Castilla - La ManchaEspañaEuropaToledo

Visita a la judería de Toledo: la más importante de España

  

Periodo histórico: la Edad Media. Ubicación: el corazón de Castilla, Toledo. Los adarves –fortificaciones– de la judería encierran estrechas callejuelas por las que pasan a diario algunos de los hombres con más poder intelectual y económico de la ciudad y del reino. Poetas, hombres de letras, artesanos, comerciantes y rabinos. Acuden a alguna de las diez sinagogas erigidas en la ciudad y celebran sus fiestas y rituales en sus suntuosos edificios públicos, religiosos y privados. De sus tributos sale gran parte de la riqueza de Toledo que va a parar a las arcas reales y a monasterios y demás instituciones cristianas. Es la comunidad judía de Toledo, que se convierte, en los siglos XII y XIII, en la más populosa y rica del Reino de Castilla.Y convive durante siglos, más o menos pacíficamente, con musulmanes y cristianos, en la que se denominaría ciudad de las tres culturas.

De hecho, los judíos no estaban obligados a vivir dentro de la judería de Toledo –que, además, comprendía diferentes barrios–, y poseían numerosos edificios, tanto viviendas como comercios, fuera de sus adarves.

Toledo Calles Juderia

A pesar de ello, la convivencia entre judíos, musulmanes y, sobre todo, cristianos no fue, ni de lejos, tan idílica como el nombre “ciudad de las tres culturas” podría llevarnos a pensar. Los judíos vivieron épocas de paz pero fueron perseguidos en numerosas ocasiones en su larga historia en la ciudad. Aún así, siempre consiguieron levantar la cabeza. Incluso, aunque con menos fuerza, después del asalto del 1391 a la judería de Toledo, cuando los supervivientes tuvieron que asistir a feroces matanzas y a la destrucción de la mayoría de sus sinagogas –más adelante esta masacre llevaría el nombre de podrom de Toledo–. Pero su final definitivo llegaría con la expulsión decretada por los Reyes Católicos en el 1492. Sólo pudieron quedarse los conversos, que siguieron discriminados. Los demás tuvieron que abandonar Toledo y el Reino. Una patria, la península ibérica, que recordarían con el nombre de Sefarad. Y, para muchos, Toledo fue la capital de Sefarad. Se dice que algunos se llevaron sus llaves porque creían que podrían volver a su casa algún día. Pero eso nunca pasó.

La población de sefardíes, los judíos que residieron en la península ibérica, asciende hoy a casi dos millones, un porcentaje muy importante de la población judía mundial –alrededor de 15 millones–.

Aunque la comunidad judía de la capital manchega haya prácticamente desaparecido, Toledo se incluye en el camino de Sefarad, en la red de juderías de España. Se puede, así, revivir parte del esplendor que vivieron las callejuelas de la judería de Toledo y visitar los monumentos que siguen quedando en pie, prueba de esa época dorada. Entre ellos, las únicas dos sinagogas que “sobrevivieron” y que se transformaron en iglesias católicas.

La Sinagoga del Tránsito y el Museo Sefardí

Esta espectacular sinagoga es única, y no sólo por su belleza. Es la única sinagoga construida en el Reino de Castilla en el siglo XIV, cuando ya estaba prohibido levantarlas. Pedro I hizo una excepción como agradecimiento al apoyo de los judíos de Toledo, y es que su mecenas era nada menos que su poderoso tesorero: Samuel ha-Leví –propietario de la casa que hoy acoge el Museo Del Greco–. De hecho, su nombre original era sinagoga de Samuel ha-Leví.

Toledo Juderia Calle Samuel Levi

En su construcción participaron arquitectos musulmanes, de ahí que este edificio sea un compendio de la relación entre las tres culturas en Toledo. Gótico y arte islámico-cordobés para dar vida al templo sagrado de los judíos. Prueba de ello son las estupendas yeserías de la sala de oración, con textos en árabe, en hebreo y motivos heráldicos de la Corona de Castilla.

En la sala de oración hoy hay eventos culturales, como pequeños conciertos y las salas contiguas acogen el Museo Nacional de Arte Hispanojudío y Sefardí. Fue ahí donde nuestro guía Diego nos reveló la supuesta conexión entre los sefardíes y el nacimiento de las tapas o del cocido… Ah, en el museo se encuentra también el Jardín Sonoro, en el que se recrean los sonidos de la judería de Toledo en su periodo de máximo esplendor.

Toledo Sinagoga Tránsito Museo Sefardi

Dirección: Calle de Samuel Leví, 2
El billete general es de 3€ y si vais también al Museo Del Greco hay un billete combinado de 5€ (Abono Museos de Toledo). A tener en cuenta que es gratuito los sábados a partir de las 14h y los domingos.
Detalle de horarios y precios en la web del museo.

La Sinagoga de Santa María la Blanca

La sinagoga de Yosef ben Shoshan –ése era el nombre original de la que se convertiría en la iglesia de Santa María la Blanca– se construyó bajo el reinado de Alfonso VIII, otro monarca simpatizante con la comunidad judía. Al entrar, su candor y grandiosidad deslumbran. Cinco naves separadas por columnas coronadas por arcos de herradura y motivos geométricos y vegetales. Aquí también parece que los arquitectos islámicos tuvieron algo que ver…

Toledo Juderia Sinagoga Santa Maria Blanca

Dirección: Calle Reyes Católicos, 4
El billete general es de 2,5€ y es uno de los seis monumentos incluidos en la pulsera turística de Toledo (8 €).
Detalle de horarios y precios en la web de Toledo Monumental.

La Casa del Judío

Entre las dos sinagogas, en la Travesía de la Judería, se encuentra la casa de un rico judío de los siglos XIV-XV. Se dice que su dueño fue nada menos que el judío Ishaq, quien habría financiado el viaje de Colón a las Indias, prestando el dinero a Isabel la Católica a cambio de sus joyas.

Lo que está claro es que el dueño de este palacete era adinerado, tanto que en su sótano tenía un Miqvé, el baño judío de purificación que era también sinónimo de estatus social. Las yeserías del patio y lo que queda del miqvé –se puede ver la fuente de su agua termal– son lo más interesante de la casa.

Dirección: Travesía de la Judería, 4
Precio y horarios: El miqvé sólo se puede visitar con guía (ellos tienen la llave, es otra entrada respecto a la de la casa-museo).

Señalización de la judería de Toledo: azulejos y luces

En los últimos años se ha intentado dar nueva vida al Toledo judío fomentando el turismo en la judería con diferentes iniciativas. Una de ellas es la señalización de la judería de Toledo, de dos formas diferentes. La primera: más de 500 azulejos colocados en el suelo de la judería, en sus límites y señalando los lugares y monumentos más emblemáticos. Los azulejos tienen tres símbolos diferentes: el de la Red de Juderías de España –que recuerda la forma de la península ibérica–, la menorá –el candelabro judío de siete brazos– y la palabra “vida” en hebreo. La segunda señalización es dada por proyecciones nocturnas de luz, posicionadas en los límites de la judería de Toledo: en sus muros, accesos y puertas.

Toledo Juderia Marcas Mosaico

Encuentros en la judería de Toledo: Purim, Rosh Hashaná, Sukot y Hannukah

Los “Encuentros en la Judería” constituyen probablemente la más importante de estas iniciativas. Son actividades culturales, de entretenimiento y gastronómicas con conexión a la historia de la judería de Toledo. Entre ellas están los eventos que se realizan en algunas de las principales fiestas de la comunidad judía: el Purim –la fiesta de la alegría–, el Rosh Hashaná –el año nuevo judío–, el Sukot –o fiesta de las cabañas– y el Hannukah –la fiesta de las luces–. El programa completo de los encuentros en la judería se encuentra en la página de Toledo Turismo.

Toledo Sinagoga Transito Museo Sefardi Techo

Una forma única de conocer una cultura que formó parte fundamental de la historia de la península ibérica.

Si quieres saber más sobre Toledo y su hijo adoptivo más ilustre te interesa leer:

 

La visita a la judería la realicé en el ámbito del #minubetrip #ToledoImpresiona. Gracias a minube, al Patronato Municipal de Turismo del Ayuntamiento de Toledo y a nuestro excelente guía Diego Estéban de Visit Toledo Único.

  

2 comentarios

  1. Aminta Castellanos
    13 julio, 2018 en 20:24 — Responder

    Yo visité Toledo en el 2013 y una las cosas que llamó mi atención fueron las señalizaciones en el suelo, que no sabia por qué estaban allí. Gracias por la información

    • 15 julio, 2018 en 23:23 — Responder

      ¡Hola Aminta y bienvenida al blog! Sí, las señalizaciones las tienen diferentes ciudades de España, todas las que pertenecen a la red de juderías de España “Caminos de Sefarad”. Con su logo se indican los lugares más significativos de las antiguas juderías. ¡Un saludo y buenos viajes!
      Por cierto, si el blog te ha sido útil, en tus próximos viajes nos harías un gran favor si reservaras tus hoteles en Booking a través de este enlace; tus alquileres de coche/auto en Rentalcars a través de este enlace; los seguros de viaje con IATI a través de este enlace (además con un 5% de descuento); los tours en español con Civitatis a través de este enlace, y guías de viaje o cualquier cosa en Amazon a través de este enlace. A ti te costará lo mismo (de hecho con IATI hay descuento) y nos ayudarías a mantener el blog. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *