5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Morro d’Alba

El sábado nos acercamos a un pequeño pueblo de Le Marche. Morro d’Alba con una población de unos 1.800 habitantes y menos de 20 km2 se encuentra a 10 km del mar, entre Jesi y Senigallia. Como casi todos los pueblos de la zona cuenta con una muy bien conservada muralla sobre la que se han ido construyendo casas. No sólo encima sino también dentro de la propia muralla.

Ésta puede recorrerse por completo. No es el típico recorrido de ronda, puesto que prácticamente todo el camino está cubierto por las casas que se alzan sobre él. Todavía conserva las vigas de madera y unas magníficas vistas de la campania marchigiaina.

Otro de los buenos detalles del pueblo es la presencia del Ristorante dal Mago. Un restaurante de comida tradicional de la zona elaborada con la caza conseguida por los cazadores. Allí disfrutamos de pastas y carnes estupendas. En la entrada tenían la declaración de intenciones del restaurante:

Que viene a ser:

Está taxativamente prohibido el acceso a

  • A los que vienen a por una ensaladita y un vaso de agua, si está malo quédate en casa
  • A todos los que están paranoicos y no saben lo que quieren, id al piscólogo
  • A aquellos a los que no les va bien nada, id al «Mècche Donald» que es todo salud

De esta zona es originario el vino de lacrima, el vino es conocido como lacrima di Morro d’alba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • 15 abril, 2009 a las 08:52

    Me encanta ese cartel de la puerta jajajaja. Resumen la filosofía del restaurante.
    ¿Comer bocatas de calamares enMadrid?. Los he comido y son grandes, pero grasientos. Te aseguro que los bocatas de calamares de anselmocity son mejores y menos grasientos. es lo que tiene una zona con mucha comunidad islamica (y costera), que los bocatas de calamares, corvina y pinchitos son los bocatas tradicionales. si venís a mi terruño (aunque sea como paso a Marruecos solamente), estais invitados

  • Masmi
    15 abril, 2009 a las 12:57

    Jejeje, que bueno el restaurante. No se porque, pero los sitios de comidas de pueblos pequeños suelen estar bien 🙂
    Geniales las vistas desde la muralla.

  • JAAC
    16 abril, 2009 a las 08:18

    Eso es Anselmo, tonterías las justas, lo dejan bien claro nada más entrar: si no vas a comer como Dios manda, no molestes 😉

    No dudo de la calidad de los bocatas de calamares de anselmocity, y no dudo de que sean mejores que los de Madrid. En realidad aquí son «famosos» pero no como una comida real, es sólo un tentenpie. Hay que darle a los callos 😉

  • JAAC
    16 abril, 2009 a las 08:20

    En general sí Masmi, pero también hay que saber dónde se mete uno. En los sitios pequeños pueden hacer maravillas o como hay cuatro casas no se esfuerzan… Por lo general estoy contigo y hay más posibilidades de que esté muy bien.

    Y el paseo por dentro de la muralla también es muy curioso, ya sacaré el vídeo.