EuropaSan Marino

Turismo en San Marino: el pequeño país en medio de Italia

  
Te contamos qué ver en San Marino en un día y por qué es buena idea hacer turismo por uno de los países más pequeños del mundo, encajado en medio de Italia, famoso por su Gran Premio de Fórmula 1, el GP de San Marino, y declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Serenissima Repubblica di San Marino. Suena pomposo, ¿no? No podía ser menos, al fin y al cabo estamos hablando de la república más antigua del mundo, a pesar de sus apenas 61 km². Tanto respeto nos infundía que hasta finales de 2016 no fuimos a verla juntos… Bueno, vale, no era por eso. Para mí, que soy italiana y nací a sólo 120 km de ahí –en Jesi–, era una excursión clásica que había hecho de pequeña, un lugar del que no recordaba prácticamente nada. Para JAAC se había convertido casi una obsesión: doce años yendo a Italia, pasando prácticamente al lado en tren y sin parar.

¿Que por qué no fuimos antes? Porque mis padres, mi padre en particular, le tenía algo de manía que, en parte, me había transmitido, a pesar de no tener recuerdos propios del lugar… Del por qué de esa manía hablaré más abajo pero no te preocupes, también hablaré de algo más práctico: si quieres saber qué ver en San Marino en un día, o en algo más de tiempo, sigue leyendo. Y si quieres conocer unas cuantas curiosidades sobre el pequeño país, llega hasta el final…

san marino piazza della liberta salto

Dónde está y cómo llegar a San Marino

San Marino se encuentra en plena Italia central, encajada entre las regiones de Emilia Romaña y Las Marcas. La ciudad italiana más cercana es Rimini, en Emilia Romaña, principal acceso al pequeño estado tanto si llegas en coche como en tren. Si llegas en coche las dos salidas de la autostrada, autopista, A14 que puedes coger son Rimini Sud –desde ahí hay que coger la superstrada Rimini-San Marino SS72– o Rimini Nord –desde donde sale la carretera SP “Marecchiese” n° 258–. Si llegas en tren, hay que bajar en la estación de Rimini desde donde salen autobuses hasta San Marino, en la página web de la empresa Benedettini, que hace ese recorrido, están los horarios.

san marino rocca prima torre primera atardecer

En Rimini hay un aeropuerto pero es muy pequeño y no tiene vuelos a España. Ancona es el segundo aeropuerto más cercano, aunque también es pequeño. Así que lo más cómodo es llegar al aeropuerto de Bolonia, con más conexiones, y de ahí o bien alquilar un coche (aquí puedes ver precios) o bien ir en autobús hasta la estación y coger un tren a Rimini, o bien coger un shuttle directamente hasta Rimini desde el aeropuerto.

san marino estatuas

Nosotros siempre que vamos a Bolonia desde Madrid volamos con Air Nostrum: los aviones son muy cómodos –son pequeños pero espaciosos–, el personal es el más amable que nos hemos encontrado y siempre que los hemos cogido han sido puntuales. Nuestra compañía favorita para los vuelos cortos.

air nostrum iberia regional

Turismo en San Marino: qué ver en San Marino en un día

Si sólo tienes un día para ver San Marino, probablemente porque estés haciendo una excursión desde Rimini como nosotros, te sugerimos estas visitas en la Città di San Marino, la capital del país y su primer núcleo histórico.

san marino basilica estatua

Las “rocche”, los castillos de San Marino y sus increíbles vistas

La visita imprescindible en San Marino es la que lleva hasta sus tres “rocche” o “torri, las tres torres/castillos que se alzan en lo alto del monte Titano, visibles desde muy lejos. Son, junto con el propio santo que le da el nombre al país, el símbolo por excelencia de San Marino, aparecen por doquier, incluso en la bandera del país, y tienen hasta nombre: Guaita –o Rocca–, Cesta y Montale respectivamente.

san marino rocca seconda torre segunda

Es muy recomendable entrar en la prima rocca y en la seconda rocca. Ésta última tiene una colección de armas antiguas pero, más que los edificios en sí o sus colecciones, lo que más asombra son los paisajes que vislumbran desde ahí.

Primero las vistas hacia las otras torres, la más famosa, la que verás en todas las postales de la ciudad, es la que hay desde el exterior de la segunda hacia la primera. Y luego están las vistas de los paisajes que rodean San Marino: la llanura que lleva hacia el mar Adriatico, donde está Rimini, a un lado y las colinas del Montefeltro –una región histórica que incluye parte de las regiones actuales de Las Marcas, Emilia Romaña y Toscana– al otro. Cuando las colinas y los castillos se tiñen de rojo al atardecer las vistas son mágicas. Nos han dicho que lo son también al amanecer, cuando el sol nace del mar, muy visible desde los castillos, pero de eso no tenemos prueba.

san marino rocca prima torre primera

En la tercera torre no se puede entrar pero el pequeño paseo que lleva hasta ahí desde la segunda en medio de un bosque merece mucho la pena.

El centro histórico de la capital de San Marino

Parece mentira que ese bosque, tan tranquilo, esté al lado del centro histórico de la capital de San Marino, Città di San Marino, que es de todo menos tranquila. El turismo de masas ha llegado al pequeño país desde hace tiempo y, con él, las tiendas de comida rápida, de los souvenirs más típicos y de otros mucho menos típicos: ¡réplicas de armas!

Sí, es bastante raro pero el centro está plagado de ellas. Lo primero que pensamos al pasear por las calles del centro histórico fue que nos encontrábamos en un lugar que había perdido su autenticidad, que vivía de un cuento que ya había pasado el “vivieron felices y comieron perdices” desde hace tiempo, un poco como nos pasó en Jerusalén, y ahí entendimos a mi padre.

san marino calles tiendas

Pero, como pasa en Jerusalén, si consigues dejar al lado esa primera impresión, sigues encontrándote con rincones que merecen la pena. Y luego siempre están la maravillas de las torres en lo alto de la ciudad y de los paisajes: las colinas que se ven desde la piazza della Libertà al atardecer te harán olvidar todos los souvenirs.

san marino colinas montefeltro

Los bombardeos de la segunda guerra mundial llegaron también aquí a pesar de ser un país neutral e hicieron bastantes destrozos, con lo que muchos edificios están reconstruidos, pero el trazado del centro histórico de la ciudad es todavía el del siglo XIII. Queda también, parte de las murallas más “nuevas”, de los siglos XIV/XV, con puertas como la porta di San Francesco o la porta della rupe.

Otros puntos de interés son la basilica di San Marino –del siglo XIX pero construida sobre una iglesia medieval que era, junto a la primera torre, el núcleo del primer centro histórico de la ciudad–, la iglesia de San Francisco, la calle Basilicius con sus palacios de los siglos XVI y XVII, el monasterio de Santa Clara –ahora sede de la Universidad de San Marino y del museo del emigrante, del que nos hablado muy bien– y el Teatro Titano, del siglo XVIII. Todo el centro histórico, junto con el monte Titano, incluyendo las torres, ha sido declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

san marino basilica exterior

El palazzo pubblico o palazzo del governo

El edificio más importante de la ciudad es el palazzo pubblico o palazzo del governo, sede de todos los órganos institucionales y administrativos de San Marino, con nombres tan anacrónicos como los capitanes regentes, el consejo grande y general, el consejo de los XII o el congreso de Estado.

san marino palazzo pubblico goberno

La primera impresión que tuvimos al verlo desde la piazza della Libertà fue de encontrarnos con un edificio medieval como el palazzo dei consoli de Gubbio, pero, en realidad, es del finales del siglo XIX, aunque esté hecho imitando los edificios medievales.

Si no hay ceremonias oficiales o plenos, se puede entrar a visitarlo, incluso a la sala del consejo grande y general, donde domina el enorme cuadro de la Aparición de San Marino al pueblo, con su tabla “Relinquo vos liberos ab utroque homine”, o sea “os dejo libre de ambos hombres”, la frase que habría pronunciado San Marino antes de su muerte al pueblo san marinés refiriéndose a las que serían las figuras del emperador y del Papa y que es el fundamento de la libertad e independencia del país.

san marino palazzo pubblico goberno parlamento

La verdad es que es curioso entrar en esa salita relativamente pequeña, al fin y al cabo hablamos de un país de 35.000 habitantes, pero tan pomposa que infunde respeto.

Museos de San Marino

Como decía anteriormente, merece mucho la pena entrar en las dos rocas y en el palazzo pubblico. Los tres sitios son parte de los “Musei di stato della Repubblica di San Marino”, los museos estatales, junto a otros dos, el museo di Stato y el museo San Francesco. Se puede entrar a cada uno de ellos por 3 € o a todos con un billete único de 9 € (más 1,5 € de la tarjeta que te devuelven), la tarjeta “multimuseo”. Así que, si te haces con esta última, el museo di Stato y el museo San Francesco salen gratis.

san marino museo di stato

Nosotros fuimos a ambos. El museo de San Francesco es pequeñito mientras que el museo di Stato merecería bastante tiempo. Si sólo estás un día tendrás que verlo rápidamente, si estás dos podrás, además de ver ese famoso atardecer hacia el mar desde las rocas, dedicarle más tiempo.

Mapa con todas las cosas que ver en San Marino

Aquí tienes un mapa con todos los puntos de interés que ver en San Marino para que no te pierdas ni uno.

Curiosidades sobre San Marino

En nuestro paso por San Marino nos llamaron la atención unas cuantas curiosidades, aquí van algunas de ellas:

  • Es el quinto estado más pequeño del mundo –tras Ciudad del Vaticano, el Principado de Mónaco, la República de Nauru y Tuvalu– y, como nos comentó mi tío que estuvo trabajando en San Marino una temporada, casi todo el mundo tiene un cargo oficial, así que cualquier discusión de la comunidad de vecinos puede convertirse en cuestión de estado entre, por ejemplo, ¡un embajador y un representante de la ONU!;
  • Es la república más antigua del mundo y su historia es muy curiosa: por aquí pasaron desde Napoleón a Garibaldi pero nadie la conquistó, el primero incluso le ofreció más territorios, sólo estuvo bajo la dominación de la Iglesia durante seis meses (en la página web de Visit San Marino hay algunos datos históricos);
  • En la iglesia parroquial no hubo crucifijo hasta la visita del Papa Benedicto XVI en 2011, antes sólo estaba la estatua de San Marino con la palabra “libertas”, libertad, que poco tiene de religioso: la devoción a San Marino no es tanto religiosa como simbólica hacia esa libertad del estado;

san marino basilica interior

  • Abraham Lincoln es ciudadano honorario de San Marino y hay un busto de bronce dedicado al presidente americano en el palazzo pubblico, ya que en 1861 dijo a los capitanes regentes “Although your dominion is small, your State is nevertheless one of the most honored, in all history”;
  • Los pueblos aquí se llaman castillos: la república está formada por nueve castillos, de los cuales uno es la capital Città di San Marino;
  • El monte Titano, con su nombre tan evocador y mítico, en realidad es poco más que una colina de 739 m;
  • El Gran Premio de Fórmula 1 que ha hecho San Marino en realidad no se corre en San Marino sino en Italia;
  • La “moda” de ir a San Marino a comprar armas nació en los años ‘60, cuando las leyes que regulaban las compras de armas aquí eran mucho más flexibles que en Italia, ahora todas las tiendas, menos una, venden réplicas;

san marino tienda armas

  • En la oficina de turismo, por 5€, puedes ponerte un visado de San Marino de recuerdo en el pasaporte;
  • San Marino fue durante años un paraíso fiscal utilizado para evadir tasas y comprar en los outlets a precios más bajos por los italianos, un poco como Andorra en España, y los bancos crearon una riqueza enorme en este pequeño país, ahora las leyes de transparencia han hundido el negocio y la crisis ha llegado también aquí;
  • Ser sanmarinense era muy complicado hasta hace muy pocos años, y sólo los hombres podían transmitir la ciudadanía a sus hijos y mujeres;
  • El cargo de los dos capitanes regentes que lideran el país dura sólo seis meses;
  • El orgullo de los sanmarinenses por su libertad, su trabajo de diplomacia, su pobreza en el pasado que nos les impidió ir adelante es increíble –eso sí, el tema de la riqueza de los bancos no suele salir–;
  • El idioma que se habla aquí es el italiano, con dialecto romagnolo, el de la zona de Italia donde se encuentra, en romagnolo el nombre del país se pronuncia San Marèin o San Maroin.

san marino piazza della liberta atardecer

Qué, ¿te han entrado ganas de visitar el quinto estado más pequeño del mundo?

¿Te quieres de ir de viaje a San Marino? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Bolonia aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste en San Marino al mejor precio aquí.
  • Alquila el coche en Italia al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Hazte con las mejores guías de San Marino, dentro de las guías de Italia, aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

1 comentario

  1. 19 mayo, 2019 en 12:49 — Responder

    Estamos justo ahora en San Marino y estamos agradeciendo vuestros datos.
    ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *