5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

El Sol

De viaje siempre se encuentran cosas espectaculares que visitar y que fotografiar: monumentos, edificios, paisajes, animales, gente… pero hay algo que, viéndose desde cualquier parte, nunca defrauda al que lleva una cámara.

Puede ser a uno u otro lado del Atlántico

Amanecer en el lago Titicaca, Perú

Amanecer en el lago Titicaca, Perú

Desierto de Wadi Rum, Jordania

Desierto de Wadi Rum, Jordania

por encima o por debajo del ecuador

San Petersburgo, Rusia

San Petersburgo, Rusia

Serengueti, Tanzania

Serengueti, Tanzania

en plena ciudad o en mitad de un desierto

Nueva York, Estados Unidos

Nueva York, Estados Unidos

Ourzazate, Marruecos

Ourzazate, Marruecos

en el mar o en la montaña

Hermanus, Sudáfrica

Hermanus, Sudáfrica

Muktinath, Nepal

Muktinath, Nepal

Disfrutar de la salida o de la puesta del Sol es algo al alcance de cualquiera pero que sólo buscamos cuando estamos fuera de casa.

Un motivo más para viajar es ver ciertos atardeceres.

Malmo, Suecia

Malmo, Suecia

Templo de Kom Ombo, Egipto

Templo de Kom Ombo, Egipto

Palma de Mallorca, España

Palma de Mallorca, España

Pero en casa también se disfrutan: las mejores puestas de sol de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • 11 abril, 2012 a las 11:32

    Uuauhhhhh!!!! Qué cielos!!! Es verdad que a veces parece que el de todos los días no está a la altura de los que nos acompañan durante los viajes…Aunque no siempre es así… Aunque cada rincón del mundo tiene un cielo particular, a nosotros los africanos siempre nos han emocionado de una manera especial… Muy buenas fotos.

    • 11 abril, 2012 a las 12:42

      Cierto es que no todos los días el cielo se pone sus mejores galas para nosotros pero eso pasa cuando estamos en casa y cuando estamos de viaje 😉
      Los cielos africanos tienen algo especial, pero es que todos tienen algo, ver amanecer en los Annapurnas a casi 4.000 metros también tiene otro tono 😉

  • 11 abril, 2012 a las 13:45

    Es verdad, a mì tambien me gusta esperar el atardecer en una ciudad estranjera. Por (o para… no sè :P!) seis meses he vivido en una isla frente de la Toscana, llamada Isla de Elba y despues del trabajo me gustaba siempre ir a la playa a fotografar la puesta del sol. Cada vez es diferente!

    • 11 abril, 2012 a las 15:00

      Ciao Elena! Benvenuta! 🙂
      Siempre preferimos ver lo que está lejos, pero el Sol es el mismo en todas partes. Incluso una capa de contaminación hace que los colores sean más espectaculares si cabe.
      Las puestas de sol son un espectáculo y no nos damos cuenta muchas veces.

  • 29 abril, 2012 a las 10:24

    Wow, que pasada de fotos… yo es que esta primavera estoy necesitada de sol que en Holanda parece que no nos quiere visitar. Pero tiener razón el sol,visto de donde sea, siempre saca lo mejor del lugar. En una hermosa puesta de sol o justo cuando sale.

    Enhorabuena por la selección fotográfica. Me ha subido un poco el ánimo hoy! 🙂

    Un saludo,
    Sonia.

    • 9 mayo, 2012 a las 18:02

      Muchas gracias!!
      En cuanto sales de España y te vas hacia el norte cada vez se me menos el Sol. Es más, tan poco se ve que ni persianas gastan! jajaja en España sería impensable no poner persianas en las ventanas de las casas. Que luego vas a San Petersburgo en plenas Noches Blancas y está entrando el sol por la ventana a las cuatro de la mañana y no hay manera de oscurecer la habitación! :-O
      Lo mejor de muchos lugares es directamente el Sol 🙂 y verlo es energía pura.

      Me alegro de haberte subido el ánimo! ya sabes, cuando estés necesitada aquí tienes la entrada 🙂

  • 30 mayo, 2012 a las 14:12

    ¡Cuántas bellezas nos ofrece gratuitamente la Naturaleza!
    Preciosísimas fotos.

    Besos a los dos!