5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Perú (XXXVIII), Nido del Cóndor

Martes 12/05/2009 (y 2)

Al despertar salimos de nuevo a la piscina y vemos que la gente se mueve nerviosa. Según internet han cancelado la huelga alrededor de las tres. Nos vestimos y salimos. Es cierto que han cancelado la huelga pero todavía hay tensión en la carretera. En nuestro hotel venden pasajes para las líneas, así que preguntamos a qué hora podríamos y el precio. Como hoy no han volado en todo el día mañana a primera hora están llenos, pero a partir de las diez, diez y media, podremos volar. El precio son 55 dólares. Tenemos la posibilidad de pagar en soles, pero el cambio es a 3,10, el oficial está en 3, aunque se puede pagar con tarjeta. El aeródromo está cerrado. Vemos que en el hotel de al lado también venden billetes de otra compañía. El horario previsto es el mismo y también el precio, incluso el cambio.

Lo cogemos en nuestro hotel, así pagaremos todo junto. Lo que pasa es que no nos piden ni nombre ni nada, saben que estamos en la habitación 109 y con eso será suficiente. Nos recomiendan tomar el desayuno, incluido, a las 7:15 y luego nos darán más información y nos llamarán. En las cercanías de Nazca hay varios cementerios que queremos visitar. El hotel ofrece excursiones, pero justo la de grupo es a la hora a la que nosotros volamos. Si la queremos hacer en privado serán 14 dólares por cabeza, en lugar de los 10 en grupo. Hoy estamos tirando la casa por la ventana así que también nos apuntamos a la privada.

Llegar al pueblo ahora parece que será posible. Nos recomiendan coger un taxi aunque no estamos viendo ninguno pasar. En realidad la carretera está todavía parada por la fila de camiones y autobuses que estaban bloqueados. Salimos a ver si encontramos alguno y nada más cruzar nos para uno. Le decimos a donde queremos ir y nos pide 10 soles, cinco por la ida y cinco por la vuelta esperándonos. Nos han dicho que no son ni cinco minutos y eso es un robo. El taxista se pone chulo y nos dice que no encontraremos otro coche. Pues en ese caso no iremos, lo que está claro es que no te pagaremos todo ese dinero.

Nada más irse pasa un todo terreno. Levantamos la mano y nos para. Al decirle a donde vamos nos pide cuatro soles, como no nos ve muy convencidos nos dice que nos lleva por tres. De acuerdo, monto delante y Sara detrás. No es un taxi, es un coche privado que va en nuestro camino. Comenta que la huelga ha sido dura. Le digo que sí, que nos ha pillado a un kilómetro más o menos en el autobús nocturno desde Arequipa. Por suerte veníamos a Nazca así que tampoco nos ha afectado mucho, aunque también han cerrado el aeródromo. Después le pregunto si a él le ha afectado y me responde que él era de los huelguistas. Es un minero informal. Por suerte no hemos dicho nada malo sobre ellos por habernos bloqueado.

Aprovecho para que nos diga de primera mano el motivo de la huelga y nos dice que es porque el gobierno quiere prohibir su actividad. Dejar sólo las grandes compañías y que ellos se mueran de hambre. Han montado una comisión que estudiará la situación durante 30 días. A todo esto no hace más que adelantar a los camiones y autobuses que bloquean la carretera. En un momento se mete hacia la derecha y comienza a callejear. Estamos en una barriada con no muy buena pinta en el todo terreno de un minero informal que lleva cortando la carretera desde las cuatro de la mañana… pero es buena gente y nos dice que llegar a donde queremos es prácticamente imposible, pero en esa zona hay otra tienda igual.

Nos despedimos en la puerta y le deseo suerte, aunque nos hayan fastidiado el día todo el mundo tiene que luchar por sus cosas. Además el día está saliendo bien, hemos estado en un sitio mucho mejor de lo que solemos, nos hemos relajado y hemos descansado mucho. El día ha sido, está siendo, de los buenos. El hecho de que hayamos ganado tiempo con los autobuses nocturnos nos permite ahora ir más tranquilos. Aunque según están las cosas pensamos que lo de ir a Trujillo alejándonos de Lima puede que no sea tan buena idea.

Después de comprar buscamos otro taxi o coche que nos acerque al hotel. En la carretera no para ninguno, aunque nada más salir de la tienda uno nos preguntó si queríamos ir al centro. Lástima, pero nuestro destino es justo hacia el otro lado. Mientras encontramos un coche andamos camino del hotel. Nos para uno y nos pide tres soles, caro, ofrecemos dos y lo acepta. Hemos ido y vuelto por la mitad de lo que nos pedía el ladrón del primer taxista, además de haber montado en el coche de un huelguista que da mucho caché.

Una ducha y a cenar al restaurante. Sara pide ceviche de corvina y yo lomo a lo pobre. El ceviche está muy fuerte por la lima, me recuerda mucho a los boquerones en vinagre. El lomo viene con huevo frito, patatas fritas, arroz cocido y plátano frito. En España cuando algo es a lo pobre significa que lleva pocas cosas, aquí «a lo pobre» es cargado a tope. La cuenta puede pagarse o incluirse en la habitación. Los postres no nos llaman y le decimos que lo añada a la cuenta.

Vuelta a la habitación, después de ver la osa mayor y la menor boca abajo. El año pasado por estas fechas no había cruzado nunca el Ecuador ni el Atlántico hasta América y ya he cruzado dos veces cada uno, Ecuador y Atlántico.

Después de mandar un correo para decir que las cosas se han arreglado y ver un episodio de Bones en la tele nos vamos a dormir. Tendremos que desayunar a las 7:15 para hacer la digestión antes de montar en la avioneta, no vayamos a echarlo todo.
Todavía no sabemos si después de la avioneta y el cementerio trataremos de coger un bus para Pisco o nos quedaremos un día más aquí. Lo decidiremos sobre la marcha mañana. Hoy ha sido un día de relajación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • Alicia32
    17 julio, 2009 a las 09:16

    Hay veces que toca darse un lujillo…Descanso y mañana más!!

  • JAAC
    17 julio, 2009 a las 10:18

    Vamos, tampoco es que fuera un spa con todo incluido de la Riviera Maya, jajaja (aunque no nos llama la atención para nada ir a un sitio así, cuando no se puede salir del hotel porque fuera las cosas están mal lo mejor es que el hotel lo tenga todo :-))

    Acabo de poner un vídeo con las «instalaciones» del sitio. A pesar de que fue el más caro del viaje tampoco fue mucho en euros.