deseo lo mejor en su ruta…. Viajen al Natural!! 🙂

    • 6 septiembre, 2013 en 14:48 — Responder

      Hola Marielvis!
      Muchas gracias por seguirnos 🙂 Es una pena que por ganar más dinero (porque no nos creemos que no sea rentable hacer la excursión con menos de 10 pasajeros en el bote) jueguen de esa forma con las ilusiones de los turistas. La codicia del ser humano es infinita, y no es algo que pase sólo en Canaima :-(. Hay que denunciarlo y quejarse, pero tampoco tenemos que dejar que nos estropee el recuerdo de uno de los lugares más maravillosos del mundo 🙂
      Sí, Venezuela vive una situación complicada que hace que el turismo, sobre todo moverse dentro del país, sea difícil… pero tiene tanto que ofrecer!
      Muchas gracias!!

  8. 10 septiembre, 2013 en 22:18 — Responder

    Increíble!! tomo nota para un futuro, esta bien estar bien informados para poder esquivar “la mala suerte” o la tomadura de pelo por parte de la gente con poca profesionalidad….Un saludo chicos!!

    • 14 septiembre, 2013 en 14:04 — Responder

      Hola Rosa,
      Tú lo has dicho, no hay mejor manera de evitar que te pasen estas cosas que sabiéndolo… cuando a nosotros nos dijeron que nos cambiaban el orden ni pensamos en todo lo que saldría mal a partir de ese momento 🙁

  9. JAIME
    8 diciembre, 2013 en 15:56 — Responder

    QUE BELLEZA ESTE NACIMIENTO DELA CASCADA SALTO ANGEL ES OBRA DE DIOS POR FAVOR CUIDEN Y ADMIREN LO QUE TIENEN

    • 24 diciembre, 2013 en 01:22 — Responder

      Hola Jaime, cierto, es una maravilla que hay que proteger y visitar 🙂

  10. celenia rodriguez
    4 agosto, 2014 en 22:34 — Responder

    he de empezar por reconocer que me encanto su blog muy chevere y emocionante con respecto a la gran sabana creo que les falto conocer aun mas de mi pais al que si bien la naturaleza ha dotado de hermosas formas biologicas y geologicas los gobiernos lo tienen contra el suelo…falto visitar los roques por ejemplo el estado falcon, las costas venezolanas la virgen de la paz en bocono entre otros…lamento que siempre haya gente viva y maleducada que deje al pais mal parado frente a los turistas pero de todo corazon muchos exitos espero puedan volver y visitar lo que les falto

    • 7 agosto, 2014 en 17:53 — Responder

      Hola Celenia, muchas gracias por tus palabras, nos halagas 🙂
      Nos faltaron muchas cosas que visitar en tu país. Gracias a que entramos por tierra desde Brasil, pudimos visitar la Gran Sabana y el Roraima. Pero, por causa de eso, de llegar desde Brasil, no fuimos a las playas (habíamos recorrido toda la costa del nordeste de Brasil). Nos centramos en el interior, Los Llanos y Mérida, tratando de evitar las grandes ciudades todo lo posible. Sabemos que no todo es tan malo como lo cuentan en las noticias, pero los propios venezolanos nos dijeron más de una vez que ni se nos ocurriera ir a Caracas 🙁
      Esperamos que la situación mejore y que podamos volver algún día a visitar esas grandes ciudades, playas e islas que dejamos para una siguiente visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *