5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Costumbres de Año Nuevo

Bien es cierto que ya se ha pasado la fecha, pero resulta curioso conocer las tradiciones de la Nochevieja.

Venezuela

El plato típico del país, la hallaca, es el regalo más común para desearse suerte entre amigos. También es costumbre escribir en una carta los deseos más anhelados, carta que se quema en los primeros días de enero para que nadie más pueda leerlos.

Dinamarca

Los daneses tiene la costumbre de demostrar cuánto aprecian a sus seres queridos lanzando antes sus casas los platos viejos coincidiendo con el año nuevo. Uno tendrá tantos amigos como platos rotos encuentre en su portal.

México

Los mexicanos dan la bienvenida al nuevo año arremangándose para hacer la barrida. Se trata de barrer a fondo toda la casa, para sacarse de encima las malas vibraciones acumuladas y recibir bien «limpio» el año entrante.

Alemania

La tradición alemana habla de la costumbre de iniciar el año con restos de comida de la cena en el plato, ya que eso significa que durante el año se contará con una despensa bien surtida.

Cuba

Si el primer día de enero uno llora, se pasará ese mes triste; si el segundo se va a bailar, febrero será bailongo; si el tercero se enamora, marzo será mes de amoríos… Y así, sucesivamente hasta el día doce, que pronosticará el mes de diciembre. Es la tradición de las Cabañuelas, una creencia que dice que los doce primeros días de enero son la representación, a pequeña escalas de los meses que forman el año, aunque en este caso del tiempo atmosférico.

Colombia

Sacar las maletas a la puerta de casa, a mejor aún, dar vueltas a la manzana arrastrándolas, podrá traducirse en grandes viaje durante el año que empieza. Esta simpática costumbre colombiana también se practica en otros países cercanos, como México y El Salvador.

Italia

Es costumbre deshacerse de la vajilla vieja lanzándola por la ventana, liberándose del pasado y esperando un nuevo año con ilusión.

Y en España, la tradición son las uvas de la suerte.

Vía: Lonely Planet Magazine.

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No hay comentarios