5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

El castillo de Azay-le-Rideau, del Renacimiento al siglo XIX en el valle del Loira

El castillo de Azay-le-Rideau fue una de las etapas de nuestra primera ruta por los castillos del Loira. En aquel momento, lo encontramos en obras así que, un par de años después, hemos vuelto. Sí, al fin y al cabo es uno de nuestros castillos del valle del Loira imprescindibles y bien vale dos visitas. Una antigua fortaleza medieval modificada al estilo del Renacimiento que vio huir a su dueño bajo sospecha de malversación de fondos del tesoro francés, pero que conservó su esplendor a lo largo de los siglos gracias a los siguientes propietarios. No suena mal, ¿no?

Castillo de Azay-le-Rideau Exterior Lago

Durante sus obras de restauración –hasta 2017– el castillo de Azay-le-Rideau no cerró y pudimos conocer de cerca los antiguos oficios y el arte de los constructores del Renacimiento francés. Una forma distinta de visitar un castillo: durante su reconstrucción. Pero ahora, con las obras recién finalizadas, vuelve a lucir en todo su esplendor por dentro y por fuera. No hay mejor momento para hacerle una visita.

Saltaconmiconsejo


No dejes de echar un vistazo a nuestros consejos para viajar a Francia antes de planear tu escapada al valle del Loira.

La historia del castillo de Azay-le-Rideau

Si el resto de castillos que visitamos en el valle del Loira nos hablaron de Leonardo da Vinci, de D’Artagnan, de Juana de Arco o de Ricardo Corazón de León y, por supuesto, de los reyes franceses, el castillo de Azay-le-Rideau nos presenta a un tesorero real y una malversación de fondos. Los tesoreros ya tenían problemas con ver pasar tanto dinero por sus manos sin quedarse con nada en el siglo XVI…

Castillo de Azay-le-Rideau Exterior Flores

Gilles Berthelot y la malversación de tesorero

Gilles Berthelot fue tesorero durante el reinado de Francisco I. El cargo, heredado de su padre, venía con título nobiliario pero no con tierras, por lo que Berthelot compró los terrenos de la fortaleza medieval de Azay, en una isla del río Indre, y la mandó reconstruir al gusto de la época en 1510. Las obras acabaron más de una década después.

Francia Valle Loira Castillo Azay-le-Rideau Torre Detalle

Eso sí, no tuvo mucho tiempo de disfrutarlo porque el rey Francisco I, al que no le debían dar mucha confianza sus tesoreros, mandó llevar a cabo una investigación general a resultas de la cual Semblançay, superintendente del Tesoro –y pariente de Berthelot–, fue acusado de malversación y ejecutado –no había tantos miramientos en aquel entonces–. Cuando las barbas de tu vecino veas pelar… Berthelot se dió a la fuga abandonando el castillo de Azay-le-Rideau y a su mujer en 1527.

La familia Raffin y Charles de Biencourt

Tras la huída de Berthelot, Francisco I cedió el castillo de Azay-le-Rideau a uno de sus compañeros de armas, Antoine Raffin, cuyos descendientes vivieron en él durante casi tres siglos, hasta la Revolución francesa. Fue entonces cuando lo adquirió el marqués Charles de Biencourt, que creó el jardín que todavía hoy rodea al castillo. Sus descendientes vivieron en Azay-le-Rideau hasta finales del siglo XIX cuando el estado francés lo compró. Hoy forma parte del Centre des Monuments Nationaux.

Francia Valle Loira D'Azay-le-Rideau

El interior del castillo de Azay-le-Rideau

Lo primero que nos sorprendió en el castillo de Azay-le-Rideau fue su gran escalera monumental: según la audioguía, una de las primeras construidas con tramos rectos en Francia, a diferencia de las escaleras de caracol habituales en los demás castillos de la época.

Castillo de Azay-le-Rideau Escalera

Pero todavía nos esperaba el plato fuerte. Las plantas del castillo parecen dos museos en uno. Mientras la planta baja es una muestra del arte y la decoración del siglo XIX, obra del marqués Charles de Biencourt y sus descendientes, la primera recuerda la época del Renacimiento, con los aposentos de Philippe Lesbahy –la esposa de Berthelot– y de los miembros de la familia Raffin.

Francia Valle Loira Castillo Azay-le-Rideau Comedor

El castillo de Azay-le-Rideau está completamente amueblado, aunque los muebles son de varias épocas. El mobiliario real de los siglos XV y XVI no se conservó en toda Francia, dado que la corte era itinerante y la Revolución francesa no fue benévola con lo que quedó.

La planta baja del castillo de Azay-le-Rideau

En la planta baja están el salón Biencourt –con una enorme chimenea con la salamandra de Francisco I–, la sala de billar –con tapices del siglo XVIII, además de una mesa de billar–, la biblioteca –no solo libros, también mesas de juego y cajas de música– y el comedor –con la mesa dispuesta para un servicio–.

Castillo de Azay-le-Rideau Sala Billar

No hay que dejar pasar la ocasión de visitar la cocina. Como el resto de decoración, los utensilios –cazos, cacerolas, etc.– son de la época, pero no los originales del castillo. De hecho, la propia cocina ha tenido que ser reconstruida para devolverle su aspecto original porque había sido modificada varias veces a lo largo de los siglos.

Castillo de Azay-le-Rideau Cocina

La primera planta

En la primera planta se encuentran la cámara del rey –Luis XIII pasó dos noches en el castillo–, la sala renacentista –posiblemente ocupada por Philippe Lesbahy y en la que, además de dormir, también se recibía, trabajaba y comía– y la habitación de Psique –su nombre se debe a los tapices que cuentan la historia de Psique que cubren sus paredes–.

Castillo de Azay-le-Rideau Habitacion Rey

Además de las habitaciones, también hay un gran salón en la primera planta del castillo. En él se celebraban festines y bailes en tiempos de Gilles Berthelot. Para recordar el hecho de que la corte era itinerante en la época, se han colocado baúles que servían para transportar lo necesario para seguir a la corte. Ojo, en este caso, necesario no es lo mínimo imprescindible: es todo lo que un integrante de la corte debía tener a mano en todo momento.

Castillo de Azay-le-Rideau Instalacion Enchantemenents

El desván del castillo

Uno de los resultados de la restauración que más nos llamó la atención fue el desván. Un espacio diáfano, con suelo y techo de madera que no habíamos podido visitar durante las obras –se retiró por completo la cubierta–.
Castillo de Azay-le-Rideau Desvan

Restauración del castillo de Azay-le-Rideau, obras del Renacimiento en el valle del Loira

En 2014 comenzaron las obras de restauración el castillo de Azay-le-Rideau con la recuperación del jardín romántico que lo rodea. Una vez acabadas, comenzaron las de fachadas y tejado, de 2015 hasta 2017. Finalmente, de 2017 a 2018, se llevó a cabo la restauración de los interiores del castillo.

Francia Valle Loira Castillo Azay-le-Rideau Andamio Agua

Lo original de estas obras fue que el castillo siguió abierto y se pudo visitar durante todo el proceso –el precio de la entrada era 4 euros menos–. ¿Qué sentido tiene visitar un castillo en plena restauración? En otros casos puede que poco, pero en el del castillo de Azay-le-Rideau el sentido era ver un trabajo del Renacimiento en pleno siglo XXI. Y podemos asegurar que mereció la pena por el proceso y por el resultado: nosotros lo visitamos durante las obras y una vez finalizadas.

Francia Valle Loira Castillo Azay-le-Rideau Andamio Completo

Los carpinteros, albañiles, mamposteros, techadores… que trabajaron en las obras de restauración del castillo lo hicieron con las mismas técnicas que se usaron para construirlo en el siglo XVI.

Castillo y museo: las instalaciones de les enchamentements d’Azay

Muchos de los castillos del valle del Loira, además de por los castillos en sí, son interesantes por las exposiciones e instalaciones artísticas que muestran y que van cambiando según la época. En el caso de Azay-le-Rideau, los artistas Piet.sO y Peter Keene han transformado la planta baja del castillo en un palacio encantado con seis instalaciones visuales animadas inspiradas por la hechicera Armida y la bella Psique –ambas en los tapices que decoran las salas–, les enchamentements d’Azay.

Castillo de Azay-le-Rideau Habitacion Psique

Máquinas, criaturas móviles, teatros animados, muebles con secretos… no dejamos de sorprendernos con la imaginación de estos artistas. Tanto, que hubo un momento en que casi buscábamos la instalación contemporánea antes de disfrutar de la decoración del Renacimiento.

¿Sabías que…?


Con la llegada de la Navidad, el castillo de Azay-le-Rideau también se viste de fiesta. Además de la exposición Les Enchantements d’Azay, hay otra decoración mucho más navideña… Esa todavía no lo hemos visto, no hay dos sin tres. ¿Será nuestra tercera visita en Navidad?

Curiosidades del castillo de Azay-le-Rideau

En nuestras dos visitas, entre lecturas y guías –físicos y audioguías– nos hemos enterado de muchas curiosidades y datos interesantes del castillo de Azay-le-Rideau. Aquí tienes algunos.

  • El armazón del castillo es el original de madera de 1522.
  • El tejado es de pizarra de la cuenca de Angers, pero, para su restauración se ha utilizado pizarra de España porque las canteras de Angers se cerraron hace tiempo.
  • La posible habitación de Philippe Lesbahy tiene las paredes recubiertas de esparto como era costumbre en el Renacimiento.

Castillo de Azay-le-Rideau Habitacion Renacentista Pared

  • La cumbreras –elementos decorativos del tejado– están formadas por piezas de cinc, hierro y plomo ensambladas directamente sobre el armazón de madera con una varilla de hierro.
  • Algunas de las esculturas de la fachada se restauraron con yeso en el siglo XIX. En la restauración se eliminó el yeso, se limpió la piedra con láser y se volvieron a esculpir las piezas que faltaban en la piedra original según las técnicas del siglo XVI.
  • Hay una colonia de murciélagos ratoneros en los tejados del castillo. Para evitarles molestias durante las obras de restauración, se construyeron refugios temporales para ellos en el ala sur y se reguló el alumbrado nocturno.

Castillo de Azay-le-Rideau Salon Biencourt

Visitar el castillo de Azay-le-Rideau: información práctica (horarios y precios)

En cuanto a horarios y precios, puedes encontrar más información en la página web oficial del castillo de Azay-le-Rideau.

Horario: abierto todos los días del año, excepto el 1 de enero, el 1 de mayo y el 25 de diciembre. El horario varía según los meses: de 10.00 a 17.15 de octubre a marzo, de 9.30 a 18.00 de abril a junio y septiembre y de 9.30 a 19.00 julio y agosto. Última entrada una hora antes del cierre del castillo.

Precios: adultos 10,5 €; gratuito para ciudadanos de la UE menores de 26 años.

Duración de la visita: Una hora y media.

Francia Valle Loira Castillo Azay-le-Rideau Salon Biencourt

El valle del Loira ha recuperado el esplendor de uno de sus castillos más conocidos.

¿Te quieres ir a hacer la ruta por el valle del Loira por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a París aquí y a Nantes aquí.
  • Alquila el coche en Francia al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías del Valle del Loira aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios