5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Bután (V), Simtokha Dzong

Miércoles 24/03/2.010 (1)

Como Kuenzang nos dijo ayer que al ser temporada alta todo estaría lleno y era mejor llegar al desayuno antes de las 7:30 nos despertamos pronto para ducharnos (que aquí hay luz para el secador de pelo).

Bajamos a eso de las 7:45 y aquí no hay más que cuatro gatos. Esto me vuelve a hacer pensar que en el hotel estamos nosotros y dos más. El desayuno tiene parte continental y parte local. La continental consiste en tortillas con queso (con bastante queso) y salchichas. La local en dos cosas con un aspecto poco atractivo. Cogemos la parte continental y pan tostado, el agua la bajamos nosotros de la habitación. Cuando estamos acabando llegan el conductor y el guía a desayunar también en el hotel. ¿Pues no iba a haber un montón de gente a esas horas?

Ya en el coche nos explica el programa de hoy. Primero el Simtokha Dzong, la National Memory Chortel, la escuela de artes y la biblioteca nacional antes de comer. Después el monasterio Pangri Zampa, la fábrica de papel y después tiempo para pasear en la ciudad. Parece un programa cargado.

El coche nos deja en la parte baja del dzong, desde allí caminaremos. El rey también viene a este templo en particular, pero nos dice que llega en coche a la puerta. Nosotros haremos el camino largo que es más interesante.

Lo cierto es que el camino no tiene nada de interesante hasta que vemos bajar a uno con una chal naranja. Recordamos que ayer nos explicó los diferentes colores de los chales en función de la clase social y que el naranja era el de los ministros del rey (que es el único que lleva amarillo). Al seguir subiendo vemos una comitiva que baja con muchos chales naranjas. Nos hacemos a un lado cuando Kuenzang nos dice que es el primer ministro.

Esto es algo que no pasa nunca en Europa y no sabemos muy bien cómo actuar. Hacer una foto podría estar mal visto, aunque tampoco vemos a nadie que tenga pinta de guardaespaldas o similar. Le dejamos que pase apartándonos a un lado. El primer ministro se para frente a nosotros, nos saluda dándonos la mano, nos pregunta de qué país venimos y nos desea un feliz viaje. Después de esto también saluda a Kuenzang y Rinchen y sigue su camino. Entre que casi vimos la cremación del primer ministro de Nepal y que hoy hemos saludado al primer ministro de Bután este viaje está resultando muy político.

Poco antes de llegar al templo hay una gran rueda de oración que Rinchen hace girar tres veces. Rinchen siempre viene con nosotros cuando vamos a visitar lugares sagrados y cumple con todos los ritos, girar las ruedas de oración tres veces, rodear los templos, cantar sus oraciones… cuando vamos a un museo se queda en el coche.

El camino al dzong pasa por en medio de otras dos ruedas de oración que volvemos a girar. No estamos acostumbrados a tanta vuelta y casi acabamos mareados al llegar a la tercera.

El interior del templo cuenta con una gran estatua del Buda presente y otras ocho de generaciones de Buda.

Al preguntar si se refieren a generaciones como hijos o en términos religiosos nos dicen que es en términos religiosos. En el templo sólo se llevan a cabo las celebraciones religiosas, las clases se dan en otras dependencias del dzong.

Al volver al coche pasamos frente a un pequeño parking en el que Kuenzang nos explica cómo entender las matrículas de Bután. Los coches oficiales portan las letras BG (Bután Goverment) siendo de fondo rojo y letras amarillas. Los coches privados tienen las letras BP (Bután Private) siendo de fondo rojo con letras negras o blancas. Y los taxis llevan BT (Bután Taxi) letras negras sobre fondo amarillo. Aquí tenemos uno de cada. Más adelante nos contará que el cuerpo de guardaespaldas del rey (sólo del rey, ya ha quedado claro que el primer ministro no lleva) lleva las letras RBG. La familia real tienen una matricula distinta, la vimos ayer en el hotel porque es propiedad de un pariente de uno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • Anonymous
    25 mayo, 2010 a las 10:14

    ¡¡qué honor haberos dado la mano el primer ministro!!je je, le dió la anécdota al día ¿no? Lo del desayuno me da que a lo mejor los turistas tienen fama de no ser puntuales y os obligaba a serlo con la excusa de que había mucha gente…¿no creeis?

  • JAAC
    25 mayo, 2010 a las 14:13

    Pues la verdad es que es la típica cosa que no pasaría nunca en casi ningún otro país… ni occidental ni oriental.

    No te creas, que el día dio para más anécdotas incluso! jajaja, paciencia 😀

    No te creas, ellos estaban convencidos de que el número de turistas era enorme 😮 no era Kuenzang el único que lo decía.

  • Anonymous
    26 mayo, 2010 a las 07:41

    yo me acuerdo en nuestro viaje a Marruecos que íbamos con nuestro coche y de repente nos encontramos con que nos echaban a un lado junto con millones de coches más y nos tuvieron allí parados no sé cuánto tiempo. Al final resultó que es que pasaba por allí la comitiva de un ministro de la Corona de Maruuecos..¡¡madre mía la que liaron para que pasaran ellos solitos!!en fín, cosas de altos status…je je (Fdo Alicia32)

  • JAAC
    26 mayo, 2010 a las 08:53

    También hay que tener en cuenta que Bután es del tamaño de Aragón… lo que no quita que si te cruzas con el presidente de la comunidad aragonesa también paren el coche, la circulación, y el mundo para que nadie se le acerque!