5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

El camino de ronda de Dubrovnik

Las ciudades amuralladas tienen un aire especial. Esa antigüedad que muestran las murallas construidas para defender de los ataques exteriores y, con suerte, las callejuelas y los edificios medievales del interior hacen que las visitas te transporten en el tiempo.

De las mejor conservadas, a pesar de lo que ha sufrido en su historia reciente, es Dubrovnik, la llamada perla del Adriático, tanto es así que la ciudad y sus murallas, forman parte del patrimonio de la Humanidad. La mejor manera de disfrutar de ella es haciendo el camino de ronda, el camino que recorre toda su muralla de casi dos kilómetros de longitud, sintiéndose como uno de los soldados que la han protegido durante siglos desde esas garitas. La muralla de Dubrovnik que se conserva en la actualidad se construyó en el siglo XII, aunque hay datos que hablan de ellas ya en el siglo VIII, de madera. No había un enemigo definido y se erigieron tanto para defenderse de los enemigos de Oriente como de Occidente.

La muralla de Dubrovnik se construyó con las piedras que llevaban sus visitantes

Se trata de una doble muralla, la parte interior, o hacia tierra, y la exterior, marítima. La interior tienen entre cuatro y seis metros de grosor y, en algunos puntos, nos permiten disfrutar de las vistas de la ciudad desde una altura de 25 metros, mientras que la exterior tiene un grosor de entre uno y cinco metros. Puertas y fuertes se encuentran a lo largo de las dos mostrando los puntos que más protección necesitaban en el momento de su construcción. Era obligatorio para todos los que viajaban a la ciudad croata llevar una piedra que se usaba para construir la muralla.

Dubrovnik-Tejados

El paseo requiere de unas dos horas, merece la pena tomárselo con calma para poder disfrutarlo. Todas las guías de viaje dejan bien claro que si el día es soleado el calor que se puede pasar obliga a llevar agua y crema solar. Recomiendan también hacerlo a primera hora de la mañana. Nosotros pasamos por allí en abril y lo hicimos por la tarde. A lo largo del camino hay varios puntos cubiertos, los fuertes  y más de un bar/tienda en el que poder comprar bebida para refrescarnos.

El camino de ronda de Dubrovnik

El camino de ronda te permite ver la ciudad en toda su magnitud, la ciudad antigua obviamente. En el momento en que nosotros estuvimos, 2006, era fácil apreciar los estragos de los bombardeos. Los tejados restaurados eran perfectamente reconocibles entre los más antiguos con un color más apagado.

Dubrovnik-Ruinas

Independientemente de las huellas de la guerra y de otras calamidades sufridas por la ciudad, se trata de una ciudad llena de vida. Es fácil ver a los niños jugando al fútbol con porterías pintadas en los muros de la catedral o de la misma muralla. Los más crecidos tienen otras formas de disfrutar de la muralla y de sus vistas: el Buza Bar, acoplado al exterior de la muralla es posible disfrutar desde sus mesas, cubiertas por blancas sombrillas, de impresionantes puestas de Sol.

Dubrovnik-Buza BarDubrovnik-Futbol

Dubrovnik-Puesta de sol

Dubrovnik-Tejados

La calle principal de la ciudad amurallada de Dubrovnik, la Placa, no sólo no pierde un ápice de su belleza desde el camino de ronda, si no que se muestra en toda su magnitud.

Dubrovnik-Placa

Relatos de otros viajeros #postamigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13  Comentarios

  • 27 junio, 2012 a las 10:40

    Hola,

    Me encantan vuestras fotos!!Nosotros optamos por no recorrerlas porque el calor erá insorportable así que disfrutamos de ellas desde el mar y desde el teléferico de la ciudad. Pero sin duda algún día volveremos y las visitaremos, de momento vuestras fotos me han trasportado de nuevo alli!

    Saludos

    • 28 junio, 2012 a las 10:20

      Hola Julia,

      Muchas gracias por el cumplido a las fotos 🙂 Hicisteis bien en no subir porque nosotros ya pasamos calor en algunos tramos y te aseguro que no era una semana santa especialmente calurosa… Es un destino cercano, seguro que volvéis y en un momento en que se pueda hacer el camino.

  • 27 junio, 2012 a las 12:24

    Maravilloso lugar Patrimonio de la Humanidad, es realmente hemoso, nosotros no lo conocemos, pero no me importaría pasar unos dias por allí.
    Muy buena forma de verlo es comi hicistes vosotros, desde arriba.
    Preciosas las fotos!!
    Un Saludo!!

    • 28 junio, 2012 a las 10:22

      Pues sí, la UNESCO acierta con sus decisiones. Aunque deje muchas cosas fuera, las que están en la lista sí que merecen la pena.
      No dudes de que merece la pena darse una vuelta por la ciudad, por todo el país, que tiene mucho que ofrecer.
      Gracias por lo de las fotos 🙂

  • 27 junio, 2012 a las 18:01

    Muy buena entrada sobre Dubrovnik, y unas fotos magníficas. Gracias por compartirlo con todos
    Un saludo

    • 28 junio, 2012 a las 10:24

      Hola chicos!
      Muchas gracias a vosotros por leerlo y nos alegra que os gusten las fotos 🙂

  • 29 junio, 2012 a las 11:34

    […] SaltaConmigo La ronda de Dubrovnik […]

  • […] El Camino de Ronda de Dubrovnik de Salta Conmigo Dubrovnik, un viaje en el tiempo de La Zapatilla […]

  • rejane
    15 julio, 2012 a las 18:48

    Obrigada pelas fotos lindas e inspiradoras para roteiro de viagem

    um forte abraço

    • 16 julio, 2012 a las 13:23

      Obrigado por ler a entrada e pelas tuas palavras!
      Es lo que google dice que es: Gracias a ti por haber leído la entrada y por tus palabras, nuestro portugués no es muy bueno 🙁

  • rejane
    16 julio, 2012 a las 23:53

    Jaac, eu tambem estou começando a aprender ingles, e sei que ele não bom ainda, mais o importante é se comunicar e sus palabras fueron entendidas por mí, gracias amigo

  • 2 mayo, 2013 a las 08:49

    Qué buenos recuerdos!!! Me encantó esta ciudad y el paseo por la muralla fue una de mis partes favoritas, te da una perspectiva diferente de la ciudad con sus tejados rojos. Sin duda, un lugar al que no me importaría volver… 🙂

    • 7 mayo, 2013 a las 04:19

      ¡Sonia! Que nos la había jugado el Akismet mandando tus comentario al Spam :-(( ¡Perdona!
      Dubrovnik es una ciudad preciosa y, como dices, verla desde lo alto de la muralla te permite, no sólo hacerte una idea del tamaño, sino también de la forma y de qué edificios fueron restaurados tras la guerra por el color de sus tejados (más rojos cuanto más nuevo).
      A nosotros también nos gustaría volver… pero con algo menos de calor en ese camino 😉