5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

Reserva de la biosfera de Dana: turismo sostenible en Jordania

Después de decir que uno de los motivos para viajar a Jordania es que dos tercios de su superficie son desiertos –entre ellos el maravilloso desierto rojo de Wadi Rum– parece raro que haya diez áreas protegidas entre parques nacionales y reservas de la biosfera muchas de ellas fuera de esos áreas desérticas. Rum, con su desierto, y Mujib, con su cañón, son dos de ellas, pero el tamaño del país permite visitar más en un viaje al Reino Hachemita de Jordania. En nuestro caso, recorrimos también parte de la reserva de la biosfera de Dana y dormimos en uno de los ecolodges más premiados del mundo, el Feynan Ecolodge, haciendo turismo sostenible.

Jordania Reserva Dana Feynan Ecolodge Hotel

Llegar a la reserva de la biosfera de Dana

La reserva de la biosfera de Dana es la más grande de Jordania. Se encuentra en el centro de Jordania, en la gobernación de Tafila, entre la reserva natural de Mujib y la zona protegida de Rum. Se trata de un valle que comienza en la localidad de Dana y acaba en el wadi, cañón, que une el mar Muerto y el mar Rojo. Forma parte del Gran Valle del Rift que después continúa por África.

Jordania Reserva Dana Feynan Ecolodge Cabras

Existen dos accesos a la reserva de la biosfera de Dana. En el lado este, en la aldea otomana de Dana, se encuentra el más elevado, a 1.700 msnm. En el oeste, a 50 metros bajo el nivel del mar, está la entrada al Feynan Ecolodge, la que utilizamos nosotros. Entre ambos puntos se pueden ver todos los paisajes de Jordania, es la única área protegida del país que los reúne a todos: desde las altas montañas hasta los valles, desde el verde de la vegetación al ocre del desierto. Al mismo tiempo es posible encontrarse con más de 800 especies de plantas y más de 400 de animales –incluyendo gran cantidad de aves– algunas endémicas de la zona.

El acceso por el que entramos nosotros en la reserva requiere el uso de vehículos todo terreno. Son los propios beduinos los que se encargan de llevar a los turistas desde sus autobuses, que quedan aparcados cerca de la carretera 65 –la que baja por la orilla del mar Muerto–, hasta el interior de la reserva. Es ahí donde comenzó nuestra “experiencia Dana” que duró hasta la vuelta a la carretera: el momento en que uno de los dos todo terrenos en que viajábamos tuvo una avería y hubo que hacer el último tramo en la caja con las mochilas agarrados a los barrotes. La reserva de la biosfera de Dana quería que la recordáramos y nos dio una última aventura después de todo lo que habíamos hecho en ella.

Jordania Reserva Dana 4x4

Qué hacer en la reserva de la biosfera de Dana

No tuvimos tiempo de ir de una punta a otra de la reserva –cosa que se puede hacer con trekkings de varios días– ni de ver la zona alta, en la aldea de Dana. Allí se encuentra el centro de visitantes donde hay que reservar todas las actividades a realizar en la reserva de la biosfera de Dana con el RSCN –Royal Society for the Conservation of Nature, la asociación que se encarga del mantenimiento de la naturaleza en Jordania–. En nuestro caso nos alojamos en el Feynan Ecolodge y allí las actividades se contratan directamente con ellos.

Jordania Reserva Dana Montes

Lo que se puede hacer en la reserva de la biosfera de Dana no varía mucho del punto de entrada: turismo activo con caminatas que van desde unas horas hasta varios días, paseos en bicicleta de montaña o barranquismo; observación de fauna –sobre todo de aves–; aprender sobre las costumbres de los pueblos locales y visitar antiguas ruinas. Lo que cambia es el paisaje que se disfruta: desde la zona casi montañosa hasta el valle por debajo del mar.

Feynan Ecolodge, el turismo sostenible en Jordania

En mitad de una reserva de la biosfera uno no espera encontrarse con un lugar como el Feynan Ecolodge. En realidad sí es lo que uno espera, en el sentido de que es lo que se debería permitir construir en un sitio así, pero es difícil encontrar un hotel con semejante respeto por la naturaleza y tan bien integrado con el entorno en que se encuentra. Así que, el Feynan Ecolodge es como el hotel que un niño dibujaría: sin la intención de conseguir beneficio por encima de cualquier consideración.

Jordania Reserva Dana Feynan Ecolodge Fachada

La electricidad se consigue mediante paneles solares –no se puede decir que Jordania sea un país en el que el Sol no esté siempre presente–. El mismo Sol calienta el agua. Las habitaciones se iluminan con velas fabricadas por las comunidades beduinas de la zona –en el baño hay luz eléctrica y posibilidad de cargar todas las baterías en la recepción del hotel–. Y, por supuesto, se recicla todo: desde los plásticos –el agua en las comidas se sirve en botellas de barro y se utilizan botellas reutilizables en las salidas deportivas– hasta los residuos orgánicos que se convierten en compost. El respeto por la naturaleza llega también a la comida, toda vegetariana –sí, a pesar de mis prejuicios y mi amor por la carne tengo que reconocer que estaba muy bueno–.

Jordania Reserva Dana Feynan Ecolodge Habitacion

Otra de las características del Feynan Ecolodge es que sólo contrata a personal de la zona y se involucra con las familias beduinas –desde los fabricantes/artesanos de velas hasta los conductores de los 4×4 en los traslados pasando por los guías–.

Qué hacer en la reserva de Dana desde el Feynan Ecolodge

Si sentarse en la terraza de tu habitación y ver el paisaje de la reserva de la biosfera de Dana cambiar a lo largo del día –de acuerdo, el paisaje no cambia, pero la luz sí que hace que sea diferente– o disfrutar de la iluminación de las velas al anochecer y de una cena bajo las estrellas te parecen poco, en el Feynan Ecolodge han preparado unas cuantas cosas que hacer en la reserva de la biosfera de Dana.

Jordania Reserva Dana Feynan Ecolodge Comun

El atardecer en la reserva de la biosfera de Dana

Ésta fue nuestra primera “actividad” nada más llegar al hotel y dejar el equipaje en la habitación: un guía nos acompañó caminando hasta la cima de una pequeña loma desde la que disfrutamos de un estupendo atardecer en compañía de un té beduino.

Jordania Reserva Dana Atardecer

De camino hasta allí, pasamos junto al colegio al que asisten los niños de la zona y a un pequeño pueblo. En el interior de la reserva hay pequeños núcleos de beduinos, algunos todavía manteniendo sus costumbres nómadas.

La ceremonia del café beduino en la reserva de Dana

La experiencia de beber el café beduino es algo que no se puede perder nadie en Jordania. Pero hacerlo en una verdadera casa beduina en mitad de una reserva natural la convierte en un momento inolvidable. Tanto lo fue en mi caso que escribí un artículo explicando todo el proceso, porque tomar un café en Jordania no es poca cosa y hay todo un protocolo que seguir.

Jordania Cafe Beduino Hervir

Las estrellas en el desierto desde la reserva de Dana

Si en el Feynan Ecolodge la luz eléctrica queda en las zonas comunes y en los baños de las habitaciones, es evidente que, desde su azotea, las estrellas son la gran atracción de las noches en la reserva de Dana.

Un telescopio motorizado –como el que usaríamos después en La Palma– nos acercó a las estrellas de la mano de uno de los beduinos que trabajan en el hotel. En un cielo límpido, trataba de mostrarnos las líneas que los griegos utilizaron para “unir” las estrellas y “crear” formas con las que nombrar a las constelaciones. Con la ayuda de un puntero láser capaz de iluminar una estrella –algo que nos dejó con la boca abierta por su potencia– fuimos capaces de reconocer alguna que otra forma.

La pena es que mis conocimientos de astrofotografía no daban para nada en aquel momento –la casualidad quiso que, ese mismo día, Sara estuviera en un refugio en los Pirineos con otro cielo estrellado al que tampoco pudo sacar partido–. Últimamente hemos hecho los deberes y tratado de aprender algo del arte de la fotografía nocturna.

Guadalajara Casas San Galindo Nocturna

No es la reserva de la biosfera de Dana, pero es nuestro primer acercamiento a la fotografía nocturna en Guadalajara, España

Más actividades en la reserva de Dana desde el Feynan Ecolodge

Nosotros no tuvimos tiempo de hacer nada de esto, pero en el Feynan Lodge nos contaron que había muchas más actividades…. Salidas para ver el amanecer, barranquismo y rutas en bicicleta de montaña son otras de las actividades que se pueden hacer en el Feynan Ecolodge. Si es la vida y la cultura beduina lo que más llama tu atención, puedes pasar un día con uno de los pastores que llevan sus rebaños de cabras por la reserva o en sus comunidades aprendiendo a hacer el pan, a preparar el café, a utilizar el kohl –el delineador de ojos– o a tejer tiendas con pelo de cabra. La historia también se visita en la reserva de la biosfera de Dana con antiguas ruinas.

Jordania Reserva Dana Feynan Ecolodge Valle

Naturaleza, tradición y cultura unidas en el respeto y en la protección unas de otras, eso es la reserva de la biosfera de Dana en Jordania. ¡Tenemos que volver con más tiempo!

Aquí puedes ver nuestros otros 10 motivos para visitar Jordania

 

¿Te quieres ir de viaje a Jordania por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Ammán, en Aqaba, en Wadi Musa o compara entre varios portales de alojamiento aquí.
  • Alquila el coche en Jordania al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías de Jordania aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario