EuropaPragaRepública Checa

Esculturas extravagantes en Praga: David Černý

  

Praga es belleza, armonía y casi perfección. En el centro histórico todo está cuidado, todo está en orden, todo está restaurado, todo tiene su edad –normalmente no menos de un siglo–, su historia y su razón de ser. Es como pasear por un gran museo al aire libre, incluso puedes llegar a sentirte un poco Alicia en el país de las maravillas y dudar de que sea real. Así que cuando, paseando sola por la Staré Město –la ciudad vieja– me encontré con la estatua de un hombre que colgaba de una viga en lo alto de un edificio me sentí, por un momento, desconcertada. Eso ahí no encaja. Ya me había encontrado con otra impresionante escultura contemporánea esa misma mañana: una enorme cara en metal dividida en secciones horizontales que se movían de forma independiente. Pero estaba enfrente de un centro comercial, eso encajaba más, aunque no hubiera dejado de sorprenderme…

Praga alternativa escultura caballo David Cerny

Entonces fue cuando empecé a entender que existía una Praga alternativa e irreverente, y puede que más viva y real, incluso en su corazón histórico. Me pregunté por qué estaban ahí esas esculturas, quiénes eran sus autores, qué significaban y si había más.

Indagando un poco, descubrí que había más esculturas extravagantes por las calles de Praga y que su autor era siempre el mismo: David Černý. El por qué de las esculturas y su significado son preguntas más difíciles de responder. Y es que las obras del escultor checo no sólo son polémicas, provocativas y satíricas, con buenos toques de humor, también son bastante crípticas. ¿Qué podía esperar de un escultor que se dio a conocer por pintar de rosa chillón un tanque? Y no un tanque cualquiera: un monumento conmemorativo situado en plena Námestí Kinských –plaza Kinský–, en el centro de la ciudad. Hasta había falsificado un documento en el que declaraba que estaba rodando una película para poder hacerlo. Era 1991 y fue cuando nació la estrella del escultor checo contemporáneo más conocido e irreverente. Aunque su acto vandálico le costara unos días en la cárcel. En 2013 hizo “otra de las suyas”: puso un enorme mano color púrpura con el dedo medio levantado en un bote en el río Vlatva y apuntando al castillo de Praga, residencia del presidente, justo antes de las elecciones.

Praga David Cerny Mini Kampa Niño

La única fuente “oficial” para saber algo más de su arte es este documento escrito por uno de sus amigos y colaboradores y colgado en la web de Černý. Pero os aviso: ¡es casi tan críptico como sus obras! También es fundamental conocer algo de la historia de República Checa para entenderlo. Černý vivió el periodo del paso de los regímenes comunistas autoritarios que habían dominado el país durante la guerra fría a la “revolución de terciopelo”, un periodo de grandes transformaciones sociales.

Praga David Cerny Proudy Detalle

Bueno, el hecho es que, empujada por la curiosidad, fui a buscar unas cuantas esculturas de Černý por las calles de Praga. ¿Queréis “conocer” Wenceslao a caballo, pero al revés, unos niños sin cara o dos señores que orinan y dibujan letras con los chorros?

La cabeza de Franz Kafka de David Černý en Praga

La obra Kafka es la más reciente de David Černý en la ciudad. Fue un encargo de los centros comerciales Quadrio en otoño de 2014. Se trata de una cabeza de casi once metros de altura y unas cuarenta toneladas hecha de acero inoxidable. Sus cuarenta y dos placas en continuo movimientos representan la metamorfosis de Kafka en vivo. Es muy parecida a otra obra de Černý llamada metalmorphosis, que está en Charlotte, Carolina del Norte, en EEUU, aunque en ese caso la cabeza es también una fuente.

Praga David Cerny Kafka

Dónde se encuentra
En una plaza en el cruce entre las calles Vladislavova y Charvátova, frente al centro comercial Quadrio.

El Sigmund Freud colgado de David Černý en Praga

La obra de 1996 viselec, en checo, o hanging out en inglés –colgado– queda desapercibida para la mayoría de los turistas que pasan por la calle Husova, una de las más céntricas de Praga. Y es que hay que levantar la cabeza para verla, aunque mida 2,20 metros, ya que cuelga de un techo. Se trata nada menos que del padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, colgando de una viga de lo alto de un edificio: con una mano se está sujetando y la otra la tiene en el bolsillo. ¿El significado? Quién sabe, hay muchas interpretaciones. En el documento de su compañero de trabajo se comenta incluso que no se pensó como Freud en un primer momento, y que iba a ser parte de una serie, en la que estarían Freud nadando en una piscina, Kafka y Wittgenstein entre otros. Es tan realista que se llegó a llamar a emergencias al pensar que era un hombre que se quería suicidar en algunas de las exposiciones a las que “viajó” por el mundo.

Praga David Cerny Sigmund Freud Colgado

Dónde se encuentra
En la azotea de un edificio en el cruce de la calle Husova con la plaza de Betlemske.

Los bebés sin cara en la isla de Kampa

Los miminka en checo, babies en inglés, o sea los bebés que trepan la torre de la televisión, en el barrio de Žižkov de Praga, son una de las obras más conocidas de David Černý. Yo no llegué a verlos pero vi los mimi Kampa (2000), otros bebés en la isla de Kampa. También son estatuas de bronce de bebés gigantes, en pose de gateo y que no tienen rostro: en su lugar tienen unos rectángulos que les hacen parecer máquinas. ¿Černý quería representar la deshumanización de la vida moderna? ¡Quién sabe!

Praga David Cerny Mini Kampa Trasera

Dónde se encuentra
En la isla de Kampa, al lado del Museum Kampa.

San Wenceslao y su caballo al revés

La obra kůň en checo, horse en inglés, o sea caballo, de 1999, estaba pensada inicialmente para la nueva oficina central de correos de Praga. Pero era demasiado políticamente incorrecta y el director la rechazó. Es una de las obras más curiosas de Černý: una parodia de la estatua de San Wenceslao, patrón del país, a caballo en la plaza Wenceslao, uno de los símbolos de la República Checa. En la de Černý, San Wenceslao está “cabalgando” un caballo muerto boca abajo, con las patas atadas y la lengua fuera. Podría ser interpretado como una rebelión hacia antiguos símbolos que ya no tienen sentido o, más directamente, un ataque al entonces presidente llamado también Vaclav (Wenceslao) que Černý calificó como cretino integral.

Praga David Cerny Kun San Wenceslao Abajo

Dónde se encuentra
En el pasaje comercial Lucerna, Pasáž Lucerna, Štěpánská 61.

Los dos hombres orinando en el patio del museo de Franz Kafka

La obra de 2004 proudy –corrientes– o piss –pis– en inglés es una de las más fotografiadas de Černý. Y es que se encuentra en un lugar turístico: nada menos que en la entrada del museo Franz Kafka. Es también una de las más irreverentes y es que representa a dos hombre orinando. Se trata de dos esculturas de bronce de más de dos metros que mueven su pene abajo y arriba y la parte superior del cuerpo a la derecha y a la izquierda. Están orinando en una pequeña piscinita con forma de la República Checa y, con sus chorros, van dibujando frases de personajes checos famosos. Los visitantes pueden interrumpirlos enviando un SMS a un número de teléfono que aparece al lado de la escultura (+420 724 370 770) con la frase que quieren que se escriba.

Praga David Cerny Proudy Completo

Dónde se encuentra
En el patio del Hergetova Cíhelná, enfrente al Kafka Museum ( (Cihelná 2b).

En la web de turismo de República Checa, en la web oficial de David Černý y en el mapa de arriba podéis encontrar otras obras de Černý, a mi no me dio tiempo a descubrirlas todas, ¡pero volveré a por ellas!

Si ya empiezas a tener otra imagen de la capital checa, no dejes de ver los planes para descubrir una Praga alternativa.

¿Te quieres ir de viaje a Praga por libre? Nosotros te ayudamos:

  • Busca tu vuelo más barato a Praga aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Praga aquí.
  • Contrata tu traslado desde el aeropuerto a tu hotel aquí.
  • Las mejores guías de Praga aquí.
  • Contrata tu tour guiado en Praga aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

  

1 comentario

  1. […] Esculturas muy extravagantes por las calles de Praga […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *