CataluñaEspañaEuropaGirona

La fortaleza de Sant Julià de Ramis y el D’Or Museum: joyas y estrambotismo en Girona

  

La fortaleza de Sant Julià de Ramis, a menos de 10 kilómetros del centro de Girona, ha sido uno de nuestros últimos “descubrimientos”. Esos lugares que superan totalmente tus expectativas y te dejan más que sorprendido, casi noqueado. Una fortaleza militar transformada en museo de joyería y centro de arte. Dicho así parece interesante pero no tan peculiar como realmente es.

Girona DOR Museum Entrada Principal

Tras bajarse la gran barrera –está claro que hace falta seguridad– y aparcar el coche al lado de la fortaleza, no hicimos más que asombrarnos. Aunque la madre de todas las sorpresas llegó al final, una sorpresa… “muy estrambótica”.

Un poco de historia de la fortaleza de Sant Julià de Ramis

El castillo-fortaleza de Sant Julià de Ramis es un coloso de la arquitectura militar de finales del siglo XIX. Bueno, a finales del siglo XIX se empezó a construir, pero no se acabó hasta el XX. Se tardaron unos veinte años, que se dice pronto, en construirlo. Eso sí, prácticamente se utilizó menos años de los que se tardó en levantar. En su retirada en 1939, las tropas republicanas hicieron explosionar parte de la muralla exterior y de la entrada principal. Tras la Guerra Civil, sólo sirvió de depósito de armamento y de munición. ¡Los soldados hasta empezaron a plantar champiñones para no aburrirse! En 1968 se cerró definitivamente y, hasta hace poco, estaba en estado de abandono y casi en ruina.

Girona DOR Museum Tuneles Fortaleza

¿Sabías que…?


La montaña de Sant Julià de Ramis –llamada montaña aunque es más bien pequeña colina– domina la llanura de las comarcas del Gironès y del Empordà. Con vistas desde los Pirineos hasta la Costa Brava, ha tenido gran importancia a lo largo de la historia. Aquí hubo un oppidum ibérico llamado Kerunta, luego un castro romano –construido antes de bajar a la llanura y fundar Gerunta– y después una iglesia románica.

La iglesia está dedicada a los “Santos Médicos”: San Cosme y San Damián, mártires persas del siglo IV y patrones de la medicina. De ahí que la montaña también se llame muntanya dels Sants Metges –montaña de los Santos Médicos–. La iglesia y las excavaciones del poblado íbero se pueden visitar y no están lejos de la fortaleza.

Girona DOR Museum Exterior Fortaleza

La estructura de la fortaleza

La fortaleza, de planta trapezoidal y unos 660 metros de perímetro, estaba construida en tres niveles. Entre cuarteles, caballerizas, enfermería, cisternas, letrinas y otras había unas cuarenta dependencias, algunas semienterradas en la montaña. Éstas y el sistema de defensa estaban conectados por un laberinto de galerías subterráneas, pasillos y escaleras. Todo rodeado, incluso hoy en día, por un largo foso. En un extremo, hay un elemento arquitectónico muy singular: una doble “caponera” o búnker redondeado con paredes de ¡1,5 m de espesor!

Girona DOR Museum Fortaleza Foso Caponera

La restauración: de fortaleza a museo y hotel

Restaurar y rehabilitar un edificio de estas proporciones y características no es cosa que se haga de hoy para mañana. Si la construcción de la fortaleza tomó veinte años, su restauración requirió unos ocho. Todos los elementos originales se han restaurado, preservando su estructura, y los nuevos nos siguieron recordando un poco ese carácter militar. El cemento visto, las cubiertas vegetales que hacen que el castillo se funda con el paisaje, los muros de la vieja construcción integrados con los de la nueva… la arquitectura del complejo es tan interesante como el museo en sí. A nosotros, por lo menos, nos fascinó.

¿Sabías que…?


El estudio Fuser-Viader se encargó de este proyecto. Fueron los mismo que, en los años ‘80, dieron sus colores tan característicos, y tan fotografiados, a las casas que se asoman al río Onyar, en Girona. Unos colores cálidos inspirados en Florencia y en otras ciudades mediterráneas.

Una de las joyas arquitectónica de la nueva construcción es la gran sala de actos ovalada enterrada en la montaña. Tiene una enorme bóveda de hormigón de 7,5 metros de altura con un gran un óculo central. Tuvimos un poco la sensación de encontrarnos en una nave espacial cuando pasamos por ella. Si no hay eventos, se puede visitar junto con el museo.

Girona DOR Museum Sala Ovalada

Los espacios del museo se encuentran en la parte inferior de la fortaleza. En la superior, coincidiendo con el “reducto” –donde se guardaban los explosivos–, está el hotel, con una vista panorámica de 360º.

El D’OR Museum: el Museo de joyería y Centro de arte de La fortalesa

El D’Or Museum, el Museo de joyería y Centro de arte de la fortalesa, es el centro neurálgico del complejo. Al fin y al cabo sus dueños, D’Or Joiers, son una empresa familiar que se dedica a eso: al mundo de las joyas. Son gemólogos, diseñadores y grandes apasionados del mundo de las piedras preciosas y del trabajo artesano de los joyeros que quieren rescatar y dignificar. Quieren demostrar que si hay trabajo artesano hay arte.

El interactivo “Planeta joya”

En la planta baja está el “Planeta joya”, la parte más divertida e interactiva del museo. Allí descubrimos –con juegos, pantallas interactivas, efectos ópticos, etc.– la historia y curiosidades de gemas, piedras preciosas y joyas, así como de la orfebrería. Por ejemplo, el significado que han tenido las joyas a lo largo de los siglos para diferentes culturas de todo el mundo. ¿Y qué te parece ver cómo te quedaría un collar egipcio?

Girona DOR Museum Planeta Joya

La colección del museo

Tras subir por una preciosa escalera colgante hasta el hall con una gran lámpara de hierro y cuarzo simulando mariposas, empezamos a recorrer la primera planta. Ahí se encuentra el corazón del museo: la colección permanente de joyas de D’Or Joiers. En sus dieciocho salas –las antiguas habitaciones de los soldados que vivían aquí– se exponen creaciones modernistas, de las vanguardias en general y contemporáneas.

Girona DOR Museum Lampara Hierro Cuarzo Amador Braojos

Además de las salas dedicadas a la argentería –obras de plata– y las dedicadas a la gemología, también las hay dedicadas a artistas. Por ejemplo, a la italiana Elsa Peretti conocida por su concepto “la belleza es simple”. Hablamos de una de las diseñadoras de Tiffany & Co –D’Or Joiers es el fabricante principal de sus diseños para la famosa joyería de Nueva York–. O las dos salas dedicadas a Amador Braojos y sus increíbles obras entre la joyería y la escultura con piedras preciosas, como sus peculiarísimos perfumeros. Éste último es, también, el autor de la gran araña de la entrada.

Girona DOR Museum Elsa Peretti

En el segundo piso, además de vistas preciosas, se encuentran dos salas más para exposiciones temporales.

Aunque hasta la visita no hayas sido un amante de la joyería, te aseguramos que el museo te va a cautivar. El edificio es sensacional y hay obras de arte en cada esquina. Tómate por lo menos una hora y media para visitarlo, lo merece.

Girona DOR Museum Sala Argenteria

El Espacio Quim Hereu y los tres gigantes del “estrambotismo”

Los dueños del complejo no son sólo amantes de la joyería, sino de todo tipo de arte. Grandes mecenas, en el complejo tienen talleres para artistas que quieran crear ahí sus obras. Además, han ideado un espacio dedicado a un pintor muy peculiar.

Se trata de un edificio nuevo, a medio camino entre el foso y el castillo: el Espacio Quim Hereu. Quim Hereu es un pintor gerundense que tiene un estilo muy peculiar. Dice que tiene influencias de El Bosco, Bouguereau, De Chirico, Delvaux o Dalí y de las culturas de los muchos viajes que ha hecho por el mundo. En su arte fusiona la poesía, los sentimientos, la belleza, los valores humanos, la filosofía, la fantasía y la naturaleza. Todo eso nos lo explicaron antes de entrar y no teníamos muy claro con qué nos íbamos a encontrar, pero tenemos que decir que acabamos alucinados con su obra.

Girona DOR Museum Espacio Quim Hereu Nacimiento Estrambotico Venus Detalle

¿Sabías que…?


La nueva corriente artística a la que pertenece Quim Hereu es el “Estrambotismo”, del que ha escrito su manifiesto hace poco. La inició Joan Fuster i Gimpera en los años ‘70 y se basa en la fusión entre el “seny” y la “rauxa”: la cordura y la locura.

Una obra estrambótica consiste en pintar y dibujar cosas “extrañas”, basadas en la imaginación, pero con un control absoluto de la razón. Durante el proceso creativo, se alteran las propiedades y formas de los objetos, haciendo que el resultado final sea de lo más insólito.

En el Espacio Quim Hereu hay diferentes cuadros que recorren sus treinta años de carrera. Uno de ellos, muy curioso, es la Caravana de hombres porrón. Sólo al acercarte te darás cuenta que las cabezas de los hombres de la caravana son… sí, ¡porrones!

Girona DOR Museum Espacio Quim Hereu Caravana Hombres Porron

La trilogía más grande jamás pintada en Europa es estrambótica

Pero la sorpresa llega al final. Al bajar las escalera y acceder a una enorme sala construida adrede para hospedar la trilogía de cuadros más grande jamás pintada en Europa: tres telas de 12 x 6 metros pintadas al óleo. Los temas: el tiempo, el poder y la libertad.

Girona DOR Museum Espacio Quim Hereu Nacimiento Estrambotico Venus

Para el tiempo Hereu ha creado El estrambótico nacimiento de Venus. ¿Qué te parece una Venus con cabeza de vaca? Para el poder, La coronación de Ermesenda, donde aparece una Ermesenda de Carcasona –condesa de Barcelona y de Girona– en un caballo blanco y casi desnuda. Por cierto, ¡en la tarona del caballo está escrita la receta de la butifarra dulce! Es sólo uno de los mil detalles de los que puedes darte cuenta al rato de observar estas obras.

Girona DOR Museum Espacio Quim Hereu Coronacion Ermesenda

El “making of” del último cuadro…

Si las primeras dos telas ya están pintadas, la tercera, la que tiene la libertad como tema, está en proceso de creación y Hereu la realizará ahí mismo. Será posible incluso ver el pintor manos a la obra.

Girona DOR Museum Espacio Quim Hereu

Nosotros no le vimos manos a la obra pero sí que le vimos guiando una visita y no pudimos evitar acercarnos a charlar un poco con él. Nos habló de cómo había nacido el estrambotismo y de cómo las ideas de Joan Fuster le recordaron lo que le decía su tía de pequeño cuando le enseñaba sus dibujos “raros”. De cómo Joan Fuster le pasó ese rol de líder del estrambotismo en un testamento que está representado en el primero de los tres cuadros. De cómo estaba en proceso de ser aceptado por la montaña de los Sants Metges, como un embrión en un útero. O de que pintar un cuadro de un tamaño tan grande es como conducir un coche a 300 km/h, hay que tenerlo todo planificado antes de empezar a coger el pincel.

Precios y horarios del D’Or Museum

La tarifa entera para el D’Or Museum es de 10 €, a los que hay que añadir 6 € si quieres visitar el Espacio Quim Hereu –con tours guiados reservados previamente o por libre por las mañanas de 10 a 14.00h.–.

Girona DOR Museum Joyas

Los horarios son: en verano de 10 a 18 de lunes a sábado y de 10 a 16 domingos y festivos; en invierno todos los días de 10 a 16. Más información en su página web oficial.

El Restaurante cafetería del museo D’Or: un menú del día de 10 (y de 15 €)

Ya que íbamos al museo, aprovechamos para hacer una “parada gastronómica” en su restaurante cafetería. Tenemos que decir que el menú del día está genial: entre semana, cuando fuimos nosotros, son 15 € –los fines de semana nos dijeron que sube a 25 €– y hay cocina local muy rica con productos de proximidad. La butifarra dulce, el arroz de Pals a la cazuela, la crema catalana… ¡todo de 10! El servicio no fue muy rápido, pero hay que decir que eran los primeros días de apertura, el restaurante estaba a tope y todavía “en rodaje”.

Girona DOR Museum Restaurante Butifarra

El hotel Sants Metges y el restaurante A Tempo de Jordi Cruz

Del hotel, llamado Sants Metges en honor a los santos que dan nombre a la montaña, no podemos decir mucho, porque no nos alojamos ahí. De hecho, todavía ni siquiera había abierto cuando fuimos al museo. Abría la semana siguiente. Es un hotel boutique de 5 estrellas y sólo 15 habitaciones que, como no, tienen nombres de gemas: amatista, ágata, granate, diamante, esmeralda, rubí, zafiro… Puedes consultar precio y disponibilidad aquí.

Girona DOR Museum Perfumero Amador Braojos

El hotel tiene también un restaurante de alta cocina con el sello del chef “estrellado” Jordi Cruz: A Tempo. Nos comentaron que fue el mismo Jordi Cruz, cuando supo del proyecto, quien se enamoró de él y quiso tener un restaurante aquí. ¡Como para no!

Cómo llegar al D’Or Museum desde Girona

Nosotros llegamos al D’Or Museum en coche desde la estación del AVE de Girona. Está a menos de 10 km por la N-IIa. Hay que salir en Sant Julià de Ramis y luego seguir las indicaciones.

En transporte público, el autobús 602 lleva hasta el cruce N-ll – Can Darnés, desde la estación de autobuses de Girona. Desde ahí hay que andar unos 20 minutos y todos cuesta arriba, las fortalezas es lo que tienen.

Girona DOR Museum Pasillo Fortaleza

Cultura y turismo, museo y joyas, gastronomía y hostelería, arte y eventos, patrimonio y naturaleza… no le falta nada a la fortaleza de Sant Julià de Ramis.

¿Quieres visitar el D’Or Museum en la antigua fortaleza de Sant Julià de Ramis? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Girona aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Girona aquí.
  • Alquila el coche en Girona al mejor precio aquí.
  • La mejor guía de Cataluña aquí
  • Contrata tu tour guiado en Girona aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *