5% de descuento en tu seguro IATI por ser lector de SaltaConmigo.com

La colonia Güell, el barrio del amo

El amo, no parece una manera habitual de llamar a un jefe, pero Eusebi Güell no era un jefe a la usanza. El mismo Güell que encargó a Gaudí la construcción de su casa en Barcelona –el Palau Güell– se llevó a Gaudí a Santa Coloma de Cervelló, en los alrededores de Barcelona, para levantar la señal máxima de “su pueblo”. Decir “su pueblo” no es una exageración, es un hecho. Se trata de la cripta Gaudí en la colonia Güell, una de las casi cien colonias textiles que hubo en Cataluña a finales del siglo XIX.

Barcelona Colonia Guell Cripta Gaudi Exterior Cerca

Eusebi Güell

El padre del señor Eusebi, Don Joan Güell i Ferrer ,  había hecho fortuna en las américas, como casi todos los indianos, gracias al tráfico de esclavos. Seguramente su hijo no tenía las mismas inclinaciones, pero hacerse llamar “el amo” por sus trabajadores algo parece significar… Entre otras cosas, que hablamos de una familia, la de los Güell, que era de las diez más ricas del mundo en aquel momento.

Barcelona Colonia Guell Eusebi

En cualquier caso, las tres familias que «huyeron» de las huelgas en la Ciudad Condal en la década de 1870 –don Eusebi les ofreció trabajo y ellos lo aceptaron y se mudaron–no pararon de aumentar. Y es que el amo los cuidaba muy bien. A diferencia de muchas otras colonias textiles de la zona, Güell mandó construir las casas de sus obreros a imagen de las colonias alemanas. Con casas de entre 140 y 160 metros cuadrados y jardín, los trabajadores no podían estar más contentos.

Vida en la colonia Güell

Pensar que se alejaron de esa Barcelona convulsa y se acabaron asentando en la colonia Güell nos parece un contrasentido en pleno siglo XXI. Su huida no dio ni para dos decenas de kilómetros, pero, en aquella época, esos kilómetros marcaban una distancia suficiente de la locura que se estaba gestando en la capital. Con los años la población de la colonial Güell siguió aumentando y llegó haber más de 1.200 personas que llamaban amo al señor Güell. La vida se regía por las normas de la fábrica, en la que trabajaban sólo mujeres en sus telares. Esta distinción hacía que las niñas tuvieran una educación distinta, aunque sólo los niños que demostraban ciertas capacidades seguían estudiando hasta llegar a trabajar como secretarios.

Barcelona Colonia Guell Casa Maestro

Para el señor Güell la vida se basaba en tres pilares fundamentales: la fábrica, la Iglesia y la educación. Y esos eran los que dirigían la de los empleados y sus familias en Santa Coloma de Cervelló, mientras que Don Eusebi seguía viviendo en Barcelona, que para eso Gaudí le había construido una casa.

Los edificios, en su mayoría obras de Francesc Berenguer y Joan Rubió, muestran la importancia que daba a la comodidad de sus trabajadores, desde la casa del Secretario, a la casa del médico o a la escuela y la casa del maestro, pasando por el Ateneu Unió o el Teatro Fontova. Sin olvidar Can Soler de la Torre propiedad de la familia Güell hasta 1945.

Barcelona Colonia Guell Ca L'Espinal

La cripta Güell

Siendo la Iglesia uno de los tres pilares fundamentales para el señor Güell era impensable que no hiciera construir un gran templo para sus trabajadores. Gaudí proyectó una iglesia digna de la riqueza de la familia en la colonia Güell.

Barcelona Colonia Guell Cripta Gaudi Interior

Una joya inacabada de la arquitectura modernista. Tan inacabada que sólo está construida la cripta que es ahora el templo. Columnas como árboles, vidrieras de colores, forjados de hierro, decoración floral… estamos ante Gaudí en estado puro.

Barcelona Colonia Guell Cripta Gaudi Interior Vidrieras

Primero fue el propio Güell el que mandó parar la construcción y tres años después, en 1918, murió el amo. Dejándonos sin lo que, según el propio Gaudí, habría sido una maqueta monumental de la Sagrada Familia. Con todo y con eso, Patrimonio UNESCO desde 2005.

La colonia Güell en la actualidad

A muy poca distancia de Barcelona, menos de 20 kilómetros, este barrio de Santa Coloma de Cervelló sigue teniendo ese aire tranquilo y casi familiar que buscaba el señor Güell para sus trabajadores. Las familias se siguen conociendo entre ellas y los parques y zonas verdes se llenan de niños jugando en cuanto acaban las clases y durante los fines de semana.

Casi cien años después, sigue habiendo por sus calles y en sus casas hijos y nietos de aquellos que trabajaban para el amo, siguen recordando lo bien que se vivía, lo protegidos que estaban, lo felices que eran… ¿cualquier tiempo pasado fue mejor?

Barcelona Colonia Guell Cripta Gaudi Exterior

Aquí tienes toda nuestra ruta por los alrededores de Barcelona

¿Te quieres ir de viaje a la colonia Güell? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Barcelona aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Barcelona aquí.
  • Alquila el coche en Barcelona al mejor precio comparando entre varias compañías aquí.
  • Las mejores guías del Cataluña aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

  • 14 octubre, 2014 a las 10:59

    Pues me has dado una buena idea de fin de semana, pues lo tengo bastante cerca. Me lo apunto!

    • 18 octubre, 2014 a las 15:41

      Hola Jordi,
      Ya nos dirás si has visitado la colonia al final, que si dices que la tienes cerca siempre se encuentra una excusa para posponerlo… ¿por qué nos cuesta tanto hacer «turismo» cerca de casa y luego somos capaces de estar horas andando para ver algo en la otra punta del mundo? 😮