Consejos Viajeros

Qué meter en la mochila, cuál comprar y cómo prepararla

  
A la hora de salir de casa, siempre surge la misma pregunta: ¿Qué me llevo? Cada uno es libre de meter en la mochila lo que considere necesario, pero aquí están nuestros imprescindibles, el qué mochila elegir y el cómo organizarlo. Y tú, ¿cuál es tu lista de cosas que llevar en las mochilas?

Al viajar lo que más nos preocupan es coger todo lo que hace falta. Tanto es así que casi siempre se cogen cosas que al final no se usan, los famosos “por si…“. Si viajas con mochila lo de coger cosas que no se usan es algo que en un par de salidas dejas de hacer, llevar peso extra en la espalda es una técnica de aprendizaje muy motivadora.

Una vez que te has decidido por una mochila para llevar tu equipaje hay que elegir la que más te convenga. Todo el mundo sabe que hay mochilas de diferentes tamaños –lo que puede que te sorprenda es que se miden en litros de capacidad–, pero ¿sabías que hay mochilas para hombre y para mujer? Ventilación dorsal, refuerzo lumbar, correas adaptables, tirantes acolchados…

Madrid Gran Via Vuelta

Luego está el tema de la cómo preparar la mochila: piensa que vas a llevar todo en la espalda y que es buena idea que esté bien colocado para que no se muevan, no se claven y vayas cómodo.

Qué meter en la mochila

Respecto a qué ropa llevar en la mochila, cada uno coge lo que considera imprescindible, teniendo en cuenta que casi siempre podrás encontrar una lavandería a mitad del viaje en la que poner el contador de camisetas sucias a cero. Cierto es que no siempre hay, si haces un viaje por los parques naturales de Tanzania durmiendo en campings sin agua corriente ni luz eléctrica o te vas de ruta a subir al Roraima caminando por un parque natural durante seis días, todo se complica un poco, pero esos viajes no duran más de una semana y camisetas para siete días no son tanto peso.

Lo que uno se suele olvidar es lo que no da calor: papeles, medicamentos, gadgets… por eso, desde hace años, escribimos una lista con todo lo que llevar en la mochila, lo que no es ropa pero tiene que ir en alguna de las mochilas. Una forma de comprobar que va todo y que va creciendo con lo que echamos en falta cada vez.

Mochilas

Qué tecnología meter en la mochila

Definitivamente, nada de esto debería ser facturado, ni colocado en el maletero de un autobús: la tecnología es delicada y cara y aunque te la lleves de viaje, tiene que ser con cuidado.

  • Cámaras de fotos con tarjetas de memoria, disco duro, cargadores, trípode, …
  • Portátil, tablet, libro electrónico…
  • Móviles, con sus cargadores y baterías externas –cada vez se usan más y las baterías se acaban antes–.
  • Adaptador de enchufes –si sabes que no hace falta adaptador de enchufes en tu destino no hay que llevarlos: evitas un peso extra y la posibilidad de perderlos–
  • Ladrón de enchufes, cada vez hay más aparatos que cargar y las habitaciones no suelen tener suficientes tomas de corriente para todas.

Qué papeles y documentación llevar en la mochila

Otra cosa que, no sólo no hay que facturar, sino que no hay que separarse de ella casi en ningún momento. Por otra parte, también recomendamos colgar una versión digital de todos los documentos en la nube para poder acceder a ellos en caso de pérdida o robo desde cualquier lugar del mundo.

  • Documentación:
    • Pasaporte o carné de identidad.
    • Carné de conducir, dependiendo del destino puedes necesitar también el carné de conducir internacional, sobre todo si piensas alquilar un coche.
    • Cartilla de vacunación, depende del destino pero nunca sobra, infórmate en tu centro de vacunación internacional más cercano.
    • Carné de alberguista, nunca se sabe y, en muchos casos, es obligatorio para poder dormir en algunos albergues, además de conseguir descuentos en otros.
  • La tarjeta de crédito, cada vez más viajamos con dinero de plástico por seguridad y comodidad –además de que para reservas puede ser imprescindible–.
  • El teléfono y la dirección de vuestra embajada en el país al que vayáis de viaje, si vais al extranjero, claro.
  • Otros papeles (en este caso no todos son físicos, pero está bien controlar que los llevas):
    • Tarjeta de embarque del avión. Si vuelas con una compañía que te cobre por sacarla en el aeropuerto tienes que llevarla impresa. La mayoría de las compañías aéreas no cobran por ello y también permiten facturar por internet y llevar la tarjeta de embarque en el móvil. Una cosa menos que llevar y por la que preocuparse.
    • Seguro de viaje, sobre todo el número de póliza y los números de teléfono de contacto en un papel. El condicionado de la póliza y el contrato colgados en la nube para poder acceder a ellos en caso de necesidad.
    • Reserva de hotel, si es que tenemos alguna. Como con la tarjeta de embarque, cada vez es más habitual llevar el correo en el móvil y no cargar con papel.
    • Guías de viaje, en papel o en formato electrónico cargadas en la tablet o el libro electrónico.
  • En nuestro caso además:
    • Block y lápices de dibujo.
    • Libreta para tomar notas.

Qué artículos de higiene meter en las mochilas

Los artículos de higiene sí que pueden –dependiendo del volumen de los líquidos, deben– ser facturados, por lo que se meten en la mochila grande.

  • “Toallas mágicas”, unas toallas que trajimos de Japón, son muy pequeñas y se secan rápidamente. Las del Decathlon son otra opción.
  • Pañuelos de tela, sí, de los clásicos de toda la vida. Son más ecológicos –los lavas y no produces basura– y evitan que cargues con paquetes y paquetes de pañuelos de papel.
  • Toallitas húmedas.
  • Desinfectante de manos líquido.
  • Papel higiénico tradicional y papel higiénico en bolsas, el húmedo.
  • Cepillo de dientes, dentífrico y seda dental.
  • Desodorante.
  • Artículos para la menstruación.
  • Secador de pelo. Ojo, depende de tu pelo y de tu forma de tratarlo. Nosotros lo llevamos en nuestro viaje de un año por Sudamérica y Antártida
  • Máquina de cortar el pelo. Ojo, depende de ti, de tu barba y de tu pelo. También la llevamos en nuestro viaje de un año por Sudamérica y Antártida

Japon Fushimi Inari Taisha Kyoto Nosotros

Qué medicinas meter en la mochila, el botiquín de viaje

Las medicinas también pueden –dependiendo del volumen de los líquidos, deben– ser facturadas, por lo que se meten en la mochila grande. Aunque, recomendamos llevar un blister de paracetamol y de ibuprofeno a mano por si se necesitan durante el viaje hasta el destino.

  • Botiquín de viaje:
    • Ibuprofeno
    • Paracetamol
    • Antidiarréico
    • Pastillas para la fiebre
    • Yodo
    • Vendas
    • Esparadrapo
    • Pastillas para el mareo
  • Repelente de mosquitos –Relec Extra-fuerte– dependiendo del destino y la época del año claro. También puede estar bien llevar una pomada para las picaduras por si se nos olvida echarnos el repelente en algún momento.
  • Cuchilla, pinzas, cortauñas y lima (esto va en la navaja suiza)
  • Cacao para labios
  • Protector solar y after sun, también dependiendo del destino y de lo que vayas a hacer.

Otras cosas que no deberían faltar en tu mochila

Dependiendo de cada una pueden o deben ir en la mochila grande –a facturar– o deben estar a mano –durante las esperas en los aeropuertos te pueden venir bien–.

  • Navaja suiza, básica: desde cortar las uñas hasta apretar un tornillo.
  • Linterna, tan útiles en casa como fuera: cuevas, calles no iluminadas, habitaciones de noche…
  • Cartas, los naipes de toda la vida: las esperas pueden ser largas y aburridas.
  • Prismáticos, los hay que ocupan poco y siempre puede venir bien un zoom.
  • Candados, siempre se puede encontrar un sitio para guardar las mochilas
  • Gorras, el mejor invento del mundo: quitan el sol, dan calor, protegen de la lluvia…
  • Gafas de sol, siempre.

Roraima Trekking Selva

Tela que meter en las mochilas, más allá de la ropa

  • Pañuelos grandes, chales, que vienen bien para el sol, para la arena del desierto, para cubrir la garganta en el avión…
  • Bañador, ocupa poco y nunca se sabe donde encontraremos un balneario, una piscina, un baño turco, un onsen, …
  • Chubasquero, a no ser que ya lleves una cazadora que soporte la lluvia nunca está de más llevarlo.
  • Sábanas saco, también depende del destino, pero no molestan
  • Sacos de dormir, nosotros no solemos llevarlos a no ser que vayamos a acampar, pero tenemos unos de los pequeños que no ocupan casi nada.
  • Aislantes, como no llevamos los sacos no llevamos aislantes. Las veces que hemos acampado el aislante y la tienda los ponía la organización.

Qué comida meter en las mochilas

Siempre algo que no caduque y que no necesite frío. Nosotros solemos llevar: fuets –algunos países no permiten la entrada con alimentos frescos o de origen vegetal o animal–, crackers, chocolates, pates, barritas energéticas y frutos secos.

Consejos para comprar una mochila para viajar

Si te estás preguntando qué mochila me compro para ir de viaje lo más importante es saber qué tipo de viajes vas a hacer con la mochila. La duración, sobre todo, determinará la cantidad de cosas que tendrás que llevar en las mochilas y, por extensión, los litros de capacidad de la mochila que necesitarás. Ten en cuenta que, una vez se superan las dos semanas de viaje, el equipaje no crece: nosotros llevamos las mismas mochilas para estar tres semanas en Japón que para estar un año por Sudamérica, en Japón lavamos una vez y en Sudamérica… pues ni se sabe cuántas.

Una mochila de 50 litros debería ser suficiente para todo tipo de viajes. Para viajes más cortos podría bastar con una mochila de 25-30 o, con la misma de 50-60 pero con las cinchas más apretadas. Si vas a usar la mochila para viajar en avión, ten en cuenta que si la quieres llevar como equipaje de mano hay que cumplir con las medidas de cabina–aquí te explicamos las características que deben cumplir para que elijas la adecuada a la hora de comprarla–.

El consejo básico para comprar una mochila: pruébatela antes de comprarla. Ajusta los cierres, carga un poco de peso, mueve el tronco para ver cómo se comporta… hay que estar cómodo con la mochila en la espalda. Los refuerzos y ajustes en la zona lumbar y en la cadera son básicos para que todo el peso no recaiga en los hombros. La ventilación en la espalda permite que el aire se mueva y que no acabe empapada de sudor. Muchas mochilas llevan sus propias fundas de lluvia, comprueba que encaje bien y, si no estás convencido, compra una funda aparte.

Una vez que te hayas decidido, te recomendamos echar un vistazo en las tiendas online para comparar precios, las mochilas no son precisamente baratas… Aquí te dejamos el enlace a Amazon donde podrás ver las mejores mochilas para viajar y sus precios.

Venezuela Roraima Llegada A Tope

Cómo preparar la mochila para los viajes

La mochila se convertirá en parte de ti cuando la cargues, así que está bien dedicarle un rato a organizar la mochila para evitar que se vaya balanceando mientras andes, que te desequilibre por tener más peso en un lado que en otro o que algo se clave en tu espalda.

Preparar una mochila es fácil: lo más voluminoso y pesado tiene que colocarse lo más abajo posible para que de estabilidad a la mochila y para que su peso sea soportado por la cadera. Los elementos con puntas o bordes duros, así como los frágiles, deben colocarse en el centro de la mochila rodeados por ropa para evitar que se claven. A partir de ahí la organización de la mochila se basa en el uso: lo que consideres que vas a utilizar antes o más a menudo debería estar en un lugar de fácil acceso, mientras que lo que vayas a usar en momentos puntuales puede quedar más inaccesible.

Los huecos que vayan quedando pueden rellenarse con las camisetas o la ropa interior para conseguir una forma homogénea en la mochila y para aprovechar al máximo el espacio. Cuanto más compacta quede la mochila más fácil será de manejar: cuando acabes de llenar tu mochila tira de las cinchas para compactarla lo más posible.

Cómo organizar una mochila para un viaje largo: la vuelta al mundo, un Interrail…

En viajes largos de mochilero, como una vuelta al mundo, un Interrail, uno sin billete de vuelta…, puede ser interesante el uso de bolsas de plástico para organizar los elementos dentro de la mochila: preparar un paquete de ropa de verano y otro de ropa de invierno que puedas sacar y utilizar de forma independiente sin tener que desmontar toda la mochila. Un tercer paquete sería el de ropa sucia que ir lavando conforme avanza el viaje. Lo bueno de esta organización es que cada paquete puede ser compactado y ocupar todo el espacio dentro de la mochila de forma eficiente, sin huecos, ni balanceos.

Consejos para preparar la mochila para el camino de Santiago

Ya escribimos un artículo sobre consejos para el camino de Santiago en el que incluimos una sección dedicada a la preparación y elección de mochila.

Preparar una mochila de montaña para senderismo

Dependiendo de la ruta –duración y situación– la mochila para senderismo varía enormemente. Una ruta de unas horas por la sierra con vuelta a casa por la noche no requiere lo mismo que un trekking de seis días al Roraima pasando por la selva y lo alto de un tepuy.

Una mochila para paseos cortos debería llevar algo de comida –barritas energéticas y frutos secos– y bebida, un botiquín mínimo –por si hay alguna herida o torcedura en el paseo– y algo de ropa de abrigo para las paradas a descansar.

Camino de Santiago Pueblo Mochila

Para trekkings de varios días hay que añadir más ropa y un chubasquero, más comida y cocina –a no ser que la lleve la organización– y la tienda, el saco y el aislante –si se va a acampar y la organización no se encarga de llevarlo–.

Qué hacer si te pierden o te roban tu mochila: seguros y reclamaciones

Si tienes algún problema con la mochila en el avión: demora, pérdida o daño, tienes derecho a reclamar una indemnización a la compañía aérea.

De la misma forma, si te roban algo puedes dar parte a tu seguro de viaje y recibir la indemnización correspondiente.

  

26 comentarios

  1. Purkinje
    13 febrero, 2012 en 12:17 — Responder

    Se parece mucho a mi lista… Yo siempre le añado un gorro/gorra o similar, el gps para buscar “tesoritos” y un par vasos plegables y de tenedores/cuchillo/cuchara que suelen venir muy bien y pesan y ocupan poco…

  2. conxa
    13 febrero, 2012 en 12:18 — Responder

    yo también soy de listas.

    La experiencia ayuda un montón a eso.

  3. JAAC
    13 febrero, 2012 en 12:58 — Responder

    Cierto Purkinje!!
    Las cogemos siempre pero como van tan de serie ni estaban en la lista. La gorra es el invento del milenio!
    Si hace sol te da sombra, si hace frío algo abriga, si llueve te cubre… imprescindible!!
    Ah! y la crema solar, aunque somos más de viajar a sitios con más de una capa de ropa que a sitios donde haga falta after sun 😉
    El GPS va ahora integrado en el móvil, para los mapas de las ciudades.

  4. 13 febrero, 2012 en 13:09 — Responder

    Los billetes de avión, como no los metas no viajas, aunque claro está que hoy en día suelen ser electrónicos y lo mas importante es el psaporte o DNI, y sobre todo la VISA o Master Card, por si se te olvida algo, jejejejeej.
    Buen post y de ayuda a mucha gente que no tiene las cosas tan claras.

  5. VALERIA
    13 febrero, 2012 en 22:49 — Responder

    Está muy bien tu post. Yo siempre llevo mi kit para el avión; un antifaz, tapones para los oidos, calcetines anchos y gorditos y como no; mi ipod.

  6. Cool
    14 febrero, 2012 en 12:09 — Responder

    Yo siempre me llevo mi libreta viajera, hago dibujos y pego cosas que el ordenador no es capaz de captar.
    Y por su puesto, coincido con todo lo demás.
    Por cierto, ¿os podeis creer que una vez nos dejamos los billetes de avión? pues bien, ahora no son tan importantes, con el pasaporte embarcas sin problemas.
    Un abrazo

  7. 15 febrero, 2012 en 14:09 — Responder

    Una lista que se adapta mucho a lo que llevamos nosotros.

    El GPS integrado en el movil es una maravilla, salvo en países donde no se encuentran los mapas, como fue nuestro caso en Nepal, en el resto es un lujo tanto para moverse, como para negociar los precios, se acabó el típico ¡Está muy lejos! mirar la pantalla y ver que solo estás a 3 kilómetros jejej

    Un saludo!

  8. JAAC
    19 febrero, 2012 en 23:06 — Responder

    Hola Conxa!
    Es bueno tener las cosas apuntadas para que sea más fácil no olvidares de nada 🙂

  9. JAAC
    19 febrero, 2012 en 23:08 — Responder

    Hola Octavio!
    Tienes razón con lo de los billetes 🙂 pero piensa que se te olviden los billetes impresos de Ryanair y tengas que pagarlos!! O para pasar el control si no tienes que facturar…
    Gracias, nosotros lo repasamos cada vez que preparamos una mochila 😉

  10. JAAC
    19 febrero, 2012 en 23:09 — Responder

    Hola Valeria!
    Nos dieron ese kit en el Paris-Tokio, pero la verdad es que no lo hemos usado nunca… es que es arrancar los motores del avión para llegar a la pista de despegue y se acaba todo hasta que pasa el carrito de la comida 😉
    Eso sí, lo de los calcetines es importante, buen punto!

  11. JAAC
    19 febrero, 2012 en 23:12 — Responder

    Hola Cool!
    Por mucho ordenador que se lleve siempre es importante tener un sitio en el que apuntar, incluso el block de dibujo. Desde que Sara me regalo el pack de cuaderno y lápices de dibujo ya han caído varios 😉
    Como le he dicho a Octavio, si quieres pasar el control sin facturar estás perdido como no hayas cogido los billetes 😉 y como sean de Ryanair ya puedes ir soltando dinero 🙁

  12. JAAC
    19 febrero, 2012 en 23:14 — Responder

    Hola José Carlos!
    Es que, al final, todos acabamos por necesitar lo mismo y te vas ajustando lo máximo.
    Tienes razón con el GPS, desde que Google Maps permite la descarga de zonas al móvil para utilizarlos sin conexión mucho mejor si cabe. Aunque el wifi también ayuda mucho 😉
    Anda que los taxistas, los conductores de tuctuc y resto de negociadores no son listos por esos mundos, eh?

  13. 2 mayo, 2012 en 11:27 — Responder

    Yo pensaba que era tan original como obsesivo con mis listas de viaje, pero veo que somos muchos… Y eso de que la lista crece en cada viaje es 100% cierto y también perturbador, imaginando cómo serán mis valijas en un viaje dentro de… ¿20 años?
    Una cuestión me quedó dando vueltas: la navaja suiza es un infaltable en mis viajes, y ya me estaba preguntando yo al leer otra entrada qué me hubiese ocurrido en China, donde las mochilas pasan por un scanner hasta en el metro. Ahora que veo que ustedes también son de navajas suizas llevar, ¿qué les pasó a ustedes? ¿Navaja suiza incautada? Prefiero dejar un brazo antes que entregar mi Victorinox.
    Saludos, gracias por el blog!

    • 9 mayo, 2012 en 18:08 — Responder

      Hola Hernán!
      No te creas, somos muchos los que apuntamos las cosas para no sufrir en el destino pensando que se nos ha quedado algo en casa 🙂 y con todo y con eso siempre hay algo que echas de menos. La lista no para de crecer 🙂 Lo que pasa es que cada vez se lleva menos ropa porque te das cuenta de que no la usas y de que siempre hay una lavandería a mano! El volumen de las mochilas se mantiene constante 🙂
      No te preocupes por la navaja 🙂 el control en las estaciones de tren no es tan estricto y puedes pasar con la Victorinox sin problemas. Fuimos con dos navajas suizas y hemos vuelto con las mismas dos. También pasaron los controles del metro de Delhi.
      Gracias a ti por leernos!

  14. jodanc
    14 julio, 2014 en 21:35 — Responder

    el cepillo dental! y sus relacionados 😀

    • 18 julio, 2014 en 08:15 — Responder

      ¡Hola Jodanc!
      Tienes razón, como es algo que llevamos siempre ni nos habíamos dado cuenta de que no estaba puesto… y ya puestos vemos que tampoco está el desodorante. Lo dicho, como “va de serie” no lo hemos apuntado nunca. Ahora mismo lo ponemos 🙂
      ¡Muchas gracias!

  15. Gladys Andrea
    12 octubre, 2014 en 17:23 — Responder

    En los medicamentos, yo siempre llevo un imprescindibles por lo menos para mi. Unas pastillas Antimareo biodramina, porque si no conduzco yo me mareo muy fácil, si vamos en una escursion en un barco o en cualquier autobús, yo prefiero tomármela antes por si acaso.
    Saludos.

    • 13 octubre, 2014 en 16:54 — Responder

      Hola Gladys, ¡bienvenida!
      Tienes razón, nosotros no sufrimos de mareo y no lo pensamos, pero sí que es cierto que es un imprescindible para muchos y que no siempre lo tiene uno presente a la hora de preparar el equipaje, lo apuntamos 🙂
      ¡Gracias!

  16. Arod
    6 noviembre, 2014 en 18:50 — Responder

    un libro

    • 9 noviembre, 2014 en 14:58 — Responder

      Hola Aroc, ¡bienvenido al blog! 🙂
      Un libro siempre es una buena compañía también, nosotros llevamos libros electrónicos, pero sí, no lo habíamos puesto: ¡gracias!

  17. Ana
    12 junio, 2015 en 19:33 — Responder

    Muy buen blog!! En “documentación y papeles” agregaría la tarjeta de crédito, y también el teléfono/dirección de la embajada de tu país. Los candados para bicicletas también suelen ser de utilidad cuando debes resguardar tu equipaje.

    • 12 junio, 2015 en 19:56 — Responder

      Hola Ana y bienvenida al blog 🙂
      Muchas gracias por tu comentario. Lo de la tarjeta de crédito es cierto pero, el que la tenga, suponemos que se la llevará de viaje para sacar dinero 😉 Pero cierto es que incluirlo para que nadie se despiste está bien. Lo de la embajada sí que no lo hemos hecho nunca (hemos tenido la suerte de no necesitarlo) y no se nos había ocurrido, pero es buena idea.
      Los candados están puestos en Útiles 🙂

      Incluimos tus sugerencias en la entrada para que ayuden a otros que lleguen.

  18. MariaF
    4 noviembre, 2016 en 02:43 — Responder

    Hola, no soy de listas de viaje, pero es una buena recomendación. Es práctico llevar pañitos húmedos para bebé, son económico y multiusos. Saludos MariaF

    • 13 noviembre, 2016 en 11:55 — Responder

      Hola María y bienvenida al blog 🙂
      Tampoco nosotros somos muy “organizados”… por eso hicimos esta lista para no echar nada en falta cuando estuviéramos lejos de casa y ya no hubiera solución. Nosotros, más que las toallitas de bebé llevamos unas “normales” o papel higiénico húmedo para el mismo servicio.
      Gracias por el aporte 🙂

  19. fede
    13 mayo, 2018 en 14:41 — Responder

    Consejos para tener en cuenta ¡hasta en 2018! 🙂

    • 14 mayo, 2018 en 13:12 — Responder

      ¡Hola, Fede!
      Sin duda, mientras sigamos preparando el equipaje, necesitaremos saber qué meter dentro 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *