5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Turismo en Gante, Bélgica… ¿te preguntas si Brujas o Gante?

“Brujas es muy turística. Gante es más auténtica”. “Brujas parece un museo. Gante es una ciudad para vivir”. “Brujas es… y Gante es…” Cansada de que me comparen. Así estaría si fuera Gante. ¿Gante o Brujas? ¿Gante o Amberes? Todos inevitablemente se lo preguntan antes de su viaje a Bélgica. Y quiénes, una vez la han visitado, se quedan fascinados por Gante hablan de ella maravillas… comparándola con Brujas. ¿Te gustaría que te compararan con tu hermano, primo o amigo famoso? A mí no, así que no caeré en esa trampa.

Flandes Gante Graslei Salto

Brujas no me pareció que careciera de autenticidad, aunque es verdad que el turismo masivo nunca ayuda –además fuimos en agosto–. Me dejó muy buen sabor de boca y con ganas de mucho más. Por su lado, Gante también me conquistó, aunque de otra forma. Así que no quiero elegir. Sería como darme a elegir entre el jamón ibérico y un chuletón o entre el chocolate y la nata, ¿por qué comparar y por qué elegir?

No es el patito feo, ni la alternativa, ni la ciudad “a descubrir”, ni una ciudad “más” nada ni “menos” nada que Brujas. Es Gante. Por sí sola tiene suficiente entidad como para no compararse con ninguna de las otras ciudades de Bélgica. Y aquí está. Hoy hablamos de qué ver en Gante.

Belgica Flandes Gante Iglesia San Nicolas

Turismo en Gante: lugares de interés en la ciudad

Hay muchos lugares de interés en la ciudad, al fin y al cabo es una de las ciudades de Bélgica con más historia, de hecho llegó a ser la segunda más grande al norte de los Alpes después de París en el siglo XVI. Pero aquí está lo imprescindible:

  • Un paseo por la calle Limburg, Limburgstraat, el corazón de Gante
  • La catedral de San Bavón, Sint-Baafskathedraal, primera parada obligatoria en la calle Limburg para admirar su arquitectura gótica, su altar barroco, su púlpito rococó y todas las obras que alberga, aunque hay una que destaca con creces sobre todas…
  • La Adoración del cordero místico, el políptico de los hermanos Van Eyck, obra maestra de los primitivos flamencos, es la gran visita obligada de Gante. Podéis quedaros horas admirándola para intentar apreciar cada pequeño detalle. Está siendo restaurada, pero se puede ver la mayoría de la obra en una capilla de la catedral –faltan algunos paneles sustituidos por fotografías en blanco y negro– y una copia en otra capilla.

Belgica Flandes Gante Catedral San Bavon Cordero Mistico

  • El ayuntamiento, stadhuis, con su fachada gótico-flamigera en la calle Hoogport y la de estilo renacentista en la de la Botemarkt.
  • El muelle de las hierbas, Greslei, probablemente el sitio más representativo de la ciudad, con sus casas gremiales de diferentes épocas.
  • El castillo de los condes, Gravensteen, con sus imponentes torres, sus laberínticos pasillos, sus calabozos, su pequeña sala-museo de las torturas y su vista sobre la ciudad.

Belgica Flandes Gante Castillo Condes Gravensteen Muralla

  • El museo de bellas artes MSK, Museum voor Schone Kunsten, con obras de Van Dyck, Rubens, El Bosco… Y los paneles en restauración, con los restauradores manos a la obra –nosotros no los vimos porque era fin de semana– de la Adoración del cordero místico.

Qué hacer y qué ver en Gante si se tiene un poco más de tiempo

Además de lo imprescindible, por supuesto hay muchísimas más cosas que hacer en Gante, aquí van las que hicimos nosotros.

  • Subir al campanario municipal, belfort, de 95m –¡pero hay ascensor!–, para admirar Gante desde arriba, conocer su historia y presentar vuestros respetos a su dragón del siglo XIV que escupía fuego en las festividades o grandes eventos, como el nacimiento de Carlos V, ¿sabíais que Carlo V nació en Gante?

Belgica Flandes Gante Torre Belfort

  • Entrar en la iglesia de San Nicolás, Sint-Niklaaskerk, desconsagrada y transformada en un mercadillo de libros en los días que la visitamos. La suya es la tercera de las tres torres de Gante que dominan el perfil de la ciudad, junto con el belfort y la de la catedral de San Bavón.
  • Buscar, en la fachada de la antigua casa del carcelero, el famoso relieve del Mammelokker. Literalmente significa “el que mama del pecho” y representa a Cimón, el hombre sentenciado a morir de hambre y que habría sido salvado por su hija, amamantándolo.

Belgica Flandes Gante Casa Carcelero Mammelokker

  • Visitar otras iglesias como la de San Miguel, Sint-Michielskerk, y la de Santiago, Sint-Jacobskerk (si tenéis más suerte que nosotros y conseguís encontrarla abierta).
  • Dar un paseo en barco por el río Lys para ver los palacios de Gante desde otro punto de vista y llegar hasta el rabot, lo único que queda de la muralla de Gante. Se trata de una puerta con dos imponentes torres del siglo XV, en el punto en el que había una presa cuya esclusa permitía inundar el terreno circundante como defensa.

Belgica Flandes Gante Canal Puente

  • Dar un paseo por la Veldstraat, la calle más comercial de la ciudad.
  • Conocer el barrio Patershol, el antiguo núcleo medieval de la ciudad, que fue barrio de curtidores, de jueces, barrio obrero y de los inmigrantes y un lugar bastante degradado hasta hace una treintena de años. Ahora es el barrio trendy y gastronómico de Gante, con cocinas de todo el mundo incluida, por supuesto, la flamenca.
  • Salirse un poco del centro para conocer lo que queda de la que fue la grandiosa abadía de San Bavón, Sint-Baafsabdij, del siglo VII, derribada por Carlos V –sólo abre en las tardes de los fines de semana de verano, en la página de VisitGent encontráis los horarios– y el pequeño beaterio de Nuestra Señora Ter Hoyen, Klein Begijnhof, un verdadero remanso de paz.
  • Caminar por las calles de la ciudad hasta ver cómo se abren en algunas de sus plazas más bonitas, como la Vrijdagmarkt, la Sint Veerleplein, o la menos céntrica Sint-Elisabethplein, al lado del beaterio de Santa Isabel.
  • Desde ahí dirigirse hacia la escultura “con la soga al cuello”, De Stroppendrager, que representa uno de los ganteses que, en 1540, tuvieron que arrodillarse ante Carlos V descalzos y con una soga al cuello por negarse a pagar impuestos.

Belgica Flandes Gante Stroppendrager

  • Desde entonces a los vecinos de Gante se les conoce como stroppendragers, los que llevan la soga al cuello. La estatua mira hacia el que fue el sitio donde nació Carlos V.
  • Visitar otros de los museos de la ciudad como el STAM, o Stadsmuseum Gent, el museo de la ciudad de Gante, donde conocer todo sobre su historia, o el Design Museum Gent, donde buscar clicks de Playmobil entre obras de arte. Ambos están ubicados en edificios históricos reformados y con toques contemporáneos: una abadía del siglo XIV con convento del siglo XVII el primero y una casa nobiliar, el palacio de Coninck, del siglo XVIII el segundo.

Belgica Flandes Gante Design Museum Gent Click

Qué ver en Gante en un día

Si sólo tenéis un día para visitar Gante, tenéis tiempo para visitar los monumentos de la calle Limburg, en particular la catedral con la Adoración del cordero místico y el belfort, ver el Greslei y de ahí salir a dar un paseo en barco por el Lys o visitar el castillo de los condes. Así os quedará tiempo para disfrutar de la gastronomía flamenca y de unas cervezas belgas, si sois más cerveceros que nosotros.

Belgica Flandes Gante Muelle Greslei

Cómo moverse: transporte público en Gante

Es muy fácil moverse por Gante en transporte público para llegar, por ejemplo, a la estación de tren o a los puntos de interés más alejados del centro. Hay una buena red de autobuses y tranvías e incluso algunos barcos que sirven de transporte público, aunque tienen menos frecuencia. En la parte más céntrica lo mejor es ir andando, ya que las distancias son bastante pequeñas. En la sección de transportes de la página de VisitGent podéis encontrar horarios y un mapa de los transportes públicos en Gante.

Belgica Flandes Gante Ayuntamiento Stadhuis

La City Card Gent

Si queréis dar el paseo en barco y entrar en algunos sitios (la catedral con capilla da la adoración del cordero místico, el belfort o el castillo de los condes por ejemplo) incluidos todos los museos de la ciudad, os vendrá genial la City Card Gent que, además, incluye el transporte público. Hay dos versiones: una de 48h y una de 72h.

¡Mejor que os hagáis con la de 72h, que Gante es mucho Gante!

Aquí tienes nuestra ruta por Bruselas, Brujas y Gante

¿Quieres viajar a Gante por tu cuenta? Aquí te ayudamos a hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Bélgica aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Gante aquí o compara entre varios portales de alojamientos aquí.
  • Alquila el coche en Bélgica al mejor precio comparando entre varias compañías con rentalcars.
  • Hazte con las mejores guías de Bélgica aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Bélgica aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • 4 noviembre, 2015 a las 11:20

    Nosotros también hemos estado de ruta por Bélgica visitando Bruselas, Brujas, Gante y Amberes. En nuestra web encontráis nuestros consejos.

    • 4 noviembre, 2015 a las 11:42

      Hola María, muchas gracias, ¡les echaremos un vistazo!

  • 8 noviembre, 2015 a las 23:47

    A nosotros Brujas nos dejó un poco fríos, mientras que con Gante nos llevamos una muy grata sorpresa. Pero, como tú comentas, cada una es diferente y no se pueden comparar, con sus defectos y sus virtudes son ciudades únicas. Qué ganas de poder volver por esos lares 🙂

    Un saludo!

    • 11 noviembre, 2015 a las 10:53

      ¡Hola Erik y bienvenido al blog! Sí, siempre es difícil comparar, pero a veces sale natural hacerlo 🙂 ¡Nosotros también tenemos muchas ganas de volver!

  • 9 noviembre, 2015 a las 18:19

    La eterna pregunta pero nadie más que uno mismo puede responderla. Los viajes son tan personales que la cosa más horrosa para uno puede ser la mayor maravilla para otro. Y eso es lo bueno de viajar. Si no con que viajara uno y nos lo contara a los demás, sería suficiente, ¿no? XD
    Muy buen post chicos. Abrazos!
    Lucía y Manu

    • 11 noviembre, 2015 a las 10:55

      ¡Hola chicos y bienvenidos al blog! Sin duda, lo mejor de los sitios es que cambian según los ojos que los ven 🙂 ¡Un abrazo y buenos viajes!