AustriaEuropaSalzburgo

Mundo y rituales de la cerveza en Austria: la cervecería Augustinerbräu de Salzburgo

  
Si vas a viajar a Salzburgo, además de sus monumentos, no puedes dejar de visitar una cervecería y, puesto a ello, una muy buena opción es la cervecería de los agustinos, la Augustinerbräu – Kloster Mülln. No es una cervecería cualquiera, ahí los agustinos empezaron a fabricar cerveza en 1621 y hoy hoy es la cervecería más grande de toda Austria, que no es decir poco. Un pequeño universo en el que caben casi 2.500 personas, entre la terraza del jardín y las salas. ¿Qué te parece tomarte una rubia ahí acompañado de centenares de salzburgueses o hacer una visita a la fábrica?

Felix, natural de Salzburgo, tiene 76 años y lleva más de 30 encontrándose con sus ya ex-compañeros de trabajo del banco todos los miércoles a las 3 de la tarde en la cervecería. La mesa, siempre la misma, en una sala, la Stockhammersaal, que ya conoce como su propia casa y cuya belleza ya no le sorprende ni un ápice. La jarra –una típica steinkrug de porcelana–, también, sigue la misma: se la regaló su abuelo, la tiene guardada bajo llave en un armario de la cervecería y sigue tratándola con el mismo mimo y cuidado que el primer día. Si la vendiera ganaría un buen dinero, pero ni lo sueña. Sólo quiere llenarla y disfrutar de esa cerveza tan rica en buena compañía. Ahora llenar su jarra de litro cuesta 6,20 €, hace 30 años… ¡ni recuerda lo poco que costaba! A veces, sus compañeros de mesa y él llevan algo de comida, otras, se van al puesto del señor Atanassoff y comen unos rábanos. Las charlas, eso sí, van cambiando: antes los grandes protagonistas eran los jefes, ahora los nietos… y luego… ¡siempre está la política! Todos tienen el pelo más blanco –el que sigue en su sitio– y algo más de barriga cervecera, pero siguen aguantando sus buenos litros de cerveza casi como el primer día.

Austria Salzburgo Cerveceria Agustinos Felix

Todo esto me estaba imaginando cuando uno de los seis señores sentados en la mesa al lado de la nuestra en la cerveceria Augustinerbräu – Kloster Mülln de Salzburgo me miró con una sonrisa mientras saboreaba su cerveza junto a sus amigos. Acabábamos de descubrir cómo se producía esa bebida tan preciada en la fábrica contigua y qué eran las stammtische, esas reuniones periódicas tan típicas de la zona de Baviera y Austria, y mi mente voló por un momento… Tenía que volver y conocer a un “verdadero Felix” y hablar con él con calma –en qué idioma ya lo veríamos–. Sí, tenía que volver, preferiblemente un viernes o un sábado por la noche para ver ocupada la mayoría de esos 5.000 m2 –donde caben más de 900 personas– y de las 1.400 plazas del jardín que convierten a la Augustinerbräu – Kloster Mülln de Salzburgo en la cervecería más grande de Austria. Tenía que volver pero, por ahora, ya me llevaba un buen sabor de boca… a pesar del amargor de la cerveza que, tengo que admitir, no puedo soportar.

La centralidad de las cervecerías y las stammtische en Austria

Como pasa con el vino, la cerveza no es una simple bebida. Agua, malta, lúpulo y levadura pero también cotidianidad, fiestas, alegría, camaradería, familiaridad… ésos son algunos de los ingredientes de la cerveza en países como Austria.

La cervecería de los agustinos de Salzburgo, la Augustinerbräu – Kloster Mülln, es, ante todo, un lugar de encuentro: en su jardín se encuentran las familias para pasar los días de fiesta llevándose su comida –sí, puedes llevarte la comida y sólo tienes que consumir bebidas, sobre todo cerveza, claro– y vuelven para llevarse cerveza para consumir en casa en barriles que luego devuelven vacíos para volver a llenarlos.

Austria Salzburgo Cerveceria Agustinos Barriles Botellas

En sus cuatro enormes y preciosas salas se encuentran, como no, los estudiantes en los fines de semana o después de clase, para tomarse unas jarras. Y, como ellos, gente de todas las edades y clases sociales. Y luego están las salas más pequeñas que, junto a las grandes, son los lugares de encuentro de las stammtische ¿Qué es una stammtisch? La verdad es que me costó un poco entenderlo: se trata de una especie de tertulia, un encuentro periódico –la periodicidad mínima es mensual– de un grupo cerrado de personas. Hay stammtische de compañeros de la universidad, del trabajo, etc. Sus miembros tienen mesa reservada y una placa de metal grabada que indica el día y el horario de su encuentro. No se paga absolutamente nada por la reserva de la sala o de la mesa, sólo la consumición. En la Augustinerbräu de Salzburgo hay nada menos que 215 stammtische diferentes. La más antigua del sitio y de todo Salzburgo, la Schlappgesellschaft, lleva reuniéndose desde 1859, claro que ahora los que se reúnen son los descendientes de sus fundadores. Es muy curioso visitar la sala de esta stammtisch, llamada Schlappstüberl. Es la segunda más antigua de la cervecería, de 1912, y allí se encuentran los emblemas de los miembros de la tertulia.

Austria Salzburgo Cerveceria Agustinos Stammtisch Schlappstuberl

El ritual de tomar cerveza en la cervecería de los agustinos de Salzburgo, la Augustinerbräu – Kloster Mülln

El ritual, para cualquier tipo de encuentro, tanto periódico como esporádico, siempre es el mismo: eliges una jarra de la estantería –o te llevas la tuya–, la enjuagas en una fuente que hay justo al lado de la caja –no para limpiarla, que ya está limpia, sino para que tenga la temperatura correcta y no caliente la cerveza–, pasas por caja a por el ticket, la llenas… ¡y a disfrutar! La cerveza tiene que estar a una temperatura de entre 10 y 13ºC, sí, bastante más caliente que como se bebe en España.

Austria Salzburgo Cerveceria Agustinos Jarras

Si quieres comer algo, te lo puedes llevar desde casa o puedes comprarlo en la “Schmankerlstände”, la “galería de las delicias”… no sé si está bien traducido pero lo importante es el concepto: puedes hacerte una idea, ¿no? Se trata de un pequeño pasaje comercial dentro de la cervecería –eso da una idea del tamaño de la Augustinerbräu– donde hay puestos de comida gestionados por empresas familiares que venden todo tipo de “delicias” saladas y dulces. Desde pollos o pescados asados, salchichas o quesos a rábanos pasando por los schaumrollen, una especie de canutillos rellenos de crema.

Austria Salzburgo Cerveceria Agustinos Puestos Comida

Visita guiada a la cervecería de los agustinos de Salzburgo: Augustinerbräu – Kloster Mülln

Los agustinos empezaron a producir cerveza en el lugar de la actual Augustinerbräu de Salzburgo, donde se encontraba su monasterio, Kloster Mülln, en 1621. Hoy en día no queda mucho de los edificios originales y ya tampoco están los agustinos –mitad de la propiedad es de la abadía benedictina de Michaelbeuern, y la otra mitad de dos familias que tienen el 25% de cuota cada una– pero su tradición sigue viva. La cerveza de los agustinos se sigue fabricando según los cánones de la “ley de la pureza” de 1516 y está hecha a mano sólo con malta, agua, lúpulo y levadura, sin ningún aditivo y sin pasteurización, por eso sólo tiene dos meses de vida y no se puede comercializar en grandes superficies –además, la producción anual no llega a los 15.000 hectolitros–.

Austria Salzburgo Cerveceria Agustinos Grifo

La fábrica de cerveza actual es de 1912 y, como en los tiempos de los agustinos, se producen tres tipos de cervezas con grados de alcohol y amargor diferentes. Son la Märzenbier, la Fastenbier, del periodo de Cuaresma, y la Bockbier, de Navidades. La tradición de tener cervezas específicas para Cuaresma y Navidad se debe a que el ayuno de los monjes en estos períodos no incluía las bebidas, así que producían cervezas más fuertes y calóricas para llevar mejor la falta de comida –¡qué “felices” debían de estar en esos periodos sin comer y a base de jarras de cerveza!–.

Johann Georg, el “braumeister”, maestro cervecero, de la Augustinerbräu, nos contó que los salzburgueses esperan con ansia la llegada de sus cervezas de Cuaresma y Navidad. El significado original se ha perdido pero está claro que la tradición de las Fastenbier y Bockbier sigue más que viva.

Austria Salzburgo Cerveceria Agustinos Maestro

Con su bigote rubio enmarcando una gran sonrisa, el maestro cervecero nos contó que desde pequeño lo tenía claro: quería ser braumeister. “En las cervecerías todo está muy limpio y no hay nada de mi trabajo que no haga feliz a la gente, ¡no hay ocupación mejor!” ¿Quién podría refutar estos argumentos? Además de que, dado que tiene que ir catando la cerveza, bebe más de un litro al día.

Nos acompañó por la fábrica para enseñarnos las diferentes fases de elaboración de la cerveza: vimos, por ejemplo, los silos donde se conserva la cebada –toda rigurosamente austriaca–; el característico “kühlschiff” –literalmente buque frigorífico– de 1912, el único que queda en Austria y permite que la cerveza se enfríe en contacto con el aire más lentamente; la cámara de fermentación –la cerveza de los agustinos de Salzburgo es una de las pocas que se fermenta en cubas abiertas–; los filtros con algodón; o los barriles de madera de roble de Munich –también únicos en Austria– donde madura la mayoría de la cerveza que sale de la fábrica.

Austria Salzburgo Cerveceria Agustinos Kûhlschiff Buque Frigorifico

¡Un mundo fascinante hasta para los no cerveceros como nosotros!

Austria Salzburgo Cerveceria Agustinos Felix Salud

Información práctica:

  • Horario de la cervecería: de lunes a viernes de 15h a 23h – sábados, domingos y festivos de 14:30h a 23h – cierra en Navidad y Año Nuevo.
  • Visitas guiadas a la fábrica de la cervecería: A partir de 10 personas de lunes a viernes por la tarde, más información en la web de la Augustinerbräu – Kloster Mülln

¿Te quieres ir de viaje a Salzburgo por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Salzburgo aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Salzburgo aquí.
  • Alquila el coche al mejor precio en Salzburgo.
  • Las mejores guías de Austria aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Salzburgo aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

5 comentarios

  1. 23 junio, 2016 en 13:02 — Responder

    Gran artículo Sara.

    Casi me he transportado por un momento a Salzburgo a disfrutar de una rica Märzen… jaja

    Después de haber estado viviendo por Bélgica y Alemania, sin duda alguna Austria está muy arriba en la lista de próximos países por visitar.

    ¡Un saludo!

    Adrián.

    • 2 julio, 2016 en 11:16 — Responder

      ¡Hola Adrián y bienvenido al blog! Muchas gracias, seguro que Austria te encantará, ¡buenos viajes!

  2. Ryaljam
    6 julio, 2016 en 18:48 — Responder

    Hey, que estás hablando de mi tema favorito: la cerveza. Sin duda es un gran plan para visitar Austria con mis amigos. ¡Gracias!

    • 7 julio, 2016 en 08:40 — Responder

      ¡Hola Ryaljam y bienvenid@ al blog! Sí, un gran plan sin duda, ¡gracias!

  3. […] os dejo un enlace de un blog que hablan largo y tendido de esta cervecería, por si queréis obtener más […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *