EuropaGreciaMeteora

Monasterios de Meteora, el arte encima de las rocas

  

Ya escribimos nuestros consejos para visitar Meteora, pero hoy toca entrar en sus monasterios. Atravesar sus umbrales tras ascender por sus empinadas escaleras, algunas labradas en el interior de la propia roca. Penetrar en sus recintos sagrados y descubrir su decoración y parte de su historia.

Grecia Meteora Varlaam Salto

Por cierto, no, los monjes ahí no juegan al fútbol por mucho que el anuncio –rodado en España porque la comunidad monástica de Meteora no les permitió hacerlo ahí– se empeñara en vendérnoslo así.

Los monasterios de Meteora

No te vamos a sorprender si te decimos que la palabra meteora significa, literalmente, suspendido en el aire. Cualquiera que haya visto la imagen de las rocas pensaría que se sostienen gracias al aire. Pero es que, cuando llega la niebla, sólo las cimas, con sus monasterios, sobresalen de esa capa algodonosa que oculta al mundo de más abajo. Es entonces cuando, más aún si cabe, los monasterios parecen eso: suspendidos en el aire.

Grecia Meteora Gran Meteoro Vista Varlaam

De los veinticuatro monasterios que llegó a haber activos en Meteora, sólo seis cuentan hoy con comunidades de monjes o monjas –13 monjes y 50 monjas en total cuando los recorrimos nosotros– y se pueden visitar. Son el monasterio del Gran Meteoro o de la Transfiguración, el de Varlaám, el de San Nicolás, el de Roussanou, el de la Santísima Trinidad y el de San Esteban. De estos seis, sólo Gran Meteoro y Varlaám no fueron completamente abandonados en ningún momento de su historia.

Grecia Meteora Santisima Trinidad Frescos

El monasterio del Gran Meteoro o de la Transfiguración

El monasterio del Gran Meteoro (Μεγάλο Μετέωρο, Mégalo Metéoro) o de la Transfiguración (Μονή Μεταμορφώσεως, Moní Metamorfóseos) es el más importante de los monasterios de Meteora. Con más de 20 hectáreas de superficie, a 613 metros sobre el nivel del mar, es también el más grande.

Grecia Meteora Gran Meteoro Vista

Un poco de historia del monasterio del Gran Meteoro

Fue San Athanasios el primer monje que fundó un monasterio en Meteora. Pero no sólo eso, también, dándole nombre a ese primer monasterio, se lo dio a toda la zona, Meteora. Creó, además, el sistema monástico por el que se regirían los demás monasterios.

Grecia Meteora Gran Meteoro Cocina

Para 1340 la comunidad contaba ya con 15 monjes que construyeron la iglesia de la Madre de Dios. Más tarde fundaría la iglesia de la Transfiguración que se convirtió en el Katholikón, la iglesia principal del monasterio. Subir hasta la cima los materiales para construir el templo fue una tarea que llevó entre 25 y 30 años, más otros tantos para levantarlo. Pocos de los primeros monjes llegaron a ver construida la iglesia.

Desde esa primera edificación el monasterio del Gran Meteoro no dejó de crecer hasta ocupar toda la superficie de la cima de monte. En 1923 se excavó la escalera de 146 peldaños para subir al monasterio.

Grecia Meteora Gran Meteoro Frescos

Qué ver en el monasterio del Gran Meteoro

La joya del monasterio del Gran Meteoro es la iglesia de la Transfiguración, de 1438, decorada con frescos del siglo XVI. Otros edificios religiosos a visitar son las capillas de San Juan Bautista, la de los Santos Constantino y Helena y la de San Athanasios, el refectorio y la sacristía.

Grecia Meteora Gran Meteoro Katholikon Frescos

Pero no sólo iglesias y capillas. No hay que perderse la biblioteca –con manuscritos bizantinos, incunables, textos clásicos… al nivel de la de la abadía de El nombre de la rosa–, el museo de historia y folklore o la galería de Nicephorus Cominus con sus litografías históricas. El osario en el que descansan las calaveras de algunos de los monjes –en teoría también están la de San Athanasios y la de su sucesor, San Ioasaph–, las antiguas cocinas y la bodega serán otras paradas en tu visita al monasterio del Gran Meteoro.

Grecia Meteora Gran Meteoro Osario

Y, mirando hacia afuera, las vistas desde la terraza te dejarán sin palabras. ¿Cuántos monasterios podrás contar?

El monasterio de Varlaám

El segundo en tamaño y en importancia de los monasterios de Meteora es el monasterio de Varlaám (Βαρλαάμ). La roca en la que se levanta se eleva 125 metros sobre el suelo en el lado norte –por donde se accede–, mientras que en el sur supera los 350. La cima tiene una superficie de 7.000 metros cuadrados completamente ocupados por edificios monásticos.

Grecia Meteora Varlaam Vista

Un poco de historia del monasterio de Varlaám

El monje Varlaám, que seguro que no pensaría que se iban a llegar a cubrir esos 7.000 metros cuadrados, se retiró a lo alto del monte en el año 1350. Es más, a su muerte la iglesia de los Tres Santos Jerarcas que había levantado quedó abandonada.

Grecia Meteora Varlaam Arquitectura

Casi dos siglos después, en 1517, dos monjes, Theophanis y Nektarios, subieron a lo alto del monte para, según una leyenda, ahuyentar a un monstruo. No sólo debieron acabar con el monstruo sino que les debió gustar el lugar porque los siguientes veintidós años los pasaron subiendo los materiales para levantar el templo. Hasta la construcción de la torre del ascensor de madera, vrizoni, en 1535, sólo se podía llegar por medio de escaleras de mano de madera y de cuerdas. Los escalones por los que subimos hoy en día los turistas se tallaron en 1921.

Qué ver en el monasterio de Varlaám

La construcción principal del monasterio de Varlaám, el Khatolikón, es la iglesia de Todos los Santos, levantada entre 1542 y 1544. ¿Veintidós años para subir los materiales y dos para construir la iglesia? Hay una respuesta para eso: Theophanis estaba muy enfermo y, para conseguir que viera acabada la iglesia antes de morir, todos los monjes de la zona ayudaron con la construcción. Al poco de terminar el Khatolikón, murió. Los frescos se completaron cuatro años después… ya no había prisa.

Grecia Meteora Varlaam Iglesia Todos Santos Frescos

Junto con la iglesia principal, dos capillas, también del siglo XVI, merecen la visita: la de los Tres Santos Jerarcas –Basilio el Grande, Gregorio el Teólogo y Juan Crisóstomo– y la de los Santos Anágiros.

Grecia Meteora Varlaam Museo Casullas

Además de los edificios religiosos, también hay un pequeño museo con casullas y objetos litúrgicos que explica la historia del monasterio.

Grecia Meteora Varlaam Frescos

Lo que no hay que perderse bajo ningún concepto es la vista desde la terraza.

El monasterio de San Nicolás

El monasterio de San Nicolás (Αγίου Νικολάου Αναπαυσά, Àgios Nikolaos Anapaphsas) es la primera parada en la ruta que unía, y todavía une, los monasterios de Meteora a pie. De hecho, su nombre completo es San Nicolás de Anapafsas, que se podría traducir como San Nicolás el que te apoya, o te deja descansar.

Grecia Meteora Monasterio San Nicolas

A diferencia de los anteriores monasterios, la superficie de la cima de la roca en la que se encuentra éste es pequeña. Tanto que está construido en vertical: planta sobre planta. En total son tres y no hay patio o claustro.

Es en la segunda planta donde se encuentra el Katholikón, decorado con pinturas del siglo XIV, de las más antiguas de todos los monasterios.

Grecia Meteora San Nicolas Frescos

Las vistas desde las ventanas son sobrecogedoras. Por cierto, sólo vive un monje en el monasterio que no estaba cuando fuimos nosotros. Quien sí estaba era el simpático guarda que nos ofreció dulces típicos mientras recuperábamos el aliento después de la subida de la escalera.

Grecia Meteora San Nicolas Vistas

Una nota curiosa: los monasterios siguen adaptándose a los tiempos y, en el de San Nicolás, incluso había conexión wifi abierta y gratuita.

El monasterio de Roussanou o de Santa Bárbara

El monasterio de Roussanou (Ρουσάνου) o de Santa Barbara cuenta con uno de los Katholicón más nuevos de los monasterios de Meteora… si es que algo construido en el siglo XVI se puede considerar nuevo. Las pinturas de sus paredes son las originales.

Grecia Meteora Monasterio Roussanou

Los monjes que vivieron en el monasterio desde su creación fueron perdiendo poder a lo largo de los siglos. Durante la Segunda Guerra Mundial sufrió muchos daños y fue abandonado. Pero, ¿no había dicho que era de los seis que seguían en activo? Sí. Sigue en activo pero ya no está habitado por monjes sino por monjas. Desde 1988 se ha transformado en convento y se ha restaurado.

Grecia Meteora Roussanou Frescos Cupula

El nombre de Roussanou no se sabe a ciencia cierta a qué es debido, pero el de Santa Bárbara sí: en el nártex del Katholikón se encuentran las reliquias de la santa.

Una ventaja: no hay que subir escaleras para entrar en el monasterio de Roussanou. Bueno, tendrás que subir un pequeño tramo hasta el puente que une la roca con la carretera.

Grecia Meteora Roussanou Frescos

El monasterio de la Santísima Trinidad

El monasterio de la Santísima Trinidad (Αγία Τριάδα, Agía Triada) es el más cercano a la población de Kalambaka –nosotros lo veíamos cada vez que entrábamos o salíamos de nuestro hotel–, pero también es de los más difíciles de visitar. No porque tenga un horario de visita reducido, no. Es difícil porque hay que “escalar” la roca desde la base. Evidentemente es una “escalada” muy distinta a la que hicieron los primeros monjes. Hoy en día se sube por una empinada escalera, de 140 peldaños, que se abre camino por dentro de la propia roca que soporta al monasterio. Pero primero, si subes andando haciendo el trekking desde Kalambaka como hicimos nosotros, se atraviesa parte del bosque, también cuesta arriba.

Grecia Meteora Turismo Activo Senderismo Monasterio Santisima Trinidad

La historia cuenta que fue el monje Dometius quien subió por primera vez a lo alto de la roca en el año 1438. La iglesia principal del monasterio se construyó en el siglo XV, aunque los frescos son de 1741.

La otra joya del monasterio –además de la vista, como siempre, y de la escalera– es la capilla de San Juan el Bautista, el Precursor para los ortodoxos. Una auténtica camera picta, al estilo italiano, cubierta por frescos del siglo XVII desde el suelo hasta el techo.

Grecia Meteora Monasterio Santisima Trinidad Interior

¿Sabías que…?


Una curiosidad del monasterio de la Santísima Trinidad: si te resulta conocido, puede ser porque se usó como localización para unas escenas de la película Sólo para tus ojos. En realidad se hizo una réplica del edificio en otra roca porque los monjes se negaron a que su lugar sagrado fuera decorado para una película de James Bond.

El monasterio de San Esteban

El monasterio de San Esteban (Αγιος Στέφανος, Àgios Stéfanos) fue el que menos nos gustó. El hecho de que las monjas –sí, también se ha convertido en convento– tuvieran un carácter particularmente agrio tampoco ayudó en absoluto. No sabemos el motivo de su, aparentemente, perenne enfado, pero puede que la cantidad de visitantes tenga algo que ver.

Grecia Meteora San Esteban Vista

No es ni el más grande, ni el más importante de los monasterios de Meteora. Ni el segundo, ni el tercero… pero, a cambio, es el más accesible: no hay que subir escaleras. ¿Puede ser ése el motivo por el que las monjas estén ofuscadas? ¿Porque no tienen tiempo para rezar y sólo pueden recibir a los turistas?

Lo que sí es, es de los más antiguos. No los edificios, sino la orden monástica, fundada en el siglo XII en lo alto de la roca Agios Stephanos. Los edificios resultaron muy dañados durante la Segunda Guerra Mundial y la guerra civil griega y poco se puede ver de sus dos iglesias principales: una del siglo XVI y otra del XVIII. Poco o nada, porque una la encontramos cerrada a la espera de una restauración que no se sabe cuándo llegará.

Grecia Meteora San Esteban Patio

Las pinturas de la iglesia que sí pudimos visitar parecían, más que restauradas, completamente nuevas, con estilo bizantino, eso sí. Tal vez, lo mejor de la visita al monasterio de San Esteban sean las vistas.

Información práctica para visitar los monasterios de Meteora

Para visitar los monasterios, hay que llevar los hombros cubiertos –nada de camisetas sin mangas o tirantes–, pantalones largos los hombres y faldas largas las mujeres. En la entrada prestan pantalones y faldas para ponerse encima de la ropa:  no hay que preocuparse.

Grecia Meteora San Esteban Vista Santisima Trinidad

El precio de la entrada a todos los monasterios es casi simbólico: 3 €.

Sólo el sábado y el domingo están abiertos todos los monasterios. El resto de días siempre hay uno cerrado, los horarios y los días de cierre son diferentes para cada monasterio:

  • Gran Meteoro/Mégalo Metéoro: de 09 h a 17 h, cierra los martes;
  • Varlaám: de 09 h a 16 h, domingos de 09:30 h a 16 h cierra los viernes;
  • San Nicolás: de 09 h a 16 h, cierra los viernes;
  • Roussanou/Santa Bárbara: de 09 h a 14 h, cierra los miércoles;
  • Santísima Trinidad: de 9 h a 17 h, cierra los jueves;
  • San Esteban: de 9:30 h a 13 h y de 15 h a 17 h en invierno; de 9 h a 13:30 h y de 15:30 h a 17:30 h en verano, cierra los lunes.

Un pedazo de historia griega suspendido en el aire y en el tiempo, porque no todo iban a ser paisajes espectaculares en Meteora.

¿Te quieres ir de viaje a Meteora? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Grecia aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Kalambaka aquí o en Kastraki aquí.
  • Alquila el coche al mejor precio en Grecia aquí.
  • Las mejores guías de Grecia aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

2 comentarios

  1. 9 marzo, 2018 en 15:28 — Responder

    Fantásticos los monasterios. Nos arrepentimos un montón de no haber visitado Meteora en nuestro viaje a Grecia. Quedan apuntados en la lista de futuros destinos. Gracias por el artículo

    • 12 marzo, 2018 en 13:00 — Responder

      Hola Juan y bienvenido al blog 🙂
      Siempre quedan lugares que uno se arrepiente de no haber visitado en cualquier viaje… eso hace que siempre haya ganas de seguir viajando y de volver. Meteora es una maravilla que todavía no está saturada de turismo y que merece mucho la pena visitar.
      Gracias a ti por el comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *