5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Salom

De nuevo una revista de viajes nos llevó a tomar la decisión. También ayudó que hubiera un vuelo directo entre Madrid y el destino elegido.

Lo del vuelo estuvo a punto de estropearse. En las páginas de internet aparecía, con Uzbekistan Airways, a 450 euros ida y vuelta. Un precio no sólo razonable sino muy bueno contando con la cantidad de horas que pasaríamos en el aire. Sin dudarlo lo compramos y nos enviaron nuestro localizador. Lo que no llegaba era el cargo en la tarjeta de crédito, cosa que me mosqueó un poco.

Lo compramos un jueves por la noche y la noche del viernes llegó el cargo, pero seguido de un correo en el que decían, los de viajar.com, que no habían podido emitir el billete y que para hacerlo tenía que ser a través de otra compañía. Hasta aquí no había problemas, pero el caso es que la otra compañía cobraba 700 euros más tasas por el mismo billete. Además nos pedían que dijéramos algo antes de un día para no perder ese precio.

Ya nos habían cobrado. En Amadeus (el sistema de reservas de vuelos) nuestro localizador aparecía como confirmado.

No entendíamos nada.

Entramos en el banco y vimos que lo habían cobrado de la tarjeta de crédito, pero que lo habían devuelto en el mismo momento. No teníamos billete y ahora costaba más de 700 euros.

El viaje ya no estaba tan claro.

El sábado por la mañana decidimos ir a una agencia de viajes de toda la vida para poder discutir si las cosas volvían a salir mal. Como en viajar.com todo fue perfecto hasta que pasaron la tarjeta y le dieron al botón de emitir el billete. En ese momento volvió a aparecer la compañía alemana con su precio de 700 euros. El de Barceló Viajes nos metió un poco de miedo en el cuerpo. Según él no era normal que una compañía no vendiera sus billetes directamente y que utilizara una tercera. Nos recomendó que buscásemos la lista negra de compañías aéreas de la IATA para ver que ésta fuera de confianza. ¿Cómo no iba a ser de confianza si trabajaba en Barajas?

No todo estaba perdido. La compañía que opera el vuelo tiene una oficina en Madrid y ellos sí que nos lo podían vender a su precio. Tampoco esto fue tan fácil porque no eran precisamente amables, un adelanto de lo que nos encontraríamos allí y que ya nos temíamos. Después de una transferencia ya teníamos los billetes internacionales y unos internos.

Ahora sí. ¡Ya teníamos viaje!

En ese momento no sabíamos si encontraríamos la simpatía y las ganas de ayudar de los musulmanes o la rudeza y los malos modos de los rusos. Una mezcla explosiva: musulmanes comunistas. Tampoco sabíamos que comeríamos ШAШЛИK, ЛAГMAH, MAHTY, CAMCA, ПЛOB… ni lo que eran.

Sí sabíamos que iba a hacer frío, podíamos llegar a 20 grados bajo cero. Esa temperatura era algo que no cuadraba con estar visitando mezquitas.

Pero es lo que tiene ir a UZBEKISTÁN en invierno.

La Ruta de la Seda, ese recorrido que evoca tiempos lejanos de viajeros gloriosos como Marco Polo o más español Ruy González de Clavijo. Ciudades cuyos nombres todos hemos oído pero que muchos, nosotros entre ellos antes de decidirnos, ni siquiera sabríamos dónde colocarlas en un mapa, como Samarcanda.

Las ciudades de la Ruta de la Seda.

Samarcanda-PlazaRegistanSalto

 

Como siempre con la mochila al hombro y todo por decidir.

No dejes pasar la ocasión de echarle un vistazo a nuestro resumen del viaje a Uzbekistán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios

  • JAAC
    15 marzo, 2011 a las 16:38

    Hola Anónimo!

    Muchas gracias por pasar y comentar.

    La gente es correcta, ni un techado de amabilidad, ni cortantes y desagradables. Un término medio tendiendo a serio.

    Muy interesante tu blog, espero que sigas recorriendo mundo.

  • Anonymous
    14 marzo, 2011 a las 18:02

    Wow!, tu última foto en Uzbekistan es alucinante, me encanta!! …
    Una vez leí un libro de una persona que fue desde España hasta china en bicicleta y de Uzbekistan hablaba muy bien en cuanto a lo que tienen pero no en cuanto al trato …

    Te invito a visitar mi nuevo blog de viajes personales en http://www.thewotme.com

    Un saludo y hasta la próxima.

  • conxa
    10 marzo, 2011 a las 10:10

    Vamos a ver, no estaba ni en mis pensamientos,la envidia y todo lo demás es porque viajais,porque os atreveis con cualquier parte del mundo,porque los aprovechais, porque……..

    Vamos porque yo soy una pardilla jejeje

  • JAAC
    10 marzo, 2011 a las 09:58

    Llorar por envidia y odio está muy mal visto, ¿eh?

    Ahora me vas a decir que Uzbekistán también ha sido siempre uno de tus destinos soñados? :-O

    Ya tienes el primer trozo del capítulo… aunque los principios siempre son aburridos.

  • conxa
    9 marzo, 2011 a las 13:36

    no lloro para que no flipen aqui en la oficina….pero os odio de verdad……

    sois la leche,la leche…..

    ansiosa de leer el primer capitulo.