AméricaBrasil

5 lugares que ver en Olinda, Pernambuco

  

A pesar de que estuvimos más de un año viajando por Sudamérica, no tuvimos todo el tiempo del mundo. Parece un contrasentido, pero ya en Brasil, al principio del recorrido, tuvimos que empezar a correr. El visado turístico de 90 días –ya te contamos todo sobre visado y resto de consejos para viajar a Brasil– se consumía con velocidad y maravillas Patrimonio de la Humanidad como el centro histórico de Olinda, sólo pudieron ocuparnos una mañana… Si a eso le unimos que fue una mañana gris y de lluvia, queda claro que hubo que seleccionar bastante las cosas que ver en Olinda. Fueron estas cinco y, aunque estamos seguros de que nos dejamos muchas, sólo por éstas ya merece la pena coger el autobús desde Recife, a 7 km.

Brasil Olinda Igreja Carmo Salto

Olinda es una de las ciudades más antiguas de Brasil, pero la mayoría de los edificios que nos recibieron son del siglo XVII y posteriores. ¿Por qué? Porque los holandeses arrasaron todo cuando ocuparon esa parte del país en 1630. A su vuelta, los portugueses reconstruyeron la ciudad.

El convento de São Francisco, la historia contada en azulejos

En la oficina de turismo no dudaron al decirnos que el convento de São Francisco, con su iglesia de Nuestra Señora de la Nieves, era lo primero que teníamos que ver en Olinda, así que no lo dudamos y para allá que fuimos.

Brasil Olinda Convento San Francisco Azulejos

Encontrarse con auténticos azulejos portugueses –por un momento nos sentimos transportados a Lisboa– del siglo XVII fue una pequeña sorpresa. Sabíamos que había azulejos, pero no tantos. Todo el claustro está cubierto de ellos: 16 paneles que representan escenas de la vida de San Francisco. Y en el interior de la iglesia también admiramos más decoración en azulejos blancos y azules.

Rincón SaltaConmigo


Aunque los holandeses incendiaron la ciudad, hay una pequeña capilla que sobrevivió en el convento de São Francisco: la Capela do Capitulo. En el altar se encuentra una imagen de la Virgen con tallas de San Francisco y San Antonio a los lados.

Brasil Olinda Convento San Francisco Capilla Capitulo

La igreja do Senhor Salvador do Mundo, el panorama que tienes que ver en Olinda

A pesar de estar lloviendo, como somos unos optimistas y siempre nos gusta mirar las ciudades desde lo alto, nuestra siguiente parada fue la catedral o Sé de Olinda: la igreja do Senhor Salvador do Mundo. Más allá del propio edificio, una de las iglesias más antiguas de todo Brasil, nos dijeron que el panorama que se podía admirar desde la iglesia, en lo alto de la ciudad, era algo que merecía ser visto. Por cierto, ese día estaba cerrada, no tuvimos mucha suerte en la visita al centro histórico de Olinda…

Damos fe de que la vista desde la cima del Alto da Sé es bonita, pero las fotos no le hacen justicia. Bueno, le hacen justicia al día en el que nosotros visitamos la ciudad. Se pueden apreciar varias de las doce iglesias monumentales con las que cuenta Olinda y, al fondo, el mar y el skyline de la vecina Recife.

Brasil Olinda Se Vista Recife

Créenos, no deberías dejar de ir. Eso sí, al elevador de Olinda, otra vista panorámica de la ciudad, decidimos que no merecía la pena subir ese día en concreto. Nos quedamos con las ganas. Como con las ganas nos habíamos quedado también el día de antes de ver Porto de Galinhas por una tormenta.

Paseando por la Ladeira da Misericórdia, los colores de Olinda

Nos negábamos a no ver más color que el gris de las nubes en nuestro viaje a Olinda, así que, siguiendo las indicaciones de la oficina de turismo, caminamos hacia la Ladeira da Misericórdia.

Las pequeñas casas que enmarcan la calle están todas pintadas de vivos colores: azules, rojos, naranjas, amarillos… Una suerte de pequeño Pelourinho salvadoreño que llevó un poco de alegría a ese día sombrío y lluvioso.

Brasil Olinda Ladeira Misericordia

Siguiendo por la Ladeira da Misericórdia, en la Rúa de São Bento, está el Mercado da Ribeira. Otra de las paradas que nos sugirieron: un mercado de artesanos en el que encontrar el mejor recuerdo. Eso sí, cuando vas a estar un año de viaje no es buena idea comprar muchos recuerdos…

El museu do Mamulengo, las marionetas a otro nivel

Si te dicen que en Olinda está el primer museo de marionetas de Brasil, hay que ir a verlo. Porque las marionetas, en particular los mamulengos, las típicas de esta región del país, son algo más. El mamulengo forma parte de la tradición del Nordeste brasileño –en especial del estado de Pernambuco–, incluso de sus carnavales. Durante el carnaval de Olinda, uno de los más famosos y espectaculares de Brasil, salen los muñecos más grandes, que llegan a los cuatro metros de altura.

Brasil Olinda Museu Mamulengo

Más de 1.200 piezas, algunas del siglo XVIII, recuerdan la importancia de los folguedos –las representaciones populares, como el Bumba-meu-boi de las Festas Juninas– y de los mamulengueiros –los artistas que las manejas y los artesanos que las fabrican–.

La igreja do Carmo

Habíamos oteado la igreja do Carmo, la iglesia del Carmen, desde la catedral y no queríamos dejar pasar la ocasión de acercarnos hasta ella. Aunque el ánimo no era ya el adecuado –calado por la lluvia– y el tiempo se nos escurría con las gotas… Había que volver a Recife donde, según nos pareció desde el Alto da Sé, no llovía.

Brasil Olinda Se Vista Igreja Carmo

Incluso con un día feo, Olinda nos mostró las razones por las que su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad y nos dejó con las ganas de ver más… como tantos lugares del gigantesco Brasil.

¿Te quieres de ir de viaje a Olinda por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Brasil aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Olinda aquí o en Recife aquí.
  • Alquila el coche en Brasil al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías de Brasil aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *