AustraliaOceanía

Las playas al sur de Melbourne: St Kilda y Brighton

  

Las playas de St. Kilda y Brighton, al sur de Melbourne, son un concentrado del espíritu australiano: sol, relax y… mucho ejercicio. Un simple paseo, una carrera, una vuelta en bici, en patines o ¿por qué no? en barco, en kitesurf o windsurf… todo cuenta para convertirse en un verdadero aussi. Eso sí, para practicar surf hay que llegar más al sur, hasta Torquay y su famosa playa surfera Bells Beach, el lugar ideal para disfrutar de las tan populares olas australianas.

Melbourne St Kilda Muelle

St. Kilda

Saint Kilda fue uno de los lugares que más disfrutamos en nuestro viaje a Australia. Pocos turistas, ninguna prisa e ir de la mano de un “local” fueron los ingredientes de la fórmula mágica. El “local” es realidad un italiano que vive allí, Marco, al que estamos muy pero que muy agradecidos no sólo por su gran hospitalidad sino porque nos ayudó a vivir unos días como un melbournian más, sin el estrés de ver grandes atracciones turísticas y disfrutando de cosas tan sencillas y tan auténticamente aussie como un largo paseo en la playa, una barbacoa o un típico desayuno  australiano.

Melbourne St Kilda Paseo Maritimo

Pero incluso sin conocer ningún local, St. Kilda es el lugar ideal para desconectar dando un paseo por su sendero costero bordeado por palmeras, observando a la gente y disfrutando de sus vistas de la bahía e impresionantes atardeceres mezclándose con los habitantes de Melbourne que vienen aquí a pasar el rato en la playa o en sus bares. Además, en febrero se organiza cada año un festival de música gratuito que llena las calles de St. Kilda. El ambiente, por lo visto, es insuperable.

Melbourne St Kilda Puesta Sol Muelle

Los pingüinos, el Luna Park y el mercado de artesanía

En St. Kilda también hay atracciones más “turísticas” y todas ellas gratuitas: las añadimos a la lista de cosas gratis que hacer en Australia, esta vez en Melbourne. Una de ellas es ver los pingüinos azules, unos diminutos pingüinos –de media pesan 1 kg y miden 40 cm–  que todos los atardeceres puntualmente asoman detrás de las rocas del muelle de St. Kilda, St. Kilda Pier, como saludando a los turistas. La verdad, son muy graciosos y se pueden ver desde muy de cerca, con el máximo respeto y sin molestarlos, claro.

Melbourne St Kilda Pier Pinguino

El Luna Park, un pequeño parque de atracciones inaugurado en 1912 y que conserva ese especial atractivo de lo “retro”. Las atracciones no parecen gran cosa en cuanto a diversión pero la entrada es gratuita y merece la pena entrar sólo por ser engullidos por la enorme boca de Mr. Moon.

Melbourne St Kilda Luna Park Mr Moon

Todos los domingos de 10 de la mañana a 5 de la tarde la céntrica calle Esplanade, muy cerca de la playa, se llena de puestos de artesanía: es el Esplanade market, un mercado de artesanía donde se vende de todo –desde muebles a peluches hechos a mano, pasando por bisutería y camisetas estampadas– menos los típicos souvenirs. Si os encontráis en Melbourne un domingo merece una visita.

Brighton y sus coloridas cabañas de madera

Lo de andar por el paseo marítimo de St. Kilda nos gustó tanto que anda que te anda recorrimos casi 8 km hasta llegar a la playa de Brighton y sus cabañas de madera multicolores. Los diseños que las decoran van desde una bandera australiana hasta un canguro, pasando por simples líneas o dibujos geométricos con sólo un elemento común: unos llamativos colores chillones. Las 82 casitas con sus perfectas proporciones, alineadas frente a la costa de Brighton, se han convertido en todo un icono, tanto que su precio se ha disparado y ahora poseer una es todo un lujo.

Melbourne Brighton Beach Casetas Bandera Australia

No por nada son un bien histórico: sí, quién lo diría, pero muchas de estas cabañas se remontan nada menos que a mitad del siglo XIX, cuando la moralidad victoriana empezó a influir también en la forma de disfrutar del mar fomentando la construcción de las primeras cabañas de playa. Y mucho no han evolucionado: siguen sin electricidad ni agua corriente pero, eso sí, su valor no ha hecho más que subir. No sé si merecen el precio que valen pero hay que admitir que son muy monas y fotogénicas.

Melbourne Brighton Beach Casetas

Como llegar y curiosidades

Desde la estación central de Melbourne –la Flinders Street Station– , los tranvías 16 y 96 llegan a St. Kilda. Y si no queréis haceros los muy recomendables 8 km de ida y 8 de vuelta andando desde allí para llegar hasta Brighton Beach, desde la Flinders Street Station de Melbourne podéis coger el Metro Train hasta la estación de Brigton Beach (23 minutos). Las casitas de madera están en la playa por supuesto, más o menos un 1 km al norte de la estación. Por cierto, para quien quiera saber más sobre la peculiar historia de las cabañas, podrá encontrar información en la página de la Brighton Bathing Box Association.

¿Te quieres de ir de viaje a Australia por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Australia aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Melbourne.
  • Alquila el coche en Australia al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías de Australia aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

6 comentarios

  1. […] * Para ver de ST Kilda lo que yo no pude ver, te recomiendo visitar este útil post de Salta Conmigo: “Las playas al sur de Melbourne: St. Kilda y Brighton” […]

  2. 7 marzo, 2013 en 17:36 — Responder

    Me encanta!! Le tenemos muchísimas ganas a Australia. Tengo un lugar pendiente que es la Playa de los 12 Apóstoles y que es mi objetivo australiano, pero estas playas pintan genial 🙂 El hecho, además, de estar con alguien que vive allí es un puntazo, supongo.
    Con esas fotos y los pingüinos, que son mis animales favoritos… compro, compro! 🙂

    • 7 marzo, 2013 en 20:33 — Responder

      Sí, ver los doce apóstoles es impresionantes, ¡no te lo puedes perder si vas a Melbourne! Pero me alegro de haberte convencido a visitar St Kilda 😉

  3. 7 marzo, 2013 en 17:37 — Responder

    Tu post me trajo tantos recuerdos! Yo también visité Melbourne tranquilamente, me enamoré de esa ciudad.

    • 7 marzo, 2013 en 20:46 — Responder

      Sí, nuestros recorridos coincidieron en muchos puntos, leeremos tus posts sobre Australia para recordar, como tú 🙂 Y este año iremos a México así que nos iremos inspirando… ¡Gracias por pasarte!

  4. […] * Para ver de ST Kilda todo lo que yo me perdí, te recomiendo visitar este post de Salta Conmigo: “Las playas al sur de Melbourne: St. Kilda y Brighton” […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *