5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Plantando árboles en Cañamero

Este fin de semana hemos estado en nuestro primer viaje bloguero y tuitero. Gracias a YokmoK y a su iniciativa Tree Lovers, en sus palabras “un encuentro en el que plantaremos árboles para compensar el CO2 emitido en los traslados de nuestros viajes”.

El destino era Cañamero, en la comarca de Villuercas, y además de YokmoK también participaban el Gobierno de Extremadura, APRODERVI y el Ayuntamiento de Cañamero. Como excusa para viajar era perfecta y, además de la plantación, incluía muchas más actividades como la visita a varios geositos con una ruta por la comarca de Villuercas, conocer de primera mano el Geoparque Villuercas, Ibores, Jara así como los vinos de la zona, y una visita final a la Puebla y Villa de Guadalupe.

La salida fue el sábado a las 10.00 desde Plaza de España en autobús, qué mejor manera de reducir la cantidad de CO2 que viajando en grupo. El hecho de que hubiera llovido durante toda la semana en la zona hacía que la actividad central, la plantación de árboles, peligrara, pero había un plan B.

El tiempo malo se quedó en Madrid y nosotros llegamos a un Cañamero soleado. Allí nos esperaba Isaac de Turismo de Extremadura que nos acompañó en todo momento e incluso nos llevó a nuestro alojamiento. Nosotros teníamos reservado un apartamento en Apartamentos Rurales Candela que está un poco alejado del pueblo, en una zona absolutamente tranquila entre un alcornocal y un olivar.

La cantidad de cosas que nos han contado da para varias entradas, y las escribiré, pero sí que quería contar algunos detalles, datos de Extremadura que son poco conocidos. Generalmente, la idea que se tiene de Extremadura es la de una tierra yerma, seca, amarilla… dura. Pues no lo es. Para empezar el nombre de Extremadura no tiene nada que ver con su dureza. Hace referencia al hecho de que eran tierras más allá del Duero, extremo Douro, Extremadura.

Para continuar no es seca. Extremadura cuenta con el 40% de las reservas de agua dulce del país. Hasta hace relativamente poco tiempo, hasta la construcción del embalse de Alqueva en el Alentejo portugués, la mayor lámina de agua dulce de Europa estaba aquí, el embalse de La Serena. Cuenta con la mayor cantidad de kilómetros de costa de agua dulce del país, 1.500 kilómetros de litoral. De hecho la mayor cantidad de cultivos de regadío se encuentra en la comunidad, casi todo el tomate y gran parte del arroz del país se recoge aquí.

Eso no quita que también tenga dehesas que se “secan” durante los veranos y le den ese reconocible color amarillo.

Hemos oído a guías del geoparque que nos han explicado los yacimientos con sus pinturas, el relieve apalachense de la comarca de Villuercas y más cosas; a un bodeguero de la zona que nos contó el proceso de fermentación de sus vinos; a un guardia forestal que nos enseñó a reforestar y nos acercó el trabajo complicado de todos los que cuidan nuestros bosques; y a nuestra guía por la Puebla y Villa de Guadalupe que nos transportó a la historia de esta zona, más allá del monasterio.

Además de informarnos también nos han cuidado mucho. Todos ellos y el resto de la gente del Cañamero, desde nuestra anfitriona Candela hasta en el bar de en medio (porque tenía uno a la derecha y sigue teniendo uno a la izquierda, con sus patatas y sus rosquillas) y en el bar Camelot.

Con nosotros estaban las chicas de mapaygps, los de Fotonazos, las de HiMarketing y más gente a la que no hemos tenido ocasión de conocer.

Gracias a YokmoK, a TurExtremadura, a la Asociación de Empresarios Turísticos del Geoparque Villuercas Ibores Jara y a NatRural.

Volveremos a ver nuestros árboles crecer.

Gracias a Fotonazos por la foto de grupo.

Yokmoktree en Extremadura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • Purkinje
    7 noviembre, 2011 a las 12:49

    Muy buen post! La verdad es que lo pasamos muy bien, y descubrimos lugares increibles…

  • JAAC
    9 noviembre, 2011 a las 22:37

    Muchas gracias!
    Un placer haber estado allí 🙂