AméricaEcuador

De Guayaquil a la Ruta del Cacao

  

Después de enumerar todas las posibilidades para vivir experiencias relacionadas con el cacao en Ecuador, queremos contar las que vivimos nosotros en la región de Guayas, en los alrededores de la ciudad de Guayaquil. La búsqueda, como comentaba en la primera entrada, fue complicada –el turismo relacionado con el cacao en Ecuador acaba de nacer y no hay casi información sobre él– pero dio sus frutos. Unos deliciosos frutos… ¡rellenos de granos de cacao!

Guayas Ruta Cacao Mazorca Abierta

La Hacienda Cañas, mejor etapa de la ruta del cacao en Guayas

Al recorrer las carreteras del cantón Naranjal, en la provincia ecuatoriana de Guayas, se está literalmente rodeados de campos de bananos, de arroz y, por supuesto, de cacao, en su mayoría de la variedad CCN-51 o don Homero –en la primera entrada sobre rutas del cacao explicaba la diferencia entre éste y el más famoso Nacional o Arriba–. Llegamos a la zona en octubre, uno de los picos de cosecha, así que los campos rebosaban de atractivas mazorcas de un rojo intenso, listas para ser recogidas. Justamente en el cantón de Naranjal, se ha desarrollado la ruta del cacao de Guayas, de la que nosotros escogimos una sola visita: la de la Hacienda cacaotera y bananera Cañas.

Guayas Ruta Cacao Hacienda Cañas Plantacion

Desde Puerto Inca –la población más cercana a la que se llega en autobús desde Guayaquil en algo más de una hora–, hasta la entrada de la Hacienda Cañas, estaréis literalmente envueltos por los campos de cacao y bananos propiedad de la hacienda. Antigua hacienda ganadera, a principios de los ‘90 fue comprada por sus actuales dueños, españoles, que empezaron a cultivar en sus terrenos antes cacao y después bananos.

Pioneros en el agroturismo, reciben ahora, sólo previa cita, a grupos de 20 a 300 personas. La visita, de medio día, empieza con un snack a base de fruta de pan frita y jugo de cacao –delicioso zumo del mucílago de las pepas de cacao–, sigue en el vivero, para pasar al área de sembrado –plantaciones–, el área de beneficio –secado y fermentación– y sigue con los bananos y su planta de embalado. Acaba con el almuerzo, con una degustación de chocolate por supuesto, pero no de ahí: la Hacienda Cañas sólo exporta cacao, mayoritariamente a EEUU y Europa, donde se produce el chocolate.

Guayas Ruta Cacao Hacienda Cañas Instalaciones

Tuvimos de “guía” nada menos que al ingeniero a cargo de las operaciones de la empresa, Ricardo Zambrano, que nos desveló los secretos de un buen cacao. Descubrimos cómo “nacen” las nuevas plantas de cacao en los viveros de la Hacienda; vimos a los trabajadores recogiendo las mazorcas maduras y partiéndolas, con gran destreza, para sacar la parte interior y de ahí empezar todo el proceso. Al área de beneficio sólo llegan los granos, mientras que el maguey –placenta o vena, o sea la parte central– se usa como fertilizante. Las mazorcas abiertas se dejan también en el campo para que las polinice un mosquito llamado forsiponia, y así la madre naturaleza haga su parte y vuelvan a nacer, a los 4-5 meses de salir la flor, nuevas mazorcas.

Guayas Ruta Cacao Hacienda Cañas Mazorcas

En el área de beneficio también se observan todas las fases del proceso del cacao: el pesado de las pepas, que se dejan en sus sacos por la noche para que pierdan el mucílago; el pre-secado al sol –que dura unas 6-8 horas–, la fermentación en sacos de yute (arpillera) durante otros dos o tres días –esta es la fase en la que las pepas pasan de color morado a chocolate – y el secado al sol durante un día y, si es necesario, con máquinas de aire caliente durante 6-8 horas. De ahí simplemente se limpia, se pone en sacos, se pesa y ¡está listo para salir y transformarse en chocolate!

Guayas Ruta Cacao Hacienda Cañas Secado Granos

Nos comentaron que el secreto de un buen cacao es la fermentación –un cacao no fermentado tiene la semilla plana y morada– y que los parámetros de exportación son de no más de un 7% de humedad…

La Hacienda el Castillo

Un hotel con almenas y torreones en el medio de plantas de cacao, ¿un sueño? No, es la Hacienda el Castillo, también a unos pocos kilómetros de Guayaquil, donde pasamos una noche.

Guayas Ruta Cacao Hacienda El Castillo Salto

Y es que El Castillo tiene una historia de cuento: con malos momentos y final feliz. Nació a mediados del siglo pasado de manos de un rico conde alemán que tenía en Guayaquil un floreciente negocio de zapatos. A su muerte, a finales de los años ‘60, la familia había perdido su fortuna y perdió la propiedad, así que El Castillo fue saqueado por pobladores locales, quedando en ruinas y deteriorándose cada vez más. A finales de los ‘80, nuevos propietarios compraron lo que hoy es la Hacienda el Castillo, restaurándola y dedicándose también al negocio del agroturismo y al de la producción del chocolate. Sí, la fábrica del chocolate está justo al lado de la hacienda, así que no sólo se duerme entre cacaotales, sino también ¡al lado de una pequeña y cuca fábrica de chocolate!

Guayas Ruta Cacao Hacienda El Castillo Interior Mosaico

Si a eso le añadimos la visita a los cacaotales y demás árboles frutales de la hacienda, al área de beneficio y también a la misma fábrica… ¡una estadía redonda! En esa fábrica vimos como de sus pequeñas máquinas salía un delicioso chocolate. Admiramos como se sacaban a mano las piedrecitas e impurezas de las almendras de cacao, como se tostaban –en una tostadora con capacidad de 45 kg a 150ºC durante 45 minutos–, como se enfriaban en el enfriador para después ser descascarilladas en la descascarilladora –sí, no tienen mucha creatividad con los nombres de las máquinas– y pasar finalmente al área de molienda y refinado. Del molino salía la pasta de cacao que, mezclada con azúcar y manteca de cacao –otro subproducto del cacao pero que en la Hacienda el Castillo no se elabora– y otros productos, daba como resultado las tabletas de chocolate.

Ah, una cosa más, Craig y Jeannette, los administradores del hotel, son fantásticos anfitriones y cocineros, disfrutamos de una comida, una cena y un desayuno realmente deliciosos. Una fusión de cocina ecuatoriana, italiana e internacional que alegra el paladar y el alma. Desde una focaccia con pera y brie, una deliciosa carne con cebollas caramelizadas y pastel de choclo, una crepe de plátano, chocolate y guayaba y una tarta también de … ¡chocolate El Castillo!

Guayas Ruta Cacao Hacienda El Castillo Comida Mosaico

Sigue nuestra aventura latinoamericana, #LatTrip

  

5 comentarios

  1. tribunaram
    16 diciembre, 2013 en 16:48 — Responder

    Te he encontrado a través de bitacoras y me ha parecido muy bueno tu trabajo

    Saludos

    • tribunaram
      16 diciembre, 2013 en 16:49 — Responder

      El resultado final de tu rk cual fue?

    • 18 diciembre, 2013 en 01:19 — Responder

      Muchas gracias y bienvenido el blog 🙂

  2. Peter
    25 marzo, 2015 en 13:53 — Responder

    Hola amigos
    Muy buen datos el conocer la Hacienda cacaotera y bananera Cañas para las personas que pensamos viajar y conocer el cultivo del Cacao y no teníamos ninguna referencia donde poder hacerlo. Se agradece. Saludos desde Chile.

    • 25 marzo, 2015 en 14:07 — Responder

      ¡Hola Peter y bienvenido al blog! Gracias por tu comentario, nos alegramos de que la información te sea de utilidad. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *