5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Nos vamos sin billete de vuelta

Lo comentábamos el otro día en Facebook: después de pasar un año y una semana de viaje por Sudamérica volvimos a casa pletóricos, llenos de energía, dispuestos a coger un autobús el día siguiente a cualquier destino. Teníamos ganas de volver a cargar las pilas con algo parecido a aquello: un viaje sin programa, sin fechas, sin organización… Y por eso nos vamos. De hecho, ya nos hemos ido. De nuevo sin billete de vuelta, aunque en esta ocasión será una aventura mucho menos excitante: no hay fecha de vuelta cerrada, pero sabemos que no será más allá de dentro de un par de semanas. Tampoco saldremos del país –nuestro viaje comenzó en autobús–. Pero físicamente será bastante más exigente…

Madrid Gran Via Vuelta

Si en los 372 días por Sudamérica sólo cogimos un avión para ir a isla de Pascua y volver, haciendo todos los trayectos en autobús o barco, en este viaje sólo cogeremos un autobús para ir –y quién sabe si para volver– y el resto del trayecto lo haremos a pie. Es lo que tiene no saber montar en bicicleta.

¿Dónde nos vamos?

Con las pistas anteriores más de uno ya se habrá hecho una idea bastante precisa de qué es lo que vamos a hacer, aunque puede que le falte el “desde dónde” lo vamos a hacer. El medio de transporte, ya lo he dicho, será a pie. Así que será un camino. El destino de nuestro viaje será Santiago de Compostela, y puede que Fisterre. Así que haremos el camino de Santiago. ¿Qué variante? ¿Desde dónde? ¿Cuántos días? Tranquilos, tranquilos… que hay cosas que seguirán siendo improvisadas.

Santiago de Compostela Catedral

Somos unos clásicos y nos hemos decidido por el camino francés. Ya lo conozco porque lo hice hace nueve años. El comienzo de nuestro viaje será León. Desde allí unos 330 kilómetros nos separarán de la catedral y del momento en que nos quitaremos las mochilas en la plaza del Obradoiro. ¿Cuántos días? Pues ésta es una de las grandes incógnitas. Sara ya ha dejado claro varias veces que lo suyo no son las caminatas largas y que no va a forzar para acabar con dolores. Prisa no tenemos –no como la otra vez que lo hice, que acabé con un esguince grado 2 por no parar a descansar, había que volver al trabajo porque se acababan las vacaciones–, de manera que, aunque se supone que deberíamos tardar trece días según las etapas estándar, no sabemos cuánto tiempo necesitaremos para llegar a los pies del santo.

¿Por qué el camino?

El camino de Santiago se puede hacer por muchos motivos. En nuestro caso es por superación personal, por pasar unos días con nosotros –no sólo el uno con el otro, sino cada uno consigo mismo– y por recordarnos los viajes en los que uno se cansa, se madruga, se come mal porque no hay tiempo, se duerme en un albergue… ¿Masoquismo? No voy a decir que no haya también un poco, pero creo que es más recuperar alguna de las sensaciones que tuvimos en nuestro gran viaje.

Carretera Austral Autostop

¿Habrá comunicación?

Ya no nos vemos capaces de estar de viaje y no contar algo de vez en cuando en las redes. Además, estando en España podremos utilizar nuestros móviles… Incluso puede que hagamos algún periscope si lo que vemos merece la pena. Desde ya, prometo uno a la llegada a la plaza del Obradoiro. Pero esto también puede cambiar: lo mismo nos acostumbramos a la soledad y abandonamos el “tiempo real”, quién sabe.

El equipaje para el camino

Llevaremos muy poca cosa en las mochilas. Después de estar un año con cinco camisetas tampoco vamos a necesitar un fondo de armario para andar, andar y andar. Entre lo que llevemos puesto y lo que vaya en la mochila: tres camisetas, dos bermudas, tres mudas, unas zapatillas, unas sandalias, un chubasquero –sigue siendo Galicia–, una sábana, una toalla y una gorra.

Chile Carretera Austral Austop Camion Gas

¿Ordenador? Pues , ya no imaginamos salir de casa de viaje sin uno de los dos. En esta ocasión nos llevaremos el de 11 pulgadas, un kilo escaso de peso más, pero… somos unos adictos. ¿Cámara de fotos? También, pero esta vez cambiamos nuestra réflex por una cámara sin espejo, sí, una de esas mirroless ligeras y con las mismas cara prestaciones, que nos ha dejado Sony para el viaje. Ya usamos una NEX-5 en isla de Pascua y ahora llega la prueba de fuego, porque esos cientos de gramos en la mochila día tras días se notan.

¿Venís con nosotros? Pero sin pesar, ¿eh? Seguid nuestro #caminoTrip y dadnos consejos y sugerencias. El Atlántico es el límite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • José ángel KrrteAndo
    24 junio, 2015 a las 09:37

    A disfrutarlo al máximo!!! Un abrazo

  • 24 junio, 2015 a las 19:52

    Mucha suerte! Espero que lo acabéis bien 😉
    Besotes

  • 24 junio, 2015 a las 20:01

    a por ello pareja!!!!!

  • César P.F.
    25 junio, 2015 a las 00:44

    ¡Disfrutad de la aventura! Que os haga buen tiempo y que vuestros pies no sufran mucho. Un abrazo.

  • Diego
    25 junio, 2015 a las 22:51

    ¡ Qué envidia me dais !. En el 2010 lo hice en bici de Burgos a Santiago. En el 2012, a pie desde Logroño a Burgos. El año que viene lo completaré de Rocesvalles a Logroño. ¡ Es una gozada !. ¡ SUERTE !.

  • 26 junio, 2015 a las 09:03

    Buen viaje!! esperemos que no sea muy malo el tiempo y no os llueva estas semanitas.
    Mucho animo y os seguimos por las RRSS.

    ¡Saludos!

  • 29 junio, 2015 a las 18:19

    Aunque ya casi estaréis a medio camino, os deseamos BUEN VIAJE! 😉

  • 8 julio, 2015 a las 16:09

    ¡Muchas gracias a todos chicos!
    No había fecha de vuelta pero no fuimos capaces de dejar de darle caña al camino 🙂 Al final, en 13 días recorrimos los 320 km que separan León de Santiago, y eso que tuvimos una jornada de sólo 8 por culpa de una tendinitis…
    A ver cuándo nos liamos la manta a la cabeza otra vez y nos lanzamos a otra aventura. Para mí ya era el segundo camino… dicen que no hay dos sin tres, ¿no? 😉