5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Aquí estamos

En este viaje hemos descubierto nuevos medios de transporte. Hemos montado en barco, en barca de totora, en avioneta, en lancha fuera borda y en autobús cama y semi-cama. Nos hemos integrado con la población montando en combí, en autobuses y combis locales y en avión interno.

Casi todas las visitas han sido organizadas a través de agencias, las distancias son muy largas y es necesario que te lleven de un sitio a otro. Además del detalle de que mucho de lo que visitamos sean ruinas hace necesario que alguien te lo explique. No ha sido difícil hacerse con los servicios de las agencias porque en todas partes hay un montón de ellas y nada más bajar de los autobuses siempre hay muchos jaladores que ofrecen alojamiento y excursiones. El precio suele ser bastante ajustado, al menos para nuestro punto de vista europeo, por lo que casi no merece la pena intentar moverse por tu cuenta.

Alojamientos más variados que de costumbre. En todas las ocasiones con baño privado y agua caliente. Aunque el concepto de agua caliente local es más similar al de agua tibia que a lo que entendemos por caliente nosotros. Excepto en el lago, que nos alojamos en una casa local. Sin luz y sin agua corriente, con el baño en un cuarto alejado de la casa principal. Incluso nos hemos alojado en bungalows con piscina, gimnasio, wifi gratis.. las circunstancias mandaron y el corte completo de las carreteras por parte de los mineros tuvo la culpa.

Los restaurantes también han contado con nuestra presencia. En casi todas las ciudades hemos pasado por alguno comiendo platos locales. De hecho alguna vez hemos comido en sitios en los que éramos los únicos turistas. Desde la carne de la zona de la sierra hasta el pescado de la costa, siempre acompañado por arroces preparados de muchas maneras. Hemos comido cerdo, cabrito, res, pollo, cuy, incluso alpaca. Trucha asalmonada del lago, lenguado a la plancha, ceviche de corvina y conchitas al parmesano del pacífico. Arroz cocido, con huevo, con pollo, con marisco,… Además de sopas de verduras y caldos variados.

Nos hemos movido desde la orilla de la playa hasta 4.800 metros de altitud. Lo que nos ha llevado desde ir con bermudas a ir cargados con todo lo que llevamos para ir calientes. Visitamos maravillas naturales y una de las maravillas del mundo. Conocimos culturas antiquísimas y volvimos a cruzar el Atlántico y el Ecuador.

Nos fuimos a Perú.

MachuPicchu-Salto

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios