Castilla - La ManchaEspañaEuropaToledo

Espacios Greco en Toledo y curiosidades sobre el pintor

  

Al escribir el artículo sobre el año Greco en Toledo y al hablar de su obra vi que se me iba la mano… Mis compañeros del “minubetrip”, la ocasión que nos llevó hasta ahí, ya me veían tomar demasiadas notas y no era buen presagio. Así que decidí que los Espacios Greco –los espacios donde las obras del Greco están expuestas donde originalmente se encontraban– merecían un artículo a parte, y aquí está. Además, en todas las visitas relacionadas con El Greco he reunido una serie datos curiosos sobre el artista que también recojo aquí. Alguno es más conocido, otro menos, o eso creo desde mi ignorancia…

Toledo Salto Ayuntamiento

Convento de Santo Domingo El Antiguo, ¿aquí está enterrado El Greco?

Nuestra primera visita en la ciudad, el convento de Santo Domingo El Antiguo, no fue casual: aquí se encuentran las primeras obras que el pintor realizó en Toledo. Por encargo nada menos que del deán de la catedral, Diego de Castilla, El Greco, en 1577, renovó los retablos del convento –que era bastante más antiguo, del siglo XII–. Diseñó el retablo del altar mayor y los dos retablos laterales de la iglesia, pero sólo se conservan aquí dos lienzos en el retablo mayor –San Juan Evangelista y San Juan Bautista– y uno en el retablo lateral derecho: La Resurrección de Cristo. Los otros lienzos –algunos de ellos modificados posteriormente– están sustituidos por copias y se conservan en diferentes museos repartidos por el mundo.

Toledo Convento Santo Domingo Antiguo Exterior
Cuando El Greco murió fue enterrado en una cripta del convento pero… ¿sigue aquí? ¿qué dicen las monjas? Abajo está la respuesta…

La Sacristía de la Catedral y el Expolio de Cristo: ¿un Cristo vestido de rojo?

Sólo en una ocasión en mis anteriores visitas había entrado en la catedral, pero nunca la había visto tan llena. La catedral rebosa de obras de grandísima importancia pero ¿dónde se concentraban todos los turistas? Como no, en el espacio Greco que alberga la iglesia: su sacristía mayor. En la misma sacristía hay muchas obras de arte, empezando por el enorme fresco de Lucas Jordán en su bóveda y siguiendo por cuadros del mismo El Greco y de otros grandes autores. Pero el rey es el Expolio de Cristo de El Greco, pintado entre 1577 y 1579 por encargo del Cabildo. Hay que empujar un poco para acercarse pero merece la pena. Un Jesús vestido de rojo llamaría la atención de cualquiera… La importancia del cromatismo y su simbolismo para el pintor están patentes en este cuadro: en este caso el rojo simboliza la pasión, el sacrificio y el martirio. El cuadro no fue recibido muy bien por el cabildo (más info en el párrafo sobre las curiosidades).

Toledo Catedral Sacristia Greco

El Hospital Tavera: una obra inacabada y una que retrata…¿a un muerto?

En el hospital Tavera tengo que confesar que nunca había entrado. Craso error. Admito que el Museo Fundación Duques de Lerma me pareció bastante aburrido, a lo mejor también porque era la última visita de un día lleno de museos… Pero luego llegaron dos estancias increíbles: la biblioteca y la botica del siglo XVI, que ha quedado intacta. ¡Ahí me conquistó!

Toledo Claustro Hospital Tavera

La obras de El Greco en la iglesia y la sacristía han convertido el Hospital Talavera en otro Espacio Greco. En la primera se conserva el retablo del Bautismo de Cristo, parte de un proyecto que incluía el retablo mayor y los laterales de la capilla, encargado por el administrador del Hospital, Pedro Salazar de Mendoza. El Greco nunca lo acabó ya que murió antes de poder hacerlo.

En la sacristía, por otro lado, entre otras obras del Greco, está el curioso Retrato del Cardenal Tavera. ¿Por qué es curioso? Porque el cardenal tiene una cara un poco fantasmal y cadavérica… Y no es casual, el pobre ya había muerto y El Greco se inspiró en su máscara funeraria para retratarlo…

La Iglesia de Santo Tomé: El Entierro del Señor de Orgaz, ¿no era conde?

En una capilla de la Iglesia de Santo Tomé, con acceso directo desde la calle, se encuentra una de las obras maestras de El Greco: El Entierro del Señor de Orgaz, comúnmente conocido como Entierro del Conde de Orgaz. ¿Pero era o no era conde? Pues al morir el Señor de Orgaz no era conde, ya que falleció en el siglo XIV y la villa de Orgaz no fue condado hasta el siglo XVI.

Toledo Entierro Señor Ordaz
Sea como fuere, a su muerte, el señor de Orgaz dejó grandes riquezas a esta iglesia, pero nunca se reclamaron hasta unos doscientos años después, cuando, una vez recibidas, se utilizaron para financiar esta genial obra. Fue así que le llegó el encargo al Greco, que la pintó 1586 y 1588. No os cuento nada de ella, muchos la conocen pero hay que verla en vivo y escuchar la explicación de un buen guía como el que teníamos nosotros, para apreciarla de verdad en todos sus detalles.

Curiosidades sobre El Greco

Aquí van los hechos curiosos relacionados con El Greco que he descubierto en este viaje:

  • A su muerte, el Greco fue enterrado en una cripta del Convento de Santo Domingo el Antiguo, pero más tarde su hijo retiró los restos de ahí y parece que los hizo llevar hasta la iglesia de San Torcuato, ahora derrumbada. No se conoce, por tanto, el paradero de los restos mortales del pintor. Aún así, y aquí está lo curioso, no hay documentación sobre el traslado y en el Convento de Santo Domingo quedan unos restos mortales de la misma época que las monjas presentan como los del Greco… De hecho han tapado la parte del cartel en la que se indica que no pertenecen al pintor porque su cuerpo fue trasladado. Las monjas conocen el poder del marketing y a lo mejor decir que ahí descansa El Greco les ayuda a vender más mazapán, ¡si es por una buena causa!
  • Como comentaba en la entrada anterior sobre El Greco, en el que se llamaba Museo Casa El Greco, nunca vivió El Greco
  • El verdadero nombre del artista era Doménikos Theotokópoulos, un nombre impronunciable en España, por ello preferían llamarlo El Greco. Pero no era un nombre artístico, a él nunca le gustó, de hecho firmaba sus obras con su verdadero nombre
  • Aunque parezca increíble, nunca se había realizado una exposición sobre el Greco en Toledo antes de este año 2014, el redenominado año Greco. El Prado celebró la primera en Madrid en 1902 y por el mundo ha habido muchas otras, pero nunca en Toledo, la ciudad que le acogió en su máximo esplendor.
  • Su forma sorprendentemente insólita de pintar provocó, en sus tiempos, admiración entre unos y rechazo entre otros. Y ya entonces se le buscaba una respuesta racional. Desde su ansia de originalidad a que pasara por momentos de locura. Mucho más adelante, el astigmatismo se utilizó como posible explicación para la forma tan alargada de sus figuras. Nada más lejos de la verdad, se trataba simplemente del estilo del pintor, de sus canones de belleza y del simbolismo en la representación de seres divinos
  • El pintor sólo usaba 5 colores: el blanco, el bermellón, el lana de francia (azul), el ocre amarillento y el negro marfil. El resto de colores los obtenía por la mezcla de éstos. No le gustaba el naranja y nunca lo habría utilizado, aunque se encuentra en uno de los mantos de los apóstoles retratados en el Museo El Greco debido a una restauración posterior.
  • El Greco nunca había planeado quedarse en Toledo, ya que su objetivo era obtener el favor de Felipe II y entrar en su corte. Sólo obtuvo dos encargos del rey para el Monasterio del Escorial pero al rey no le gustaron y nunca más consiguió convencerle. Incluso incluyó al rey en su Entierro del señor de Orgaz, pero el peloteo no fue suficiente
  • El “Expolio de Jesús” le costó su primer pleito (el primero de muchos). El cabildo declaró que sus representaciones eran “impropiedades que oscurecían la historia y desvalorizaban a Cristo”. El Greco ganó pero el cabildo no le volvió a contratar nunca más

Si quieres saber más sobre Toledo te interesa leer:

  

2 comentarios

  1. SergioP
    2 junio, 2014 en 12:35 — Responder

    Que artículo tan detallado, genial! Como se nota ese bloc de notas ehhh? ;D

    • 3 junio, 2014 en 14:45 — Responder

      jeje, a lo mejor demasiado, a ver si la gente tiene el valor de leerselo entero 😛
      Tenía que hacer algo mientras vosotros hacíais fotos 😉
      ¡Gracias por pasarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *