ÁfricaSudáfricaVídeos

Nadar con el gran tiburón blanco en Sudáfrica

  

Que levante la mano el que no haya visto Tiburón, Jaws, y se haya quedado impactado con la imagen del gran tiburón blanco atacando la jaula con Matt Hooper dentro. ¿Cuánto tiempo pasó hasta volvisteis a entrar en el agua –aunque fuera la bañera– sin tener la sensación de que, en cualquier momento, algo podría tirar de vosotros hacia abajo? No se puede decir que Steven Spielberg hiciera mucho por la conservación de los escualos al presentarlos como unos animales sanguinarios capaces de obsesionarse con los humanos y urdir planes para acabar con alguno de ellos. Pero tampoco fue Spielberg el culpable, la película se basa en una novela de Peter Benchle –que curiosamente llegó a escribir discursos para el presidente Lyndon B. Johnson, ¿de tiburón a tiburón?–. A pesar de que Melville y su Moby Dick ya habían puesto a los cachalotes en el imaginario colectivo, era demasiado pronto para que la película se colara por los resquicios de nuestros miedos primarios.

Sudafrica Gansbaai Alta Mar Jaula Barco Gran Tiburon Blanco

 

Llegados a este punto, aunque el miedo a los tiburones sea algo que ha calado en el subconsciente de la humanidad, la idea de meterse en el agua con estos auténticos dinosaurios vivientes también se le ha pasado por la cabeza a mucha gente. No digo que todo el mundo quiera. Seguro que muchos lo han desechado como una locura antes siquiera de pensarlo con tranquilidad. Pero, otra vez, que levante la mano el que quiera vivir la experiencia de Matt Hooper –aunque sin que el tiburón destroce la jaula, por favor–

Nadar con el gran tiburón blanco

Las jaulas de tiburones ya existían, no las inventó Spielberg, y el verlas en una película las popularizó. Lo primero que tenemos que decir sobre la experiencia es que, como siempre que se trata de interactuar con animales salvajes, somos culpables de cambiar sus costumbres. Los barcos que ofrecen esos “paseos” utilizan cebo para llamar la atención del gran tiburón blanco. Sí, igual que en la película, y en los estudios oceanográficos, no vayáis a pensar que hay otra forma de llamar la atención de un depredador que con una presa o con comida. En el caso de las excursiones, al ofrecerse a diario durante la temporada alta, esto hace que los tiburones se acostumbren a ser alimentados y a acercarse a los barcos en busca de comida en lugar de cazarla. Malo para los tiburones. Pero malo también para los humanos que ven como los escualos nadan cada vez más cerca de las playas.

Sudafrica Gansbaai Alta Mar Tripulacion Barco Gran Tiburon Blanco

Son varios los lugares en los que nadar con el gran tiburón blanco: Sudáfrica, Australia, Bahamas y Estados Unidos. En cualquier caso, lo que hay que tener claro antes de lanzarse a hacerlo es que la empresa sea seria, que tenga respeto por los animales y que la actividad se lleve a cabo lejos de playas y zonas de baño.

Nadar con el gran tiburón blanco en Sudáfrica

La capital mundial del gran blanco es Gansbaai, en Sudáfrica. Se dice que es allí donde viven los ejemplares más grandes del mundo. En nuestro recorrido por el país africano no podíamos dejar pasar la ocasión. Lo primero que tuvimos que hacer para verlos fue asistir a una charla de seguridad y concienciación antes de acercarnos al muelle: es un animal salvaje, un superpredador y todo lo que quede fuera de la jaula –una mano con una cámara por ejemplo– está totalmente desprotegido. En el barco iban dos médicos, uno de ellos cirujano, pero dejaron claro desde el primer momento que no hay nada que hacer para salvar en alta mar a alguien a quien le han arrancado un brazo… Después de eso, ¿quién puede rechazar el desayuno que ofrecen antes de subir al barco?

Tras una travesía de más de dos horas –ya hemos dicho que es importante estar alejados de zonas de baño– echamos el ancla a la espera de que llegaran las estrellas invitadas. Ya hemos dicho que se usa cebo, carnada, para llamar la atención de los tiburones que haya por la zona en ese momento. En turismo responsable dicen que no debería usarse, pero ¿hay otra manera de atraer a un tiburón?

Sudafrica Gansbaai Alta Mar Borda Barco Gran Tiburon Blanco

Cuando llegó el primero se nos heló la sangre. Visto desde el barco, una silueta nadaba alrededor del casco con la característica aleta dorsal fuera del agua. Los cuatro metros y medio del animalito nos hacían pensar que, como en Jaws, íbamos a necesitar un barco más grande. Es el momento de entrar en la jaula, antes nos habíamos colocado los trajes de neopreno. Con tranquilidad, y de cuatro en cuatro, tocamos el agua. Hablamos de un agua a unos 10-12 grados centígrados, agosto es invierno en el hemisferio sur y las corrientes al sur de Sudáfrica no son precisamente cálidas.

Sudafrica Gansbaai Gran Tiburon Blanco

¿Te atreverías a meterte en una jaula a la que la sal marina ha carcomido la pintura y quién sabe qué más? De acuerdo, exagero, porque las jaulas son revisadas constantemente, pero lo de la pintura carcomida y un poco oxidada es cierto. Hubo quien, después de haber llegado hasta allí y de haberse mareado en la espera, no se atrevió a dar ese paso y se contentó con ver el animal desde lo alto del barco.

¿Nosotros? Por supuesto que entramos… y tres veces, más que ningún otro en el barco, viendo cara a cara a un par de ejemplares. Ver esos ojos sin vida al lado de los barrotes no nos asustó. La emoción de estar frente a uno de los depredadores más perfectos del planeta, a poco más de medio metro de distancia, hizo que la adrenalina superara al miedo por goleada. Verlo saltar desde el barco sacando dos terceras partes de su cuerpo del agua –momento en que decidieron que poner el techo en la jaula era una buena idea– fue otra de las grandes imágenes para los dos. Aunque para Sara, el momento más impresionante, sin duda, fue cuando el gran tiburón blanco nadó de frente hacia ella hasta casi chocar contra la jaula mientras mostraba sus colmillos. Y no penséis que salió gritando asustada… salió con ganas de volver a entrar y verlo otra vez.

¿Es ético “jugar” así con los tiburones? Hay opiniones para todos los gustos. Para nosotros, ver al tiburón vivo como una fuente de ingresos que ayuda a acercarlos a ellos y a sus costumbres al gran público, y los aleja de los pescadores que buscan sus aletas es un paso importante.

  

4 comentarios

  1. Fefe
    30 abril, 2018 en 00:54 — Responder

    Hola, ¿cómo están? Quería saber la profundidad de la jaula, no parece muy profundo, ¿verdad? Pero, a su vez, ¿les ponen equipo de buceo para que puedan sumergirse y no flotar? ¡Gracias! ¡Besos!

    • 30 abril, 2018 en 13:18 — Responder

      ¡Hola Fefe!
      No entendemos muy bien qué quieres decir con “la profundidad de la jaula”. Suponemos que te refieres a cuánto queda sumergida en el agua. La jaula está todo el tiempo flotando (lleva unos flotadores que mantienen la parte superior fuera del agua para que puedas salir a respirar. Respecto a la parte baja de la jaula tampoco queda a mucha profundidad: hay que agacharse cuando llega el tiburón para verlo de cerca.
      No se utiliza equipo de buceo, sólo el traje de neopreno porque el agua está fría y un cinturón de plomos porque es muy difícil sumergirse con un traje de neopreno y mantenerse en el fondo. Nosotros lo hicimos así, de hecho, se coge aire y se sumerge uno como si estuviera en una piscina. Hay otras opciones en las que se utilizan botellas y se permanece todo el tiempo bajo el agua… pero tampoco pensamos que merezca mucho la pena puesto que los tiburones van y vienen y no hace falta estar todo el tiempo sumergido.
      Esperamos haber solucionado tus dudas.
      ¿Cuándo planeas hacerlo?

  2. Manuel
    25 julio, 2018 en 21:18 — Responder

    Hola, gracias por compartir tu experiencia! Nos podrias indicar por favor con que empresa fuisteis, y si me la recomendarias? O si sabes de alguna otra?
    Gracias!

    • 30 julio, 2018 en 11:57 — Responder

      Hola Manuel y bienvenido al blog 🙂
      Nosotros contratamos la salida directamente desde el albergue de Hermanus con la empresa White Shark Ventures. Estuvo muy bien, todo en inglés eso sí. No sabemos de otras así que no podemos comparar.
      ¡Buen viaje!

      Por cierto, si el blog te ha sido útil, en este viaje a la Sudáfrica o en cualquier otro nos harías un gran favor si reservaras tus hoteles en Booking a través de este enlace; tus alquileres de coche en Rentalcars a través de este enlace; los seguros de viaje con IATI a través de este enlace (además con un 5% de descuento); los tours en español con Civitatis a través de este enlace; vuelos con Skyscanner en este enlace; y guías de viaje o cualquier cosa en Amazon a través de este enlace. A ti te costará lo mismo (de hecho con IATI hay descuento) y nos ayudarías a mantener el blog. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *