CataluñaEspañaEuropaGirona

Peratallada: el cuento hecho pueblo en Girona

  

Ir en busca de los pueblos más bonitos de Girona es todo un reto. ¿Cuántos pueblos medievales y con encanto habrá en la provincia? Como los retos nos gustan más que a McGyver ir de invitado a Bricomanía, nos embarcamos en la búsqueda. Lo primero es lo primero: había que preguntarle a los locales y turistas cuál era su pueblo favorito. Había un nombre que siempre se repetía: Peratallada.

Peratallada Girona Carrer Vas Arco Hiedra Salto

Peratallada parece estar hecho adrede para ser el pueblo medieval perfecto. Un pueblo cuyas fortificaciones se construyeron sobre la misma piedra –de ahí su nombre, literalmente “piedra tallada”– y que ha seguido “surgiendo” de ella. Un pueblo de unos 100 habitantes que, a pesar del turismo, consigue mantener su carácter relajado entre semana, hasta en verano. Un pueblo en el que se prohibió construir edificios que lo “estropearan” incluso antes de que fuera declarado Conjunto Histórico-Artístico.

Un pueblo de cuento. O mejor… un cuento hecho pueblo.

Qué ver en Peratallada, uno de los pueblos con más encanto de Girona

El núcleo histórico, que en realidad es todo el pueblo, de Peratallada es relativamente pequeño, así que tendrás tiempo de sobra para recorrer todas y cada una de sus calles. Aún así, te hablamos de todos los lugares que ver en Peratallada, para que te fijes un poco más en ellos.

Girona Costa Brava Peratallada

La iglesia de Sant Esteve de Peratallada: el inicio de nuestro recorrido turístico

La bienvenida a Peratallada nos la dio, fuera de sus antiguas murallas, la iglesia románica de Sant Esteve –San Esteban–. Al final de un pequeño paseo arbolado que casi parecía enmarcarla, nos esperaba su tarjeta de visita: la fachada. Ahí estaba, con sus líneas tan rectas, sencillas y austeras, pero a la vez imponente. Cuatro arcos ojivales con espadaña, un rosetón y una puerta, con un sencillo arco de medio punto: simpleza románica.

Peratallada Girona Iglesia Sant Esteve Fachada

La iglesia suele estar cerrada, pero en la oficina de turismo puedes concertar una visita con guía. La verdad es que merece la pena sólo por abrir la puerta con su enorme llave ¡que parece sacada de una película! El interior es más pequeño de lo que sugiere la fachada –la iglesia está inacabada, puede que debido a la peste negra– y la Guerra Civil la despojó de toda su decoración. Pero todavía se puede admirar la pila bautismal del siglo XIV-XV y el sepulcro gótico del barón Gilabert de Cruïlles. Éste se casó, en 1250, con Guillema de Peratallada juntando las dos baronías, de ahí que esté enterrado aquí.

Peratallada Girona Iglesia Sant Esteve Sepulcro Gotico Gilabert Cruilles

La muralla, los fosos, la Torre Norte y el portal de la Virgen

Si a un lado de la calle arbolada dejábamos la iglesia al otro nos esperaba, “el plato fuerte”: el casco histórico de Peratallada. Pero, antes había que cruzar el foso. Justamente en este punto, a la altura de la Torre Norte y del portal de la Virgen, es donde mejor conservado está y donde llega a su altura máxima, ¡unos siete metros!

Peratallada Girona Portal Virgen

El puente levadizo medieval que cruzaba el foso en este punto ha desaparecido, el de ahora es de 1666. Desaparecido como la imagen de la Virgen que se encontraba en la oquedad que queda encima de la puerta. Como el mobiliario de la iglesia, fue destruida durante la Guerra Civil.

Peratallada Girona Hueco Virgen

¿Sabías que…?


La Virgen de este portal se conocía como Virgen “de la buena muerte” o “del perdón” porque, cuando se sacaba a los condenados a muerte de la ciudad para ajusticiarlos era lo último que veían. Los reos se ejecutaban fuera del recinto amurallado para que su alma no siguiera vagando por la ciudad tras su muerte.

La calle de la Roca: un nombre que parece puesto por la oficina de turismo

Cruzando el portal de la Virgen se llega a ¡la calle de la Roca! ¿Puede haber un nombre más apropiado y descriptivo para una calle de Peratallada? Aquí es donde empezamos a darnos cuenta de que eso de que el pueblo está construido en la misma roca no es broma.

Peratallada Girona Carrer Roca

Si entras en alguna tienda apreciarás la roca madre y hasta en las esquinas de las calles descubrirás que los “bancos” están tallados en la misma roca. Y muchas casas están construidas con las piedras de las antiguas murallas. ¡Que no falten roca y piedras!

Peratallada Girona Carrer Roca Tienda

Por cierto, fíjate en el suelo de la calle: verás las rodadas de los carros que la recorrieron durante siglos. Las huellas del pasado tardan en desaparecer en Peratallada.

Peratallada Girona Carrer Roca

La Torre de las Horas y la Torre Circular, recuerdos de las murallas medievales

En el siglo XII se levantó una muralla que rodeaba el castillo de Peratallada. Siempre en la Edad Media, en los siglo XIII y XIV, se añadieron dos tramos de murallas más, al norte y al este del pueblo. Muralla que no se acabó y, en parte, se rehizo en los siglos XVI y XVIII. No se puede decir que no estuviera bien protegido.

Peratallada Girona Torre Horas

Sólo quedan en pie algunos paños de las murallas medievales, pero sí que quedan unas cuantas torres. Llegando al final de la calle de la Roca darás con una de ellas: la Torre de las Horas, el antiguo “reloj público” de la ciudad. Los arcos que la coronan harán que sea imposible que no la reconozcas.

Peratallada Girona Torre Circular

Saliendo a uno de los aparcamientos de la ciudad verás otra, la única torre de planta circular, con sus aspilleras para armas de fuego: la Torre Circular.

El carrer d’En Vas, el rincón más fotografiado de Peratallada, y la Torre Oeste

Llega el momento de visitar la esquina más fotografiada –y ahora “instagrameada”– de Peratallada: el principio del carrer d’En Vas con su arco de piedra y sus muros recubiertos de hiedra. Da igual que vayas en temporada baja, siempre encontrarás a alguien en “modo selfie” aquí.

Peratallada Girona Carrer Vas Arco Hiedra Tarde

Pasando por debajo de ese arco llegarás a ver la Torre Oeste, la única que es completamente original de la Edad Media –excepto algunas almenas–. Las demás torres o bien se integraron en los muros de casas o bien sólo sus bases seguían en pie y el resto se reconstruyó.

Peratallada Girona Torre Oeste

La plaza de los esquiladores y la Torre del Homenaje

El carrer d’En Vas se abre en la plaça Esquiladors, la plaza de los esquiladores. Hasta hace unas décadas, aquí venían los “gitanos blancos” –gitanos integrados, que, según nos explicó el guía, hablaban catalán– para esquilar las ovejas de los locales dos veces al año.

Peratallada Girona Plaza Esquiladors Entrada

¿Sabías que…?


En una de las paredes de la plaza hay unos agujeros que parecen tener la forma de unos cráneos. Según la leyenda, serían las huellas de los cabezazos de los moros que no pudieron conquistar la fortaleza. En realidad, son los agujeros de los andamios utilizados para levantar la muralla.

Peratallada Girona Plaza Esquiladors

En esta plaza es donde se encontraba el foso original de la primera muralla, la que rodeaba el castillo. Y donde, probablemente, se encontraba la cantera romana y anteriormente la íbera. Eso sí, queda tres metros por debajo del suelo: hay roca a los dos lados y, con el tiempo, el espacio se ha ido rellenando.

En la plaza Esquiladors, darás con con una torre más, la del Homenaje, con sus almenas. Hay una bonita vista de la torre bajando por el Carrer Jaume II.

Peratallada Girona Casco Antiguo Arcos

La plaça del Castell y el castillo de Peratallada

Desde la plaça del Castell, probablemente la antigua plaza de armas, se accede hoy en día al castillo de Peratallada. Los vestigios más antiguos del castillo son del siglo XI, aunque su origen puede que sea incluso anterior. También se puede ver cómo la torre “nace” de la roca madre, hay patios, un palacio con una gran sala con un arco diafragmático policromado…

Peratallada Girona Casco Historico

Eso sí, todo esto nos lo contó el guía y lo leímos en el cartel de la plaza ya que no es posible visitar el castillo. Desde los años ‘60 es propiedad de los condes de Torroella de Montgrí. Se habilitó como hotel-restaurante ¡con decoración medieval y todo! Y se podía visitar de vez en cuando. Podía, porque ahora la condesa no permite visitas y el hotel está cerrado. Puedes mirar en su página web oficial si la cosa ha cambiado.

Peratallada Girona Castillo Fachada

Lo que sí que se puede ver desde la plaza es la fachada del palacio, parte del complejo del castillo. Fíjate en sus ventanas: una románica más pequeña y otra muy grande en la planta baja y dos tríforas y dos geminadas en la parte superior. En realidad, esta fachada no es original: está construida como una réplica delante de la original, que todavía queda tras ella.

Plaza de Les Voltes: el antiguo mercado de Peratallada

Desde la plaza del castillo, saliendo de la zona de las antiguas murallas del siglo XII y yendo hacía las inacabadas del XIV, se llega a la plaça de les Voltes. Esta plaza rectangular antiguamente estaba porticada en al menos dos, puede que tres lados. Ahora, sólo se conservan los soportales de uno de ellos. Bajo esos arcos era donde se celebraba el mercado.

Peratallada Girona Plaza Les Voltes

¿Sabías que…?


Si te fijas en los arcos, verás las huellas de las cañas de bambú que se utilizaron para construirlos.

Mapa con todos los lugares que ver en Peratallada por turismo

Aquí tienes un mapa con todos los lugares que ver en Peratallada. La verdad es que no hay pérdida y puedes recorrer todas las calles del pueblo en poco tiempo. Pero que no se diga que no te ayudamos a hacerlo.

Restaurantes: dónde comer en Peratallada

Peratallada es famoso en la zona por sus restaurantes: es uno de esos pueblos que se llena los fines de semana para ir a comer. De hecho, ¡hay unos 15! En la web oficial de turismo de Peratallada puedes buscar información de todos.

Nosotros, ya que no teníamos mucho tiempo, no paramos a comer en un restaurante propiamente dicho. Lo hicimos en un bar, el Cireret Bistrot, un buen sitio para probar productos locales. Tienen quesos y embutidos de la zona, y hacen bocadillos y montaditos muy ricos. Nosotros probamos la butifarra negra y una tabla de quesos.

Restaurante Peratallada Girona Cireret Butifarra

En la misma calle, la calle Mayor, está la heladería “Angelo” de un heladero de origen siciliano. Tienen sabores tan originales como el tomillo y, según Jordi Roca, es de las mejores heladerías del mundo. Admitimos que no nos parecieron muy cremosos y no los probamos –con los helados italianos soy muy exigente–. Luego nos arrepentimos. ¿Cómo estarán?

Hoteles: dónde dormir en Peratallada

Nosotros no dormimos en Peratallada, así que no podemos recomendar hoteles. Hay unos en el mismo pueblo y unos cuantos alojamientos rurales en los alrededores, aquí puedes consultar precios y disponibilidad.

Peratallada Girona Casco Antiguo

Cómo llegar a Peratallada desde Girona y dónde aparcar

Llegar a Peratallada en transporte público es un poco complicado. Sólo hay un autobús al día desde Girona, que sale a las 17:18 y llega a las 18:08. La vuelta es a las 07:22 con llegada a la capital a las 08:12. Tendrías que dormir dos noches en el pueblo para verlo. Por si los horarios cambian, puedes consultarlos en la página web oficial de Moventis/Sarfa, la compañía que cubre el trayecto.

Peratallada Girona Plaza Oli

Si vas en coche, lo normal es que llegues por la carretera principal, la GI-651. Eso sí, si el navegador te la juega como a nosotros, y llegas por la diminuta carretera sin nombre que corre paralela a la Riera de Peratallada –un pequeño riachuelo– y que llega a la ciudad por el sur desde la C-66, tendrás sorpresa…

Rincón SaltaConmigo


Las vistas del pueblo desde esa carretera, sobre todo en verano, cuando se siega el grano, son preciosas.

Peratallada Girona Vista Carretera

Llegados al pueblo hay tres aparcamientos, todos de pago. Uno es al que fuimos nosotros, al lado de la iglesia de San Esteve, otro está cerca de la Torre Circular y de la Torre de las Horas y el último al extremo opuesto del casco histórico.

Tour a Peratallada desde Girona

Si estás en Girona sin coche y tienes un día para conocer Peratallada, la mejor opción es contratar un tour. Además, así podrás pasar por otros de los pueblos más bonitos de Girona como Begur, Pals y Bisbal d’Empordà. Aquí puedes consultar precios y características del tour.

Peratallada Girona Carrer Vas Arco

Peratallada, ¿es o no es un cuento hecho pueblo?

¿Quieres visitar Peratallada? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Girona aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Peratallada aquí.
  • Alquila el coche en Girona al mejor precio aquí.
  • La mejor guía de Cataluña aquí
  • Contrata tu tour guiado en Girona aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *