5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com


Évora

La semana santa de 2008 se aprovechó para hacer una visita a Portugal. La zona de Alentejo se encuentra en el centro-sur, su traducción literal es «detrás del Tajo».

Llegamos allí el jueves noche y, después de encontrar el hostal, nos dimos una vuelta por la ciudad de Évora, nuestro destino en la región. El casco antiguo blanqueado y empedrado, la plaza, los edificios clásicos, incluso un templo romano en mitad de la calle.


Una parte fundamental del viaje era visitar la Capela dos Ossos y allí que fuimos el viernes por la mañana. Por el camino pudimos apreciar el parecido de Évora con los pueblos blancos del sur de España y del sur de Italia (Puglia).



El claustro de la Iglesia de Sâo Francisco y su fachada de piedra daban una idea de lo que encontraríamos dentro.

Además de la iglesia de San Francisco, Évora cuenta con una catedral y varias iglesias más.

Una demostración más del parecido con Andalucia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • Masmi
    20 abril, 2009 a las 11:21

    Que curioso lo del templo romano en el centro de la ciudad.
    Se aprecia cierto aire especial, pero si que es verdad que se parece a los pueblos de Andalucia, hasta en el amarillo «albero» de las fachadas.

  • JAAC
    21 abril, 2009 a las 08:22

    El templo romano en el centro es casi como en Mérida. Resulta sorprendente que después de tantos años se haya mantenido en pie sin que nadie lo haya derruido para construir apartamentos :-O

    Se nota una cierta diferencia, pero los colores son una constante por estas zonas, da igual el país.