AmberesBélgicaEuropaFlandes

Descubre Amberes barrio a barrio y no te pierdas nada

  

¿Sabías que el puerto de Amberes es el segundo de Europa por carga transportada o que, en el siglo XVI, los impuestos que recaudaba la corona española en ese mismo puerto igualaban a los ingresos por las minas de plata de Potosí? Con esta carta de presentación, nos fuimos a Amberes en nuestro segundo viaje por Bruselas y Flandes. Pensando en aquello que escribió Quevedo: érase un hombre a una nariz pegado, pero cambiando hombre por ciudad y nariz por puerto. ¡Sorpresa! Hay puerto, pero también mucho más que ver en Amberes: la ciudad de la moda o de los diamantes –lo de los diamantes también lo sabíamos, conste–, medieval, modernista, contemporánea… Elige la Amberes que prefieras, hay una para cada turista.

belgica flandes amberes estacion tren salto

Siendo la segunda ciudad de Bélgica, por detrás de Bruselas, está claro que hablamos de un tamaño, así que, para evitar que vayas como pollo sin cabeza buscando los lugares turísticos de Amberes, hemos decidido organizarlos por zonas. Para que no se diga que no ponemos las cosas fáciles.

Vale, por zonas. Primera pregunta: ¿cuántas zonas? Siete. Segunda: ¿cuáles? El casco histórico, la ciudad vieja; Eilandje, el barrio de los marineros; San Andrés, el barrio de la moda; la calle Meir y el barrio universitario; la zona de la estación central, con el barrio chino y el barrio de los diamantes de Amberes; Zuid, el sur; y Zurenborg, el barrio del art nouveau.

Qué ver en el casco histórico de Amberes, la ciudad vieja

Como toda ciudad flamenca que se precie, Amberes cuenta con su plaza del mercado, la Grote Markt, donde se alza el edificio del ayuntamiento. Pero, a diferencia de el de otras grandes ciudades flamencas, el ayuntamiento de Amberes no es gótico flamígero. Los planes iniciales de los ricos comerciantes de la ciudad –la Grote Markt es el centro del barrio de los comerciantes– preveían ese estilo, pero los materiales que se iban a utilizar en la obra se emplearon para reforzar las defensas de la ciudad. Cuando, veinte años después, se recuperó la idea, el estilo que triunfaba era el renacentista. Nos comentaron que merece la pena visitar el interior, pero no pudimos hacerlo porque sólo se puede visitar con cita previa desde la web.

Frente al ayuntamiento, está la estatua de Silvio Brabo. ¿Te parece extraña? ¿Un hombre en el gesto de lanzar la mano de otro? Es la leyenda que explica el origen del nombre de Amberes. Un gigante cobraba peaje a todos los barcos que pasaban por el río. Silvio Brabo, un centurión romano, se “hartó”, le cortó la mano al gigante y la lanzó al río. ¿Qué tiene que ver eso con Amberes? Su nombre flamenco es Antwerpen, ant significa mano y werpen lanzar.

belgica flandes amberes grote markt silvio brabo

Rubens, a pesar no haber nacido en Amberes, desarrolló allí su carrera artística y es considerado un símbolo de la ciudad. En la Groenplaats se alzan una estatua del pintor y la catedral de Nuestra Señora con unos cuantos de sus cuadros en su interior: la “Asunción de la Virgen”, la “Elevación de la cruz”, el “Descendimiento de la cruz” y la “Resurrección de Cristo”.

belgica flandes amberes catedral nuestra senora interior

Muy cerca de la catedral, y gracias a la guía porque está un poco escondido, entramos en el callejón Vlaeykensgang: un estrecho callejón de época medieval que conserva desde el trazado hasta las casas que le dan forma. Eso sí, olvídate de los malos olores, la suciedad, la peligrosidad… que los callejones estrechos tenían en la Edad Media: Vlaeykensgang es hoy en día un lugar muy turístico con las paredes de las casas perfectamente pintadas, plantas y varios bares y restaurantes.

belgica flandes amberes vlaeykensgang

En el centro de la ciudad estaba el barrio de los carniceros y todavía se mantiene en pie su casa gremial: Vlesshuis. Hoy convertida en museo de la música muestra la estructura de las casas de los gremios en la Edad Media.

belgica flandes amberes vlesshuis museo musica interior

¿Y si cruzamos el río? Ése era uno de los mayores problemas para los amberinos: la importancia del puerto y el tamaño de los barcos que a él llegaban complicaba mucho la construcción de puentes. Por eso, en el barrio del puerto, cerca de los restos del castillo de Steen, Hetsteen, se excavó el túnel de Santa Ana. Aunque no quieras cruzar por debajo del río tienes que bajar: escaleras mecánicas con peldaños de madera, paredes de azulejos… es un viaje a principios del siglo pasado. Olvida tu claustrofobia, estarás tan alucinado que ni te darás cuenta de que tienes un río sobre tu cabeza.

belgica flandes amberes tunel santa ana

Siempre decimos que hay que dejarse alguna cosa por ver para tener un motivo para volver… en el caso de Amberes no hizo falta esforzarse mucho porque dos de los lugares que teníamos marcados en el mapa estaban cerrados por reformas: el Museum Plantin-Moretus y la iglesia de San Carlos Borromeo, Sint-Carolus Borromeuskerk. El primero cuenta con las dos prensas más antiguas del mundo, un juego completo de troqueles y matrices y una biblioteca de esas que tanto nos gustan, además de los archivos completos de la imprenta Plantin y de ser patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La segunda es otra impresionante iglesia con muebles barrocos y una capilla dedicada a la virgen.

belgica flandes amberes museum plantin-moretus

Eilandje, el barrio de los marineros está de moda

¿Te has parado a pensar cuantos barrios históricos que se han ido degradando con el tiempo –abandono, inseguridad…– acaban por convertirse en lugares de moda? Eso ha pasado con Eilandje, el antiguo barrio de los marineros donde sigue estando el puerto. Por si sientes curiosidad, este proceso de cambio se llama gentrificación.

Mucho tienen que ver los arquitectos en esta recuperación. Desde Zaha Hadid, con los edificios del nuevo puerto –te contamos cómo es por dentro y por fuera en nuestro artículo Zaha Hadid en el puerto de Amberes–, hasta Michiel Riedijk y Willem Jan Neutelings con el museo MAS, Museum aan de Stroom, el más grande la ciudad –no dejes de subir a su terraza, a 60 metros de altura, para disfrutar de una de las panorámicas de la ciudad con el puerto más impresionantes–.

belgica flandes amberes mas museum aan de stroom exterior

Rubens también tiene su rinconcito camino de Eilandje: en la iglesia de San Pablo, Sint-Pauluskerk, hay obras suyas, además de una colección de muebles barrocos digna de verse y una capilla-gruta-tumba en el jardín que no te puedes perder.

belgica flandes amberes iglesia san pablo sint-pauluskerk interior

En este barrio también quedaron lugares por visitar. Entre ellos, los que teníamos más ganas de ver eran el almacén San Félix, Felix Pakhuis, y el museo Red Star Line de inmigrantes… más motivos para volver a Amberes.

Qué ver en San Andrés, el barrio de la moda

La ciudad de Amberes es conocida internacionalmente por el departamento de moda de la Hogeschool Antwerpen, allí fue donde estudiaron los “Seis de Amberes” – Dirk Bikkembergs, Ann Demeulemeester, Walter Van Beirendonck, Dries van Noten, Dirk Van Saene y Marina Yee– y muchos otros nuevos diseñadores que han convertido a Amberes en la ciudad de la moda.

La ropa de los diseñadores de Amberes que ocupa muchas de las tiendas del barrio ha llegado a “colarse” en la iglesia de San Andrés –de ahí el nombre del barrio–. La Virgen de esta iglesia no lleva el típico manto. No, va vestida a la moda, con un traje de Ann Demeulemeester compitiendo con el impresionante púlpito, el monumento funerario de María Estuardo y una estatua de mármol de San Pedro.

belgica flandes amberes iglesia san andres virgen ann demeulemeester

Si la moda ha pasado de las tiendas a la iglesia en este barrio, ¿qué mejor lugar para el museo de la moda, el MoMu?

La calle Meir y qué ver en el barrio universitario de Amberes

La calle Meir es la calle comercial más importante de Amberes, puede que de toda Bélgica. Su longitud hace que vayas pasando de boca de metro en boca de metro mientras la recorres y admiras sus centros comerciales. El nombre de la calle se debe al palacio Meir, Paleis op de Meir, un antiguo palacio real que también fue palacio imperial de Napoleón Bonaparte, ahora transformado en centro cultural y restaurante.

belgica flandes amberes calle meir gente

Amberes es ciudad universitaria y, como no podía ser de otra forma, alrededor de la universidad proliferan los bares. Ya sabes por dónde salir de noche en la ciudad. Pero no todo iba a ser fiesta y diversión, también hay, cómo no, una iglesia con cuadros de Rubens: la iglesia de Santiago, Sint-Jacobskerk –que estaba cerrada por obras cuando pasamos por la ciudad– y la casa museo Rockox, Rockoxhuis, con cuadros primitivos flamencos.

Visita imprescindible en Amberes –ya he dicho que uno de sus símbolos– es la casa museo de Rubens, Rubenshuis. Arte e historia se dan la mano en la Rubenshuis, poco más se puede decir excepto que tienes que ir a verla. En Amberes todos los caminos conducen a Rubens.

belgica flandes amberes casa museo rubens rubenshuis interior

La zona de la estación central, con el barrio chino, y el barrio de los diamantes de Amberes

Un tres en uno: la estación de Amberes, el barrio chino y el barrio de los diamantes.

La estación de tren de Amberes será, casi con seguridad, lo primero que veas de la ciudad. Una enorme estructura de hierro de finales del siglo XIX/principios del XX en la que uno espera ver pasar trenes a vapor en cualquier momento o al mismísimo Harry Potter empujando su carro hacia el tren a Hogwarts.

belgica flandes amberes estacion tren interior

Cuando salgas, una vez hayas hecho un millón de fotos, la fachada principal de la estación te obligará a darte la vuelta antes de lanzarte a recorrer la ciudad de Amberes.

Por cierto, sí, eso que ves al otro lado de la plaza de la estación es un arco chino porque justo ahí está el barrio chino de Amberes. ¿Por qué entramos nosotros? Porque los domingos por la mañana hay un mercadillo de cómics y, en Bélgica, el cómic es una seña de identidad.

belgica flandes amberes estacion tren fachada puerta barrio chino

Más del 80% de los diamantes que se compran y venden a nivel mundial pasan por Amberes. Todo está dicho con esta frase: no se puede viajar a Amberes y no pasar por el barrio de los diamantes –al otro lado del barrio chino respecto a la estación de tren–. Cuatro de las principales bolsas de diamantes del mundo están en Amberes, donde hay más de 1.500 empresas relacionadas con ellos. En las calles Hoveniersstraat, Schupstraat, Rijfstraat y Pelikaanstraat se concentran estos negocios junto con la sinagoga.

belgica flandes amberes diamondland anillo

Hay varias empresas que ofrecen visitas guiadas a los turistas a los que, una vez hecho el tour, tratan de vender diamantes de todo tamaño y precio. Según ellos, siempre hay un diamante adecuado y se esforzarán en conseguir encontrártelo antes de que salgas de su tienda. Nosotros visitamos Diamonland, donde encontramos a Frank Fabeck, aprendimos mucho de estas piedras y no, no encontramos el diamante adecuado por mucho que se esforzaron.

Flandes Amberes Frank Fabeck Tallador Diamantes Taller Trabajando Torno

El sur de Amberes, Zuid

Además del barrio universitario, en el que jóvenes y no tan jóvenes salen de fiesta, en Amberes está el Zuid, el sur de la ciudad, donde encontrar tiendas de moda –la moda está en todas partes en Amberes– y restaurantes, también de moda. Pero no es sólo una zona para comprar o salir, también hay varios museos como el KMSK, el Museo Real de Bellas Artes, o el MUHKA, Museo Arte Moderno y Contemporáneo, o el nuevo palacio de justicia obra de Richard Rogers.

belgica flandes amberes marnixplaats monumento liberacion escalda

Zurenborg, el museo de arquitectura al aire libre

Después de pasar por las casas art nouveau de Bruselas y descubrir el Jardín de Invierno de Malinas, estaba claro que el llamado modernismo en España también nos acompañaría en la ciudad de Amberes. Al este de la ciudad, está el barrio de Zurenborg que, además de casas de estilo art nouveau, cuenta con un muestrario de otros estilos arquitectónicos como el belle epoque y otros “neo”: neo-clásico, neo-gótico, neo-renacentismo

belgica flandes amberes zurenborg casas mezcla

Te guste o no la arquitectura, el barrio merece una visita por la tranquilidad que se respira en una zona residencial –la avenida Meir con sus tiendas puede llegar a estresar–.

Qué ver en Amberes barrio a barrio en un mapa

Por si te has perdido, hay barrios que te interesan más que otros o, simplemente, quieres organizar tus visitas en Amberes de otra forma, aquí tienes un mapa con los lugares que visitar en Amberes.

La casi desconocida Amberes nos demostró que no tiene nada que envidiar a otras ciudades flamencas más populares. Tanto es así que tendremos que volver para seguir tachando puntos en nuestro mapa de lugares que ver en Amberes.

¿Quieres viajar a Amberes por tu libre? Aquí te ayudamos a hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Bélgica aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Amberes aquí o compara entre varios portales de alojamientos aquí.
  • Alquila el coche en Bélgica al mejor precio comparando entre varias compañías con rentalcars.
  • Hazte con las mejores guías de Bélgica aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Amberes aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *