AméricaCuencaEcuador

Mercados, artesanía y tradiciones en Cuenca y alrededores

  

Cuenca no es sólo una de las ciudades coloniales con más encanto de Ecuador: sus costumbres y tradiciones son tan fascinantes como sus monumentos. Los coloridos mercados y las fascinantes habilidades de los artesanos de la ciudad y de sus alrededores os cautivarán. 

Cuenca Gualaceo Mercado Chola Cuencana Vendedoras

Mercados de Cuenca

En los mercados 9 de octubre y 10 de agosto, hay áreas de verduras, de fruta, de carne, de zumos –que allí llaman jugos–… Pero la más fascinante es la zona de los platos preparados, donde el rey es el hornado de chancho: cerdo hecho al horno durante horas y acompañado por mote –granos de maíz hervido–, cebollas crudas y tortillas de papa –patatas hervidas, aplastadas y luego fritas–. En cada mercado, hay decenas de vendedoras una al lado de la otra y los precios son los mismos así que es complicado elegir… No sé si es que tuvimos suerte o que todos están buenos pero fuimos un par de veces y el hornado nos encantó. La carne es tiernísima, la salsa suculenta y la corteza crujiente deliciosa, las tortillas de papa son todo un invento. Eso sí el, mote no nos gustó y pasamos de las cebollas crudas que lo acompañan.

Cuenca Mercado Hornado Chancho

Los mercados, que podéis visitar todos los días, son también el mejor sitio para encontrar a las cholas cuencanas con sus largas trenzas y sus trajes tradicionales con sus típicos sombreros, chales y polleras.

Mercados de los alrededores: Gualaceo, Chordeleg y Sigsig

El domingo es el gran día para visitar las aldeas indígenas de los alrededores de Cuenca, porque es cuando sus mercados las llenan de vida, colores y olores. Los tres mercados dominicales se pueden visitar en un día teniendo como base Cuenca o bien con un tour organizado o bien por cuenta propia, moviéndose en transporte público, lo cual es muy fácil –eso sí, hay que salir pronto por la mañana–. Además, están todas de camino, primero se pasa por Gualaceo, a unos 40 km de Cuenca, después por Chordeleg, a 5 km de Gualaceo, para acabar en Sigsig, a 20 km de Chordeleg. Los buses son frecuentes y muy baratos.

Cuenca Gualaceo Mercado Pareja Cuencana

Cuenca Gualaceo Mercado Chola Cuencana Vendedora Primer Plano

Nosotros fuimos por nuestra cuenta y escogimos visitar sólo el mercado de Gualaceo, el más grande e importante de los tres. Después de visitar el mercado más importante del país, el de Otavalo en el altiplano norte, y el segundo más importante, el de Saquisilí en el altiplano central, nos faltaba visitar uno en el altiplano sur. Voces, olores, colores que se mezclan dando un resultado único y fascinante. Es interesante ver como los trajes tradicionales cambian de zona a zona, aquí la reina es la chola cuencana.

Cuenca Gualaceo Mercado Chola Cuencana Primer Plano

Cuenca Gualaceo Mercado Chola Cuencana Compradora

Aparte de las verduras, las frutas, la carne y el pescado, encontraréis muchos puestos de flores –Ecuador es uno de los mayores productores del mundo– y os sorprenderá ver como las cholas hacen sus compras depositándolas en unos bonitos cestos de paja.

Cuenca Gualaceo Mercado Cesta Paja Chola Cuencana

Lo mejor, al llegar desde Cuenca en autobús (1,40 US$) es parar, antes de entrar en la ciudad –tenéis que avisar al conductor– en la feria de ganado –que es mejor visitar pronto por la mañana–. Después otro autobús (0,50 US$) en dirección a la ciudad y con el letrero “Mercado Nuevo” os llevará hasta ese mercado, el más importante. Desde allí se puede bajar caminando hasta otro mercado en el centro de la ciudad y llegar al terminal de autobús, para volver a Cuenca o seguir hasta Chordeleg y Sigsig.

La tradición del sombrero de paja toquilla o Panama hat

¿Sabíais que el sombrero de Panamá no es de Panamá? Pues no lo es, ya que es ecuatoriano. La de los sombreros de paja toquilla –así se llaman en Ecuador– es una tradición que nació en la costa ecuatoriana –Montecristi es el otro sitio famoso por sus sombreros de paja toquilla– pero que se desarrolló fuertemente en la zona de Cuenca y de sus alrededores. De hecho, si viajáis por las carreteras de la zona de Chordeleg o Sigsisg por ejemplo veréis en el campo decenas y decenas de personas, sobre todo mujeres, que, con gran destreza y sin siquiera mirar, van tejiendo su sombrero de paja toquilla, al mismo tiempo que caminan o hacen otras cosas. ¿Entonces por qué estos sombreros se llaman sombreros de Panamá? Porque se hicieron famosos durante la construcción del canal de Panamá, porque todos los operarios jamaicanos que trabajaban en la obra lo utilizaban y, sobre todo, porque Roosvelt, al visitar la zona, llevó uno y salió en todas las televisiones mundiales. Además, para ser exportados pasaban por Guayaquil y luego por Panamá antes de ser distribuidos al resto del mundo, así que se pensaba que llegaban de ahí.

Cuenca Homero Ortega Sombrero Paja Toquilla Panama Hat

En Chordeleg –famoso también por sus trabajos artesanos de filigrana de oro y plata– y Sigsig se pueden visitar talleres donde se fabrican los sombreros de paja toquilla, pero, sin salir de Cuenca, se puede entrar en una de las fábricas más importantes y conocidas: la de Homero Ortega, convertida en museo. Es gratuito, se encuentra al lado de la terminal y se puede llegar en autobús urbano desde el centro, aunque muchos tours, tanto el city tour que hicimos nosotros como tours en los alrededores, incluyen esta visita.

Cuenca Sombrero Panama Paja Toquillo Homero Ortega Mosaico

La chola cuencana es la encargada de tejer la paja a mano en el campo, así que en la fábrica se realizan los siguientes pasos: se blanquea, se le da forma planchándolo –nos contaron que hay hasta 88 moldes diferentes– y se remata, añadiéndole la cinta o las decoraciones florales. Aunque en la fábrica no se teje la paja, en el museo hay una señora que hace una demostración para apreciar este tradicional arte, antes de pasar a visitar todas las fases del proceso que sí se realizan en la fábrica.

Cuenca Sombrero Paja Toquilla Mujer Manos Tejiendo

Y al final llega la tienda: aunque no se compre nada es interesante ver todos los modelos que produce Homero Ortega, desde los tradicionales sombreros de Panamá hasta modernos –y muy bonitos– diseños tanto para hombres como para mujeres. Las fotos de los famosos llevándolos son testigo de la belleza de estas obras de arte.

Cuenca Homero Ortega Sombrero Paja Toquilla Panama Hat Mujer

En cuanto a los precios, hay de todo. Hay que saber que hay tres calidades, según el espesor de la fibra usada para tejer el sombrero: simple, fino y superfino. La fibra de paja –de la planta Carludovica palmata, una planta ecuatoriana, de la costa y de la selva– se puede dividir hasta llegar a tener 8 fibras diferentes. Más fina es la fibra, más largo es el trabajo y más caro es el sombrero. Un sombrero simple se puede tejer en un día y puede costar unos 20-25 US$ y para tejer un sombrero superfino se tardan 6 meses y puede costar unos 2200 US$.

Sigue nuestra aventura latinoamericana, #LatTrip

  

2 comentarios

  1. Jose Rogelio
    14 septiembre, 2014 en 16:00 — Responder

    Felicidades, me encanta tu blog!! Tu estilo es muy descriptivo y ayuda al lector a transportarse a los lugares que mencionas.

    • 14 septiembre, 2014 en 18:30 — Responder

      Muchas gracias por tus piropos Jose y ¡bienvenido al blog! Nos alegra que te te guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *