AméricaCanaimaGran SabanaVenezuela

Trekking al monte Roraima, ¿sí o no?

  

En las guías y en las agencias de viajes os dirán que el trekking de ascenso al tepuy Roraima, en Venezuela, es duro pero que puede hacerlo sin problemas cualquiera que goce de buena salud y esté medianamente en forma. Yo creo entrar en esta amplia categoría pero puedo asegurar que fue realmente muy duro y que viví momentos de verdadera desesperación, llegando a pensar en que no podría seguir adelante. TN3N632DYGAS

Venezuela Roraima Vista Roraima Kukenan

Cruzamos ríos en calcetines (la única manera de no resbalarse en las piedras), subimos pendientes utilizando las manos, pasamos por debajo de una cascada de más de 100 metros de altura sobre piedras resbaladizas que no paraban de moverse –el que no se equivocaron en llamar el Paso de las lagrimas–. Los puri-puri salían de todas partes y el tiempo tampoco ayudó: hubo momentos de extremo calor, bastante frío en la noche en la cima y llovió muchísimo. Ropa mojada, calcetines mojados, zapatillas mojadas… y a la vuelta: más de lo mismo pero hacia abajo, lo que complica todo, sobre todo considerando que los caminos estaban llenos de barro. Ah, y todo esto con la mochila a la espalda con la ropa, el saco de dormir, el aislante, agua… Vamos, nada que preocupe lo más mínimo a un experto en trekking, pero que, desde luego, no es para cualquiera.

Venezuela Tepuy Roraima Campamento Base Salto

Venezuela Tepuy Roraima Paso Lagrimas

Además, al tercero de los seis días de trekking empecé a tener un dolor de muelas terrible que me acompañaría por el resto del viaje, aliviado sólo por mis queridas pastillas de ibuprofeno, que me convirtieron por unos días en una adicta, la House del grupo… Así, con la mejilla hinchada y los pies y las piernas destrozadas conseguí llegar al final satisfecha por haberme superado pero… ¿de verdad había merecido la pena? La respuesta es… “creo que sí, pero seguramente no volvería a hacerlo”.

Venezuela Roraima Tepuy Salto En Tope

Por qué subir al Roraima

En el camino los paisajes de la Gran Sabana y del los tepuys, los altiplanos de la zona, ya son espectaculares pero al llegar al tope del Roraima se entra en otro mundo. Aquí sigue subsistiendo uno de los ecosistemas más antiguos de nuestro planeta, algo completamente diferente: paisajes, rocas, flora y faunas únicos y sorprendentes. Aquí vive, por ejemplo, una pequeña rana negra, de no más de 1 cm, llamada Oreophrynella, que se supone que sólo se desliza y no salta, ¡pero nosotros la vimos saltar! ¿Cómo no iba a saltar con SaltaConmigo? Un ambiente tan aislado, extremo y único no podía pasar desapercibido a escritores y cineastas: desde fuente de inspiración para El Mundo Perdido de Sir Arthur Conan Doyle hasta “localización” para la película de animación de Pixar Up.

Venezuela Tepuy Roraima Rana Oreophrynella

Venezuela Tepuy Roraima Flora Tope

Venezuela Tepuy Roraima Tope Jacuzzi

En nuestro caso, la gente que nos acompañó fue el verdadero punto fuerte de la subida. Subimos nueve personas de siete países diferentes. Desde Japón hasta Brasil, pasando por Francia, Polonia, Suiza, Italia y España, además del guía y la porteadora de Venezuela. Hemos reído, cantado, bailado, jugado… hubo un gran feeling desde el principio y se formó un grupo realmente muy especial. Sabemos que sin ellos no hubiera sido lo mismo.

Venezuela Tepuy Roraima Dream Team Salto

Preparación para la subida al Roraima

Lo que está claro es que para el trekking hay que estar preparado física y mentalmente y llevar todo el equipo necesario. Si, como yo, no estáis acostumbrados a hacer caminatas de dificultad alta tenéis que estar bien concienciados: durante la mayoría del tiempo tendréis que estar concentrados al 100% para decidir cómo dar el siguiente paso, hecho que provoca un cansancio mental comparable al físico.

Venezuela Roraima Subiendo Tepuy Selva

Venezuela Tepuy Roraima Camino Subida

En cuanto a equipo, he aquí una lista de lo fundamental.

  • Crema solar con protección alta (nosotros llevábamos 50) y gorra para el Sol y la lluvia
  • Repelente de mosquito fuerte, apto para zonas tropicales (nosotros llevábamos Relec Extra Fuerte) para protegerse de los puri-puri, los mosquitos que se encuentran en toda la Gran Sabana. Muy importante: hay que echarse el repelente en todos y cada uno de los centímetros descubiertos de vuestro cuerpo, si uno queda descubierto os aseguro que el puri-puri llegará y os morderá. Sí, no pican, ¡muerden y dejan herida! Lo bueno es que no transmiten ninguna enfermedad y para ir al Roraima no hay que vacunarse de nada ni tomar medicamentos contra la malaria.
  • Un buen poncho de lluvia
  • Camisetas de manga larga y pantalones largos para protegerse de los mosquitos
  • Bolsas de plástico para poner la ropa dentro de la mochila –normalmente os las darán las agencias –, las fundas de las mochilas no son suficientes para poner la ropa a salvo del agua, y vimos gente que sufrió las consecuencias de no llevarlas. Otras bolsas las necesitaréis para las cámaras, los documentos y el aislante, éstas también suelen darlas las agencias, pero aseguraos que así sea.
  • Botas de montaña resistentes al agua
  • Muchos calcetines, contad con algunos para cruzar los ríos
  • Ropa de abrigo, incluídos calcetines de lana, para dormir en la cima
  • Frontales
  • Medicinas (aunque suelan llevar los guías): ibuprofeno, cremas para dolores musculares e incluso antibióticos, por si os pasa lo que me pasó a mí con la muela
  • Si queréis, vuestro saco de dormir y aislante, aunque los podréis alquilar.
Venezuela Tepuy Roraima Gran Sabana Desde Tope

Cuando subir: estación seca y estación húmeda o lluviosa

Estad preparados a que llueve, sobre todo en la cima: es lo más común. Aquí la estación húmeda dura prácticamente 10 meses, con 3 de relativa sequía: de enero a marzo, la mejor época para subir, que se puede extender de diciembre a abril.

Como llegar y elegir la agencia para el tour

No se puede subir al Roraima solos, está prohibido hacerlo por cuenta propia, o sea que es obligatorio contratar una agencia. Las agencias que organizan las excursiones o, mejor dicho, las expediciones al Roraima se encuentran en Santa Elena de Uairén, en el estado venezolano de Bolivar, muy cerca a la frontera con Brasil. Suelen ofrecer casi todas más o menos lo mismo y tienen precios muy parecidos, variando de los 5.300 BsF a los 6.200 BsF entre 150 y 200 euros, que es lo que marca el precio debido al cambio negro de divisa– para la opción “todo incluido” con el alquiler del saco de dormir y del aislante –en alguna agencia existe la posibilidad de tener planes sin comidas y sin porteador o con comida pero siendo tú uno de los porteadores del grupo, a precios más baratos– . Además, muchas veces habrá sólo una que salga el día que queráis (o el día más próximo posible, a veces hay que esperar unos días), así que no habrá mucha elección. Lo mejor, es contactar con algunas por correo electrónico antes de llegar y que os informen sobre los días de salida cercanos a vuestra llegada. Lo que tendréis que averiguar es:

  • que las tiendas de campaña (allí las llaman carpas) que se usarán en los diferentes campamentos sean buenas, tiendas de montaña preparadas para mucha lluvia
  • que tengan buenos sacos de dormir, para el frío en la cima
  • que la comida sea abundante
  • que os proporcionen las bolsas de plástico
  • quién va con vosotros, el grupo y el tipo de gente es muy importante, tendréis que pasar con ellos seis días

Venezuela Roraima Llegada A Tope

Después de la subida

Al final conseguimos volver, con agujetas, ampollas, uñas moradas, heridas, tobillos hinchados y yo, además, con la mejilla hinchada, pero volvimos. Si tenéis tiempo os aconsejo fervientemente que descanséis unos tres días, para lavar toda la ropa y recuperar fuerzas y energías.

Venezuela Tepuy Roraima Comienza Descenso

¿Te quieres de ir de viaje al Roraima? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Venezuela aquí.
  • Las mejores guías de Venezuela aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Sigue nuestra aventura latinoamericana, #LatTrip

  

77 comentarios

  1. JUAN CARLOS LLORENTE
    9 julio, 2016 en 19:44 — Responder

    ¡Saludos a todos!
    Mil gracias por el esfuerzo para crear este espacio que compartes con quienes llegamos a él.
    Con 53 años, soy hijo de españoles que migraron a esta tierra cuando España no ofrecía suficientes oportunidades, seguí la inquietud de mi padre por conocer Venezuela y agradezco haberla conocido bastante ampliamente y que aún me queden lugares por visitar y conocer… entre ellos, el tepuy Roraima.
    Sin duda, he estado en muchas mejores condiciones físicas que ahora, con 80 Kgs y mas sedentario ¿Pero saben que? Si bien llevaba años acariciando con mas frecuencia el anhelo de ascender al Roraima, ayer decidí que si la vida no tiene otros planes para mi, en menos de un año lo haré. Ha llegado el momento. Seguir dejándolo para luego es poder perder la oportunidad de hacerlo y, si bien es cierto que no es como pasear por El Retiro, también sé que con actitud se logra.
    He leído algo sobre excursionar al Roraima y si voy a retomar el ejercicio (sobre todo caminar y algo de senderismo), bajaré algo de peso y ASCENEDERÉ AL TEPUY RORAIMA pues sin duda, bien debe valer “la pena”, sobre todo si eres amante de la naturaleza y no de pasar por esta vida como quien pasa por los troqueles del metro….
    La narración y descripción que leí aquí es muy válida para, una vez más, saber que se trata de una excursión exigente… …bastante exigente ….muy exigente. Pero, de ningún modo, para atemorizarme y desanimarme a vivir tan prodigiosa experiencia de la cual no hay imagen ni capacidad de descripción que tan siquiera nos acerque a la dicha de poder disfrutarla si no es por vivencia propia.
    Saludos y nuevamente, ¡¡mil gracias!!

    • 13 julio, 2016 en 07:41 — Responder

      ¡Hola Juan Carlos y bienvenido al blog! Debo reconocer que me he emocionado al leer tu comentario y casi me han entrado ganas de volver a subir al Roraima contigo. Seguro que sí lo conseguirás, con tu fuerza de voluntad puedes, y la recompensa será enorme. Me encantaría que, dentro de un año, a la vuelta de tu viaje, nos volvieras a escribir. ¡Un abrazo y buen entrenamiento!

    • Deisy
      15 noviembre, 2017 en 18:45 — Responder

      Hola

      ¿fuiste?

      • 16 noviembre, 2017 en 12:52 — Responder

        ¡Hola Deisy y bienvenida al blog! Sí que fue Juan Carlos, más abajo puedes leer de su experiencia. ¡Un saludo!

  2. JUAN CARLOS LLORENTE
    1 septiembre, 2016 en 13:01 — Responder

    Saludos Sara y gente amiga de SALTA CONMIGO!!
    Con mucha ilusión les comento que TENGO FECHA PARA SUBIR AL RORAIMA!! Será el 1ro de Octubre!!
    Por eso estar bien descansado antes de la excursión, salgo el 29/09 con destino a San Francisco de Yuruani arribando el viernes 30/09. El 1/10 nos reunimos los excursionistas y guías en SF de Yuruani y visitamos Las Cortinas de Yuruani y compartimos para el 2, comenzar la propia excursión que durará hasta el 7/10…
    Aun convencido de que para ascender al Roraima no es necesario ser un atleta, sí estoy bajando algunos kilos de peso en control con una nutricionista, me ejercito de lunes a viernes en un gimnasio y los sábados subo al Avila (Waraira Repano) por lo que he confirmado que no estaba en tan mala forma como en principio creí y estoy “fortaleciendome” y ganando masa muscular… …así que entre mis ganas de hacer esa excursión y que con ésta inflación mañana todo es mucho mas caro, me puse las pilas y listo!!!
    No dudo que para ésta excursión el clima mas benevolente sea entre enero y marzo, pero me he informado con lugareños (incluso pemones) y me recomendaron Octubre así que Roraima, allá vamos!!
    Algo que me también me hace ilusión es que justo el 1/10 es Luna Nueva por lo que si bien “se pierde” el romanticismo de falta de Luna -…ni hablar de lo que debe ser con Luna Llena!!, se gana un cielo mas oscuro que permita ver la luz hasta de las estrellas mas “pequeñas”!!
    Pues nada; ya os contaré y seguro alguno foto hago llegar!!
    Saludos y fraternal abrazo!!
    (tenemos un gobierno de mierda, un país espectacular y la mayoría de su gente buena …pero los gobiernos pasan!)

    • 6 septiembre, 2016 en 13:51 — Responder

      ¡Hola de nuevo Juan Carlos! Nos hace muchísima ilusión que ese sueño tuyo de subir al Roraima se haga realidad tan pronto. Disfrútalo muchísimo, haz fotos a esos espectaculares cielos estrellado y vuelve a contarnos tu experiencia cuando acabes. Ah, enhorabuena por tu renovada forma física. ¡Un abrazo!

  3. Fernando
    15 septiembre, 2016 en 14:06 — Responder

    Estimados,
    Con mucha fascinación he leído cada comentario referente a la experiencia de viajar al lugar de referencia.

    Si hay algún chileno que se haya aventurado en conocer Roraima, por favor le agradecería pueda indicarme su mail, para contactarle y así saber de los vuelos que se debieran abordar para llegar al punto de destino.

    Muchas gracias…!!!

    Saludos, Fernando.

    • 19 septiembre, 2016 en 09:22 — Responder

      ¡Hola Fernando y bienvenido al blog! Puedes buscar un vuelo a Caracas o a ciudad Bolivar. ¡Un saludo!

      • Luis R.
        5 enero, 2018 en 19:07 — Responder

        Hola Buenos días, A decir verdad no he ido al Roraima, pero luego de leerlos mi imaginación ha podido trasladarme a tan majestuoso sitio… Es un sueño desde hace mucho tiempo querer conocer el Roraima. He visto documentales, he leído diversas aventuras expuestas por personas que sí se lo han propuesto y lo han logrado, incluso una familia que preparó a su par de pequeños subiendo al Ávila durante seis meses y luego de estar preparados lograron visitar Roraima… Me he propuesto hacerlo este año 2018 y me gustaría obtener un poco más de info (costos, preparación, entre otros…) Por parte de ustedes (si está a su alcance) en cuanto a contactar una buena agencia de viajes que realice este tipo de eventos…

        Muchas gracias de antemano y saludandolos, felicitandolos por tan buen sitio de lectura de aventuras…

        Luis R.

        • 8 enero, 2018 en 10:34 — Responder

          ¡Hola Luís y bienvenido al blog! Primero, muchísimas gracias por tu comentario, nos emociona saber que te haya gustado el post. Respecto a la preparación, depende de tu estado físico y de que hayas hecho anteriormente, no es tampoco como escalar un gran pico, nosotros lo hicimos sin preparación previa y sin ser expertos en trekking, sólo estando bastante en forma. Respecto a los costos, en el post los hemos puesto, pero con la continua inflación que hay en Venezuela es imposible saberlo sin preguntar en el momento. Las agencias hacen todas el mismo recorrido e incluso agrupan viajeros según la fecha. Lo mejor es ir a Santa Elena e ir con la primera que salga. Si tienes más dudas, ¡aquí estamos! ¡Un saludo y a por el Roraima en 2018!
          Por cierto, si el blog te ha sido útil, en tus viajes nos harías un gran favor si reservaras tus hoteles en Booking a través de este enlace; tus alquileres de coche/auto en Rentalcars a través de este enlace; los seguros de viaje con IATI a través de este enlace (además con un 5% de descuento); los tours en español con Civitatis a través de este enlace, y guías de viaje o cualquier cosa en Amazon a través de este enlace. A ti te costará lo mismo (de hecho con IATI hay descuento) y nos ayudarías a mantener el blog. ¡Muchas gracias!

  4. JUAN CARLOS LLORENTE
    28 octubre, 2016 en 15:41 — Responder

    Saludos Sara y buena gente lectora de SALTA CONMIGO.
    Me he tardado en compartir mi recién experiencia en el Roraima pues regresé poniendo cosas en orden pero aquí estamos…
    Para tratar de hacer “el cuento corto”, empiezo por agradecer a mi padre -inmigrante español, aventurero que me transmitió el aprecio por la belleza natural de éste gran país (con terrible gobierno), y agradecer a blogs y páginas como ésta que brindan información detallada y sin maquillar lo cual sin duda alguna, es herramienta de documentación muy precisa.
    Actualmente tengo 53 años y si bien cinco veces había pasado “frente ” al Roraima por carretera via Brasil, “pajareaba” en YouTube viendo sobre expediciones en Venezuela, cuando vine a caer en Roraima y con mucho carácter casi como severo llamado de atención me dije “¿y para cuando vas a dejar lo de subir al Roraima?”. Era la primera semana de Julio y empecé a buscar información sobre Roraima, para documentarme y consultar presupuestos, e inmediatamente decidí mejorar mi condición física por lo que si bien supe que necesitaría ir a un nutricionista y a un gimnasio, antes empecé por caminar por la casa y a comer más sano y a subir el Ávila (hermosa montaña que enmarca el valle de Caracas.
    Respecto a documentarme, basado en comentarios y testimonios quizás un tanto exagerados por aquellos que regresan queriéndoselas dar de Rambos Supermanes. o quienes van al sitio equivocado conforme con sus expectativas y experiencias, agradezco haberme preparado muy bien en cuanto a entrenamiento, equipamiento y quizá actitud, llegando al punto en que puede que haya excedido algunas precauciones ¿se excede uno en precauciones? Por ejemplo, en España vi con frecuencia el uso de bastones de trekking y me parecían una tontería o exceso hasta que leí las recomendaciones, me compré uno para probar y una vez probado, inmediatamente me compré el otro (a mi me han resultado muy prácticos). También llevé una manta térmica de esas que vemos usar a bomberos y grupos de rescate, linterna de mano y una de frente, cordel delgado que sirvió como tendedero, llevé un repelente “extremo” -pues los famnosos Puri-Puri se perfuman con el convencional, multiherramienta Leatherman, aquatabs para purificar agua -aunque parece que el agua de la zona es buena, geles energéticos, pastillas para hidratación, alguna chuchería, Avelina (sobrecitos de avena), ropa y calzado apropiado, un aislante mas grueso y con una cara aluminizada y un sleeping bag cuya temperatura de confort excedió la existente en Roraima por lo que dormí hasta sin ropa…
    Algo preocupado por mi edad y “las atrocidades” que había leído en internet, dentro de las precauciones, contraté los servicios de un asistente del guía para que me fungiera como “porteador personal” quien cargó con unos 7 kilos de mi equipaje (a medida que consumía chuches y geles ese peso fue mermando), me fui un par de días antes a la comunidad de Kumarakapay (San Francisco de Yururani) donde nos reunimos y desde donde salimos. Esos dos días antes me valieron para descansar del viaje (fui en avión hasta Puerto Ordaz y por tierra desde Puerto Ordaz a Yururani) …aunque inquieto como soy, al día siguiente me fui solito a Las Cortinas de Yururani, me pateé la comunidad y un par de sitios cercanos.
    Nuestro grupo se conformó por nueve turistas, un guía y dos asistentes. Aún consciente de que no habría gloria para el primero ni pena para el último pues no se trataba de competencia, he de reconocer que para mi fue un orgullo haber sido el primero en llegar en cada una de las etapas o tramos a pesar de doblar en edad promedio al resto del grupo…
    Viajé con la operadora VENEZUELA VERDE que si ciertamente no estuvo mal, NO LES RECOMIENDO pues no cumplen lo que ofrecen, es evidente que trabajan por dinero y no por vocación y entre guía y director, asumen el roll de “policia bueno / policía malo” culpando y defendiendo uno al otro… Entre opciones que sin duda hubiesen sido mas acertadas como Akanan, Backpackers, Wuakú, Piñero Tours, etc elegí a Venezuela Verde fundamentalmente porque su fecha se ajustaba mas a mi deseo, y porque hay que reconocerlo, su página vende (no emiten factura ni tienen oficina físca… …entre sus habilidades resalta que están disfrazados de ONG y con ello, evitan impuestos al Fisco y Ministerio de Turismo).
    Volviendo a lo que vinimos, Roraima ofrece la ventaja de que no es necesario equipos super especiales para vivir la magia es estar sobre la superficie terrestres mas antigua de la tierra pues fué lo primero que emergió a la superficie cuando el planeta entero estaba cubierto por agua ….por alláaaaa cuando en vez de cinco continentes ésro era Pangea.
    En nuestro caso muy particular contamos con excelente buen clima… …no nos llovió nunca (rectifico; excepto a una chica peruana, su amiga venezolana y a un asistente que venía de último con ellas (sumamente retrasadas por un terrible cóctel entre condición física, torpeza al andar y equipo inapropiado) a ninguno nos llovió mientras LITERALMENTE, a ellas hasta granizo les cayó!! Se que no es normal ni tan buen clima, ni el granizo; pero así fue.
    Para concluir, dicen que “uno no va a Roraima, es Roraima quien te llama y desde donde te encuentres, vas a ella” y créanme que vale la pena ir… …vale la distancia, el desvelo de cuenta regresiva para iniciar el viaje, la preparación física y si hasta el clima no es el mejor, pues también debe valerlo!!
    Si me lo permiten, a modo de ilustración dejo dos direcciones que subí a YouTube el primero con un fugaz resumen https://www.youtube.com/watch?v=HXlXeEwT4Ws de lo que no hay imagen ni palabra que lo describa tan siquiera a medias… …y es que estoy convencido de que vayas solo, en pareja, con amigos, en familia o en grupo, la experiencia mística de ascender al Roraima es absolutamente personal, y el otro solo con senderos del Roraima https://www.youtube.com/watch?v=CuAr1K-CWtA
    Un abrazo a tod@s!!
    P.D.: Sara… …si sientes el llamado del Kukenan, no le temas. No es tan severo ni está tan prohibido como se dice.

    • 29 octubre, 2016 en 18:59 — Responder

      ¡Hola Juan Carlos! Estábamos esperando tu mensaje para saber cómo había ido y vemos que mejor imposible. Nos alegramos mucho y muchas gracias por toda esta preciosa información y por el link a tus videos que nos han hecho recordar nuestra subida. ¡A por la próxima aventura! ¿La tuya será el Kukenan entonces?

  5. ABIGAIL VARGAS
    2 marzo, 2018 en 17:01 — Responder

    Realmente leo la historia y los comentarios y debo acotar que Juan Carlos me motivó. Si bien es cierto que soy joven, tengo 24 años, desde muy niña el Roraima es un sueño y un anhelo en mi corazón, y hoy día siento cada vez más el anhelo. Realmente los paquetes que he encontrado están super costosos, al menos para los venezolanos, pero estoy segura que Dios me cumplirá el sueño. Ahorita en Venezuela es un poco difícil, pero llegará el momento, aún tengo vida por delante, si Juan Carlos pudo a sus 53 años con tanto optimismo, YO TAMBIÉN PODRÉ… Soy medio torpe, pero tomare los consejos. GRACIAS POR COMPARTIR LA EXPERIENCIA.

    • 5 marzo, 2018 en 16:47 — Responder

      ¡Hola Abigail y bienvenida al blog! Seguro que sí, que pronto podrás hacerlo tú también, eres muy joven, así que no hay prisa. ¡Mucha suerte y muchas gracias a ti por leernos! ¡Un abrazo viajero!

  6. 23 mayo, 2018 en 06:04 — Responder

    ¡Qué excelente blog! ¡Sobre todo los comentarios de todos! Soy de Valencia, Venezuela y me voy al Roraima. El 5 de junio salgo de Caracas a San Francisco de Yuruaní en jeep… tengo añooos queriendo ir ¡y no lo había podido planear hasta ahora! Sus mensajes fueron lo máximo, ¡¡¡en esta última semana he leído de todoooo!!! ¡Espero estar perfectamente preparada! Poco peso, bastante resistencia, ¡y sobre todo las ganas que me sobran de conquistarlo! ¡Les escribiré mi experiencia a mi regreso! Estamos en contacto también por Instagram @foodieandchef ¡Un abrazo! Aaah por información extra el viaje me está costando apróximadamente 100$

    • 28 mayo, 2018 en 15:47 — Responder

      ¡Hola Mariam y bienvenida al blog! Muchas gracias por tu comentario y la información sobre el precio. ¡Mucha suerte en la subida, esperamos tus noticias a la vuelta! ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *