AsiaKatmandúNepal

Katmandú, Patan no sólo Durbar Square

  

Domingo 21/03/2.010 (3)

Visitamos el distrito de Patan. El caos de tráfico hace que tardemos un montón en llegar. El coche va en un atasco parando constantemente y el sol pega fuerte en los cristales. La idea es ir primero a visitar un par de templos antes de ir a la plaza Durbar.

El primero de los templos está rodeado por casas. Su entrada es poco más que una puerta en la calle, es el templo del millón de Budas porque en todos sus ladrillos está grabada la imagen de Buda, Mahaboudah. Junto a él se alza, más pequeño, el templo dedicado a la madre de Buda. Una pequeña estatua hace referencia a la leyenda de que nada más nacer Siddhartha (todos los deseos cumplidos) Gautama caminó siete pasos sobre flores de loto. Su construcción se prolongó durante 36 años en el siglo XVI. En realidad son 9.000 piezas de terracota con relieves de Buda cubriendo la fachada. Las casas que lo encajonan están ocupadas por gente que se dedica a cuidar el templo y a la artesanía en metal,en su mayoría indios que emigraron debido a la invasión musulmana.

Patan es famoso por esto, de hecho su nombre en nepalí hace referencia a la artesanía. Una de las casas está abierta y se puede subir a la azotea para disfrutar de la torre, sikhara, por completo. El barrio es mixto budista e hindú, las casa budistas ponen una bandera en su azotea. Paras nos dijo antes que sólo el 10% del país es budista, siendo casi todo el resto hindú.

Para el hinduismo Buda es una reencarnaciones de uno de sus dioses, por lo que consideran al budismo una rama de su propia religión lo que les permite convivir en perfecta armonía. De hecho hay muchos templos venerados por ambas religiones que se consagran a dioses distintos.

Nepal Katmandu Patan

Le preguntamos si alguna vez Nepal estuvo bajo dominio inglés, lo de conducir por la izquierda y que los enchufes sean como los de Sudáfrica nos hace pensarlo. Nos explica que no, que nunca fueron colonia de nadie. Cuando los ingleses estaban entrando en India intentaron ocupar también Nepal pero no pudieron y luego, cuando les habría sido fácil hacerlo ya no quisieron. Paras lamenta que no fueran nunca colonia porque dice que en ese caso ahora estarían más desarrollados. No estamos muy de acuerdo con eso, pero vamos, no hay más que ver lo contentos que estaban los peruanos por haber sido colonia española.

El siguiente templo también tiene la entrada oculta por las casas. Está decorado con gran cantidad de estatuas de metal, aunque casi todas son posteriores a su construcción. Los reyes fueron haciendo estas donaciones al tiempo que con el paso de los años es casi un museo. Allí se encuentra una escuela de budismo para los que deseen aprender. En ese momento hay tres oyendo una explicación frente a la estatua de Buda de color rojo. Rudravarna Mahaviar.

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *