Consejos Viajeros

Cómo gestionar el dinero en los viajes: efectivo, cambio, tarjetas…

  

Una de las mayores preocupaciones a la hora de viajar es qué hacer con el dinero. ¿Cuánto dinero llevar en efectivo? ¿Lo saco del cajero o lo cambio? ¿Dónde cambiar? ¿Cómo esconder el efectivo? ¿Qué tarjeta usar en cada momento? … Ya hemos tratado temas económicos antes, pero hoy nos vamos a centrar más en el propio dinero, efectivo –monedas y billetes– o “de plástico” –tarjetas–, y en cómo gestionarlo.

Uzbekistan Som Billetes

Vaya por delante que una de las cosas más importantes sobre la gestión del dinero en viaje es saber en qué lo estamos empleando. Eso, junto con cómo “estirarlo”, lo tratamos en nuestros trucos y consejos para ahorrar en los viajes.

¿Cuánto dinero en efectivo llevar al viajar? ¿Es mejor sacar dinero del cajero?

Nosotros somos de la opinión de que “evitando la tentación se evita el peligro”. ¿Qué quiere decir esto respecto al dinero en los viajes? Que cuanto menos lleves en el bolsillo menos te dolerá perderlo o que te lo roben. Ya sea el que lleves desde casa, el que cambies o el que saques del cajero. Menos es más.

francia paris torre eiffel trocadero atardecer

Aún así, una cantidad mínima de dinero en efectivo, por mucho que estemos acostumbrados a pagar todo con tarjetas de débito, de crédito o con el móvil, sigue siendo necesaria en casi cualquier país del mundo. La cuestión es, ¿a cuánto asciende esa “cantidad mínima” necesaria de dinero en efectivo?

Los tres factores a tener en cuenta

Para valorarlo, lo primero que tienes que hacer es informarte del tipo de destino al que vas a viajar. ¿Necesitarás pagarlo todo con efectivo? ¿Podrás hacerlo con tarjeta? ¿Hay cajeros automáticos o bancos en todos los lugares por los que pasarás? Si vas a Noruega, lo más normal es que no veas dinero en efectivo. En cambio, en países que de entrada pueden parecer avanzados como Italia, en muchos lugares no se puede pagar con tarjeta. En Alemania o Japón nos pasó lo mismo. Por no hablar de países en vías de desarrollo. Otra cosa es si hay escasez de cajeros/bancos en el destino –puedes buscar esa información en Internet–. Ahí, es mejor llevar todo el dinero desde casa.

Butan Nido del Tigre Taktshang

Lo siguiente que tienes que valorar es cuánto te costará obtener ese dinero en efectivo en el destino. Si hay cajeros automáticos y las comisiones que te cobran por las retiradas –más abajo tratamos este punto– son asumibles, es mejor pagar al banco y que sea él quien guarde tu dinero hasta que lo necesites y se lo pidas. Ojo, tampoco se lo pidas todo de una vez, recuerda: “evitando la tentación se evita el peligro”. Además, la moneda local no te servirá cuando salgas del país. Si te sobra dinero, tendrás que cambiarlo y perderás bastante –por la tasa de cambio y por la disponibilidad de moneda: en pocas oficinas de cambio fuera de Europa te darán monedas de euro–.

Y lo último, o lo primero, a valorar es cuánto te vas a gastar. ¿Cuál es tu presupuesto diario? Si hay bastantes cajeros, con llevar efectivo para uno o dos días será suficiente, para casos de emergencia. En lugares donde no hay cajeros disponibles, tendrás que calcular el total necesario y añadir una cantidad de unos cuantos días más de presupuesto por si acaso –si sabes que vas a pasar por lugares en donde conseguir efectivo, bancos/cajeros, puedes ajustar más la cantidad–.

¿Sabías que…?


Ten en cuenta que, aunque no hay una limitación a la cantidad máxima de dinero en efectivo que puedes sacar o introducir en un país, hay cifras a partir de las cuales hay que declararlo. En la Comunidad Europea hablamos de 10.000 €. No creemos que vayas a llevar tanto en un viaje de ocio, pero infórmate de la cantidad a declarar en destino por si es más baja.

Mercado negro o paralelo de divisas

Un caso extremo son los destinos en los que existe un mercado negro/paralelo de divisas. Países en los que el cambio oficial –el que usan las tarjetas– es mucho peor que el que se puede conseguir en la calle. Venezuela, Uzbekistán o, hasta hace unos años, Argentina son un ejemplo. En esos destinos deberías evitar por completo el uso de las tarjetas y manejar sólo efectivo –preferiblemente dólares o euros–, que tendrás que llevar desde tu casa para cambiarlo en destino.

Uzbekistan Samarcanda Plaza Registan Atardecer

¿Cómo guardar el dinero en efectivo de forma segura durante el viaje?

Cuanto menos dinero en efectivo lleves, menos tendrás que “protegerlo”, pero eso no significa que no debas hacerlo. ¿Dónde esconder el dinero? Se trata de ocultar todo el efectivo de cara a posibles robos.

En nuestro primer viaje compramos una especie de faja que se coloca por debajo del pantalón –puedes echarles un vistazo aquí–. Allí, además de esconder el dinero en efectivo pegado al cuerpo, guardábamos los pasaportes y las tarjetas. Sólo dejábamos una pequeña cantidad y una tarjeta en la cartera con la que íbamos pagando.

Japon Miyajima Itsukushima Torii Dia

En nuestro viaje por Sudamérica, donde no siempre se puede sacar dinero de los bancos o hay muchas comisiones, comenzamos colocando los billetes debajo de las suelas de las zapatillas. Hasta que oímos que también robaban las zapatillas –incluso sin saber que estaban cargadas de billetes–. Seguíamos teniendo las fajas pero, además, nos habíamos hecho un bolsillo oculto que podíamos enganchar con imperdibles en el interior de cualquier pantalón. También existen cinturones con un bolsillo interioraquí los tienes– en el que esconder el dinero, pero no los hemos usado nunca.

Lo cierto es que, al final, dejamos la mayor parte del dinero en las mochilas que quedan en los hoteles, escondido entre la ropa, y salimos casi con lo justo.

Chile Isla De Pascua Moais Ahu Tahai Atardecer

Como regla general: no lleves todo el efectivo junto ni todas las tarjetas en el mismo sitio.

Cambio de divisa para viajar al extranjero

Vaya por delante que, si es posible sacar el dinero del banco/cajero con una comisión aceptable, suele ser mejor idea que cambiar –las tasas de cambio suelen peores que las oficiales–. Si no es posible o las comisiones son inasumibles, necesitarás hacerte con moneda local de alguna forma.

Peru Machu Picchu Niebla Vista Clasica Rio

Ten en cuenta que son dos cosas las que hay que comprobar a la hora de cambiar dinero en cualquier lugar: el tipo de cambio y la comisión. No te dejes engañar por grandes carteles que dicen que el cambio es gratuito y comprueba que el tipo que te ofrecen sea también bueno. A veces es mejor pagar un fijo de comisión y obtener un cambio mejor. No todo lo “gratis” es necesariamente bueno.

¿Dónde cambiar? ¿Mejor cambiar en tu país o en el destino?

Para decidir el lugar en el que cambiar, hay que tener en cuenta tres factores: la posibilidad que hay de cambiar tu moneda en destino, la disponibilidad de la moneda del destino en tu país y los costes asociados a la operación de cambio en tu país y en el destino.

Egipto Templo Funerario Hatshepsut Deir-el-Bahari Panorama

En el caso de España, es posible cambiar nuestra moneda en casi cualquier parte del mundo. El euro, como moneda fuerte que es, es aceptado en todas las casas de cambio del planeta –a pesar de que, en algunas, se sigue prefiriendo el dólar–. Si tu moneda tiene menos fuerza en el sistema monetario internacional, puede ser mucho más complicado que la acepten en el lugar al que viajas.

Todavía recuerdo cuando, en 1999 –sin euro–, viajé a Rumanía con unos amigos y tuvimos que cambiar nuestras pesetas por dólares en Madrid. ¿Por qué por dólares? Porque no había forma de hacerse con moneda rumana en España. Una vez en Rumanía, volvimos a cambiar –aunque, poco a poco– los dólares por lei. Sabíamos que ninguna casa de cambio rumana nos aceptaría las pesetas.

Saltaconmiconsejo


Si llegas a tu destino a una hora intempestiva en que las casas de cambio y los bancos están cerrados, puede ser una buena idea llevar algo de efectivo en moneda local para los primeros gastos. Incluso si hay opción de sacar dinero de cajeros, puede que estén estropeados los del aeropuerto… y el taxista querrá cobrar su carrera al hotel.

De manera que, dependiendo de la fuerza de tu moneda, podrás llevar el dinero en efectivo en moneda local del destino desde casa –si la moneda del destino se puede comprar en tu país–, hacerte con otra moneda fuerte y cambiarla en destino –si no hay opción de comprar directamente la moneda local– o viajar con tu moneda y cambiarla al llegar.

Inglaterra Londres Big Ben Trafalgar Square

Ojo, que tampoco el hecho de que tu moneda sea “fuerte” implica que sea mejor cambiar en el destino. Echa un vistazo al cambio de la moneda –en Google o en apps especializadas– y comprueba si la tasa de cambio que ofrecen las oficinas de tu país es buena. La confianza de hacerlo en casa es un plus.

¿En qué lugares debería evitar cambiar?

Hay lugares a evitar a la hora de cambiar moneda en casi cualquier parte del mundo. Las oficinas de cambio de los aeropuertos no suelen ofrecer muy buenas tasas. Saben que los turistas acaban de llegar, que necesitan dinero, que todavía no saben cómo son las cosas en el país más allá de la “seguridad” del aeropuerto y, en muchos casos, se aprovechan. Lo mismo se puede decir de muchos hoteles y de las agencias de viaje.

Polonia Cracovia Plaza Central Arco Mercado Panos

Otros lugares a evitar son, obviamente, los que no te den confianza o estén en zonas aisladas. En estos casos lo mejor es dejarse guiar por el sentido común. Lo que no harías en tu casa, sigue sin ser buena idea hacerlo en otro país.

Comisiones de las tarjetas para sacar dinero

Si tu destino es amigo del “dinero de plástico”, tampoco está todo solucionado. Echa un vistazo a tu cartera. Pregunta a todas las entidades financieras que hayan emitido tus tarjetas por sus comisiones. Decide cuál usar en cada momento o… decide hacerte una nueva que tenga mejores condiciones antes de salir de viaje.

Tanzania Parque Nacional Serengeti Leopardo

Antes de lanzarte a usar tu tarjeta, lo primero es conocer qué comisiones te cobran. Atento, que hay varias.

  • Comisiones por retirada de efectivo con tarjeta de débito fuera de la zona euro. Los principales bancos cobran una comisión entre el 3% y el 5% –a veces con cantidades mínimas fijas–. Aquí puedes ver los datos. Piensa bien cómo usarlas. Tal vez te merezca la pena hacerte una nueva.
  • Comisiones por retirada de efectivo con tarjeta de crédito fuera de la zona euro. Por lo general, excepto en los casos en que ya están al 5% con las tarjetas de débito, son más altas. No es aconsejable utilizar las tarjetas de crédito para retirar efectivo en cajeros.

Infórmate también del tipo de cambio que utilizan. Lo normal es que utilicen el oficial de la red que lo soporta: VISA, Mastercard, American Express, etc. –aquí puedes ver el tipo de cambio de VISA y aquí el de MasterCard cualquier día–. Pero, hay entidades que utilizan el suyo propio –siempre peor– y que te “venden” que no cobran comisiones… Fue lo que hizo EVO Banco en su momento sin avisar a sus clientes.

Nepal Plaza Durbar Katmandu General

Si desde España vas de viaje a un país de la zona euro, ten en cuenta que, aunque no necesitas cambiar de divisa, tu banco puede cobrarte una comisión por la retirada de efectivo en cajeros.

Saltaconmiconsejo


En muchas ocasiones, tanto en comercios como en cajeros, podrás elegir la moneda con la que se hace el cargo en tu tarjeta. Ten en cuenta que el tipo de cambio que utilizan suele ser mucho peor –para ti, mejor para ellos– que el oficial que cobra la entidad emisora de la tarjeta.

Recuerda: paga siempre en moneda local y que sea tu banco el que cambie.

¿Pagar en comercio en efectivo o con tarjeta?

Tener efectivo no significa que todo lo tengas que pagar con él. Si existe la posibilidad de pagar con tarjeta hay que seguir echando cuentas. De nuevo hablamos de las comisiones, en este caso por pagar en comercios:

  • Comisiones por pago en comercios con tarjeta de débito. Fuera de la zona euro las comisiones varían del 3 al 4,5% con excepciones como Bankinter con un 0% y Mediolanum con un 1%.
  • Comisiones por pago en comercios con tarjeta de crédito. Fuera de la zona euro las comisiones llegan al 5%, Mediolanum sigue manteniendo el 1% pero Bankinter sube al 3%.

Cartagena de Indias Balcones Catedral

Como en el punto anterior, ojo con los tipos de cambio que usan las tarjetas. Comprueba que sea el oficial.

Saltaconmiconsejo


En más de una ocasión, nos hemos encontrado con la sorpresa desagradable de que, al entregar la tarjeta para hacer un pago en un comercio u hotel, ha aparecido un recargo por arte de magia. No es raro que los comerciantes incluyan un porcentaje por su cuenta –que pagarás tú independientemente de la comisión de tu tarjeta– para “curarse” del cobro que les hace a ellos su banco por el uso de este medio de pago. Aclara bien el precio y si será el mismo con tarjeta que con efectivo.

Si desde España vas de viaje a un país que también tenga el euro como moneda, ten en cuenta que, además de no necesitar cambiar, no tendrás que pagar por usar las tarjetas de débito en comercios como norma general –hay bancos que también cobran en la zona euro–.

Las mejores tarjetas para viajar al extranjero sin comisiones

La democratización de los viajes ha llevado a muchas entidades a ofrecer tarjetas para viajar al extranjero que permiten retiradas de efectivo o pagos en comercios sin comisiones. Ojo, comprueba que sean sin comisiones por parte del banco, pero usando el tipo de cambio de la red que lo soporta –VISA, Mastercard, American Express, etc.–. De nuevo, aquí puedes ver el tipo de cambio de VISA y aquí el de Mastercard cualquier día.

India Rajastan Jaisalmer Patwon-Ki-Haveli

Nosotros utilizamos una tarjeta de débito del Banco Mediolanum que permite 52 retiradas gratuitas en cualquier lugar del mundo y el pago en comercios también tiene una comisión bastante baja, un 1%. Aún así, para hacerse una cuenta en Mediolanum hay que tener una cartera de inversiones o un mínimo de 15.000 € en la cuenta para no tener gastos. Así que no merece la pena hacerse la cuenta sólo para tener la tarjeta, nosotros no nos la hicimos por eso.

Otras opciones son Ferratum –con cuatro retiradas al mes–, BNext –con tres retiradas al mes y un máximo de 2.000 €–, Revolut –hasta 200 € al mes– o N26 –que con el plan gratuito permite pagar en cualquier moneda, pero si quieres retirar efectivo tienes que hacerte un plan superior, a 9,90 €/mes–. Todas éstas son de débito. No las hemos usado y no las conocemos en profundidad. Pregunta bien por las condiciones antes de hacerte con cualquiera de ellas.

Saltaconmiconsejo


La mayoría de las tarjetas para viajar son de débito o prepago. Tenlo en cuenta porque para ciertas reservas –alquileres de coches o noches de hotel– puedes necesitar llevar también una tarjeta de crédito.

Cosas a tener en cuenta antes y durante el viaje con las tarjetas

Aunque hayas confirmado que podrás usar las tarjetas en el destino, todavía quedan más cosas a tener en cuenta.

  • Pregunta cuál es tu límite diario/mensual de retirada de efectivo en cajeros. No se trata de quedarse sin dinero porque no puedas sacarlo aunque tengas en la cuenta. Se pueden subir temporalmente si lo necesitas.
  • Pregunta cuál es tu límite diario/mensual de gasto. Lo mismo, llegar al límite de la tarjeta y no poder pagar la noche de hotel no es buena idea. También, como antes, se pueden modificar los límites. Nosotros lo hicimos para pagar el viaje a la Antártida.

Antartida Pinguino Nieve

  • Hazte con más de una tarjeta. Además de una de débito y una de crédito –ya hemos dicho que la necesitarás en algunos momentos–, es buena idea tener de más de una red –VISA, MasterCard, American Express…–.
  • Comprueba que tus tarjetas no caducarán durante el viaje. Esto es de cajón –además de que los bancos te envían las nuevas con mucho tiempo– pero más vale prevenir que curar.
  • Elige el cajero automático a utilizar: que esté cerrado, que esté en un banco, que el banco esté abierto para poder reclamar si sucede algo… En Brasil nos dijeron que sacaramos dinero siempre en los bancos que estaban en los centros comerciales que tenían más seguridad. Ten en cuenta que también hay cajeros falsos, aquí tienes unos consejos para reconocerlos.

Más allá de cuando viajas, un par de consejos generales a tener en cuenta con las tarjetas:

  • Anota el número de teléfono de contacto para avisar del robo de las tarjetas.
  • Comprueba que los cargos se corresponden con los importes. No sólo entre los recibos de compra y de la transacción, sino después con los cargos en la tarjeta.

Robos de efectivo o de tarjetas en los viajes

Lo explicamos en nuestro artículo sobre los mejores seguros de viaje: mientras que el robo tiene un componente de fuerza o intimidación, el hurto es al descuido. Te lo contábamos allí, porque los seguros no suelen cubrir estos últimos. En el caso de los robos –que sí están cubiertos por los seguros de viaje– el dinero en efectivo queda fuera.

Brasil Rio De Janeiro Miradores Pan de Azucar Noche Botafogo

Lo sentimos, no hay nada que hacer si te roban dinero en metálico. Da igual que haya sido por la fuerza o que se hayan llevado tu cartera mientras estabas comiendo en un restaurante. El consejo: no dejes nunca tu dinero desatendido –en la cartera, en una mochila en el suelo o donde sea–. Pero, si es con intimidación, tampoco intentes ser más listo que el ladrón. Recuerda, la vida es más importante que cualquier cantidad de dinero. Te damos más consejos en nuestro artículo Robos en viaje, como prevenirlos y evitar problemas.

Respecto al robo de tarjetas, llama a tu entidad en el momento en que te des cuenta de la sustracción para cancelarla. Cuanto antes lo hagas menos “daño” te podrán hacer. Ten en cuenta que hay tarjetas que incluyen un seguro por el que tampoco tendrás que hacer frente al dinero que hayan podido gastar desde el robo hasta que avises.

Madrid Puesta Sol Gourmet Experience

Esperamos que, ahora, la gestión del dinero en el viaje sea una preocupación menos.

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *