AméricaChile

Cinco cosas que hacer en Valparaíso

  

Todos los puertos han sido tradicionalmente lugares de movimiento, tanto material como intelectual, lugares de intercambio, de desarrollo, de conocimiento, de encuentro y también de delincuencia y depravación. Las ciudades portuarias reflejan con más o menos intensidad lo que se podría considerar un estereotipo. Valparaíso no es una excepción. Capital del arte alternativo, de la vida bohemia –sí, no se libra tampoco de este estereotipo: ¿quién consigue hablar de Valparaíso sin utilizar la palabra bohemio/a?–, de la cultura y de las protestas universitarias en un país en el que las luchas sociales –sobre todo reivindicaciones por la sanidad y la educación gratuitas– empiezan a ser cada vez más fuertes. Aquí, hablando con la gente, se conoce otra cara de Chile, este país rico pero en el que todavía la riqueza está concentrada en pocas manos… después de todo la democracia es bastante reciente. De Valparaíso era la familia Allende, pero también Pinochet. Reflejo de los contrastes y de la importancia de esta ciudad, eternamente rival de la capital Santiago, en la historia chilena.

Valparaiso Grafiti Salto

Llegando a la ciudad, no pudimos evitar pensar en Lisboa y en Salvador de Bahía. Sus casas de colores amontonadas en los cerros, sus ascensores, su aspecto tan atractivo y tan decadente al mismo tiempo hacían que el paralelismo fuera inevitable. Como en ellas, hoy su puerto ha perdido importancia respecto al pasado y el turismo ha llegado fuerte, atraído por su peculiar belleza. Valparaíso, Valpo para sus habitantes, los porteños, nos conquistó. Y es que no puedo evitar usar un tópico más: Valparaíso es una de esas ciudades que se ama o se odia, que horrorizan o que atraen irresistiblemente. Tengo que admitir que no hicimos mucho en la ciudad. La mayoría del tiempo sólo nos dejamos llevar y paseamos por ella. Pero aquí va una selección de lo que creemos que nadie debería perderse en Valpo.

Un paseo por el cerro Alegre y el cerro Concepción

Los cerros Alegre y Concepción son la zona más turística de Valparaíso, que ningún foráneo que llegue a la ciudad puede dejar de pisar. Desde la plaza Sotomayor, que une los cerros y el mar, el ascensor El Peral lleva hasta el Cerro Alegre y a su singular edificio Art Nouveau Palacio Burburizza, que acoge el Museo de Bellas Artes. Desde ahí hay que dejarse llevar por las pequeñas calles con sus grandes pendientes, los edificios de colores, los miradores… hasta el otro cerro más “turístico”, el Cerro Concepción. La visita os puede llevar desde una hora hasta el infinito…

Valparaiso Casas Colores

El cercano cerro Panteón, con sus tres cementerios –el nº1, el nº2 y de Disidentes– y el cerro Cárcel, donde la antigua cárcel se ha transformado en un centro de arte, también merecen una visita.

Valparaiso Cerro Panteon Cementerio

Conocer otro Valpo: ¿ser o no ser porteño?

Está de moda no querer ser turistas y no hacer sólo lo que ellos hacen. La verdad es que, sin pasar mucho tiempo en una ciudad y vivir en ella, es imposible salir de esa categoría que últimamente es tan despreciada. Nosotros lo admitimos, somos turistas. Pero eso no evita que no nos guste conocer los lugares que visitamos también desde otro punto de vista, el de la gente del sitio. Por ello, cuando nos enteramos del tourSer o no ser porteño” no nos lo quisimos perder. Al final del tour no llegamos a ser porteños, pero sí a ver la ciudad por un rato con sus ojos. Los chicos de Ecomapu lo lograron.

Valparaiso Ecomapu Ser o no ser porteño

Se trata de un tour un poco diferente a los convencionales, en el que se recorre la zona patrimonial, pero lugares no incluidos normalmente en las rutas tradicionales. Se visitan los cerros Cordillera, Artillería y Playa Ancha y los protagonistas son los edificios históricos de diferentes estilos y periodos, pero también los graffitis, las tiendas de barrio, los cafés universitarios… Los lugares que frecuentan todos los días los porteños y en los que sentirse un poco uno de ellos.

Valparaiso Grafitis Mosaico

Aquí –y en parte en las otras zonas– se ve también la cara menos bonita de la ciudad: la suciedad y la peligrosidad, con los policías que quieren que escondas tu cámara. Pero eso también es Valparaíso, y no nos pareció más peligrosa que cualquier otra ciudad sudamericana.

Dormir en un edificio patrimonial en el casco histórico: el Hotel Terranostra

La historia y el arte nos acompañaron en todo momento en nuestro paso por Valparaíso. Y las noches no fueron la excepción. El hotel que escogimos, el Hotel Terranostra, es también parte de la historia de la ciudad. Se encuentra a los pies del Cerro Concepción en un edificio patrimonial, nada menos que el ex Banco Hipotecario de Fomento: todavía se puede ver la puerta blindada original en su sótano. Estructura histórica y arquitectura y decoraciones contemporáneas en el interior –el hotel se ha abierto hace pocos meses–, otra mezcla de estilos artísticos en el centro de la ciudad. Sus dueños son de origen italiano, unos de los tantos inmigrantes que llegaron a estas costas.

Valparaiso Hotel Terranostra Mosaico

Se encuentra justo al lado de la redacción local del Mercurio y qué sorpresa cuando, después de uno de sus deliciosos desayunos, ¡nos encontramos con que una de sus periodista quería entrevistarnos! Y fue así que aparecimos nada menos que en un artículo del Mercurio, el principal periódico chileno.

Pararse en uno de sus tantos cafés y dejar el tiempo pasar

Tanto en las áreas más turísticas como en las más frecuentadas por los locales, hay decenas de pequeños y atractivos cafés en los que no podréis resistir el impulso de entrar. No os resistáis y dejad el tiempo pasar.

Valparaiso Trolebus

Visitar la casa de Neruda

Un clásico imperdible es la visita a la Sebastiana, una de las tres casas museos de la Fundación Neruda, ubicada en el Cerro Florida. En esta casa, estrecha, pero llena de grandes ventanales, pasó el poeta su último año de vida –curiosidades de la vida, la casa se construyó para los últimos años de Sebastián Collado que murió antes de terminarla–. Un lugar en el que conocer un poco más al escritor y su pasión marinera… y en el que no se pueden sacar fotografías –ni que se desgastaran los muebles–.

Valparaiso Playa

¿Te quieres de ir de viaje a Valparaíso? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Chile aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Valparaíso aquí.
  • Alquila el coche/carro en Chile al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías de Chile aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Valparaíso aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

2 comentarios

  1. 29 marzo, 2014 en 11:32 — Responder

    Este post está entre nuestros #tuitsfavoritos porque Porque fuera de lo convencional se encuentran los tesoros ¡Felicidades! Y gracias por compartir vuestro viaje 🙂

    • 29 marzo, 2014 en 20:42 — Responder

      Muchas gracias por compartirlo y seguirnos 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *