5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Estambul (XIII), San Salvador en Chora


Los mosaicos y los frescos que decoran las paredes de San Salvador en Chora (Kariye Müzesi) son de los más hermosos del mundo bizantino. Como todo en Estambul tiene un origen de muchos siglos de antigüedad, en este caso un monasterio del siglo IV o V, que fue abandonado alrededor de 750, debido a las persecuciones del emperador Constantino V Coprónimo. La actual fu construida a finales del siglo XI, con partes posteriores hasta de 1.435 año en que los griegos colocaron el icono de la Virgen Hodeguetria para alejar el peligro durante un asedio. Tanto los mosaicos como los frescos son del periodo comprendido entre 1.315 y 1.321.
Chora se refiere a que estaba extramuros de la ciudad de Constantino, en el campo. Pasó a estar dentro de la muralla defensiva alrededor del año 413 cuando Teodosio erigió una nueva muralla, pero mantuvo el apelativo de Chora.
Como el resto de iglesias se transformó en mezquita en el siglo XV adoptando el nombre de Kariye Camii (que ya podían haber puesto este dato un poco antes que no hubo manera de encontrar un taxista que supiera dónde estaba San Salvador en Chora), y como tal funcionó durante cuatro siglos. El Islam prohíbe la representación del Hombre, de manera que la decoración fue tapada con una capa de yeso para ocultarlos sin destruirlos, como en la Mezquita de Damasco (a pesar de que allí no tenían representaciones humanas también fueron cubiertos).
En su interior se pueden observar gran cantidad de escenas de la biblia: desde la visita de la Virgen a su hermana y el sueño de José en que un ángel le anuncia que será padre, hasta el juicio final. Pasando por la matanza de los inocentes, la huída a Egipto, la vuelta a Jerusalem, San Juan el Bautista bautizando a Jesús y la oración en el Monte de los Olivos; , la adoración de los Reyes Magos, la multiplicación de los panes y los peces, las bodas de Canaán, etc.

Estambul-SanSalvadoEInChora

El creador del templo Teodoro Metoquites actual (1.077 – 1.081) aparece en una de los mosaicos ofreciéndole la iglesia a Jesucristo. Una de las escenas más curiosas es Jesús sanando a la suegra de San Pedro.

Una de las cúpulas está decorada con la genealogía de Jesús desde Adán (para qué empezar después) hasta Jacob y sus doce hijos.


En la otra cúpula del nártex se observan la Virgen y los patriarcas.
En el ábside los frescos representan el juicio final: Cristo rodeado por los justos (San Juan Bautista a la derecha y Abel a la izquierda) saca a Adán y Eva de sus tumbas. Las puertas del infierno han sido derribadas y la figura de Cristo está sobre ellas. Por esas puertas derribadas aparece una figura negra, oímos a un guía que explicaba los frescos a un grupo que en aquella época cuando se pintaba una figura negra se hacía referencia a un demonio, era de con ese color con el que los representaban.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios

  • JAAC
    11 febrero, 2010 a las 16:14

    Es sorprendente que se mantengan, incluso en esas malas condiciones. Piensa que son cristianos y que los otomanos cuando conquistaron la ciudad decidieron no destruirlos sin más :-O

    Muchos templos egipcios están con los relieves machacados (sobre todo las caras) porque cuando llegaron los cristianos les pareció blasfemo 🙁

  • conxa
    1 febrero, 2010 a las 18:24

    algunos frescos se están deteriorando mucho, verdad???

    que maravilla.