Hasta un 15% de descuento en tu alojamiento con Booking

Llegando a Viena

El viernes, nada más acabar el curso (que acabó con la sorpresa de tener que hacer un examen), cogimos el tren para volver a Viena. Sara llegaba de Madrid esa misma tarde. El viaje en tren ni más ni menos aburrido o largo que el de la ida. Como el martes pudimos coger el primero que salía de la estación sin limitación.

En Viena el hotel en el que nos íbamos a alojar era el nh Wien. Uno de los cinco hoteles, todos cuatro estrellas, que la cadena española nh tiene en la capital austriaca. Éste en particular se encuentra en Mariahilfer Strasse 32-34, el más céntrico. A pesar de tener cuatro estrellas no tiene un precio muy caro (además de que hay ofertas frecuentes en la página de nh).

Lo que sí que hay que tener en cuenta respecto al hotel es que tiene la entrada bastante oculta. El taxista nos dejó en la entrada de un pasaje comercial y ni él ni nosotros sabíamos si allí había o no un hotel. Al abrir la puerta vimos el cartel de nh y al entrar en el pasaje uno que estaba limpiando nos indicó que la entrada del hotel estaba al fondo (la cara de perdidos que teníamos era un poema). El caso es que la entrada principal del hotel está en una especie de patio interior al que se accede por ese pasaje.

Las habitaciones eran bastante menos modernas y bonitas que las del Harry’s Home de Linz. Tienen un aire años 70-80 que te hace pensar que van a salir por allí los Alcántara en cualquier momento, incluida la barra de bar en la entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • conxa
    5 marzo, 2010 a las 17:18

    vamos como para recibir a Obelix no???

    que curioso.

  • JAAC
    8 marzo, 2010 a las 09:43

    Sólo faltaba que sirvieran también jabalí, sí 😉

    Además todo muy rico, eh? no sólo gran cantidad, también calidad… y muy buen precio!