5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Manchester, un día sin futbol

Puede que nunca te hayas planteado viajar a Manchester si no eres aficionado al fútbol o a la historia o a la arquitectura o a los museos o al cine… o puede que desconocieras que, además del Manchester United y del Manchester City, hay muchas más cosas que ver en Manchester, y eso sin hablar de los alrededores. ¿Sabías que el primer tren de pasajeros del mundo, 1830, paraba en Manchester o que su centro histórico ha aparecido en decenas de películas recordando escenarios del siglo XIX en Europa o el Manhattan de principios del siglo XX? Destierra esa idea de ciudad industrial y gris y abre tu mente a un muestrario de arquitectura, restaurantes, museos y centros culturales que hacen de la visita a Manchester una parada obligatoria en Inglaterra.

Manchester Calle Nuevo Viejo

La teta de Manchester

Si Hispania era tierra de conejos, Mamucium era cerro de pecho o de mama, vamos, cerro de teta, por la forma de la colina en la que se asentaba el antiguo castro celta. Hoy en día, es imposible distinguir esa forma en la ciudad, al menos lo fue en mi caso –también puede ser que el pecho original estuviera en una zona de Manchester que no visité–. Al igual que el nombre de la ciudad ha ido cambiando en los siglos, también lo han hecho su forma y su arquitectura.

Manchester Viejo Manchester

No pretendo dar una guía de viaje de Manchester ni me veo capaz de dar un listado de lugares turísticos de la ciudad. Desde mi punto de vista, Manchester, al menos en una primera visita, tiene que ser paseada con calma, rompiendo las ideas preconcebidas y admirando cómo se puede viajar del siglo XIX al XXI en cien metros.

El Manchester industrial y oscuro

La imagen de ciudad industrial y contaminada al pensar en Manchester se basa en hechos reales. Gran parte de lo que ahora es centro estuvo ocupado por fábricas con sus grandes chimeneas humeantes hasta que, en 1968, el gobierno prohibió el uso de combustibles fósiles en las fábricas. A esto se unió una iniciativa del ayuntamiento que limpió –literal y metafóricamente– el centro a mediados de los años 80 del siglo pasado.

Manchester Almacenes Bares Restaurantes

Mucho más doloroso, pero igualmente regenerador para la ciudad, fue el atentado del IRA en 1996 que destruyó gran parte del centro, dando lugar a nuevas construcciones –como en centro The Printworks en la antigua sede de un periódico, ahora un centro de ocio con cines, teatros, restaurantes, bares y tiendas– y espacios abiertos. Por último, para la celebración de los Commonwealth Games en Manchester en 2002 se destruyeron los almacenes del tren y se construyeron cines, restaurantes y teatros.

Manchester The Printworks

Hoy en día Manchester es una ciudad agradable de pasear, con calles anchas, edificios limpios y un servicio de tranvías que se esfuerza en quitar los coches de sus calles. De cualquier manera, ese pasado industrial fue el que le dio la fama que hoy tiene la ciudad y muchas placas recuerdan momentos importantes de esa historia. ¿Sabías que fue en Manchester donde Henry Royce fabricó su primer coche y donde conoció a Charles Rolls dando lugar a una de las marcas más famosas y exclusivas del mundo? Sí, la Rolls-Royce comenzó a gestarse en el hotel Midland de Manchester en 1904 y puedes ver la placa que lo conmemora en la entrada del hotel.

Manchester Fachada Midland Hotel

El nuevo Manchester y el turismo

Las torres y los edificios de cristal y acero han aparecido en la ciudad y romperán tus previsiones cuando camines hacia el centro. La otra cosa que te puede sorprender –siempre para bien– es el número de bares y restaurantes de todas la cocinas del mundo que demuestran lo popular que se ha hecho la ciudad y la cantidad de culturas que se mezclan en sus calles. No dejes de pasar por el distrito de Spinningfields donde se congregan la mayoría de estos locales de moda de Manchester.

Manchester Museo National Futbol

Es algo que siempre sucede en las ciudad universitarias y Manchester, con más de ¡90.000 estudiantes! en sus tres universidades no es una excepción. Salimos a cenar un martes a las ocho y había gente en todos los locales y siguieron llegando comensales al restaurante hasta casi las diez. Eso sí, recuerda que los horarios no son los mismos que en España: en el bar al que fuimos a tomar algo después acabaron por acercarse para decirnos que iban a cerrar antes de las doce de la noche.

Museos, una de las cosas que visitar en Manchester

Desde la teoría atómica de Dalton hasta el descubrimiento del grafeno hace cuatro años en su universidad, pasando por el primer ordenador del mundo, el SSEM o Manchester Small-Scale Experimental Machine –hay una réplica en el museo de ciencia e industria–, Manchester ha continuado una carrera que comenzó con la revolución industrial y la lana.

Manchester Museum Science Industry

El museo de ciencia e industria es sólo uno de los muchos que hay en la ciudad de Manchester, entre ellos la Manchester Art Gallery, el National Football Museum, The Manchester Museum o el Imperial War Museum North. Todos con entrada gratuita, así que ya sabes, si después de pasear por la ciudad tienes tiempo elige uno de ellos y disfruta.

Un gran plató de cine

Puede que no lo sepas –yo no tenía ni idea– pero hay un culebrón muy popular en Inglaterra que comenzó a emitirse en 1960 que se sitúa en Manchester: Coronation St. De hecho, se puede hacer un tour por el estudio en el que se ha grabado desde el primer capítulo, aunque se van a trasladar y van a derruir los estudios originales.

Manchester Ayuntamiento Exterior

Pero no sólo series inglesas, también grandes producciones han utilizado lugares como las calles victorianas del centro de la ciudad –en la época victoriana se destruyó gran parte del legado arquitectónico de Manchester porque no gustaba y se reconstruyó al estilo de la época– y su impresionante ayuntamiento. Si te fijas, puedes ver Dale Street en Capitán América, mientras que el ayuntamiento victoriano hace las veces del parlamento de Londres en Sherlock Holmes –en la que aparecen muchas otras calles del centro de Manchester– y en La dama de hierro.

Manchester Ayuntamiento Interior Escalera

Viajar a Manchester

Escaparse un fin de semana a Manchester es más fácil ahora con la ruta directa de Iberia Express que te lleva desde Madrid en menos de dos horas y media y podrás disfrutar de su entretenimiento a bordo en tu móvil, tablet o portátil como hice yo –y podrás incluso cargar los móviles y tablets en el avión–.

Una vez en Manchester, la red de autobuses y tranvías te permitirán llegar a cualquier sitio. Al igual que sucede con los museos, también hay varias líneas de autobuses –marcadas con colores– gratuitas que te llevan de un lado a otro de la ciudad.

Dormir en el centro de Manchester: Innside by Melia

Darse el capricho de pasar unos días en Manchester requiere un hotel a la altura, en este caso, el Innside Manchester, el primero de la marca en Gran Bretaña. A pesar de ser un hotel nuevo no pienses que está en las afueras de la ciudad. Al contrario, está casi en el centro, en First Street development, y eso hará que puedas llegar andando a casi todas partes.

Manchester Hotel Innside Melia

La altura del edificio me mostró, desde la habitación, un panorama industrial de Manchester que se ajustaba a mi idea –aunque sin humo– y que luego cambió a pie de calle. Y el desayuno me dio fuerzas para una larga jornada de paseo mancuniano.

Manchester Hotel Innside Melia Exterior

Estarás preguntándote: “¿y Old Trafford?” Pues sí, también lo visité… pero el teatro de los sueños merece hablar de él con más calma.

¿Te quieres de ir de viaje a Manchester? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Manchester aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Burdeos aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • Las mejores guías de Inglaterra aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Manchester aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios