5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Central Park, Nueva York (XXV)

Lunes 05/01/2009 (2)

Después de correr y desayunar.

Siendo ya la hora que es lo mejor será ir directos a Central Park y dejar Naciones Unidas para otro viaje. Cogemos el metro en la 42nd (Port Authority) y pasamos por delante de la tienda de las sudaderas del otro día. Como está claro que no me voy a gastar nada en productos electrónicos me compro la sudadera. Por supuesto, naranja. Está claro que no teníamos que ir a la ONU, el plan que había para nosotros hoy era pasar por Times Square y que yo me comprara la sudadera. El que no se consuela es porque no quiere.

Tenemos hoy el día tonto y nos montamos en el metro de la línea que queremos, la azul, pero en la express, la A. Con la tontería pasamos de la 59th a la 125th sin paradas. Estamos en pleno Harlem cuando lo que queríamos nosotros era parar en la 72nd. En cuanto para en la 125th cogemos otra vez una A que baja y nos vuelve a dejar en la 59th. Ahora a esperar un tren de los locales que pare donde nosotros queremos.

Entre unas cosas y otras llegamos a Central Park después de las doce de la mañana. Por fin lo pisamos (bueno, yo lo pisé y corrí esta mañana, pero no es lo mismo). El parque está con un paisaje totalmente invernal, sólo falta la nieve. Los árboles están sin hojas y el cielo está blanco. Hay algunas hojas por el suelo, restos del otoño. El parque está lleno de ardillas que se mueven con total libertad. Es más, ni se asustan cuando se acerca la gente a ellas, están totalmente acostumbradas. La entrada la hacemos por Strawberry Fields, un jardín en memoria de John Lenon asesinado muy cerca de aquí en 1.980 en la puerta del edificio Dakota. En el suelo, un mosaico con la palabra Imagine recuerda al cantante. Allí había una flor y gente haciéndose fotos.

NuevaYork-CentralParkImagine

Vemos una especie de teatro en forma de concha para conciertos. Después, la fuente de Bethesda, con el ángel de las aguas. Aguas que están congeladas, las de The Lake. Pasamos sobre Bow Bridge. Subimos hasta el Castillo de Belvedere para tener la vista completa de la gran explanada del parque. En estas fechas está cerrada al público porque, con el frío, andar por la hierba podría ser fatal para ella. También se ve desde aquí el teatro y el Turtle Pond. Vemos la parte posterior del Metropolitan hasta llegar al Jacqueline Kennedy Onassis Reservoir. Como esta mañana me había llevado tan poco tiempo rodearlo, no estaba seguro de que no me hubiera confundido y no hubiera corrido alrededor del que tenía que haber corrido. Era el correcto. Esta mañana rodeé este lago. Es el único que no está congelado.

Una vez visto el lago dejamos de nuevo de que nuestros estómagos nos guíen. La opción elegida es ir otra vez a Katz a comer otro pastrami, delicioso y esta vez con baterías en las cámaras y después acercarnos al Elephant & Castle a por una tortilla. De camino paramos en Grand Central Terminal para comprar el último cheesecake en Junior’s.

El pastrami tan rico como el otro día. Como en muchos otros sitios el cortador es hispano y, en esta ocasión, habla con Sara en español. Es curioso que hay un montón de camareros y dependientes que hablan español entre ellos pero les cuesta mucho responder en español cuando hablan con un cliente. Cuando he comprado la sudadera, las de la tienda hablaban castellano entre ellas, pero cuando yo les hablaba en español me seguían respondiendo en inglés.

Ahora a por las tortillas. Son las tres y cuarto y no hay casi nadie en el restaurante. Pedimos una tortilla cada uno, la de Sara de queso de cabra y tomate fresco y la mía de queso cheedar y bacon crujiente. Espectaculares. Este sitio tiene, según la guía, las mejores omelettes de Manhattan y tienen razón. Pero no habíamos calculado bien el dinero que nos quedaba. No había descontado lo que costó el pastrami y acabamos teniendo que tirar de tarjeta por dos dólares.

Vamos muy bien de tiempo así que caminamos hasta el hostal. En realidad no vamos al hostal, vamos a una pastelería en la 8th avenida con la 23rd que hemos visto esta mañana y en la que tenían peacan pie (tarta de nueces, como la del Peter Luger Steakhouse). Pregunta si puede comprar una porción y resulta que hasta tienen tartitas individuales. Con los postres en la mochila ahora sí que vamos al albergue. Hemos inventado otra manera de comer: el primero en un restaurante, el segundo en otro y el postre en la cocina del hostal yo y Sara se lo comerá en el aeropuerto, que ahora está llena. Eso sí, se toma otro paracetamol, que no hay que tentar a la suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10  Comentarios

  • Masmi
    4 marzo, 2009 a las 11:12

    Si, si, si, hoy si!!!! jajajajaQue bonito es Central Park!Y como os habéis puesto de comer! jajaja Todo tiene una pinta estupenda.

  • 4 marzo, 2009 a las 11:22

    ¡¡¡SARAH!!!.NO IRAS A COMERTE TU SOLA ESO, ¿VERDAD?¿LO COMPARTIMOS?La verdad es que nunca he probado el pastrami, pero siempre he tenido ganas. Creo que alguna vez lo he visto en pavo, pero no en ternera y con esa pinta tan natural.Saludos

  • JAAC
    4 marzo, 2009 a las 11:51

    Si es que eres un ANSIOSO!! Masmi… todo llega si se sabe esperar. Conste que lo de encontrarnos con el mosaico fue más azar que otra cosa, pero bueno, ahí estaba, con otras dos haciéndose fotos.Central Park es una pasada, en primavera tiene que ser espectacular todo verde, y en otoño ocre y rojo. Pedazo de parque!Había que acabar el viaje «gastronómico» por todo lo alto 😉 y además en tres etapas: primero en un restaurante, segundo en otro y postre en otro! jajaja

  • JAAC
    4 marzo, 2009 a las 11:53

    Anselmo le has americanizado el nombre a Sara! jajaja te has dejado llevar por Nueva York! jajajaNo se lo comió sola, era la mitad para cada uno. Te aseguro que uno entero es difícil de comer, el primer día que fuimos comimos uno cada uno (uno ternera y otro pastrami) y madre mía, casi reventar!Te lo recomiendo, fijo que encuentras algún restaurante de comida kosher donde puedas probarlo.

  • conxa
    4 marzo, 2009 a las 13:16

    bueno no hago mención a la estrella de imagine, que ya he visto tu respuesta a Masmi jejejejeque hambre me ha entrado!!! joer que es la 1.16 y estoy famélica!!que bonito, pero que frio me ha dado de leerte.

  • JAAC
    9 marzo, 2009 a las 10:38

    Si es que sois los dos unos prisas Conxa, me «estropeasteis» la sorpresa… jajajaNo íbamos a quedarnos sin darle bien el último día, había que aguantar el viaje gastronómico hasta el final.

  • BIRA
    11 marzo, 2009 a las 09:37

    Pedazo de viaje el que os habeis pegado. Creo que en tus post quedan reflejados todos y cada uno de los tópicos de NY, de lo que los que no hemos ido nunca, conocemos por las pelis. Habéis aprovechado el tiempo divinamente. La única nota negativa lo del frío, pero bueno, esas temperaturas también hacen que las fotos tengan una luz especial.

  • JAAC
    11 marzo, 2009 a las 10:48

    No estuvo mal la verdad 🙂Lo cierto es que todos los viajes del año pasado fueron una pasada y a todos los destinos nos gustaría volver. Eso sí, vemos más factible volver a NY que a los demás, está más en el camino de futuros viajes…El tema clima no acompaña en la gran manzana nunca, en verano (Sara estuvo en verano la otra vez) el calor y la humedad son horribles, y en invierno la temperatura baja hasta extremos insospechados. Suerte tuvimos de que no hubiera temporal de nieve, que fue un par de semanas antes. En navidad cancelaron un montón de vuelos.

  • sil
    10 abril, 2009 a las 16:17

    esas fotos son del katz, no??que recuerdos!!!

  • JAAC
    13 abril, 2009 a las 10:57

    Pues sí, eso lo tenías que haber leído!! jajajaja