5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Palma de Mallorca (III)

Después de visitar la Catedral, y sin poder entrar en el palacio de la Almudaina.

Palma de Mallorca es conocido por sus patios, pero en la oficina de turismo nos informaron de que son privados. Sólo durante la semana santa los propietarios organizan visitas guiadas a los más importantes. Mientras, sólo un par de ellos son visitables: uno en la misma oficina de turismo.

Desde ahí recorrimos el centro de la ciudad: callejuelas estrechas y peatonales.

En las cercanías del parlamento de las Islas Baleares encontramos un edificio cargado de gárgolas con escudos. Y de vuelta al Paseo del Born y el obelisco sujeto por tortugas.

Todavía era pronto y nos acercamos a la Catedral de nuevo, para verla con ese pequeño estanque delantero y las palmeras, y dibujarla.


Para después dar un paseo por el paseo marítimo hasta el puerto.


Después de la cena volvimos a acercarnos a la Catedral iluminada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • conxa
    11 marzo, 2009 a las 13:16

    esperaba ver el dibujo de la catedral!!!!Que chula Mallorca fuera del verano,bueno como casi todos los sitios, pero estos tan turísticos mejor que mejor.

  • JAAC
    11 marzo, 2009 a las 13:19

    Conxa, el dibujo de la catedral lo puse el lunes… que te me despistas 🙂Tal vez demasiado vacía incluso. Las calles parecían casi decorados de la falta de vida, y fuimos los únicos clientes de los tres restaurantes en los que comimos.

  • Masmi
    11 marzo, 2009 a las 13:56

    Que chulada esas fotos al atardecer!Tengo que volver a Mallorca, las otras veces que estuve era muy pequeño y no me acuerdo de mucho. Además íbamos de turismo de sol y playa.

  • JAAC
    12 marzo, 2009 a las 09:15

    Masmi puedes aprovechar un fin de semana, que para ver la ciudad es más que suficiente, incluso si me apuras puedes coger un coche y recorrer lo famoso.Turismo de sol y playa… arg! para gustos los colores, está claro 😉